Comprar planchas baratas o caras - ¿Merece la pena gastar más?

Berta, actualizado a 30 septiembre 2018

Existen planchas desde los 20 €, o menos, que cuestan las más baratas y de peor calidad, pasando por los más de 100 € que cuestan las mejores planchas y hasta más de 200 € que cuestan los mejores centros de planchado. 

¿Qué es mejor, gastarse mucho, poco, o una cantidad intermedia? La respuesta es que dependerá de tus necesidades y expectativas.

Mucha gente se vuelve loca solo con pensar en gastarse incluso 100 € en una plancha como la Bosch Sensixx’x DI90 TDI903239A o la Rowenta Steamforce DW9240. Dobla esta cantidad y acabarás matándolos de un infarto.

Muchas de esas personas luego se llevan decepciones cuando ven que sus planchas mojan la ropa, que tienen que estar llenando el depósito cada 5 minutos y que tardan horas y horas en planchar y ni si quiera consiguen unos buenos resultados.

En este artículo quiero enseñarte que ventajas e inconvenientes que tiene optar por algo más caro o irse a las opciones baratas, para que puedas decidir sabiendo lo que estás comprando.

Planchas baratas: Puntos a favor

Precio

Esta es la razón más obvia por la que elegir una plancha barata frente a una cara. Por 20 € tienes algo que hace el trabajo, aunque no sea de la mejor forma. ¿Una plancha de 100 € hace las cosas 5 veces mejor y tiene una durabilidad 5 veces mayor? Mucha gente no está dispuesta a correr el riesgo y acaba optando por una opción económica.

Ligeras

Las planchas baratas suelen ser más ligeras. No es necesariamente algo bueno ya que una plancha pesada ejercerá más presión a la hora de planchar sin necesidad de apretar más por nuestra parte.

Todo dependerá de lo fuerte que tengas las muñecas, aunque en general suele ser mucho más cómoda y manejable una plancha ligera.

Fácil de usar

Barato suele significar sin funciones extra ni muchos ajustes, sacar de la caja y usar, sin ni siquiera leer el manual de instrucciones. Perfecto para los más perezosos.

Planchas baratas: Puntos en contra

Bajo aporte de vapor

Es un mal que afecta al 99% de planchas baratas. Simplemente su aporte de vapor no es suficiente para ofrecer unos resultados aceptables. Por otro lado, un buen centro de vapor puede ofrecer un aporte continuo 3 o 4 veces que una plancha estándar.

Demasiado ligeras

Si la ligereza por un lado es un beneficio, un peso demasiado ligero, típico de planchas baratas con malos materiales, puede ser un punto negativo bastante grande que nos obligue a ejercer demasiada presión en la ropa para conseguir los resultados deseado.

Suela de mala calidad

Olvídate de materiales que deslicen con facilidad e incluyan recubrimientos antiarañazos, en una plancha barata la suela estará fabricada de un material de mala calidad que hará que el planchado sea bastante más complicado.

Gasto de tiempo

Menos vapor y peores materiales se traducen en peores resultados, y sobre todo en más tiempo invertido.

No hay mucha gente a la que le guste planchar, si encima tienes que estar el doble de tiempo para conseguir resultados mediocres, es posible que acabes bastante frustrado. Como se suele decir, lo barato sale caro.

Cables de alimentación cortos

No hay cosa que más me moleste que un cable corto y no poder colocarme como a mí me interesa. Por desgracia las planchas baratas suelen llevar cables muy cortos para ahorrar costes.

Planchas caras: Puntos a favor

Ahorro de tiempo

Si valoras tu tiempo deberías pensar en rascarte un poco el bolsillo al elegir una plancha. Para pequeñas coladas tienes planchas entre 50 - 100 € que te darán buenos resultados, con materiales y aporte de vapor suficiente.

Si tienes una familia o sois más de dos en casa (o simplemente quieres ahorrar aún más tiempo) con un centro de planchado de entre 150 - 200 € tendrás un aporte de vapor monstruoso con un gran depósito de agua con el que conseguirás resultados profesionales en tiempo récord.

Planchar puede ser más divertido

Planchar ya de por sí es una actividad tediosa, si además tienes una plancha y tabla de planchar de baja calidad se puede convertir en un auténtico infierno.

Una buena plancha y una buena tabla de planchar te ahorrarán trabajo y planchar será un juego de niños que incluso puedes llegar a disfrutar.

Más características

Con una plancha de buena calidad puedes tener funciones como, por ejemplo: ahorro de energía, mejor distribución de vapor, y un montón de opciones de selección que no encontrarás en otras planchas baratas. Estas funcionalidades extra te facilitarán mucho el trabajo.

Tanque de agua

Si realmente vas en serio con el planchado y quieres optimizar tu tiempo al máximo lo mejor es un centro de planchado, que por desgracia no son baratos. Además de tener un aporte mucho mayor que las planchas más caras, también tendrá un depósito de agua muchísimo más grande. ¡Olvídate de rellenar el depósito!

Planchas caras: Puntos en contra

Precio

Si era una ventaja en las planchas baratas es lógico que sea una desventaja para las planchas más caras. Aunque lo valgan, no todo el mundo tiene un presupuesto muy alto para su equipo de planchado.

Riesgo de defectos

No todas las planchas caras son perfectas y muchas veces podemos tener mala suerte con un modelo: fugas, errores de electrónica o de montaje pueden ser algunos de los males con los que nos podemos encontrar. Es muy frustrante gastarse el dinero y que el producto esté defectuoso o tenga algún fallo grave. 

Por suerte hay tiendas como Amazon o el Corte Inglés en las que tendremos hasta un mes para devolver un artículo si no nos convence, y una garantía de dos años en la que, si el artículo se estropea, simplemente te devolverán el dinero sin preguntar, sin tener que enfrentarte a las largas y tediosas RMA con los fabricantes.

Pesadas

Planchas de gama alta como la Rowenta DW9240 pueden ser bastante pesadas, que como ya hemos comentado antes es algo que va en gustos, por un lado, ejercerás más presión en la ropa, pero por otro se cansará más tu muñeca.

De lo que no hay duda es de que los centros de planchado son pesados y aparatosos, cosa que puede ser un problema para transportarlos y buscar un sitio donde guardarlos. Tanto poder de vapor y depósitos tan grandes tiene sus contras.

¿Realmente necesito una plancha cara

Después de ver los pros y contras de las planchas caras y baratas te habrás dado cuenta de que adquirir una plancha cara o barata dependerá de tus necesidades.

Mi recomendación es que si no planchas muy a menudo y eres poco exigente no te gastes demasiado dinero. En cambio, si aunque tengas poca colada, te gusta ir siempre como un pincel es mejor que adquieras una plancha de buena calidad como la Bosch Sensixx’x DI90 TDI903239A.

Por otro lado, si tienes grandes coladas semanales lo ideal es un centro de planchado potente y de calidad. Es verdad que puede ser un desembolso de varios cientos de euros, pero el tiempo que ahorrarás y los resultados que puedes conseguir son inalcanzables incluso para la mejor de las planchas.

Ver más