Análisis del monitor gaming KTC H27S17 - excelente relación calidad-precio

Rubén Castro, 21 noviembre 2022

Ya han comenzado las ofertas de BlackFriday en AliExpress! Te dejo una guía con las mejores ofertas y los mejores códigos de descuento!!!

Ver cómo aprovechar las ofertas

KTC H27S17

✓ Medidas: 711 × 525.9 × 251.4 mm con base y 711 × 422.7 × 106.1 mm sin base
✓ Peso: 6 Kg
✓ Tamaño pantalla: 27 pulgadas
✓ Resolución: 2560 x 1440 píxeles (QHD)
✓ Curvatura: sí, 1500R
✓ Panel: HVA de 8 bits
✓ Frecuencia de actualización: 165 Hz
✓ Tiempo de respuesta: 1 ms (MPRT), 3 ms (GTG)
✓ Colores: 120% gama de colores sRGB
✓ Contraste: 4000:1
✓ Brillo máximo: 350 cd/m2
✓ VESA: sí, compatible con soporte VESA 100 x 100 mm
✓ Conexiones: 1x HDMI 2.0, 2x DP 1.2, 1x salida auriculares, 1x USB de servicio
✓ Tecnologías: G-Sync, FreeSync Premium, Flicker-free, HDR10

Me gusta

  • Relación calidad-precio
  • Buenos colores
  • Gran contraste
  • Muy rápido - 1 ms (MPRT), 3 ms (GTG)
  • FreeSync Premium y G-Sync

No me gusta

  • Los ajustes de posición son limitados
  • La iluminación de fondo no es completamente uniforme

Diseño y características

El KTC H27S17 es un monitor gaming que cuenta con un panel VA de 27 pulgadas y 165 Hz. Además, la pantalla tiene una resolución de QHD de 2560x1440 píxeles, curvatura de 1500R y un tiempo de respuesta MPRT de 1 ms. También compatible con las tecnologías FreeSync y G-Sync evita el desgarro (tearing) y el tartamudeo (stuttering) de la pantalla.

Como podemos ver, es un monitor gaming muy competente, pero KTC también ha querido poner énfasis en la reproducción del color. El H27S17 ofrece un alto rango dinámico compatible con HDR10, que permite a los usuarios disfrutar de detalles más precisos en condiciones de poca o mucha luz. Además, el panel de 8 bits cubre el 120% de la gama sRGB y puede mostrar 16,7 millones de colores.

El KTC H27S17 tiene una calidad de imagen muy buena

Por último, para cansar menos la vista cuenta con la tecnología Flicker-Free elimina el parpadeo y cuenta con un modo que reduce la emisión de luz azul de onda corta (la que interfiere con el ciclo circadiano y el sueño).

En el paquete tenemos:

  • La peana (que viene en dos partes)
  • La pantalla
  • El transformador con el cable para alimentar el monitor
  • Un cable DisplayPort a DisplayPort
Todo viene bien protegido

Montar el monitor es muy sencillo. Lo primero que debemos hacer es unir las dos partes de la peana con dos tornillos (hay una herramienta incluida para los tornillos).

El monitor se monta muy fácilmente

Y luego solo tenemos que encajar la peana en la parte trasera del monitor. La debemos poner inclinada y luego apretar hasta que haga clic.

Por supuesto, el H27S17 cumple con el estándar VESA, por lo que se puede montar en la pared u otro tipo de soporte.

El trípode que viene incluido es bastante robusto. Además, los pies del trípode están muy abiertos y separados por lo que el monitor no baila nada ni, aunque movamos un poco la mesa.

Como minipunto negativo, el monitor y la peana se mueven juntos. Por lo que para girar el monitor tenemos que girar la peana y dependiendo de como tengas el escritorio, los pies pueden molestarte un poco con el teclado o los cables. Hablando de cables, al ser la base tan abierta, no tenemos un tronco central donde esconder los cables. Tendremos que ser un poco mañosos para dejar el escritorio bonito, sin que se vean los cables.

Como podemos ver en la imagen, en la parte trasera tenemos todas las conexiones: la alimentación, un USB para actualizar el firmware, un HDMI 2.0, 2 puertos DisplayPort 1.2 y un conector para auriculares. También tenemos un bloqueo Kensington por si necesitamos asegurar el monitor.

El monitor no tiene altavoces, pero podemos sacar el sonido al monitor desde el ordenador y que el monitor lo envíe a unos auriculares.

En cuanto a ajustes de posición, el H27S17 no es demasiado flexible. No podemos regular su altura, no podemos ponerlo en vertical y solo podemos ajustarlo unos pocos grados hacia arriba (15°) o hacia abajo (-5°). En mi caso no es un problema porque queda perfecto en mi mesa. Para que te hagas una idea, la parte superior del monitor queda a 47 cm de la mesa, solo unos centímetros de la altura a la que están mis ojos. Justo a la altura recomendada por los especialistas en ergonomía.

Si queremos más flexibilidad tendremos que engancharlo a un soporte VESA.

En la parte trasera derecha también tenemos el único control físico del monitor: un joystick que también puede pulsarse.

  • Presionando brevemente el botón encenderemos el monitor. Para apagarlo debemos mantener presionado durante 3 segundos.
  • Al moverlo para arriba, entraremos en el menú de selección de la conexión de entrada (HDMI, DP1, DP2).
  • Al moverlo hacia abajo, podremos configurar de manera rápida el nivel de brillo.
  • Al moverlo hacia la derecha, entramos en la selección de los Presets o configuraciones. Tenemos: Standard, User, Movie, Photo, RTS, FPS1 y FPS2.
  • Al moverlo hacia la izquierda, entramos en el menú de configuración Game Plus donde podemos ajustar un temporizador de apagado, un crosshair o puntero en el centro de la pantalla (ideal para FPS) o mostrar un contador de FPS (frames por segundo o cuadros por segundo).
  • Y si cuando tenemos el monitor encendido presionamos brevemente el botón, entraremos en el menú principal donde podemos configurarlo todo.
Imagen del OSD para configurar el monitor

Por cierto, cuando cambiamos algunos ajustes del monitor, nos aparece un molesto mensaje que dice que haciendo los cambios podemos aumentar el consumo del monitor… Tenemos que aceptar constantemente ese mensaje. No sé si les han obligado a ponerlo, pero me parece un poco pesado. Por cierto, el monitor suele consumir unos 27 W al 50% de brillo y apenas se calienta nada.

Uso y rendimiento

Lo primero que me ha llamado la atención del KTC H27S17 es su buena calidad de construcción. Siendo un monitor gaming con buenas especificaciones y un precio tan competitivo pensaba que la calidad de los materiales no sería tan buena. Sin embargo, no tiene nada que envidiar a monitores de Asus o Zowie. Quizás el punto más débil es la peana que no ofrece demasiados ajustes o configuraciones. Lo bueno es que es muy robusta y tiene las patas engomadas para poder girarlo sin dañar la mesa.

Los marcos laterales son relativamente pequeños y el área frontal se aprovecha bastante bien

Las 27 pulgadas es el tamaño ideal para mi mesa 120 cm de largo. Puedo ponerlo centrado y me queda hueco en la izquierda para poner un portátil y en la derecha puedo poner la alfombrilla y algunos adaptadores USB.

La pantalla curvada con un radio 1500 que queda bastante natural para el uso diario. Quizás preferiría que fuese plana a la hora de ver películas desde la cama, pero tampoco es algo que me moleste.

En general utilizo el monitor conectado al portátil por el puerto HDMI 2.0 que limita la imagen a 144 Hz a la resolución de 2560 x 1440 píxeles (QHD). Mientras que utilizo el puerto DP 1.2 con el ordenador de sobremesa para conseguir los 165 Hz. Un punto que no sabía es que podemos configurar el monitor a 170 Hz (la verdad es que no soy capaz de notar esos 5 Hz) si desactivamos el FreeSync y el G-Sync del menú de configuración del monitor.

Desactivando el FreeSync y el G-Sync podemos alcanzar los 170 Hz

En mi caso, el monitor venía calibrado un poco frío (blanco), pero con un par de ajustes se quedó perfecto. Como podemos ver, el panel HVA produce unos colores muy buenos que cubren el 120% de la gama de colores sRGB. Los ángulos de visión son muy buenos (178°), aunque debido a la curvatura, en la práctica son algo inferiores en la horizontal y podemos notar pequeñas diferencias sutiles en los bordes.

Alcanza un nivel de brillo de 350 nits más que suficiente para interiores. Tiene bastante más brillo que el monitor Asus que tenía antes y eso se agradece en los días más despejados cuando se cuela directamente el sol por la ventana. Además, la pantalla es mate y no da demasiados reflejos.

Eso sí, los 350 nits sonun poco escasos para un HDR10 de buena calidad.

El nivel de contraste también es muy bueno 4.000:1. Casi 4 veces más que el panel IPS que estaba usando. Eso se nota muchísimo en juego y en películas donde los negros son mucho más profundos y el contraste es más real.

Quizás el punto más flojo en la calidad de imagen es en homogeneidad de la iluminación. En la imagen siguiente podemos ver que hay varias zonas que se iluminan de manera más destacada.

Como podemos ver, la iluminación no es totalmente homogénea.

Aun así, la imagen está un poco contrastada para que se aprecie más. En el día a día no se nota. Esto solo se puede apreciar cuando estamos a oscuras y ponemos una imagen muy negra, como los rótulos de una película o similar. Aun así, nos puede molestar un poco.

En cuanto a gaming, además de FreeSync y G-Sync, tenemos ajustes para:

  • Overdrive: mejora el tiempo de respuesta
  • DCR (Dynamic Contrast Ratio): analiza la imagen y mejora el contraste. No lo suelo usar porque desvirtúa los niveles de brillo originales de la película o el videojuego.
  • MPRT: reduce el ghosting

También podemos poner una mirilla estática en el medio de la pantalla (nos ayudará en juegos donde la mira desaparece con ciertas armas) o mostrar los cuadros por segundo a los que estamos jugando.

En la siguiente imagen podemos ver como con el overdrive desactivado (izquierda), tenemos un poco de ghosting. Al activar el overdrive (derecha) el ghosting se reduce significativamente, aunque pueden aparecer algunas pequeñas irregularidades o artefactos.

Overdrive desactivado (izquierda), overdrive activado (derecha)
Podemos reducir aún más el ghosting al activar el MPRT que introduce imágenes negras para refrescar la pantalla y reducir los píxeles con colores antiguos. Eso sí, notaremos que baja el brillo de la pantalla y tendremos que subirlo para tener una imagen similar.

En general, en juegos el monitor se muestra muy responsivo. La imagen va completamente fluida y se ve nítida en juegos en primera persona tanto en entornos iluminados como más a oscuras. El nivel de ghosting y motion blur no es apreciable a simple vista.

El KTC H27S17 es un monitor muy bueno para jugar

Opinión

Como visto el KTC H27S17 es un monitor muy completo. Su panel HVA de 2560 x 1440 píxeles es muy rápido (165 Hz, GtG 3 ms y MPRT 1 ms), tiene unos colores impresionantes (120% sRGB) y los negros son profundos (contraste 4.000:1). Además de eso, contamos con características gaming como FreeSync y G-Sync para evitar el tearing en los juegos, overdrive, MPRT, crosshair, etc.

Quizás lo peor es que no podemos ajustar su posición tan fácilmente como en otros modelos. Aun así, creo que su altura es adecuada para la mayoría de escritorios.

Otro aspecto que me preocupaba es la iluminación tampoco es todo lo homogénea que me gustaría, pero en el día a día no me ha molestado nada por lo que no me preocuparía.

En resumen, he cambiado un monitor Asus que me costó hace 2 años 400 euros por este KTC H27S17 que cuesta 230 euros en Geekbuying y no puedo estar más contento. Es más rápido, tiene mejor contraste y más brillo. En lo único en lo que pierde el KTC es en los ajustes de posición… Pero por este precio que tiene, creo que merece mucho la pena.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
KTC H27S17
Ver precio