Los benchmarks muestran el impresionante rendimiento de la memoria RAM DDR5-4800

Rubén Castro, 26 marzo 2021

No tendremos que esperar mucho más para que la DDR5 llegue a los productos de consumo, y parece que las ventajas sobre la DDR4 merecerán la pena. Los nuevos módulos de memoria contarán con mayor capacidad, mayor ancho de banda y menor consumo de energía, por no mencionar los dos canales de datos por DIMM y la corrección de errores integrada.


El año pasado, el JEDEC publicó la especificación DDR5, lo que generó un gran entusiasmo entre los jugadores y fanáticos de los PC. Al menos sobre el papel, la nueva tecnología de memoria ofrecerá cuatro veces más capacidad y el doble de ancho de banda efectivo, además de aprovechar una arquitectura de mayor eficiencia energética en comparación con la SDRAM DDR4.

Los líderes del sector, como Micron y SK Hynix, empezaron a ofrecer muestras de DDR5 a sus socios en el ámbito empresarial a principios del año pasado, y otros, como TeamGroup, se apresuran a validar sus módulos con los fabricantes de placas base. Dicho esto, no hemos visto a ninguna de estas empresas mostrar cómo sería el rendimiento en la práctica.

A día de hoy, el fabricante chino Shenzhen Longsys Electronics ha revelado las primeras pruebas de rendimiento de la memoria DDR5-4800 utilizando una de las muestras de ingeniería Alder Lake-S de Intel. La empresa está trabajando actualmente en dos módulos DDR5, un diseño de 16 GB de rango único y otro de 32 GB, ambos funcionando a 1,1 V con una latencia CAS de 40.

Se ha comparado la memoria DDR5-4800 con unos módulos de DDR4-3200, utilizando una combinación de AIDA64 y Ludashi, este último un popular software de evaluación comparativa chino. En las pruebas de lectura, escritura y copia de AIDA64, el módulo de memoria DDR5 obtuvo una puntuación del 39%, 36% y 12% más alta, respectivamente. Sin embargo, también mostró casi el doble de latencia frente a los módulos DDR4.

En el benchmark Ludashi Master Lu, el módulo DDR5 obtuvo una puntuación de algo más de 190.000 puntos, mientras que el módulo DDR4 obtuvo menos de 92.000 puntos. Se trata de un resultado impresionante, y con el tiempo la memoria DDR5-6400 llegará a superarlo con cifras aún mejores.

Según las hojas de ruta, lo más pronto que podríamos probar ese tipo de rendimiento DDR5 en un producto de consumo será cuando Intel lance los procesadores Alder Lake-S. La compañía dice que eso podría ser tan pronto como la segunda mitad de este año, pero ese plazo podría muy bien deslizarse hasta 2022, ya que la compañía se está preparando para retomar su posición de “líder indiscutible en tecnología de procesos.”

Hay que recordar que los actuales procesadores Rocket Lake de 11ª generación de Intel y los Ryzen 5000 de AMD funcionan solo con DDR4, de hecho, las placas LGA 1200 y AMD4 no son compatibles con la memoria DDR5, y están limitadas a la ya madura tecnología DDR4.