Por qué no debes desactivar el Control de Cuentas de Usuario (UAC) en Windows

Rubén Castro, 4 abril 2020

El Control de Cuentas de Usuario (también conocido por sus siglas en inglés - UAC) es una importante característica de seguridad que viene en las últimas versiones de Windows. Aunque ya hemos visto cómo desactivar el UAC, en el artículo de hoy vamos a conocer los motivos para no hacerlo.

Por qué no desactivar el UAC

El UAC se introdujo en Windows Vista, sin embargo, ha evolucionado y mejorado mucho con el tiempo por lo que ya no es tan molesto como antaño.

Cuentas de administrador frente a cuentas de usuario estándar

Antiguamente lo normal es que todos usuarios de Windows utilizasen cuentas de administrador. Aunque también existían las cuentas de usuario estándar, poca gente las utilizaban porque muchas aplicaciones asumían que tenían privilegios de administrador y no se ejecutaban correctamente con usuarios estándar.

Esto era un problema muy grande, porque las aplicaciones maliciosas podían cambiar configuraciones del sistema sin que nos diésemos cuenta.

Además, los agujeros de seguridad en las aplicaciones (incluso en las aplicaciones integradas en Windows, como Internet Explorer) podrían permitir que el malware se apoderara de todo el equipo.

Para usar una cuenta de usuario estándar la gente debía tener dos cuentas, la de administrador y la de usuario. Si el usuario quería instalar un programa tenía que introducir una contraseña, pero no la suya propia, la del administrador. Algo poco comprensible y que dio raíz a muchos problemas.

El Control de Cuentas de Usuario

El Control de Cuentas de Usuario nació para solucionar dichos problemas. Ahora los usuarios pueden utilizar cuentas de administrador de manera normal, pero todas las aplicaciones que se ejecutan con la cuenta de administrador no se ejecutan con acceso completo de administrador.

Por ejemplo, cuando se utiliza UAC, Internet Explorer y otros navegadores web no se ejecutan con privilegios de administrador, lo que ayuda a protegerse de las vulnerabilidades del navegador y de otras aplicaciones.

El único inconveniente que tiene el usar UAC es el cuadro de notificaciones en el que hay que hacer clic en Sí (o en No si no esperaba un aviso) cuando una aplicación nos pide permisos de administrador.

Esto es más fácil y cómodo que usar una cuenta de usuario estándar porque:

  1. No tenemos que iniciar manualmente las aplicaciones como administrador, solo veremos la notificación cuando haga falta.
  2. Ni tampoco tenemos que escribir la contraseña de administrador, solo hay que hacer clic en un botón. imagen

Otras funciones de UAC

El UAC también tiene algunas funciones que tal vez no conozcas. Por ejemplo, antiguamente muchas aplicaciones no se podían ejecutar con cuentas de usuario estándar porque requerían escribir archivos en la carpeta “Archivos de programa”, que es una ubicación protegida.

En la actualidad, UAC detecta esto y proporciona una carpeta virtualizada - cuando una aplicación quiere escribir en la carpeta de “Archivos de Programa”, en realidad escribe en una carpeta especial de VirtualStore. UAC engaña a la aplicación haciéndola pensar que está escribiendo en Archivos de Programa, permitiéndole ejecutarse sin privilegios de administrador.

Otros ajustes, como la configuración de energía o modificar la zona horaria, también se tenían que realizar desde una cuenta de administrador, mientras que ahora cualquier estándar puede configurarlos.

UAC no es tan molesto como parece

A pesar de todo esto, hay muchas personas que desactivan UAC por costumbre.

UAC es mucho menos molesto en Windows 10 que en Windows Vista

En Windows Vista el UAC era demasiado molesto e intrusivo. En Windows 7 ya se pulieron los detalles y en Windows 10 su uso es realmente cómodo.

WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.