Wi-Fi 5 Vs. Wi-Fi 6 - ¿merece la pena pasar a Wi-Fi 6 ya?

Rubén Castro, 3 octubre 2020

Cada vez hay más dispositivos que soportan el Wi-Fi 6, pero ¿merece la pena actualizar tu router que aun funciona bien? En este artículo vamos a comparar el rendimiento del Wi-Fi 5 y el 6 atendiendo a la velocidad de transferencia y a la fuerza de la señal.

Novedades resumidas del Wi-Fi 6.0

El Wi-Fi 6 (802.11ax) trae una serie de nuevas características muy interesantes en comparación con el Wi-Fi 5 (802.11ac):

  • El Wi-Fi 6 permite enviar más bits con cada transmisión para mejorar la velocidad.
  • Aprovecha mejor el espectro inalámbrico para mejorar el rendimiento de los dispositivos en entornos concurridos.
  • En ambientes menos densos, Wi-Fi 6 permite más conexiones simultáneas de cada dispositivo para aumentar el rendimiento.

Aunque Wi-Fi 6 ofrece ciertamente velocidades más rápidas en comparación con las generaciones anteriores, ese no es necesariamente su principal objetivo. El nuevo estándar mejora muchas tecnologías existentes y supone un gran paso hacia delante para el IoT. Como ya sabrás, las redes de Wi-Fi 6 son capaces de interconectar muchos más dispositivos IoT que las generaciones pasadas.

Futuras mejoras como el Wi-Fi 6E abrirán nuevos trozos de espectro para mejorar la velocidad, pero aún queda al menos un año para eso…

Rendimiento Wi-Fi 5 Vs. Wi-Fi 6

Si colocamos los routers y las unidades mesh (malla) en las mismas posiciones y medimos también en los mismos puntos:

  • Alcance: el Wi-Fi 6 tiene un poco más de alcance, debido la tecnología de haces.
  • Velocidad: en circunstancias ideales, el Wi-Fi 6 ofrece un aumento de rendimiento de aproximadamente el 50% con respecto a, Wi-Fi 5. Sí, con el Wi-Fi puedes alcanzar velocidades reales superiores a la interfaz gigabit Ethernet. Algo impresionante. Según aumentamos la distancia al router, la diferencia de velocidad se reduce, aunque las conexiones Wi-Fi son algo más rápidas y estables.

¿Merece la pena pasar a Wi-Fi 6 ahora?

Los dispositivos Wi-Fi 6 son claramente más rápidos. Pero en circunstancias normales, alejados del router, las diferencias no son tan notables. Si ya tienes un sistema Wi-Fi 5 que funciona y te gusta, no hay motivo para que lo actualices.

Desde mi punto de vista, a día de hoy solo miraría cambiarme a Wi-Fi 6 si:

  • Quieres utilizar con Wi-Fi un dispositivo cercano al router y obtener la mayor velocidad posible.
  • Quieres instalar muchos dispositivos IoT en tu casa.

Consideraciones importantes:

  • Hay que tener en cuenta que la potencia de emisión del router está limitada por ley, pero el alcance puede aumentar o disminuir dependiendo de la calidad de la antena.
  • Las unidades autónomas suelen tener más velocidad (10-20%) que cuando usamos un sistema de malla, ya que los sistemas de malla suelen tener varias unidades menos potentes. Debido a esto, el uso de un sistema de malla en una casa pequeña resultará en velocidades máximas más bajas que una sola unidad.