Análisis de la cámara de vigilancia Imou Cruiser

Rubén Castro, 15 julio 2021

En Cecotec (gran marca española de gadgets y pequeño electrodoméstico) están tirando la casa por la ventana y tienen ofertas en todos sus productos de más del 60%. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas de Cecotec

La Imou Cruiser es una cámara de vigilancia para exteriores muy completa. Su instalación es fácil, al igual que su configuración y uso. Además, funciona muy bien y tiene muchas funciones. Su calidad de imagen es excelente, tiene una potente sirena de 110 dB, detección de movimiento, detección de humanos, iluminación infrarroja, etc.

Imou Cruiser

✓ Dimensiones: 14,0 x 10,5 x 10,5 cm (sin contar las antenas para Wi-Fi)
✓ Peso: 565 gramos
✓ Alimentación: transformador incluido 100-240V y 50/60Hz
✓ Vídeo: 1080p con códec H.265
✓ Visión nocturna:
✓ Conectividad: WiFi de 2,4 GHz (no compatible con 5 GHz)
✓ Otros: movimiento vertical 90° y movimiento horizontal 355°, resistente al agua IP66, grabación en tarjeta microSD, en la nube de Imou o en NVR; alarma de movimiento configurable, sirena de 110 dB

Me gusta

  • Calidad de imagen
  • Movimiento horizontal y vertical
  • Fácil de usar
  • Buena aplicación móvil
  • Sirena de 110 dB

No me gusta

  • La cámara no realiza el seguimiento de movimiento cuando tenemos activada la función de destacar y se activa la alarma

Diseño y características

La Imou Cruiser es una cámara CCTV o de vigilancia diseñada para ser utilizada en exteriores y que cuenta con la peculiaridad de estar motorizada. Gracias a eso podemos cubrir prácticamente los 360 grados. En concreto, la cámara puede girar 355° en horizontal y 90° en vertical.

En la caja podemos encontrar:

  • La propia cámara Imou Cruiser
  • El transformador de corriente para alimentar la cámara.
  • Un accesorio para colocar la cámara en la pared, un poste o en el techo.
  • Un juego de 4 tacos y 4 tornillos para su colocación.
  • Una plantilla para los taladros.
  • Un plástico para proteger la conexión de la humedad
  • Un manual de instrucciones en varios idiomas. Incluye el español.

Al ser una cámara para exteriores, cuenta con el certificado de resistencia al polvo y al agua IP66, lo que significa que puede aguantar sin ningún problema las inclemencias meteorológicas. La cámara está diseñada para funcionar a temperaturas de entre -30 y 60ºC.

En la parte frontal tenemos la lente de la cámara, dos potentes leds blancos, un led infrarrojo y un led de estado. Los leds blancos sirven para iluminar en la oscuridad y ver las imágenes a color. Además, también pueden parpadear al detectar a un humano. El led de estado se puede apagar mediante la app del móvil para que la cámara pase más desapercibida.

Gracias a esos leds, la cámara cuenta con 4 modos diferentes de visión nocturna que pueden proporcionar imágenes claras a todo color o en blanco y negro, incluso en la más absoluta oscuridad:

  • Modo infrarrojo: los infrarrojos proporcionan imágenes claras en blanco y negro incluso en absoluta oscuridad.
  • Modo de color: gracias a los dos focos incorporados, este modo permite iluminar y ver a color las imágenes incluso por la noche.
  • Modo inteligente: tendrás visión nocturna en blanco y negro por defecto, pero los focos se encenderán automáticamente al detectar movimiento.
  • Modo Apagado: solo se utilizará la iluminación infrarroja.

Las imágenes que capta la cámara las podemos ver mediante Wi-Fi o por cable de red Ethernet, ideal para sistemas NVR o POE. La alimentación se hace a través de un transformador que se conecta a la red eléctrica y que cuenta con un cable de 3 metros de longitud.

En el frontal tenemos la lente de la cámara, dos leds blancos a los lados, un led de estado arriba y un led infrarrojo abajo

La cámara tiene un sensor de 4M capaz de grabar a 1080p una calidad muy buena gracias a la compresión H.265 que consigue imágenes de excelente calidad sin consumir mucho ancho de banda. De hecho, con la misma calidad de imagen, el códec H.265 consume la mitad de datos que el H.264.

El procesamiento de imágenes permite detectar el movimiento e identificar los objetos con forma humana para disminuir las falsas alertas. También podemos configurar las zonas de detección para delimitar las zonas en las que nos interesa detectar el movimiento.

En la parte trasera de la cámara tenemos un potente altavoz que alcanza los 110 dB y sirve como alarma para disuadir a los intrusos. Por supuesto, también nos envía una notificación a la app del móvil para que podamos ver las imágenes de lo que está pasando en ese mismo momento.

La cámara también cuenta con un micrófono por lo que permite la comunicación bidireccional. Esto significa que podemos hablar desde el móvil a la cámara y desde la cámara al móvil.

Debemos desplazar la cámara con el dedo para acceder el botón de reset y al compartimento para la tarjeta microSD. Luego debemos bajar otra vez la cámara para que apunte correctamente

En los laterales de la cámara tenemos las dos potentes antenas MIMO nos aseguran una conexión Wi-Fi estable incluso a grandes distancias. Y si movemos la lente hacia arriba, veremos el botón de reset y un compartimento en el que podemos guardar una tarjeta microSD para grabar las imágenes.

Además de eso, la cámara Imou Cruiser está disponible en varias focales diferentes:

  • 3,6 mm: con un campo de visión de 89°, permite identificar objetos hasta 52,8 m
  • 6 mm: con un campo de visión de 54°, permite identificar objetos hasta 82,8 m

Configuración y uso

La cámara es más grande de lo que parece en las fotos

En las fotos la cámara parece más pequeña de lo que es, en realidad tiene unas dimensiones de 14,0 x 10,5 x 10,5 cm y un peso de 565 gramos. Para colocar la cámara, debemos utilizar siempre el soporte que viene. El soporte lo podemos sujetar a la pared con 4 tornillos, al techo con 3 o a un tubo mediante 2 bridas (zip ties). Una vez colocado el soporte, solo debemos colocar y girar la cámara para que quede firmemente sujeta.

El sistema es bastante sencillo y parece robusto. Eso sí, aún no lo he podido montar más que en la mano porque primero he estado probando la cámara dentro de casa para ver cómo funcionaba y este verano me la llevo al pueblo para instalarla.
Detalle del soporte. En la parte central es donde se coloca la cámara girándola

En cuanto a la configuración, lo primero que tenemos que hacer es conectar la cámara a la red eléctrica. Mientras arranca (1 minuto aproximadamente), nos vamos bajando la aplicación móvil (iOS o Android).

Una vez que la cámara ha arrancado, abrimos la aplicación del móvil y nos creamos una cuenta de Imou. Si ya la tenemos, solo tendremos que poner nuestro usuario y contraseña para loguearnos. Una vez iniciada la sesión con nuestro usuario, le damos a añadir dispositivo (botón + en la parte superior derecha). Y, a continuación, debemos seguir el proceso en el que configuraremos la conexión Wi-Fi y vincularemos la cámara con nuestra cuenta de Imou.

La aplicación tiene dos opciones, pero yo he elegido la de escanear el código QR porque me parece más rápida. Este método consiste en escanear el código QR que hay en la parte inferior de la cámara. Después debemos conectarnos al Wi-Fi de la cámara.

Una vez hecho eso (ya hemos conectado el móvil al Wi-Fi de la cámara) le tenemos que decir a la cámara la red Wi-Fi de nuestra casa a la que se tiene que conectar. Para ello tenemos que seleccionar la red Wi-Fi de nuestra casa y poner la contraseña para que la cámara pueda conectarse. Hay que tener en cuenta que la cámara solo es capaz de usar conexiones Wi-Fi de 2,4 GHz, no funciona con el Wi-Fi de 5 GHz. Algo relativamente razonable porque las conexiones de 2,4 GHz tienen más alcance.

Una vez hecho esto, ya podemos ver en el móvil lo que está viendo la cámara en tiempo real.

Yo he necesitado repetir el proceso dos veces para que funcionase porque la primera vez no ha funcionado. No sé si es problema de la app, de la cámara o del móvil, porque también reinicié el móvil tras la segunda vez que hice el proceso y funcionó.

Lo primero que llama la atención es la buena calidad de imagen de la cámara. La imagen tiene nitidez, buena definición y podemos ver en el móvil lo que graba la cámara con un segundo de retardo aproximadamente. Muy rápido.

En mi caso, es la Imou Cruiser con lente de 3,6 mm que es la recomendada para patios normales ya que puede identificar objetos hasta unos 50 metros. Si necesitas más distancia, lo suyo es irse a por la de 6 mm. A continuación, vamos a ver unas imágenes de la calidad de imagen de la cámara.

La calidad SD se ve bastante bien a la vez que tiene un consumo de datos mínimo
La calidad HD se ve muy bien sin disparar el consumo de datos
El modo HDR mejora mucho el rango dinámico

Me ha sorprendido lo bien que funciona el HDR. Como podemos ver, mejora todos los contraluces y se aprecian mucho mejor los detalles de las zonas oscuras.

Por supuesto, podemos hacer zoom digital en la imagen con un gesto de los dedos y también podemos girar físicamente la cámara desde la propia aplicación del móvil al hacer clic en la opción Mapear. Nos aparecerá unas flechas y un joystick con el que mover la cámara de manera horizontal o vertical.

Menú de opciones rápidas de la app de Imou Life

Desde la aplicación móvil también podremos configurar todos los detalles de la cámara y actualizar su firmware, así como controlar y ver varias cámaras a la vez. También podemos seleccionar el almacenamiento para las grabaciones de vídeo, así como administrar el espacio de la tarjeta microSD y el almacenamiento en la nube. También podemos compartir el dispositivo con otros usuarios.

También he de añadir que la sirena de 110 dB suena realmente alto. Hay otras sirenas que se escuchan bajo y no impresionan tanto por lo que la capacidad disuasoria y de alarma de esta Imou Cruiser está bastante bien y puede activarse automáticamente al detectar un humano.

El altavoz produce un sonido bastante potente

En cuanto a detección, la cámara tiene regiones en las que queremos que detecte o que ignore el movimiento que se configuran con la cámara y también podemos configurar la alarma de movimiento, su sensibilidad de detección y si queremos que detecte las formas humanas para que no nos avise cuando haya movimientos de animales u objetos.

Con la detección de humanos activada, la cámara sigue los movimientos de objetos, pero no lanza la notificación ni se activan las alarmas (sonido y luz) hasta que detecta a un humano. La alarma sonora funciona bien y tiene un volumen alto para una cámara de estas características. No suena tan alta como la de un coche, por ejemplo, pero la gente de alrededor se alertará con facilidad.

Los leds blancos también se encienden al detectar un humano, pero pasa algo raro. Normalmente la cámara va moviéndose siguiendo al humano hasta que lo pierde, sin embargo, cuando se encienden los leds blancos, la cámara se queda quieta y no sigue al humano. No entiendo el motivo, quizás sea un fallo y lo arreglen con una actualización de firmware…

En cuanto a otras funciones, el micrófono recoge bien el sonido alrededor de la cámara y la app nos permite hablar al móvil y que la cámara reproduzca nuestra voz. De momento solo lo he usado para bromear o pegar algún susto, pero puede ser útil para pasar algún mensaje o conversaciones cortas si tenemos la cámara en el patio, por ejemplo. Según dicen, también puede servir para asustar a los asaltantes, controlar a los animales domésticos, etc.

Podemos no grabar las imágenes y utilizar la cámara solo para controlar cuando nos conectemos con el móvil, pero me parece más interesante grabar las imágenes porque puede que las notificaciones nos lleguen al móvil cuando lo tengamos apagado o sin cobertura.

El servicio de almacenamiento en la nube de Imou Cloud está basado en el tiempo de retención de las imágenes de vídeo subidas. Además de eso, podemos pagar mensual o anualmente. El servicio cuenta con cifrado, funciona bien y los precios son bastante económicos.

Precio del servicio Imou Cloud

Periodo de retenciónPrecio mensualPrecio anual
3 días1,99 euros19,99 euros
7 días2,99 euros29,99 euros
30 días6,99 euros69,99 euros

Si no queremos utilizar Imou Cloud, también podemos almacenar los vídeos localmente en una tarjeta microSD de hasta 128 GB con la que podremos grabar muchísimas horas de vídeo gracias a la codificación H.265 que hace que los vídeos a 1080p ocupen muy poco espacio. Si queremos ahorrar aún más espacio podemos configurar la grabación de vídeo en baja resolución (modo SD), aunque la calidad se resentirá un poco.

La cámara puede grabar de manera automática al saltar una alarma, pero también permite la grabación continua (24/7) o a intervalos de tiempo programados, independientemente del movimiento.

Los vídeos que ha grabado la cámara (al saltar la alerta) pueden ser consultados de manera muy cómoda con la aplicación. Los vídeos quedan organizados en un calendario y se pueden ordenar por día y por duración de los clips. Es una forma bastante cómoda de encontrar rápidamente el fragmento de vídeo que buscamos.

Por último, quería comentar un par de puntos sobre la conectividad. Lo primero es que llevo probando la cámara dos semanas en el interior de mi casa y está colocada en donde no me llega conexión Wi-Fi al móvil. Sin embargo, la Imou Cruiser tiene aún cobertura de sobra y la estabilidad de la señal es perfecta. La cámara no se ha quedado colgada ni ha perdido el Wi-Fi ni una sola vez en todo el tiempo que llevo probándola.

Lo segundo es que la cámara puede crear un punto Wi-Fi propio (Wi-Fi Hotspot). Esto sirve para conectarnos a la cámara con el móvil directamente, sin necesidad de Wi-Fi, y revisar las grabaciones que ha podido hacer la cámara y que tiene guardadas en el memorias microSD. Esta función puede venir muy bien si queremos instalar la cámara en una casa donde no tengamos conexión a Internet. Además, esto permite a la cámara hacer de puente (AP mode) y conectar alargar el alcance del Wi-Fi para otras cámaras.

Conclusiones

La Imou Cruiser es una excelente cámara de vigilancia de exteriores. Lo tiene prácticamente todo: buena calidad de imagen, conexión Wi-Fi de largo alcance y muy estable, movimiento vertical y horizontal, resistente a las a cualquier condición climática, luz infrarroja, luz blanca, micrófono, sirena…

De momento solo la he probado dentro de casa, en el pueblo quiero ponerla en el patio de atrás, para controlar un patio de tamaño medio. En casa los resultados han sido muy buenos. La cámara es completamente estable (hay otras que solo responden cuando quieren), la conexión Wi-Fi es una roca, la calidad de imagen es sobresaliente y la app móvil me ha avisado, a los pocos segundos, todas las veces que ha detectado un humano.

De momento, el único problema que he encontrado es que la cámara se queda parada, no realiza el seguimiento de movimiento, cuando se activan los leds blancos de alarma. Como he dicho, me parece muy raro y quizás sea un fallo que se pueda solucionar con una actualización de firmware. De todas formas, tampoco es un gran problema porque considero que es mucho más disuasoria la alarma sonora que los leds blancos parpadeando.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Imou Cruiser
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.