Apple M2 vs. AMD vs. Intel

Rubén Castro, 14 julio 2022

El Apple M2 es un procesador muy interesante que ofrece algo diferente en comparación con los procesadores habituales para PC de AMD e Intel. No cabe duda de que tiene un gran rendimiento en varias áreas, pero no siempre tiene la ventaja que cabría esperar, especialmente si lees el hype que tiene en Internet.

La CPU Apple M2 está compuesta por 4 núcleos de rendimiento y 4 de eficiencia. El rendimiento multihilo del M2 es parecido al del Ryzen 7 6800U de AMD, mientras que el rendimiento de un hilo es parecido al AMD 6800U o al Core i7-1260P de Intel.

El M2 tiene un buen rendimiento multihilo y monohilo, pero no ofrece el mejor rendimiento en ninguna de las dos categorías. Esto es algo sorprendente dada la ventaja de Apple en cuanto a nodos, ya que este chip está construido en TSMC de 5nm, una generación por delante de lo que utilizan actualmente AMD e Intel. Algo que podría darle ese rendimiento extra para situarlo como primero, pero no es así.

Sin embargo, otras áreas integradas en el chip son mucho mejores. El rendimiento de la GPU es impresionante, superando a los gráficos RDNA2 integrados del Ryzen 7 6800U y ofreciendo capacidades más acordes con una GPU dedicada de bajo consumo, especialmente para tareas de productividad. Hay que tener en cuenta que para lograr este rendimiento, Apple está utilizando bastantes transistores -20.000 millones para el M2, frente a los 13.100 millones del 6800U-, así que suponemos que el resultado es bastante lógico.

Aunque no creemos que el M2 sea una gran plataforma de juegos debido a la falta de compatibilidad, este SoC en su variante de 10 núcleos es muy impresionante en cargas de trabajo como Blender o Agisoft Metashape que están aceleradas por la GPU.

Sin duda, la mejor área de rendimiento se produce cuando todos los aceleradores de Apple pueden utilizarse en tándem, y ese suele ser el caso de la edición de vídeo, donde el M2 da lo mejor de sí. Para los creadores de vídeo creemos que es difícil de superar, gracias a características como la aceleración por hardware de ProRes, una GPU rápida y un consumo de energía relativamente bajo que permite un uso casi silencioso mientras se edita. macOS también tiene un buen ecosistema de aplicaciones de edición de vídeo, así que este es definitivamente el caso de uso más fuerte que podemos pensar para los portátiles con M2.

La unión de todo esto es excelente para la eficiencia. El rendimiento de un solo hilo por vatio es asombrosamente bueno y destruye a la competencia, mientras que la eficiencia de la CPU multihilo está en torno a la marca de las piezas Zen 3 de AMD, y la eficiencia de la GPU es fuerte.

Con este tipo de resultados, el MacBook Pro 13 se siente cómodo al no reducir el rendimiento con la batería, mientras que la mayoría de los sistemas Intel y AMD reducirán la potencia disponible para conservar la autonomía. Esto hace que el rendimiento sea excelente lejos del cargador y que la duración de la batería sea excelente. Las CPUs x86 tienen un buen camino que recorrer para igualar estas capacidades.

Sin embargo, hay otros aspectos en los que el rendimiento no es tan destacado. El primero es el precio. Para acceder a este nivel de rendimiento y eficiencia, tendrás que desembolsar mucho dinero, aproximadamente un 30% más caro que un portátil Windows de características similares (RAM, SSD, etc.).

El otro inconveniente potencial es macOS y el ecosistema general de Apple. Puede que pienses de forma diferente, por supuesto. Pero el sistema operativo de Apple no tiene tantos programas ni juegos como Windows. Si hubiera una forma efectiva de ejecutar Windows en el hardware del MacBook sin destruir sus capacidades, sería, sin lugar a dudas, un obstáculo menos para la transición de muchos.

Lo que tenemos curiosidad por ver en el futuro es cómo responderán los gigantes de los chips x86. Esperamos ver nuevos procesadores de ambas compañías en unos seis meses, o alrededor de principios de 2023 - y al menos para AMD eso supondrá un paso significativo hacia el uso del nodo de 5nm de TSMC, el mismo que Apple está utilizando actualmente. Habrá que seguir de cerca cómo se comportan los M2 de Apple en comparación con los chips de nueva generación sin la ventaja del nodo.