Análisis del Razer Blade de 2021: un portátil pequeño, pero muy potente

Rubén Castro, actualizado a 1 noviembre 2021

AliExpress la promoción de los mejores productos de mayor con descuentos de hasta el 72% y códigos promocionales:

Ver las mejores ofertas

El Razer Blade 14 es un portátil gamer muy peculiar. Se parece más a un MacBook que aun portátil gamer. Su diseño sobrio, el chasis de aluminio y los acabados nos recuerdan más a un portátil de gama alta que a un portátil gamer. En su interior tiene potencia de sobra para mover los juegos triple A más modernos sin problemas. Aun así, no es perfecto y no puede utilizar toda la potencia de sus componentes debido a limitaciones en la refrigeración.

Razer Blade 14

✓ Dimensiones: 319,7 x 220 x 16,8 mm
✓ Peso: 1,78 kg
✓ CPU: AMD Ryzen 9 5900HX
✓ Gráfica: GPU NVIDIA® GeForce RTX 3060™ (también hay modelos con RTX 3070 y RTX 3080)
✓ Memoria: 16GB DDR4-3200MHz
✓ Almacenamiento: SSD de 1 TB (M.2 NVMe PCIe 3.0 x4)
✓ Pantalla: IPS 14 pulgadas FullHD (1920 x 1080 píxeles) a 144Hz (16:9), hay modelos con pantallas QHD a 165 Hz)
✓ Teclado: teclado retroiluminado con NKRO
✓ Conexiones lateral derecho: 1x puerto USB 3.2 generación 2 (USB-A), 1x USB-C 3.2 generación 2, 1x HDMI 2.1, 1x bloqueo Kensington
✓ Conexiones lateral izquierdo: 1x puerto USB 3.2 generación 2 (USB-A), 1x USB-C 3.2 generación 2, alimentación red, minijack de 3,5 mm
✓ Wi-Fi: Wi-Fi 6E Intel AX210 con Bluetooth® 5.2
✓ Batería: batería integrada de 61 Wh
✓ Otros: cámara web Windows® Hello HD con sensores IR integrada (1 Mpx./720 P)

Me gusta

  • Excelentes acabados
  • Ligero y compacto
  • Relación tamaño-rendimiento
  • Pantallas de calidad
  • Excelente autonomía en tareas cotidianas

No me gusta

  • Memoria RAM soldada
  • No tiene teclado disponible en español
  • La RTX 3060 está limitada a 100W por refrigeración

Diseño

El Razer Blade 14 mantiene el diseño típico de la marca que ya analizamos en el Blade 15 de 2021. Lo que más destaca es el chasis íntegramente hecho de aluminio. Acabado de color negro mate tiene un aspecto minimalista y una calidad de construcción muy premium, por encima de otros portátiles de gama alta como los Dell XPS. Los Dell XPS tienen unos acabados excelentes, pero los Razer Blade van un paso más allá. La sensación manipulándolo es excelente.

La calidad de construcción del cuerpo de aluminio es excelente

Todo encaja al milímetro y todo está bien pensado. Un corte de bisel que permite abrir la tapa y acceder al touchpad más cómodamente, un fino reborde de goma en la pantalla para que el metal no toque al cerrar la tapa, bordes en las esquinas redondeados… Y un montón de detalles más. Y sí, la pantalla se puede abrir y cerrar con una sola mano.

Quizás lo peor del diseño es que las huellas de los dedos quedan marcadas con mucha facilidad

También se trata de un portátil bastante compacto y ligero para ser un portátil gaming. Sus dimensiones plegado son de 320 mm de ancho y 220 mm de profundidad. El grosor también es muy ajustando, tan solo 16,8 mm, ocupando la parte de la pantalla 3,5 mm. Con solo 1,78 kg de peso, el Razer Blade 14 compite prácticamente con los ultrabooks en el aspecto de ligereza, pero con una potencia muy superior. Por tanto, es uno de los mejores portátiles en relación tamaño-potencia.

El Razer Blade 14 es el portátil para juegos de 14 pulgadas más delgado que existe actualmente en el mercado, más delgado que el Asus ROG Zephyrus G14 (2021) y el Predator Triton 300 SE (2020). En la imagen está comparado con el ultrabook de 13 pulgadas Dell XPS

En la parte trasera de la pantalla encontramos un logotipo de Razer que se ilumina de color verde. No se puede configurar. También hay un punto mejorable en cuanto a la construcción en este aspecto y es que la parte trasera de la pantalla es muy flexible y se hunde con facilidad cuando lo manipulamos. No supone ningún inconveniente al uso, pero no transmite la misma calidad de construcción que el resto del chasis.

Siendo un portátil gaming, es bastante elegante y puede sacarse de casa sin llamar demasiado la atención

En la parte inferior tenemos dos patas de goma de generosas dimensiones que permiten elevar el portátil de la mesa. Esto facilita que haya un buen flujo de aire por las rejillas de los ventiladores que meten aire por la parte inferior y la sacan por la parte de atrás. Además, son antideslizantes y dejan el portátil asentado en la mesa y con una ligera inclinación hacia delante.

Detalle de la parte inferior del Blade 14

En el lateral derecho tenemos un puerto USB 3.2 Gen2 y un USB-C 3.2 Gen2. También tenemos una salida de video HDMI 2.1 (capaz de alcanzar 4K@120 Hz u 8K@60 Hz) y el conector para el bloqueo Kensington.

Lateral derecho

En el lateral izquierdo encontramos el conector de alimentación propietario, un puerto USB 3.2 Gen2, un puerto USB-C 3.2 Gen2 y un conector minijack TRRS de 3,5 mm para auriculares y micrófono.

Lateral izquierdo
Los puertos USB-C tienen las tecnologías Power Delibery 3.0 y DisplayPort 1.4. El Power Delibery (PD) permite cargar el portátil mediante el puerto USB-C a 65W. No permite sacar el máximo rendimiento porque si jugamos la batería se descargaría más de lo que se carga, pero si estás de viaje y quieres usar el portátil para trabajar no necesitarás llevarte el cargador gigante.

En cuanto al resto de conectividad, tenemos una tarjeta Wi-Fi Intel 6E AX210 de última generación (Wi-Fi 6) y triple banda, la cual además ofrece Bluetooth 5.2. Eso sí, no tenemos conector Ethernet RJ-45, aunque es razonable tratándose de un portátil tan fino.

Al levantar la pantalla encontramos un touchpad muy grande, el teclado y dos altavoces en los laterales. Por supuesto, tratándose de Razer, el teclado es iluminado y tendremos muchas opciones de personalización con el software Razer Synapse y Chroma.

El Blade 14 tiene un módulo de hardware TPM 2.0 instalado por lo que podemos instalar Windows 11 sin problema, de hecho, no hace falta ni actualizar la BIOS/EUFI.

Por cierto, el transformador de corriente es enorme. Es cierto que tiene una potencia de 230 W, pero es un ladrillo de cuidado, como los portátiles antiguos. Además, el cable de conexión con el portátil es muy muy grueso por lo que ocupa casi tanto como el portátil… Bueno estoy exagerando, pero es realmente grande.

El cargador es enorme, lo bueno es que podemos cargar dar energía al portátil por USB-C a una velocidad de hasta 65W por lo por lo que si no vamos a jugar, podemos usarlo con un cargador de móvil GaN

Pantalla y sonido

Ahora vamos a ver la pantalla, pero antes de continuar vamos a ver los diferentes modelos de Razer Blade 14 porque hay 2 configuraciones de pantalla diferentes:

  • Razer Blade 14 con RTX 3060 y pantalla FullHD (1080p) a 144Hz y 100% sRGB por 1999 euros
  • Razer Blade 14 con RTX 3070 y pantalla QHD (1440p) a 165Hz y 100% DCI-P3 por 2399 euros
  • Razer Blade 14 con RTX 3080 y pantalla QHD (1440p) a 165Hz y 100% DCI-P3 por 2999 euros

Como podemos ver, los diferentes modelos tienen tarjetas gráficas diferentes y dos tipos de pantalla, eso sí, todos los modelos cuentan con la tecnología AMD FreeSync™ Premium y todas las pantallas vienen calibradas de fábrica para garantizar una precisión de color.

En mi caso, tengo el modelo con RTX 3060 y pantalla FullHD a 144Hz. La tapa se puede abrir con una sola mano y nos revela una pantalla con unos marcos laterales muy finos (5 mm). El borde superior tiene un marco de 10 mm que alberga la webcam (720p y 30 FPS) y la cámara infrarroja que nos permite utilizar el logueo biométrico con nuestra cara en Windows Hello. El borde inferior es un poco más grueso, 25 mm, lo que permite que la pantalla esté un poco más elevada.

Por supuesto, el Blade 14 monta una pantalla con una relación de aspecto de 16:9. Los portátiles pensados en productividad utilizan pantallas un poco más cuadradas, pero los portátiles gaming siguen apostando por este diseño. Aun así, siendo un portátil de 14” creo que una pantalla con una relación aspecto de 16:10 hubiese estado mejor porque se puede aprovechar un poco más a la hora de trabajar.

El panel FullHD tiene una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles, lo que significa un nivel de densidad de 157 ppp, los otros modelos son más nítidos con un nivel de densidad de 210 ppp. Aun así, la cantidad de píxeles es suficiente para un portátil de 14 pulgadas.

La pantalla tiene un acabado mate para disminuir los reflejos y alcanza un nivel de iluminación de 320 nits. De sobra para interiores, aunque un poco justo para exteriores. Los negros tienen una iluminación de 0,17 nits por lo que son bastante buenos consiguiendo una relación de contraste de 1.900:1 que es excelente en el mundo de los portátiles gaming. Este gran contraste se nota mucho en juegos oscuros y consigue una calidad de imagen sobresaliente.

Los colores también son bastante buenos. El panel reproduce el 93,2% de la gama de colores sRGB con un volumen del 96,4%, por lo que se obtienen casi todas las tonalidades requeridas por los juegos modernos. Es un buen resultado, y en general es una pantalla excelente, pero este panel en particular no puede manejar las gamas Adobe RGB o DCI-P3 cosa que sí que puede el panel QHD. El Delta E de 1,66 asegura la precisión, y el nivel Gamma de 2,09 es bastante bueno. La temperatura de color de la pantalla, de 7.348K, es un poco fría (algo alejada de los 6.500K), pero nada aberrante.

La tecla de encendido está incorporada en el propio teclado, no me gusta prefiero que esté en otra posición, pero tampoco me ha causado problemas

En los laterales del teclado tenemos dos altavoces con la tecnología THX Spatial Audio y sonido envolvente 7.1. El sonido no es ninguna maravilla, como en la mayoría de los portátiles, pero para tratarse de un portátil de 14 pulgadas tampoco están nada mal y sirve para escuchar música y películas de manera agradable.

El sonido es muy abierto y aireado por lo que parece que la fuente de audio es más grande que el portátil y produce un buen efecto envolvente. Tiene bastantes graves y un volumen suficiente para llenar un dormitorio. Los agudos son decentes, pero los medios son un poco turbios.

De todas formas, cuando he puesto música a gente acostumbrada a portátiles normales, han flipado con el sonido… Eso sí, el volumen quizás sea un poco bajo en algunas ocasiones y si subimos del 70% la calidad de sonido se resiente un poco.

Teclado y touchpad

  • El teclado y el trackpad del Razer Blade 14 son realmente buenos

El Razer Blade 14 monta un teclado con interruptores de tijera. Las teclas son un poco más compactas que en portátiles más grandes, pero conservan un tamaño suficiente para que sean cómodas de pulsar. La distribución es bastante habitual teniendo las teclas de función y flechas de arriba y abajo en tamaño un poco más reducido. Eso sí, aunque el modelo Blade 15 está disponible con teclado en español, el Blade 14 no por lo que no tendremos Ñ y la tecla de Enter es de tamaño reducido.

El material de las teclas es excelente y las pulsaciones son muy buenas. Además, tienen una separación correcta y el recorrido y la sensación en la pulsación es agradable. Aunque sea un poco pequeño, por las dimensiones del portátil, está bastante bien.

El teclado y el touchpad son muy buenos, lo único malo es que el modelo de 14 pulgadas no está disponible con teclado en español

Por supuesto, el teclado tiene soporte NKRO (N-key rollover) e iluminación LED RGB configurable por tecla. Al ser NKRO podemos pulsar todas las teclas a la vez por lo que no tendremos bloqueos de teclas ni ghosting a la hora de jugar. Escribiendo el teclado se comporta muy bien, es muy cómodo y fallo pocas pulsaciones.

La fuente elegida para las leyendas es muy elegante y la iluminación de las teclas queda excelente. No hay fugas de luz por lo laterales por lo que la iluminación no ilumina todo el portátil, solo las leyendas. Con el software Razer Synapse, preinstalado, podemos personalizar la iluminación tecla a tecla cada tecla, lo que resulta muy útil en determinados juegos. También podemos desactivar la retroiluminación por completo para ahorrar batería.

Las leyendas de las teclas son elegantes y se ven muy bien con la retroiluminación, aunque también son usables sin iluminación

El touchpad tiene unas dimensiones de 110 x 75 mm. Es bastante grande para tratarse de un portátil de 14” y el comportamiento es excelente. Es suave y los movimientos son rápidos y precisos. Las pulsaciones, tanto táctiles como sobre los botones inferiores, van perfectamente. Aunque el touchpad sea grande no molesta a la hora de escribir porque se encuentra centrado y deja espacio para que las manos se asienten a ambos lados.

Eso sí, aun siendo muy bueno el teclado, para jugar siempre utilizo ratón y casi siempre prefiero usar un teclado externo para tener un poco más de libertad y colocarme el teclado un poco a la izquierda y el portátil centrado para ver bien la pantalla.

Rendimiento y refrigeración

Una de las novedades más importantes del Razer Blade 14 es que monta el procesador AMD Ryzen 9 5900HX de 8 núcleos y 16 hilos, esto hace que el modelo Blade 14 sea más potente que el Razer Blade 15 que monta un procesador Intel.

El 5900HX es una pequeña bestia con 8 núcleos a una velocidad base de 3,3 GHz y un aumento máximo de hasta 4,6 GHz. Es un chip de 45W basado en la última arquitectura Zen 3 de 7nm de AMD. También cuenta con un disco sólido SSD M.2 de 1 TB y 16 GB de memoria RAM que viene soldada. Es importante señalar esto porque, aunque podemos cambiar el SSD, no podremos aumentar la memoria RAM ya que viene soldada debido al diseño de la refrigeración con cámara de vapor.

La cámara de vapor (superficie negra) refrigera mejor que los disipadores convencionales. Por cierto, abrir el Blade 14 es sencillísimo, solo hace falta desatornillar 10 tornillos y tirar un poco (para separar la tira térmica del SSD)

Aunque los metales como el cobre son buenos conductores del calor, no son el método más eficaz para disipar calor ya que se puede transferir mayor cantidad de energía térmica a cualquier material a través de un cambio de fase. Un cambio de fase es una transición de una forma de materia a otra, por ejemplo, de líquido a gas, o de gas a líquido.

La cámara de vapor es una placa de cobre hueca y sellada al vacío que se utiliza para distribuir el calor en una amplia superficie para ofrecer la máxima superficie posible para el enfriamiento a través del flujo de aire. El punto de la cámara de vapor que está conectado a la fuente de calor, como una GPU, se llama evaporador. Cuando el evaporador se calienta, el líquido de la mecha se evapora y se convierte en gas. El gas caliente se expande para llenar el interior de la cámara y, una vez que llega a una superficie más fría, el gas se condensa de nuevo. La superficie más fría se llama condensador. El líquido condensado se devuelve al evaporador a través de la mecha, para continuar el ciclo.

Razer Synapse ofrece varias opciones de rendimiento

Aun con cámara de vapor, el ordenador se calienta bastante, sobre todo la CPU que alcanza el estrangulamiento o thermal throttling con cierta facilidad. Con una temperatura ambiente de unos 22 grados centígrados, el procesador se mantiene entre unos 40 y 50 grados en reposo o con actividad muy ligera como viendo un vídeo o navegando por Internet. Lo malo es que al darle caña el procesador llega fácilmente a los 100 grados. Eso sí, el estrangulamiento térmico es bastante limitado y no he notado demasiadas diferencias de rendimiento debido a él.

La hoja de especificaciones del 5900HX indica 105C como su temperatura máxima de funcionamiento y según el HWMonitor el procesador ha llegado a los 100C

En cuanto al ruido, si estamos haciendo tareas muy livianas el ordenador no hace nada de ruido, pero, en cuanto empecemos a abrir varias ventanas o a hacer varias cosas a la vez, los ventiladores se encienden y empezaremos a escuchar un leve zumbido. Y si jugamos… El nivel de ruido subirá muchísimo hasta hacer que sea casi imposible jugar sin auriculares. Lo bueno es que los ventiladores de 88 aspas que monta el Blade 14 hacen un ruido que se cancela de manera pasiva bastante bien con unos auriculares normales por lo que jugando con auriculares los ventiladores tampoco molestan.

El ruido de los ventiladores no es tan malo como en otros portátiles, aunque es molesto sin auriculares

Molesta más la temperatura que alcanza la carcasa del portátil. En general, las zonas donde apoyamos las manos se encuentran significativamente más frías que otras zonas. Aun así, el grado de calor es lo suficiente como para que no sea agradable.

Ahora vamos a ver algunas cifras de rendimiento.

Razer Blade 14
Cinebench R20 en multihilo5.004 puntos
Cinebench R23 en multihilo12.365 puntos
3DMark Time Spy (gaming)8.829 puntos

Son unas cifras muy buenas, a la altura de otros portátiles que montan el 5900HX en chasis más grandes por lo que la refrigeración de la CPU es bastante buena.

En cuanto a juegos el Blade 14 sigue mostrando un rendimiento muy bueno y es jugable con todos los triple A del momento:

  • Red Dead Redemption 2 con ajustes altos obtenemos unos 36 fps de mínimo y 65 fps de media
  • Assassin’s Creed Valhalla con ajustes muy altos obtenemos unos 40 fps de mínimo y 55 fps de media
  • Shadow of the Tomb Raider con los gráficos al máximo obtenemos unos 53 fps de mínimo y 58 fps de media

Los resultados son muy buenos, pero no son los mejores obtenidos con una RTX 3060, parece que la configuración de Razer limita la gráfica a unos 100W. Hay otros portátiles más grandes que consiguen apurar un poco más hasta los 120W y obtienen unos pocos cuadros por segundo más.

Como suele pasar en estos casos, el rendimiento con batería es muy inferior al rendimiento conectado a la red eléctrica.

A la izquierda el rendimiento con batería y a la derecha conectado a la red eléctrica

Esta diferencia de rendimiento es bastante habitual al ejecutar juegos o pruebas de estrés, pero lo que me ha sorprendido, y decepcionado un poco, es que el rendimiento del SSD también disminuye a la mitad al usarlo con batería. Es algo que me ha sorprendido ya que las unidades SSD M.2 consumen muy poca energía…

A la izquierda con batería y a la derecha conectado a la red eléctrica

Tampoco se nota mucho con un uso normal de ofimática y el rendimiento sigue siendo excelente. El portátil vuela abriendo pestañas, en hojas de cálculo, etc. incluso funcionando con la batería.

Autonomía

El portátil cuenta con una batería de 61,6 Wh (vatios hora) que según Razer es capaz de porporcionar una autonomía de hasta 12 horas. Sin embargo, en un uso normal con la pantalla a al tope de brillo, 144 Hz, usando Wi-Fi, navegando, viendo vídeos, etc. ronda las 9 horas. Si bajamos los Hz a 60 y quitamos la iluminación del teclado podemos apurar una hora más. Y si vemos vídeo con el Wi-Fi apagado y con el brillo a la mitad podemos superar las 11 horas.

La duración de la batería varía muchísimo en función de lo que hagamos

Jugando, aparte de que el rendimiento se ve reducido como hemos visto, podremos jugar alrededor de hora y media antes de necesitar conectar el cargador.

En general, Razer ha exprimido la batería de 61,6 Wh muy bien y su autonomía está por encima de la media en un portátil gaming de 14 pulgadas. De hecho, compite en este aspecto con muchos ultrabooks con rendimientos mucho más modestos.

Opinión

Desde mi punto de vista, el Razer Blade 14 es una especie de experimento, es un modelo que hacía varios años que Razer no renovaba y no está disponible en español. Sin embargo, Razer ha acertado en muchas cosas:

  • El chasis es atractivo, robusto, delgado y ligero
  • Tiene una conectividad sobresaliente para un portátil de 14 pulgadas
  • La pantalla es de calidad
  • El sonido es mejor que la media
  • El AMD Ryzen 9 5900HX tiene un rendimiento excelente que no se ve mermado por la refrigeración en un portátil tan compacto (al menos con temperaturas ambientes de 21 grados centígrados)
  • La RTX 3060, aun sin rendir a tope, aguanta el tipo para los juegos modernos a tope de gráficos y para los juegos competitivos con gráficos medios
  • La autonomía en ofimática es bastante buena

Sin embargo, no todo es positivo:

  • La memoria RAM soldada no es algo que le guste mucho a los gamers. Seguro que muchos buscarán otros portátil por este motivo
  • La RTX 3060 no está exprimida a tope por lo que hay otros portátiles con la misma gráfica que sacan algunos cuadros por segundo más en juegos
  • Cuando le damos caña, el Blade se calienta y hace ruido. Cosa que puede no ser muy importante si utilizamos cascos para jugar. Además, también es aconsejable usar un teclado porque el chasis también se calienta
  • El Blade 14 también tiene un precio elevado, como era de esperar. Aunque la relación calidad-precio no está nada mal

En definitiva, el Razer Blade 14 es un excelente portátil y tiene una relación potencia-portabilidad excepcional. Además, es el portátil gamer más elegante y con una construcción de mayor calidad. El Blade se parece más a un MacBook negro que a un portátil para juegos… Si te gusta el diseño elegante de Razer y quieres un portátil de juegos compacto, sin duda merece la pena comprarlo.

Si no necesitas un portátil tan compacto y la calidad de los acabados no te importa tanto, los portátiles más grandes de 15,6 y 17,3 pulgadas con una GPU aún más rápida suelen costar menos.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Razer Blade 14
Ver precio