Google Chrome eliminará las cookies de terceros en dos años

Rubén Castro, 15 enero 2020

Google Chrome sigue apostando fuerte por su Privacy Sandbox y ha anunciado que en los próximos dos años creará una funcionalidad que sustituirá a las cookies de terceros. Las cookies de terceros son algo muy frecuente y constituyen la columna vertebral de la publicidad en los navegadores.

La Privacy Sandbox es una API presentada en agosto del año pasado que nació con el objetivo de preservar la privacidad de los usuarios.

La solución de Chrome pasará por almacenar la información de cada usuario dentro de su Privacy Sandbox, en vez de a través de cookies, permitiendo que empresas externas puedan utilizarla mediante una llamada a la API para servir publicidad y servicios personalizados sin llegar a recibir información a nivel de usuario. Esta idea será desarrollada en paralelo con el Ads Data Hub (ADH).

Y es que, desde que Google cerró el acceso a los ID de DoubleClick, la única manera de analizar la información a nivel de usuario en las campañas de publicidad es a través de la propia nube de ADH de Google, con gran atención en la privacidad y de desde la cual los datos no pueden ser exportados.

“Confiamos en que … mecanismos como el Privacy Sandbox pueden mantener una web saludable de manera que las cookies de terceros se vuelvan obsoletas”, dijo Justin Schuh, director de ingeniería de Chrome.

Cómo afectará al resto de empresas

La pérdida de cookies de terceros pone en peligro gran parte de los servicios publicitarios de terceros que van desde la simple medición hasta el retargeting. Esto es muy importante ya que Google Chrome tiene una cuota de mercado que ronda el 75% en muchos países.

De hecho, el año pasado Google anunció que la eliminación de las cookies de terceros podría reducir los ingresos por anuncios hasta en un 52%, por lo que ya reina el alarmismo en algunos subreddits y comunidades de editores webs.

También hay que aclarar que, la mayoría de los ingresos de Google no corren peligro, porque tanto el buscador como YouTube muestran publicidad en función de la intención de búsqueda y de cookies de “primera mano”.

Como hemos visto, estos cambios afectarán a la gran mayoría de agentes de publicidad online que basan su funcionalidad en el comportamiento de navegación de los usuarios, utilizando las cookies. Estos anunciantes tendrán que migrar sus servicios y utilizar la futura API del Sandbox de Privacidad.

Según la planificación, los desarrolladores de Google Chrome primero se centrarán en desarrollar la funcionalidad capaz de medir las conversiones; y posteriormente el objetivo será conseguir servir publicidad basada en los intereses del usuario mediante la API.

Se estima, que la primera fase debería estar lista a finales de este año y será entonces cuando empiecen las primeras pruebas sobre la Privacy Sandbox de las conversiones de clics sin utilizar cookies de terceros. Las conversiones se rastrearán dentro del propio navegador. Cuando un anunciante necesite realizar el seguimiento de una conversión, llamará a la API que enviará el resultado de la conversión desde el navegador, por lo que la información de los usuarios individuales no será devuelta.


Desde luego, es un cambio importante que afectará a gran parte de las editoriales web, pero que, sin embargo, con Firefox y Safari ya haciéndolo, no nos debería sorprender a nadie que Chrome también vaya a seguir sus pasos.

Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.