Las mejores unidades SSD: NVMe, SATA, M2, 2.5 pulgadas...

Relación calidad-precio

PNY XLR8 CS3030

Una unidad SSD que cumple en todos los apartados a un precio bastante contenido

La apuesta segura

Samsung 970 Evo Plus

Rendimiento y fiabilidad impresionante gracias a su memoria NAND Flash MLC en disposición vertical

Buena alternativa de WD

WD Blue SN550

Unidad SSD que a precio contenido no compromete el rendimiento

Económico

Crucial BX500

Unidad SSD económica con rendimiento más que suficiente para un uso normal

Relación calidad-precio

PNY XLR8 CS3030

Una unidad SSD que cumple en todos los apartados a un precio bastante contenido

La apuesta segura

Samsung 970 Evo Plus

Rendimiento y fiabilidad impresionante gracias a su memoria NAND Flash MLC en disposición vertical

Buena alternativa de WD

WD Blue SN550

Unidad SSD que a precio contenido no compromete el rendimiento

Económico

Crucial BX500

Unidad SSD económica con rendimiento más que suficiente para un uso normal

Se acerca el Black Friday a AliExpress con innumerables ofertas y descuentos. Para que ahorres lo máximo posible hemos preparado un artículo con los mejores cupones y chollazos

Aquí tienes toda la información

Las unidades SSD han revolucionado el mercado de los ordenadores gracias a su rendimiento espectacular, comparado con los discos duros tradicionales (mecánicos).

En serio, cambiar el sistema operativo desde un HDD a un SSD es la mejora de rendimiento más importante que le puedes hacer a tu ordenador. Además, el precio ha bajado mucho y hay opciones interesantes (buena velocidad y gran capacidad) a precios contenidos.

Qué es un SSD

Las unidades de estado sólido o SSD (Solid State Drive) utilizan memorias NAND Flash para almacenar los datos, en vez de discos giratorios magnéticos como los que encontramos en los discos duros tradicionales o HDD.

Gracias a eso, son mucho más rápidos, tienen menor latencia, son menos sensibles a los golpes, consumen menos energía y son completamente silenciosos. Sus inconvenientes son que tienen un precio por Gb mayor que los HDD y que su capacidad de almacenamiento máxima es inferior.

Por cierto, aunque muchas veces los llamamos discos SSD, en realidad son unidades.

SSD son las siglas de Solid State Drive, y Drive en inglés es unidad. La confusión viene de la costumbre de llamar a los discos duros a los HDD tradicionales. Las siglas HDD significan Hard Disk Drive y se traduce como unidad de disco duro o unidad de disco rígido. Como vemos drive siempre es unidad, mientras que disco viene de disk…

Además, las unidades SSD no funcionan mediante discos como sí lo hacían los antiguos HDD que tenían discos o platos giratorios. Intentaré usar siempre el término correcto unidad SSD, aunque es posible que se me escape alguna vez el término incorrecto de disco SSD.

Consejos a la hora de comprar una unidad SSD

Aunque no es excesivamente difícil elegir la unidad SSD correcta, sí que hay que tener claros unos conceptos claves:

  • Tamaño y conexión: las unidades SSD más habituales están disponibles en el tamaño de 2,5” y el tamaño M.2. Las unidades M.2 son mucho más pequeñas y no necesitan cables ya que se conectan directamente a la placa base.
  • Tecnología: existen unidades SSD M.2 con diferentes protocolos de conexión que usan diferentes tecnologías con unos rendimientos muy diferentes. Por ejemplo, los M.2 SATA son mucho más lentos que los M.2 NVMe, aunque ambos sean iguales físicamente y se conecten al mismo puerto de la placa base.
  • Tipo de memoria NAND Flash: hace referencia a cuántos bits podemos guardar en cada celda. Cuantos más bits más capacidad tenemos, más barata es la fabricación, pero menor es la velocidad y la durabilidad. La mejor y más cara es la memoria SLC (Single-Level Cell), de hecho, no hay productos para consumidores con esa memoria (algunas unidades tienen búfers con memoria SLC para acelerar la escritura). Luego tenemos MLC (Multi-Level Cell), TLC (Triple-Level Cell) y QLC (Quad-Level Cell). Siendo MLC la mejor y QLC la peor.
  • Capacidad de almacenamiento: las unidades SSD tienen menos capacidad de almacenamiento que los discos HDD. Por eso es importante saber para qué vas a usar el SSD y cuánto espacio necesitas. Los tamaños más habituales actualmente son:
    • 240 GB: suficiente para el sistema operativo y algunos programas. No te molestes en comprar un SSD de menor tamaño, se te llenará enseguida.
    • 500 GB: suficiente para el sistema operativo, programas y algunos juegos
    • 1 TB: suficiente para casi todos los usuarios (incluso los que tienen muchos juegos instalados. Aun así, hay que tener en cuenta que si queremos guardar muchos datos (vídeos, películas, fotografías, etc.) lo mejor es tener un HDD secundario para almacenar datos. Un HDD de 10 TB cuesta lo mismo o un poco menos que un SSD de 2 TB.

Disipación de calor

Las unidades SSD cada vez son más rápidas y tienen una densidad de almacenamiento mayor. Por eso, si las estamos utilizando a tope es posible que se recalienten y su rendimiento disminuya. Pasa sobre todo en las unidades M.2 NVMe que son las más compactas y rápidas.

Para evitar eso podemos instalar disipadores de calor y si la caja está bien ventilada evitarán que el rendimiento del SSD disminuya. Eso sí, debemos tener cuidado para que el disipador del puerto M.2 no toque con el slot PCIe de la gráfica. Puede ocurrir en algunas placas base, sobre todo en las Mini-ITX. Te dejo unos modelos para que les eches un ojo: Jonsbo 2,5 €, Snowman 6 €, Glotrends 6 €, ELUTENG 14 €, One enjoy 15 €, Sabrent 25 €.

Relación calidad-precio

PNY XLR8 CS3030

✓ Formato: M.2
✓ Interfaz: NVMe PCIe 3.0 x4
✓ Capacidad: 250 GB, 500 GB, 1 TB, 2 TB
✓ Memoria: TLC
✓ Durabilidad: 5 años o 1665 TBW en el modelo de 1 TB
✓ Lectura secuencial: 3.500 Mbps
✓ Escritura secuencial: 3.000 Mbps

Me gusta

  • Rendimiento competitivo
  • Buena relación calidad-precio
  • Excelente durabilidad

No me gusta

  • Nada

La serie XLR8 CS3030 de PNY ha ganado mucha popularidad gracias a su elevado rendimiento a un precio muy ajustado. Por solo unos pocos euros más que un SDD de nivel básico conseguiremos una unidad SSD Phison PS5012-E12 con DRAM y memoria Toshiba 64L BiCS FLASH.

Tenemos cuatro capacidades que van desde los 250 GB hasta los 2 TB. La lectura secuencial es la misma en toda la serie, 3.500 MB/s. Las velocidades de escritura secuencial varían según la capacidad. Las de 2 TB y 1 TB comparten una clasificación de 3.000 MB/s, pero eso baja a 2.000 MB/s para el modelo de 500 GB y a 1.050 MB/s para el de 250 GB.

Además, todos los modelos vienen con una garantía limitada de 5 años y las cifras de durabilidad empiezan en 380 TBW para el modelo de 250 GB; y crecen muy rápidamente hasta los 3.115 TBW para el modelo de 2TB.

La durabilidad de las unidades SSD se suele expresas como TBW (terabytes escritos)

Fiabilidad diferentes modelos PNY XLR8 CS3030

ModeloDurabilidad
250 GB380 TBW
500 GB800 TBW
1 TB1.665 TBW
2 TB3.115 TBW

Las unidades de 500, 1TB y 2TB tienen una fiabilidad muy por encima de la media.

Aunque estas unidades PNY XLR8 CS3030 SSD NVMe no son las más rápidas del mercado, ese honor es para las Samsung 970 EVO Plus, sí que son probablemente las unidades con mejor relación calidad-precio, ya que ofrecen un rendimiento excelente y una impresionante durabilidad a un precio realmente competitivo.

La apuesta segura

Samsung 970 Evo Plus

✓ Formato: M.2
✓ Interfaz: NVMe PCIe 3.0 x4
✓ Capacidad: 250 GB, 500 GB, 1 TB
✓ Memoria: MLC V-NAND
✓ Durabilidad: unidad de 1TB con confiabilidad de hasta 600 TBW
✓ Lectura secuencial: 3.500 Mbps
✓ Escritura secuencial: 3.300 Mbps

Me gusta

  • Rendimiento impresionante
  • Fiabilidad

No me gusta

  • Precio

En este momento el 970 EVO Plus es la unidad SSD más reciente de Samsung y ofrece una mejora en el rendimiento de escritura con respecto al 970 EVO. Lo bueno es que el precio es prácticamente idéntico. Si puedes encontrar un 970 EVO por menos, cómpralo, apenas más a notar diferencias en el uso diario.

Ambas unidades utilizan el mismo controlador Samsung Phoenix, que les otorga un rendimiento impresionante de 3.500 Mbps de lectura secuencial y 3.300 Mbps de escritura.

Además, utilizan memoria NAND Flash MLC por lo que tienen una durabilidad excelente. Su único punto negativo es el precio, pero es sin duda una de las mejores unidades SSD que puedes comprar.

Buena alternativa de WD

WD Blue SN550

✓ Formato: M.2
✓ Interfaz: NVMe PCIe 3.1 x4
✓ Capacidad: 250 GB, 500 GB, 1 TB
✓ Memoria: TLC (SanDisk 96L TLC)
✓ Durabilidad: 5 años de garantía o hasta 600 TBW
✓ Lectura secuencial: 2.400 Mbps
✓ Escritura secuencial: 1.750 Mbps

Me gusta

  • Rendimiento competitivo
  • Buena relación calidad-precio
  • 5 años de garantía

No me gusta

  • Caché SLC algo pequeña

La unidad SSD WD Blue SN550 se caracteriza mantener un rendimiento muy alto a pesar de ser tener un bajo coste. Además, es eficiente energéticamente, se calienta muy poco y tiene un diseño muy delgado porque tiene todos los chips de memoria en un solo lateral.

Su caché de escritura SLC es algo justa y la agotaremos al hacer transferencias grandes de ficheros. Aun así, su rendimiento se mantiene bastante bien con escrituras pesadas; no nos desesperaremos como con el SSD Crucial P1 1TB CT1000P1SSD8 que su tasa de escritura baja a niveles de HDD cuando copiamos muchos gigas de golpe.

Por si fuese poco, cuenta con 5 años de garantía o hasta un límite de 600 TBW. Hay pocas opciones tan completas como el WD Blue SN550 a este precio.

Económico

Crucial BX500

✓ Formato: 2,5 pulgadas
✓ Interfaz: SATA 3.0
✓ Capacidad: 120 GB, 240 GB, 480 GB, 1 TB y 2 TB
✓ Lectura secuencial: 540 Mbps
✓ Escritura secuencial: 500 Mbps

Me gusta

  • Precio económico
  • Buena relación calidad-precio

No me gusta

  • Al ser SATA no alcanza las velocidades de las unidades NVMe

Los Crucial BX500 son unos modelos de unidades de 2,5 pulgadas SATA muy económicos. Al ser SATA tendremos una velocidad máxima más limitada que los modelos NVMe que acabamos de ver. Aun así, tienen unas velocidades de lectura y escritura de hasta 540 MB/s y 500 MB/s respectivamente. Más que suficiente para la gran mayoría de usuarios ya que es unas diez veces más rápida que la velocidad un disco duro convencional.

Además, cuentan con un búfer de 16 MB y aceleración de escritura con memoria SLC.

Y lo mejor es que las unidades pequeñas tienen precios imbatibles. Por ejemplo, la unidad de 240 GB cuesta tan solo 31 euros. Y la de 480 GB cuesta apenas 50 euros. Ya no hay excusa para no tener una unidad SSD en el ordenador.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Ver más
Las mejores unidades SSD: NVMe, SATA, M2, 2.5 pulgadas...
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.