Los mejores monitores para gaming, productividad, edición de vídeo...

El más completo

Xiaomi Mi Curved 34

Monitor ultra-ancho de 34 pulgadas que es un todoterreno y se defiende bien en todos los usos que le podamos dar

Mejor gaming barato

AOC 24G2U/B

Monitor económico con un panel IPS excelente en cuanto a colores y muy rápido

Mejor de 27 pulgadas

ASUS TUF VG27AQ

Monitor de 27 pulgadas muy polivalente y excelente para juegos

27 pulgadas 100% gaming

ASUS TUF VG279QM

Monitor IPS de 27 pulgadas diseñado para obtener la mayor ventaja en juegos

El mejor para trabajar

BenQ PD3200U

Monitor profesional de 32 pulgadas con resolución UHD y una calidad de pantalla impresionante

El más completo

Xiaomi Mi Curved 34

Monitor ultra-ancho de 34 pulgadas que es un todoterreno y se defiende bien en todos los usos que le podamos dar

Mejor gaming barato

AOC 24G2U/B

Monitor económico con un panel IPS excelente en cuanto a colores y muy rápido

Mejor de 27 pulgadas

ASUS TUF VG27AQ

Monitor de 27 pulgadas muy polivalente y excelente para juegos

27 pulgadas 100% gaming

ASUS TUF VG279QM

Monitor IPS de 27 pulgadas diseñado para obtener la mayor ventaja en juegos

El mejor para trabajar

BenQ PD3200U

Monitor profesional de 32 pulgadas con resolución UHD y una calidad de pantalla impresionante

Se acerca el Black Friday a AliExpress con innumerables ofertas y descuentos. Para que ahorres lo máximo posible hemos preparado un artículo con los mejores cupones y chollazos

Aquí tienes toda la información

El monitor es uno de los periféricos más importantes a la hora de jugar, pero también a la hora de navegar, ver películas o trabajar con nuestra suite ofimática, editar fotográficas, crear vídeos… Por tanto, y desde mi punto de vista, el monitor se trata de una de las partes más importantes de nuestro ordenador y donde quizás merezca la pena invertir un poco más de dinero del que pensábamos. Muy a menudo es preferible comprar un disco duro un poco más pequeño o un disipador más barato que ahorrar dinero en el monitor. Además, los monitores suelen durarnos muchísimos años por lo que a la larga compensa aún más.

Afortunadamente, hoy en día hay muchísimos monitores con una calidad impresionante y no todos están a precios prohibitivos. A continuación, vamos a ver algunos de los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el mejor monitor para nuestro uso.

Tamaño y resolución

Mucha gente te dirá que cuanto más grande mejor. Tendrás una experiencia más inmersiva en juegos y podrás tener la pantalla dividida para las tareas de productividad, sin embargo, hay que tener en cuenta muchos otros aspectos como la distancia a la que vas a tener la pantalla, el tamaño de cada píxel, el espacio que tenemos en el escritorio, etc.

Aquí tienes un artículo detallado sobre las resoluciones de pantalla más habituales, sin embargo, para resumir, te diré que:

  • Para monitores de hasta 24 pulgadas lo más recomendable es una resolución 1080p (1920 x 1080) o similares (WUXGA/1920 x 1200).
  • Para los monitores gaming de 27 pulgadas la resolución más recomendable es la QHD (2560 x 1440 o 1440p), aunque si solo vas a jugar a juegos competitivos (tipo CS:GO) podemos quedarnos aún con los monitores de 1080p. Eso sí, al usarlo para ofimática notaremos los píxeles…
  • Para monitores mayores de 27 pulgadas ya te recomendaría resoluciones mayores como WQHD (3440 x 1440) y 4K UHD (3840 x 2160).
  • Si pasamos de 32 pulgadas podemos seguir utilizando las anteriores resoluciones, aunque ya tenemos que empezar a considerar la WUHD (5120 x 2160) y los 5K (5120 x 2880), sobre todo, si no tenemos una mesa realmente profunda.

Frecuencia de refresco

La frecuencia de refresco indica cuántas veces por segundo se actualiza la imagen de la pantalla. Los monitores normales van a 60 Hz, pero si buscas un monitor para jugar deberías mirar monitores que ofrezcan 144 Hz o más.

Para gaming, mejor cuanto mayor es la frecuencia de refresco mejor, ya que los movimientos serán más suaves. Los monitores de jugadores profesionales de CS:GO suelen ser de 240 Hz y ya se están empezando a ver los monitores de 360 Hz. Aunque esto es como todo, la diferencia entre un monitor de 60 Hz y 144 Hz es tremenda, mientras que la diferencia entre unos monitores de 144 Hz y 240 Hz es mucho más sutil (aunque notarse se nota). Y la diferencia entre los de 240 Hz y los de 360 Hz es aún más pequeña…

Tiempo de respuesta

El tiempo de respuesta indica cuánto tarda el monitor en mostrar en la pantalla la información que le ha entrado por el conector HDMI o DisplayPort. Y como puedes imaginar, un tiempo de respuesta bajo es también fundamental en los juegos ya que reduce el lag y el emborronamiento de las imágenes en movimiento. Para ofimática, ver vídeos y demás no es tan importante tener un tiempo de respuesta super bajo.

  • Los monitores más rápidos son los que montan paneles TN capaces de alcanzar tiempos de respuesta de 1 milisegundo (ms)
  • Mientras que los monitores con paneles IPS rondan los 4 ms, sigue siendo adecuada para juegos
  • Los monitores con paneles VA son un poco más lentos, aunque son más que suficientes para los gamers no profesionales
Muchos monitores cuentan con la función Overdrive que fuerza a los píxeles a cambiar de color más rápido a cambio de posibles defectos en la imagen.

G-Sync o FreeSync

G-Sync y FreeSync son tecnologías de sincronización vertical para que las imágenes no sufran rotura o tearing. Además, también previenen el stuttering y minimizan el input lag total resultante.

Por tanto, si vas a utilizar el monitor para jugar, te recomiendo que tenga alguna de estas dos tecnologías:

  • G-Sync de Nvidia: el monitor debe montar hardware propietario de Nvidia por lo que los monitores con G-Sync suelen ser más caros. También hay que tener en cuenta que está tecnología tiene varios niveles que de menor a mayor rendimiento son: G-Sync Compatible, G-Sync y G-Sync Ultimate. Si te interesa, aquí puedes ver más información sobre G-Sync y sus versiones.
  • FreeSync de AMC: es una tecnología libre por lo que a los fabricantes no les cuesta nada implementarla. Por ello, los monitores FreeSync suelen ser más baratos. FreeSync también cuenta con varias certificaciones: FreeSync, FreeSync Premium y FreeSync Premium Pro.

Hace unos años G-Sync tenía algunas funciones que FreeSync no tenía como la compensación de baja velocidad de fotogramas (LFC), sin embargo, a día de hoy ambas tecnologías tienen prácticamente el mismo rendimiento.

Ángulo de visión

Los ángulos de visión de un monitor nos dicen desde qué ángulo podemos mirar el monitor y aun así obtener una imagen clara. Cuanto más se acerquen estos a 180, mejor será tu experiencia de visualización.

Los ángulos de visión elevados hacen que el monitor se vea bien, aunque no estemos sentados justo en frente de él. Incluyo en monitores muy grandes, aunque estemos sentados en el centro, si el monitor no tiene buenos ángulos de visión los extremos derecho e izquierdo pueden verse peor.

Relación de aspecto

La relación de aspecto de un monitor nos indica la relación que tienen el ancho y la altura de la pantalla. La mayoría de los monitores tienen una relación de aspecto de 16:9, mientras que los monitores más antiguos tienen un formato más cercano al cuadrado de 4:3. Los monitores ultra anchos con relaciones de aspecto de 21:9 están teniendo un rápido crecimiento también ya que ofrecen una visión más amplia de tus juegos y también permiten dividir la pantalla en dos a la hora de trabajar.

¿Qué panel necesito? TN Vs IPS Vs VA Vs OLED

Algunas de las características que acabamos de ver, como la frecuencia de refresco, el tiempo de respuesta y los ángulos de visión dependen del tipo de panel que monta el monitor. En general:

  • Los monitores TN son los más rápidos y baratos, pero también tienen los peores ángulos de visión.
  • Las pantallas IPS tienen tiempos de respuesta ligeramente más lentos que los TN, pero tienen mejores colores y los ángulos de visión son excelentes.
  • Los paneles VA tienen un equilibrio muy bueno porque tienen buenos ángulos de visión, buenos colores, los mejores negros y el mejor contraste; su tiempo de respuesta es algo más lento, pero son más que suficientes para los gamers no profesionales. Gracias a su gran contraste, son excelentes para ver vídeos y películas ya que los negros son muy profundos. Además, los VA tampoco sufren de sangrado de retroiluminación (backlight bleed) frecuente en muchos monitores IPS.

Resumen de las recomendaciones

  • Si el uso principal es ofimático, quizás la mejor opción son los paneles VA. Tienen ángulos de visión buenos y gracias a sus buenos negros ver vídeos en ellos es una pasada.
  • Si vas a editar fotos o vídeos los más recomendables suelen ser los paneles IPS ya que son capaces de mostar una gama más amplia de colores. Tampoco hay que descartar los paneles VA porque hay algunos que alcanzan 125% sRGB y más del 90% DCI-P3). Eso sí, no te olvides de calibrar correctamente el monitor.
  • Si vas a poner el monitor en vertical (como monitor secundario), no uses nunca un monitor con un panel TN ya que los malos ángulos de visión te impedirán ver bien toda la pantalla. La mejor solución en este caso es un monitor IPS.
  • Si eres un jugador competitivo, los mejores paneles son los TN. Incluso los modelos baratos tienen tiempos de respuesta rápidos y soporte para altas tasas de refresco. Tampoco descartes los monitores IPS que también alcanzan buenas velocidades de refresco manteniendo buenos colores, eso sí, suelen ser bastante más caros. Los VA se están convirtiendo también en una buena opción: la reproducción del color puede ser casi tan buena como el IPS, la relación de contraste es muy buena y los tiempos de respuesta están mejorando como lo demuestran los paneles de 4-5 ms de Samsung y HP.
  • Si quieres un monitor para un uso todo terreno (ofimática, ver películas, jugar, etc.) los mejores paneles son los VA. Son solo un poco peores que los IPS en velocidad, colores y ángulos de visión, pero son mucho mejores en contraste.

El más completo

Xiaomi Mi Curved 34

✓ Dimensiones: 34 pulgadas, pantalla curva 1500R
✓ Resolución: 3400 x 1440 píxeles
✓ Relación de aspecto: 144 Hz
✓ Tiempo de respuesta: 4 ms
✓ Panel: VA
✓ Colores: 16.7 millones, 85% NTSC
✓ Contraste: 3000:1
✓ Brillo máximo: 300 cd/m2
✓ Conexiones: 2x HDMI 2.0, 2x DP1.4, 1x salida audio
✓ Otros: FreeSync Premium, modos una ventana: pantalla partida por la mitad (derecha e izquierda), picture in picture

Me gusta

  • Excelente relación calidad precio
  • Muy buena calidad de construcción
  • Compatible con soportes VESA
  • Calidad de imagen
  • Curvatura 1500R para una mayor inmersión

No me gusta

  • No cuenta con funcionalidad USB-Hub ni tiene altavoces integrados
  • No tiene HDR

Monta un panel VA de Samsung (los mejores del mercado) con una resolución WQHD de 3440 x 1440 píxeles. Por tanto, se trata de un monitor ultra-ancho con una relación de aspecto de 21:9. El panel puede alcanzar los 144 Hz de refresco y tiene un tiempo de respuesta GtG de 4 ms (increíblemente bajo para un VA). También cuenta con una curvatura 1500R, por lo que es un monitor perfecto para gaming.

Cuenta con soporte para AMD FreeSync a 144 Hz y también se puede utilizar con G-Sync, aunque solo hasta 120 0 100 Hz (dependiendo de tu GPU).

Se trata de un monitor muy grande y bastante pesado (cerca de 8 kg), pero su estética está muy cuidada y aparenta ser mucho más ligero de lo que es. Además, es muy robusto queda mejor en el escritorio que los monitores tradicionales de este tamaño. La peana esconde los cables de una manera muy práctica, los biseles son muy finos, se puede regular en altura y también se puede girar. En la parte trasera tenemos 2 entradas de HDMI, 2 entradas de DisplayPort y una salida de audio de 3,5 mm.

El tamaño más popular de monitores Ultrawide es 34”. Existen monitores más grandes y son impresionantes… Pero a la hora de usarlos durante muchas horas notarás que su ergonomía es pésima para la gran mayoría de usos.

En cuanto a rendimiento, la pantalla luce espectacular. Alcanza una cobertura de colores del 100% de sRGB y del 82% de AdobeRGB. En cuanto a la precisión del color, el promedio del delta E es de 1,66, y el máximo es de 2,83, lo que resulta impresionante en un monitor gaming.

En cuanto al brillo y el contraste, con el brillo al máximo el contraste se mantiene estable sobre los 1550:1, un resultado muy bueno. Con un nivel de brillo más normal, se alcanzan los 3000:1.

En definitiva, el Xiaomi Mi Curved 34 es un monitor se defiende extraordinariamente bien en todo sin ser el mejor en nada. Por tanto, se trata de uno de los monitores más completos y que más puedo recomendar a la mayoría de usuarios. Si usas el monitor para jugar, para ver vídeo, para navegar por Internet, para trabajar, etc. este puede ser tu monitor ideal.

Mejor gaming barato

AOC 24G2U/B

✓ Dimensiones: 24 pulgadas
✓ Resolución: 1920 x 1080 píxeles
✓ Relación de aspecto: 144 Hz
✓ Tiempo de respuesta: 1 ms
✓ Panel: IPS
✓ Colores: 16.7 millones (6 bits por subpíxel más dithering), 99,6% de la gama de colores sRGB
✓ Contraste: 1000:1
✓ Brillo máximo: 250 cd/m2
✓ Conexiones: 2x HDMI 1.4, 2x DP1.2, 1x VGA, 1x salida audio, 1x entrada audio, Hub USB 3.0 con 4 puertos
✓ Otros: FreeSync

Me gusta

  • Panel IPS BBB: bueno, bonito y barato
  • 144 Hz
  • Compatible con soportes VESA
  • Hub USB incorporado

No me gusta

  • Por lo que cuesta no se le puede poner ninguna pega

El monitor AOC 24G2U/B cuenta con una pantalla IPS de 24 pulgadas capaz de funcionar a 144 Hz. Además, tiene un tiempo de respuesta de 1 ms (velocidad sin imágenes borrosas) y es compatible con AMD FreeSync por lo que el movimiento va completamente fluido. Y todo esto por un precio que suele rondar los 200 euros.

La pantalla tiene una resolución de 1920 x 1080 píxeles, perfecta para sus 24 pulgadas de tamaño, y es capaz de representar el 99,6% de la gama de colores sRGB con su configuración por defecto (viene muy bien calibrado de fábrica). También se comporta muy bien en la gama de color DCI-P3 que se utiliza para las pantallas HDR, las mejores pantallas HDR deben mostrar al menos el 90% del DCI-P3 para obtener sus respectivas certificaciones VESA DisplayHDR y similares. El AOC 24G2U/B, aun siendo un monitor barato, es capaz de representar el 87,2% de la gama de colores del DCI-P3, otro testimonio de la calidad de su panel.

El monitor es regulable en altura y es compatible con los soportes VESA de 100x100 mm

En la parte trasera encontramos dos entradas HDMI 1.4, una entrada DisplayPort 1.2, una VGA, una entrada y una salida de audio. Además, tenemos un hub USB 3.0 de 4 puertos que nos permite conectar los periféricos (ratón, teclado, auriculares USB, teclado, memorias USB…) o cargar el móvil desde el propio monitor. Para mí, eso por sí solo hace que valga la pena el pequeño gasto extra sobre el C24G1, que no viene con ningún puerto USB.

Este monitor también tiene una versión curva de 24 pulgadas y otra de 27 pulgadas con pantalla plana. Lo malo es que montan paneles VA de peor calidad que dejan algo de blur. Además, el panel de 27 pulgadas conserva la resolución de 1920 x 1080 píxeles y resulta un poco justa en un tamaño tan grande. Si solo vas a utilizar el monitor para jugar no hay problema, pero notarás los píxeles en tareas de ofimática como al navegar por internet o trabajar con Office.

Otro monitor muy interesante es en este rango de precios es el BenQ ZOWIE XL2411P (suele costar 199 euros), también es de 24 pulgadas, tiene una resolución de 1920 x 1080 píxeles y su tasa de refresco es de 144 Hz. Lo malo es utiliza un panel TN que tiene colores peores que el AOC.

Si queremos algo un poco más económico, tenemos el LG 24GN53A-B. También monta un panel TN de 144 Hz y 1 ms, tiene 1920 x 1080 píxeles y cuesta unos 170 euros.

Mejor de 27 pulgadas

ASUS TUF VG27AQ

✓ Dimensiones: 27 pulgadas
✓ Resolución: 2560 x 1440 píxeles
✓ Relación de aspecto: 165 Hz
✓ Tiempo de respuesta: 1 ms
✓ Panel: IPS
✓ Colores: 99% gama de colores sRGB
✓ Contraste: 1000:1
✓ Brillo máximo: 350 cd/m2
✓ Conexiones: 2x HDMI 2.0, 1x DP 1.2,
✓ Otros:

Me gusta

  • Excelente rendimiento en juegos
  • Buenos colores
  • Compatible con HDR10

No me gusta

  • Precio

El ASUS TUF VG27AQ es un impresionante monitor de 27 pulgadas con una resolución de 1440p y un excelente rendimiento en los juegos, pero que además se defiende muy bien en el resto de usos (ofimática, edición de vídeo, fotografía, etc.). Eso sí, al tratarse de un monitor con un panel IPS, los negros no son tan profundos como en un monitor VA u OLED y se verán grises si estamos en una habitación oscura.

Este monitor tiene un tamaño muy práctico que viene acompañado de una resolución de WQHD de 2560 x 1440 píxeles. Pienso que es la resolución ideal para este tamaño, porque no se le llega a sacar partido al UHD 4K en cuanto a calidad visual (además hay que tener una tarjeta gráfica más potente) y la resolución FullHD se queda corta con píxeles demasiado grandes. El soporte del monitor es robusto y permite ajustar la inclinación, la orientación, la rotación y la altura de la pantalla

Tiene un input lag muy bajo, un tiempo de respuesta fantástico, amplios ángulos de visión y una excelente ergonomía. Por tanto, es una excelente opción si utilizar tu monitor tanto para trabajar como para jugar. Cuenta con una tasa de refresco de hasta 165 Hz y es compatible con la tecnología de velocidad de refresco variable G-Sync que reduce el desgarro o tearing de la pantalla.

También cuenta con la tecnología ASUS Extreme Low Motion Blur Sync (ELMB SYNC) que elimina el efecto fantasma para disfrutar de imágenes más nítidas con altas velocidades de cuadros. Es compatible con el estándar HDR10 de alto rango dinámico.

El LG 27GL850-B es un monitor muy parecido al ASUS TUF VG27AQ en cuanto a rendimiento, lo bueno es que suele costar unos 20-40 euros menos.

27 pulgadas 100% gaming

ASUS TUF VG279QM

✓ Dimensiones: 27 pulgadas
✓ Resolución: 1920 x 1080 píxeles
✓ Relación de aspecto: 280 Hz
✓ Tiempo de respuesta: 1 ms
✓ Panel: IPS
✓ Colores: 16,7 millones (8 bit)
✓ Contraste: 1000:1
✓ Brillo máximo: 400 cd/m2
✓ Conexiones: 2x HDMI 2.0, 1x DP 1.2,
✓ Otros: 2x altavoces de 2W

Me gusta

  • Excelente rendimiento en juegos
  • Input lag prácticamente inexistente (cerca de 2 ms en total)
  • IPS de 280 Hz

No me gusta

  • La resolución puede quedarse un poco corta para las 27 pulgadas fuera de los juegos

El Asus TUF VG279QM es un monitor gaming con un panel IPS de 240 Hz que se puede overclockear hasta los 280 Hz, número que hasta ahora solo podían alcanzar los monitores con paneles TN. Además, cuenta con un tiempo de respuesta muy rápido, soporte de FreeSync (que está certificado como compatible con G-Sync por Nvidia) y HDR400 (un HDR lowcost). Eso sí, tiene una resolución de 1080p lo que puede ser algo justa si utilizamos el monitor para tareas ofimáticas. En los juegos no se aprecia.

Otra tecnología muy interesante es la función ELMB Sync que hace que no suframos stutering con juegos muy exigentes y que permite activar junto con FreeSync y G-Sync la tecnología de retroiluminación que reduce el desenfoque de movimiento o ghosting.

La calidad de imagen ofrece colores vivos y consistentes con el ajuste del brillo y del contraste. Además, el ángulo de visión es muy amplio. La proporción de píxeles por pulgada (PPP) es de 81 PPI, por lo que la imagen no tendrá tanto espacio en la pantalla o detalles tan vívidos como, por ejemplo, un monitor 24″ 1080p con 91 PPI, pero tampoco es el fin del mundo.

El soporte vertical es ajustable en altura, giro e inclinación, incluso puedes girarlo 90 grados para conseguir una orientación vertical. En la parte posterior encontrarás un DisplayPort, dos puertos HDMI 2.0 y una toma para auriculares. No trae puertos USB, pero sí que viene con unos pequeños altavoces incorporados. Eso sí, no son muy buenos.

Si queremos queremos ahorrarnos un poco de dinero, una muy buena alternativa es el MSI Optix MAG273R. También monta una pantalla IPS muy rápida (1 ms), 144 Hz de refresco y 250 nits de brillo máximo. Suele costar entre 260 y 300 euros dependiendo de la tienda.

El mejor para trabajar

BenQ PD3200U

✓ Dimensiones: 32 pulgadas
✓ Resolución: 3840 × 2160 píxeles
✓ Relación de aspecto: 60 Hz
✓ Tiempo de respuesta: 4 ms
✓ Panel: IPS
✓ Colores: mil millones de colores (8-bits por subpíxel más dithering)
✓ Contraste: 1000:1
✓ Brillo máximo: 350 cd/m2
✓ Conexiones: 2x HDMI 2.0, 1x DP 1.2, 1x mDP 1.2, 1x lector tarjetas SD, 2x USB 3.0, 1x conector auriculares
✓ Otros: modos de productividad

Me gusta

  • Calidad del panel
  • Excelente construcción
  • Modos profesionales útiles
  • Conmutador KVM

No me gusta

  • Precio
  • Frecuencia de refresco de 60 Hz

El BenQ PD3200U monta un impresionante panel IPS con una resolución de 3840 × 2160 píxeles y de 10 bits de color; perfecto para trabajar con vídeo, fotografía o diseño donde la precisión de los colores es más importante. Además, al tratarse de un monitor profesional, viene muy bien calibrado de fábrica.

Por supuesto, es capaz de representar el 100% de la gama sRGB (fotografía) y de la gama Rec. 709 (vídeo). El BenQ PD3200U también incluye una tecnología de baja luz azul y sin parpadeos, que hacen que el uso del monitor por la noche sea más cómodo.

Cuenta con una gama de modos para profesionales, como el modo CAD/CAM, que aumenta el contraste de las líneas y formas de las ilustraciones técnicas cuando se utilizan programas CAD. El modo de animación aumenta el brillo de las áreas oscuras sin sobreexponer las áreas claras de una imagen, mientras que el modo de cámara oscura, que permite trabajar cómodamente en entornos oscuros.

Con 32 pulgadas en formato 16:9, el BenQ PD3200U es un monitor muy grande, pero gracias a los finos biseles que lo rodean, su huella real no es tan grande, por lo que no abulta demasiado en el escritorio. El soporte ajustable se puede montar y fijar a la pantalla sin necesidad de herramientas, lo que hace que la instalación sea agradable y fácil, y aun así se siente robusto. Es totalmente ajustable, permitiéndote inclinar y girar la pantalla, así como ajustar la altura. La pantalla también se puede girar 90 grados en modo retrato, lo que de nuevo te da más flexibilidad.

En cuanto al diseño, es simple pero elegante. Está claro que es un monitor diseñado con la productividad en mente. Por ejemplo, incorpora un conmutador KVM (Keyboard Video Mouse), que nos permite conectar un segundo PC y cambiar entre los dos mientras usamos un solo monitor, teclado y ratón. En el lado derecho del monitor hay dos puertos HDMI 2.0, un DisplayPort 1.2, un mini DisplayPort, una ranura para tarjetas SD, dos puertos USB 3.0 y un puerto de audio de 3,5 mm.

Si te gusta el BenQ PD3200U, pero quieres buscar una alternativa un poco más barata (cuesta unos 500 euros) te recomiendo el Philips 328P6VJEB. Tiene menos funciones para profesionales, pero su calidad de imagen sigue siendo muy buena.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Ver más
Los mejores monitores para gaming, productividad, edición de vídeo...
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.