Las 8 mejores mantas eléctricas de 2020: coge las palomitas, ponte Netflix y disfruta

Top ventas

MVPower

Buen precio y buenos materiales, cumplirá con todas las expectativas que tengas cuando comience el frío

Muy elegante

MaxKare

Sus colores rojo y blanco hace que se sienta una manta eléctrica de la realeza

La más grande

Dr. Watson XXL

Su enorme tamaño asegura que nadie se quede fuera de ella mientras disfrutáis de una buena peli y unas palomitas

La más ajustable

Misiki

Puedes ajustar la temperatura de forma muy concreta, hasta alcanzar los 50 grados

Con pantalla digital

Sinnlein

El mando de control tiene una pantalla digital muy sencilla que te permite saber el nivel de temperatura y tiempo para el autoapagado

La mejor para camas

Calienta camas Maxkare

Ideal para ponerla debajo de la bajera, cuenta con dos mandos para que cada uno elija la temperatura perfecta en su lado de la cama

Para llevarla encima

Almohadilla Misiki

Su diseño ergonómico ayudará a que puedas utilizarla mientras trabajas con comodidad

Para las mascotas

Pecute

Le dará un calor cómodo y confortable a la vez de que es completamente segura si tu mascota es un poco bruta

Top ventas

MVPower

Buen precio y buenos materiales, cumplirá con todas las expectativas que tengas cuando comience el frío

Muy elegante

MaxKare

Sus colores rojo y blanco hace que se sienta una manta eléctrica de la realeza

La más grande

Dr. Watson XXL

Su enorme tamaño asegura que nadie se quede fuera de ella mientras disfrutáis de una buena peli y unas palomitas

La más ajustable

Misiki

Puedes ajustar la temperatura de forma muy concreta, hasta alcanzar los 50 grados

Con pantalla digital

Sinnlein

El mando de control tiene una pantalla digital muy sencilla que te permite saber el nivel de temperatura y tiempo para el autoapagado

La mejor para camas

Calienta camas Maxkare

Ideal para ponerla debajo de la bajera, cuenta con dos mandos para que cada uno elija la temperatura perfecta en su lado de la cama

Para llevarla encima

Almohadilla Misiki

Su diseño ergonómico ayudará a que puedas utilizarla mientras trabajas con comodidad

Para las mascotas

Pecute

Le dará un calor cómodo y confortable a la vez de que es completamente segura si tu mascota es un poco bruta

Se acerca el Black Friday a AliExpress con innumerables ofertas y descuentos. Para que ahorres lo máximo posible hemos preparado un artículo con los mejores cupones y chollazos

Aquí tienes toda la información

¿Qué? ¿Ha comenzado el fresquito y ya tienes ganas de taparte hasta arriba? Seguro que estás buscando una manta como las que tenía tu abuela en casa pero que puedas enchufar a la corriente, ideal para esos fríos días de invierno que solo te apetece acurrucarse en el sofá. Y como no, una manta eléctrica es muy interesante para ello.

Hay muchas opciones y muchas alternativas, y la verdad es que algunas dejan que desear. No siempre las mejores son esas mantas de dos por dos, sino que a veces con tener una almohadilla para ponerse en la espalda es más que suficiente.

Para ayudarte a conocer mejor todo respecto al mundillo de las mantas eléctricas, aquí te dejo un listado de aquellas que me parecen más interesantes, fiables y que pueden sorprenderte. Ya solo te faltan las palomitas y el Netflix.

Top ventas

MVPower

Mide 180 x 130 cm
Temperatura Ajustable
Certificaciones CE / ROHS / GS / REACH
Lavable a Máquina

Me gusta

  • Medida adecuada para camas de matrimonio y sofás grandes
  • Dispone de apagado automático y prevención de sobrecalentamiento
  • Tacto suave por ambos lados
  • Se puede lavar en lavadora
  • Buena graduación de temperatura

No me gusta

  • Poca variedad de colores
  • El plástico interior que cubre las resistencias genera un ruido no muy agradable al manipularla
  • La zona más exterior no tiene resistencias de calor, solo la zona interna

Siendo una de las más vendidas, esta manta eléctrica de franela es una de las opciones más interesantes para acurrucarse. Y es que tiene un precio más que adecuado para las características que ofrece, teniendo buenas valoraciones en general.

La manta eléctrica MVPower mide 180 cm por 130 cm, está hecha de franela y la textura es suave. Dispone de 6 niveles de temperatura, y poniéndolo al máximo tardaría sobre unos 3 a 5 minutos en calentarse.

Cuenta con certificados de CE / ROHS / GS / REACH, que es lo mismo que decir que es segura. Dispone de un apagado automático tras 3 horas de funcionamiento y protección contra el sobrecalentamiento. En definitiva, que te puedes echar unas buenas siestas sin preocupaciones.

Esta manta eléctrica puede lavarse a máquina, aunque no a más de 30º. Hay que destacar la indicación de que no puede usarse como asiento, es decir, no la dobles para sentarte encima de ella. Cualquier peso importante encima podría estropearla.

Muy elegante

MaxKare

Doble forro
6 niveles de temperatura
certificaciones CE, GS y Oko-tex
Lavable a Máquina

Me gusta

  • Medida grande tanto para sofás, camas y cubrirse a uno mismo
  • Apagado automático a las 3 horas de funcionamiento
  • El cachemir de cordero de uno de los lados la hace aún más cálida si es posible
  • Puedes retirar el control para lavarla con comodidad
  • Puedes elegir hasta 6 niveles de temperatura

No me gusta

  • Un único diseño disponible
  • El tejido es sintético, no natural. Aun así es muy agradable al tacto
  • Si tienes gato, se la va a agenciar hasta que llegue el verano. Porque él es el rey de la casa

El rojo y blanco siempre han sido colores muy de la realeza, sobre todo si has visto muchas pelis de Disney. Pues la manta eléctrica de MaxKare te hará sentir como un rey o una reina cada vez que te acurruques en el sofá, te lo puedo prometer.

De 180 cm por 130 cm, cuenta con un doble forro que es de franela por un lado mientras que por el otro es cachemir de cordero. En ambos lados está muy suave y se siente agradable al tacto. El cachemir ayuda a mantener mejor el calor al abrigar más que solo con franela.

Cuenta con 6 niveles de temperatura y función de calentamiento rápido, por lo que en nada que la encienda sentirás el calor que merece su majestad. Cuenta con apagado automático a las 3 horas, asegurando que en caso de que te pegues el siestón de tu vida no peligre tu vida.

Tiene los certificados CE, GS y Oko-tex, por lo que es completamente segura. Sin duda es un regalo fantástico para aquellas personas que sabes que aprovecharán una manta eléctrica de sofá. Es más puedes regalartela a ti mismo si crees que encajas en este perfil.

La más grande

Dr. Watson XXL

Superfície de microfibra
Célula calorífica de 120W
Temporizador
Lavable a Máquina

Me gusta

  • Su gran tamaño, ideal para compartirla
  • La microfibra es suave al tacto
  • El mando de control se nota que es de calidad

No me gusta

  • Vale el doble que muchas otras mantas térmicas para cama
  • Solo cuenta con 3 niveles de temperatura
  • Las resistencias de calor solo se encuentran en el centro

A veces una manta puede ser insuficiente para dos personas en un sofá, incluso para calentar una cama de dimensiones exageradas. Pero ese no es ningún problema para la manta eléctrica Klarstein Dr. Watson XXL y su gran tamaño.

Esta manta térmica eléctrica para cama mide unos impresionantes 200 cm de largo y 180 cm de ancho, por lo que es imposible que nadie se quede fuera de ella si os acurrucáis. Está hecha de microfibra, dispone de 3 niveles de temperatura y la función de apagado automático a las 3 horas de uso.

Puedes adquirirla en cinco colores diferentes, como el beige, marrón, burdeos, gris y negro. Su mando es extraíble, por lo que podrás limpiarla con facilidad metiéndola en la lavadora a 30º y con programa para lana.

Con la manta de calor Klarstein Dr. Watson XXL podrás enrollarte como un taco mexicano sin ningún inconveniente, incluso te sobrará tela para que otra persona lo haga. Es ideal para compartirla con tu pareja o tus hijos y pasarte horas viendo la tele mientras en la calle hace un frío de mil demonios.

La más ajustable

Misiki

Hecha de franela
Ajustable de 35 °C a 50 °C
Apagado automático ajustable
Lavable a Máquina

Me gusta

  • 10 niveles de temperatura para encontrar el que más te guste
  • Puedes configurar cuándo debe realizarse el apagado automátic
  • Diseño sobrio y discreto
  • Ideal para llevar al trabajo sin que te miren raro

No me gusta

  • Solo una opción de colores
  • Tamaño adecuado solo para una persona
  • El mando de control podría ser más pequeño

Realmente hay pocas diferencias entre una manta caliente y otra, ya que todas se basan en un diseño muy similar. Aun así, existen pequeñas diferencias que hacen que puedas preferir unas respecto a otras. Y la manta eléctrica Misiki destaca porque puedes elegir entre muchos niveles de temperatura.

Hecha de franela de alta calidad, mide 160 centímetros por 130 centímetros. Dispone de un calentamiento rápido y uniforme que podrás configurar en hasta 10 niveles de temperatura. Vamos, que podrás conseguir estar a tu gusto, ni demasiado frío ni demasiado caliente. Puede alcanzar hasta los 50º aproximadamente.

También puedes seleccionar cuándo quieres que se realice el apagado automático, que puede comprender entre 1 y 9 horas. Se puede destacar su diseño, en rojo y negro, que la convierten en una manta eléctrica de sofá ideal para llevarte al trabajo y de viaje sin que quieras destacar demasiado.

Es lavable a máquina, siempre tomando las precauciones que indica el fabricante, por lo que siempre podrás tenerla limpia y suave para su uso. Dispone de protección contra el sobrecalentamiento y certificado CE, GS y Oeko-Tex 100.

Con pantalla digital

Sinnlein

Consumo de 120 W
9 niveles de calentamiento
Apagado automático
Lavable a Máquina

Me gusta

  • 9 niveles de temperatura
  • Puedes programarla para toda la noche
  • Consume menos que otras mantas eléctricas
  • 5 colores disponibles

No me gusta

  • La pantalla digital es algo meramente anecdótico
  • Tarda unos 10 minutos en calentarse
  • Los extremos no tienen resistencias de calor

La mayoría de mantas eléctricas de calor tienen un mando de control bastante simplón, la verdad que hasta mejorable. En Sinnlein se han preocupado de ello y nos ofrecen una manta eléctrica de calor con una pantalla digital, para que tengas claro en todo momento a qué temperatura la tienes.

La manta eléctrica Sinnlein mide 180 cm por 130 cm, está hecha de suave vellón y tiene un más que decente cable conector, que mide 240 centímetros de largo. Su control tiene una pantalla digital donde se indica el nivel de temperatura, que pueden ser hasta 9, y el tiempo para el apagado automático.

Cuenta con 120 vatios de consumo, por lo que también podría decirse que es una manta eléctrica que calienta bien sin consumir demasiado. Por lo demás, poco tiene más que destacar respecto a otra manta eléctrica para cama.

Tarda un rato en coger la temperatura asignada, pero luego la disfrutarás como cualquier otra. Es una buena opción para siempre controlar a qué temperatura está, sabiendo cuál es la que más te gusta a ti sin que pases frío o te caigan chorretones de sudor por la frente.

La mejor para camas

Calienta camas Maxkare

Gran tamaño de 160 x 140 cm
Ajuste de Temperatura de 3 Niveles
Tejido de Algodón de Acupuntura
Lavable a Máquina

Me gusta

  • Perfecta para poner debajo de la sábana bajera
  • Dos mandos para configurar la temperatura de ambos lados de forma separada
  • Bajo consumo gracias a su potencia de 60 W
  • Cuenta con una correa para que no se mueva debajo de las sábanas

No me gusta

  • No sirve para echársela por encima
  • No se puede lavar en máquina
  • No dispone de temporizador

Muchas de las mantas eléctricas tienen que echarse por encima de las sábanas o colchas si se quieren utilizar en la cama, por lo que mucha calor se pierde al emitirse hacia el exterior. No es el caso de la manta calienta camas de MaxKare, diseñada para ponerla debajo de las sábanas.

Esta manta eléctrica de colchón tiene un tamaño de 160 cm por 140 cm, suficiente para cubrir la mayoría de las camas dobles. Está hecha de resina de polipropileno y algodón transpirable, por lo que es resistente al peso que se le pueda poner encima, como por ejemplo de una persona durmiendo.

Solo cuenta con 3 niveles de temperatura, pero la gracia está en que hay dos mandos para controlarla. Es decir, que si duermes con tu pareja, cada uno podrá seleccionar la temperatura que más le guste para su lado de la cama. Ideal si uno es muy caluroso y otro muy friolero.

Tiene poca potencia, unos 60W, por lo que tardará un poco en calentarse. En lo que respecta a lavado, se debe hacer a mano con agua tibia. El material es transpirable, pero eso no significa que deba lavarse de forma periódica para eliminar olores indeseados de tanto uso en la cama.

Para llevarla encima

Almohadilla Misiki

Correa Ajustable y Flexible
Calentamiento Rápido y Temporizador
Franela muy suave
Lavable a Máquina

Me gusta

  • Es cómoda de utilizar mientras trabajas delante de un ordenador
  • El calor se distribuye muy bien, aliviando dolores cervicales
  • Se ajusta muy bien gracias a las correas y al velcro
  • Puede lavarse a máquina

No me gusta

  • La solapa del cuello no se calienta, solo de hombros hacia abajo
  • No sirve para echarla por encima
  • A las personas de tamaño grande les va a ir algo pequeña

Para los que nos pasamos muchas horas sentados delante de una pantalla, echarnos una manta eléctrica por encima no es lo más cómodo para trabajar. Y es que para estas situaciones se puede optar por adquirir una almohadilla eléctrica como la de Misiki.

De 85 centímetros por 60 centímetros, su forma ergonómica ayuda a que puedas echarla por la espalda y engancharla alrededor de tu cuello con velcro. También cuenta con una correa a la altura del cinturón, asegurándose de que no se moverá.

Está hecha de suave franela y es lavable. Tiene 4 niveles de temperatura y el apagado automático puede configurarse para 1 o 2 horas. Las resistencias de calor están bien distribuidas, por lo que sentirás que te abraza un oso en todo momento.

Es ideal para mantener la espalda, los hombros y el cuello bien calentitos. Sí, parecerás un villano de los Power Rangers, pero todo ese dolor cervical desaparecerá en cuanto sientas el calorcillo que desprende esta almohadilla eléctrica.

Para las mascotas

Pecute

Antiarañazos
Dos protecciones de sobrecalentamiento
Tubo anti-mordida engomado
Lavable a Máquina

Me gusta

  • Puede usarse durante largos periodos de tiempo
  • Es muy segura, incluso ante mordidas y meadas
  • Disponible en tres tamaños diferentes
  • Por fin tendrás tu manta eléctrica para ti solito sin tener que pelearte para sacar al gato

No me gusta

  • No tiene temporizador
  • No tiene botón de encendido, al conectarla ya funciona
  • Hay que usarla siempre con un cubridor para que no haya contacto directo

¿Qué? ¿Te crees que no te tiene envidia el perrete mientras tu disfrutas de tu manta térmica eléctrica? Pues seguro que él también merece una, sobre todo tras salir a pasear esas frías noches de invierno donde casi se le congela el pipi y tiembla como si le hubieran dado un chispazo.

Y es que con la manta eléctrica para mascotas Pecute lo vas a tener mimadísimo. Echa de PVC pero con una superficie de franela, alcanzará unos más que agradables 40 grados para que tu fiel amigo se eche el siestón de su vida.

En lo que respecta a su seguridad, cuenta con IPX4, lo que convierte a esta manta eléctrica a prueba de agua (y de orina). También cuenta con protección ante el sobrecalentamiento. El cable está diseñado para ser antimordida, por lo que ni los más brutos van a destrozar su nueva y fantástica manta eléctrica.

Se puede utilizar durante 24 horas sin ningún tipo de inconveniente. Está disponible en 3 tamaños diferentes, dependiendo de cómo sea tu mascota. Es importante que la funda de franela siempre esté protegiendo la manta eléctrica, sino podría causar quemaduras leves en la mascota si se expone demasiado tiempo.

Beneficios de utilizar una manta eléctrica

Y es que poca broma con las mantas eléctricas calientacamas, porque aunque creas que es algo muy tonto, te aporta una cantidad de beneficios que ni te imaginas.

El calor ayuda a aliviar el dolor físico producido por lesiones y enfermedades, calentando los músculos y facilitando que la sangre circule mejor. En cierta manera, te ayuda a recuperarte antes. Esto tiene beneficios sobre todo en las contracturas musculares de cuello y hombro, que al fin y al cabo son las que más malestar generan.

Por otro lado, para aquellas personas que no disfruten de calefacción en casa, supone una forma rápida de aliviar el frío sin tener que encender el calefactor. Y es que dependiendo del tamaño de la habitación, tardará más y lo notarás menos.

En este sentido, una manta térmica eléctrica te puede ayudar a ahorrar en la factura de la luz en los meses más fríos. Por lo general no consumen mucho, aunque puedes encontrar alguna almohadilla eléctrica de 100w que suba la temperatura con rapidez y consuma algo más.

Tampoco es que sean demasiado caras. El precio de una manta eléctrica no ascenderá mucho más de 60 euros, y eso las mejores. Así que ya sea para ti o para otra persona, es un regalo muy interesante. Sí, pueden llegar a pensar que es una chufla de regalo, pero en cuanto la prueben ya verás como te envian un mensajito agradeciéndotelo.

También hay que destacar la sábana eléctrica, que difiere algo en lo que respecta a una manta eléctrica cubre colchón pero que puedes tenerla encendida toda la noche. Sin duda el calor que te proporciona te ayudará a tener un sueño más reparador.

Algunas recomendaciones sobre cómo usar una manta eléctrica

Seguro que ya te estás imaginando acurrucado en el sofá con tu nueva y suave manta eléctrica grande. Pero antes de que te tuestes debajo de ella, es importante que sigas algunas recomendaciones de uso. Al fin y al cabo, es un producto que va conectado a la corriente y puede ser peligroso.

La sensibilidad al calor

A todos nos gusta el calorcito, pero el exceso de él durante mucho tiempo puede producir más que sudor indeseado. En este caso, lo que debes hacer los primeros días que utilizas la manta eléctrica es ir probando las temperaturas para encontrar aquella con la que te sientas cómodo.

El uso continuado a máxima potencia

Por lo general, en las instrucciones sobre cómo se usa una manta eléctrica te indica que no la utilices durante más de 90 minutos, sobre todo cuando está en máxima potencia. Sí, super placentero y todo lo que quieras, pero esto puede hacer que las resistencias acaben dañándose y dejen de funcionar al sobrecalentarse.

Lo recomendable es que aproveches los temporizadores para gestionarte cuánto tiempo se mantiene encendida la manta eléctrica. Déjale algunos periodos de enfriamiento entre usos para que así su vida útil sea mucho más larga.

No ponerse encima de aquellas que no se recomienda

A excepción de algunas mantas eléctricas, en la mayoría no se recomienda ponerse encima, así como ningún peso. Esto se explica porque el peso que ejercemos sobre las resistencias de calor pueden dañarlas, produciendo que dejen de funcionar o que incluso nos lleguemos a quemar.

Cómo lavar una manta eléctrica

En las instrucciones del producto te lo suelen indicar, pero es importante remarcar: no todas pueden meterse en la lavadora, algunas necesitan de un lavado a mano para evitar daño en el cableado interno. Siempre sigue los pasos que te indique el manual de instrucciones, ya esté en chino o en coreano. Los dibujitos son la clave.

El uso de la manta eléctrica durante el embarazo ¿Es seguro?

Los dolores de espalda y lumbares son frecuentes durante esta bonita etapa de las mujeres, por lo que cualquier cosa que alivie todas estas molestias es bienvenido. Pero es normal que a muchas madres les preocupe si el uso continuado de este calor artificial puede generar problemas en el feto.

Es fundamental que, mientras estés embarazada, la temperatura no supere los 39º. El uso de una manta eléctrica siempre debe ser a una potencia mínima y por la espalda, durante periodos cortos de tiempo.

Recuerda que la piel de las mujeres embarazadas está más sensible, por lo que una temperatura elevada puede generar quemaduras. También hay estudios médicos que indican que relacionan los campos magnéticos de baja intensidad emitidos por las almohadillas eléctricas puedan aumentar el riesgo de aborto involuntario.

Si no te sientes segura utilizando una manta eléctrica, no lo hagas. Lo primero es la seguridad del bebé. Y en el caso de que la utilices y notes molestias en la zona abdominal, no dudes en acudir a tu médico para que te examine y te ofrezca todas las recomendaciones específicas para su uso durante esta etapa.

¿Dónde comprar una manta eléctrica?

Ahora que ya tienes respuesta sobre cómo usar una manta eléctrica, solo queda saber dónde adquirirla. Cuando comienzan los meses fríos, quizás un poco antes, en las grandes superficies suele haber alguna. Puedes encontrar sábanas térmicas en Carrefour, por ejemplo.

Y como te he podido mostrar, en internet hay un gran abanico de opciones. Puedes elegir de todos los colores y de todos los tipos, con configuraciones distintas y tamaños para una o tres personas. En el caso de que busques una manta eléctrica para niños, cualquiera de ellas te puede servir.

¿Qué manta eléctrica comprar?

Quizás busques la mejor manta eléctrica, o quizás quieras una manta eléctrica barata. En cualquier caso, opciones no te faltan. Lo importante es que cumpla tus expectativas y cubra tus necesidades.

Yo clasifico las mantas eléctricas según su función: acurrucamiento sofil o calentamiento de cama. En el primer grupo puedes encontrar todas aquellas que son afelpadas, suaves al tacto y de tamaño suficiente para que dos se metan; en el segundo grupo, una que te deje la cama calentita en los momentos previos a meterse.

Si buscas lo primero, la Klarstein Dr. Watson XXL, la elegante MaxKare y la Misiki son las más interesantes, ya que su tejido es de los más suaves, su tamaño es ideal y alcanzan una buena temperatura con rapidez.

En el caso de una manta eléctrica para cama, puedes optar por la misma Klarstein Dr. Watson XXL si la quieres por encima de las sábanas o calentar desde debajo con la calienta camas Maxkare, que puedes dejar encendida toda la noche a una potencia mínima sin ningún tipo de inconveniente.

Para regalos, a mi me gusta a MaxKare de colores reales, es la más vistosa y la que puede llegar a sorprender más. Quizás con el tiempo, cuando deje de funcionar, puedan elegir otra mejor, pero es un buen acercamiento a los beneficios de usar una manta eléctrica.

Luego también puedes adquirir la almohadilla eléctrica Milsiki, que solo debes colocártela por encima y disfrutar. Esta es la que más me gusta en invierno cuando estoy trabajando, aunque solo cuando realmente tengo el cuello más tieso que la torre Eiffel.

Y para las mascotas, de verdad, una mantilla eléctrica es una bendición para ellas. Sea perro o gato, la adorará, pasándose horas en ella que hasta vas a tener que sacarlo con una pala de lo fundido que se ha quedado.

Conclusiones

Para aquellas personas que tienen una buena calefacción en su hogar, una manta eléctrica puede ser un elemento de uso anecdótico. Para los que no, puede ser la salvación a un invierno frío y cruel. Y la verdad, vale la pena invertir en ella.

El precio de una manta eléctrica es asequible para todos los bolsillos, y en cuanto la hayas usado unos cuantos días la habrás amortizado más que de sobras. Personalmente creo que es un acierto, tengas calefacción o no. Hay días en los que no merece la pena encender la calefacción general, por lo que la manta es clave para ahorrar.

También es una buena opción para aquellas personas que deciden viajar en invierno a zonas rurales, donde el contraste de temperaturas durante la noche les va a abrumar. Una manta eléctrica para cama de matrimonio y arrejuntarse un poquito y conseguiréis una experiencia inolvidable.

Yo tengo una manta eléctrica pequeña para mi solo, para aquellos días donde noto los hombros y el cuello entumecido (o me apetece pegarme un buen siestón mientras llueve fuera). Y solo puedo deciros que estoy encantado, pero mi gato lo está más.

¿Y tú, te has decidido por alguna de estas mantas eléctricas? ¿Qué es lo que más te gusta de ellas? Déjanos tu opinión más abajo, siempre se aprende algo de la experiencia de los lectores.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Ver más
Las 8 mejores mantas eléctricas de 2020: coge las palomitas, ponte Netflix y disfruta
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.