Probamos el nuevo Razer DeathAdder V3 Pro un ratón inalámbrico muy ligero para agarre de palma

Rubén Castro, 11 agosto 2022

Razer DeathAdder V3 Pro

✓ Dimensiones: 128 mm de longitud, 68 mm de anchura y 44 mm de altura
✓ Tamaño mano: ideal para manos medias-grandes con agarre de palma y dedos
✓ Agarre: palma principalmente, aunque también puede usarse con agarre mixto de palma y dedos
✓ Diseño: diestro
✓ Peso: 63 gramos
✓ Sensor: Focus Pro hasta 30k CPI, 750 IPS y 70 G
✓ LOD: distancia de despegue (Lift-off distance) configurable
✓ Tasa de refresco: polling rate configurable de hasta 1000 Hz (alcanza los 4.000 Hz con un adaptador especial)
✓ Botones: 5 botones configurables
✓ Switches: Razer Optical Mouse de 3ª generación para los botones de clic derecho e izquierdo
✓ Conexión: inalámbrica HyperSpeed y cable Razer Speedflex 1,8 de metros

Me gusta

  • Muy ligero
  • Inalámbrico
  • Excelente sensor
  • Switches ópticos con 90M de vida útil

No me gusta

  • Precio no apto para todos los bolsillos

Diseño

Razer ha puesto toda la carne en el asador y ha renovado por completo la gama DeathAdder. El nuevo Razer DeathAdder V3 Pro supone la mayor revolución de uno de los ratones más exitosos y populares de la historia… La gama DeathAdder ha vendido más de 15 millones de unidades en todo el mundo y mantenía la misma forma, con minúsculos cambios, desde el 2006.

Lo primero que puedes notar al sacarlo de la caja es que se trata de un ratón inalámbrico muy ligero. Según Razer, pesa tan solo 63 gramos, lo que significa que es un 28.5% más ligero que su predecesor, el DeathAdder V2 Pro que pesaba 88 gramos.

En mi báscula marca 64 gramos

Para reducir el peso, Razer ha hecho cambios importantes en el diseño:

  • Uno de los cambios más destacados es que ahora el DeathAdder V3 Pro cuenta con un diseño con botones separados, en contraste del diseño unibody (incluía los botones en la carcasa) de los DeathAdder anteriores. De esta manera Razer ha conseguido ahorrar peso y mejorar la tactilidad de los clics.
  • También se ha eliminado los agarres o grips de goma de los laterales.
  • Se ha combinado los botones de encendido y el de control de los CPI en uno solo
  • Se ha eliminado la iluminación Chroma RGB
El DeathAdder V3 Pro tiene la misma silueta de siempre

Además de eso, el V3 Pro cuenta con una formas más suaves y refinadas. Se trata de un ratón de tamaño medio-grande con unas dimensiones de 128 mm de longitud, 68 mm de anchura y 44 mm de altura. Por supuesto, sigue teniendo un diseño con forma ergonómica para la mano derecha.

Se trata de un ratón para la mano derecha

Entre los cambios de forma podemos destacar que se han suavizado muchas curvas y se han optimizado otras para mejorar los puntos de apoyo para las curvas naturales de la mano. También se ha subido la posición de la rueda de scroll unos milímetros para que quede en una posición más natural.

Los ratones de la gama DeathAdder llevan siendo queridos muchos años por los jugadores que utilizan agarre de palma. Y, aunque eso no cambia con el nuevo rediseño, ahora también los jugadores con agarre de dedos podrán disfrutar de él.

Algunas curvas laterales se han suavizado

Toda la carcasa tiene un acabado mate bastante agradable al tacto y que cuenta con un agarre muy bueno. Además de eso, no se mancha con la grasilla de los dedos.

Por cierto, el ratón está disponible en color blanco y en color negro.

La rigidez de la carcasa también es muy buena para ser un ratón tan ligero y no se nota que ceda haciendo fuerza. Tampoco suena nada, ni en el interior ni en los botones, al mover el ratón rápidamente. La calidad de construcción es muy buena.

Botones

El DeathAdder V3 Pro utiliza los switches ópticos Razer de tercera generación en sus dos botones principales. Los switches ópticos tienen la ventaja de ser más rápidos y de no tener dobles clics (problema muy habitual en el G Pro, por ejemplo).

Además, estos switches tienen una vida útil de 90 millones de pulsaciones. Una pasada. Hasta ahora los switches con más vida útil en ratones tenían 50M-70M y muchos modelos siguen usando switches de 20M. Esto quiere decir que el V3 Pro nos durará más de 4 veces más que otros ratones… Sí, 4 veces más que el Logitech G Pro X Superlight que monta Omron de 20M…

Los botones tienen un tacto mejorado también. Son firmes y secos. Creo que son un poco más pesados que los antiguos y hay que hacer un poco más de fuerza, pero el comportamiento seco me gusta. También ha cambiado un poco el sonido, antes sonaban un poco más clic, ahora suena un poco más clac.

Como hemos visto, la rueda del scroll ahora está unos milímetros más arriba. De esta manera queda en una posición más natural y es más cómoda de utilizarla. En cuanto al funcionamiento, tiene un giro muy bueno. Los pasos son marcados y el comportamiento se nota muy preciso. Además, hace muy poco ruido. El clic del scroll también es muy bueno. Cómodo, seco y la rueda no gira ni lo más mínimo.

Los botones laterales también han cambiado ligeramente de posición, ahora están un poco más elevados. La posición es cómoda y tienen un tacto muy bueno para tratarse de botones laterales. Tienen buena respuesta táctil y no se hunden demasiado.

En la parte inferior del ratón tenemos un botón que sirve para encender y apagar el ratón si lo mantenemos pulsado mucho tiempo; y para cambiar los CPI si lo pulsamos brevemente. Además, para identificar el perfil de CPI que seleccionamos tenemos un led de colores en la parte de arriba, justo delante de la rueda del scroll.

Sensor y software

El DeathAdder V3 Pro utiliza el sensor más avanzado de Razer, el Focus Pro que estrenó hace unos meses el Viper V2 Pro. Este sensor cuenta con las mejores especificaciones del mercado:

  • Sensibilidad: hasta 30.000 CPI
  • Velocidad máx.: hasta 750 pulgadas por segundo (IPS)
  • Aceleración máx.: hasta 70 G
Para que nos hagamos una idea, el Focus+, el anterior gama alta de Razer tenía 20K CPI, 650 IPS y 50 G. El Hero 25K del Superlight tiene 25K CPI y 400 IPS.

Además de eso, también es, probablemente, el sensor más preciso del mercado en estos momentos (99,80% vs. 99,40% de la competencia).

Por si fuese poco, aun siendo un sensor óptico (no láser), es compatible con más superficies y puede funcionar en superficies de cristal de más de 2 mm de grosor.

También tiene las funciones de inteligencia artificial Smart Tracking, Motion Sync y Asymmetric Cutoff. Se trata de funciones que mejoran la precisión y la consistencia de los movimientos en diferentes situaciones y superficies.

Una de ellas es el ajuste de la distancia de despegue y aterrizaje. El V3 Pro cuenta con una función mejorada de corte asimétrico que proporciona una mayor precisión. Consiste en mantener la distancia de despegue consistente independientemente de la superficie (incluso sobre cristal transparente), lo que permite un mayor control y precisión. Además, tenemos 26 niveles granulares de ajuste de altura, en comparación con los 3 de la versión anterior.

Por supuesto, la precisión del sensor es excelente. Es imposible hacer que se vuelva loco haciendo flicks rápidos, la repuesta es consistente y el comportamiento no puede ser mejor. De todas formas, todos los sensores de gama alta ya son muy buenos y es prácticamente imposible diferenciarlos.

Mediante el software Synapse de Razer podemos configurar todos los parámetros como la distancia de despegue (puede ser diferente para el despegue y el aterrizaje), los CPI entre 100 y 30.000 en pasos de 50, la tasa de sondeo entre 125, 500 y 1000 Hz, el ahorro de batería, etc. El ratón cuenta con memoria integrada para CPI, LoD y más, por lo que podremos enchufar el ratón en cualquier ordenador y usarlo sin tener que instalar Synapse y configurarlo.

Conexión inalámbrica/cable y autonomía

El ratón puede funcionar de forma inalámbrica o con cable. El cable tiene una longitud de 1,8 metros y es muy bueno. Ligero, flexible y con poco rozamiento. Además, el cable se conecta al ratón mediante un puerto USB-C estándar por lo que podemos sustituir el cable por otro. Por supuesto, mientras tenemos el ratón conectado por cable, también se carga.

El ratón cuenta con la tecnología inalámbrica Razer™ HyperSpeed que no tiene nada de retardo, es un 25% más rápido que otros sistemas inalámbricos de la competencia. También cuenta con soporte multidispositivo por lo que con el adaptador de Razer podemos conectar varios dispositivos inalámbricos (ratones, teclados, auriculares, etc.). Así no ocupamos tantos puertos USB en el PC y podemos usar el otro adaptador en otro PC.

El rendimiento es excelente. El ratón se nota igual de rápido y preciso como cualquier modelo con cable. Si por algún motivo queremos tener el receptor más cerca del ratón, podemos usar el adaptador que viene en la caja siguiendo el esquema que podemos ver abajo.

El ratón también cuenta con la tecnología Razer HyperPolling que le permite alcanzar los 4.000 Hz de tasa de sondeo mediante la conexión inalámbrica, 4 veces más rápida que los ratones inalámbricos normales que van a 1.000 Hz, aunque para ello tendremos que comprar el adaptador Razer HyperPolling Wireless Dongle que cuesta unos 35 euros en la web de Razer. Con el adaptador normal el ratón funciona hasta 1.000 Hz.

Por último, aun siendo un ratón ligero, la autonomía es de 90 horas de movimiento. Yo lo uso muchas horas a diario y me gasta un poco menos del 10%. Me dura unos 10 días hasta que me avisa de que le queda menos del 20% de batería y lo tengo que cargar.

A 4.000 Hz Razer dice que la batería aguanta 24 horas.

Pies (skates)

El diseño de los skates ha cambiado bastante, en forma. Siguen siendo skates de teflón con bordes redondeados, pero ahora son más pequeños y con formas curvas en los laterales.

El deslizamiento es muy bueno, aun teniendo menos superficie. Son lo suficientemente buenos como para no tener que pensar en comprar unos skates de terceros hasta que se gasten.

Opinión

El DeathAdder V3 Pro ha sufrido el cambio general más importante, pero no deja de ser un DeathAdder. Esto significa que es un ratón perfecto para los que disfrutan de un ratón elevado que les llene la palma de la mano, por eso, es un ratón perfecto para agarre de palma.

Además de eso, mucho de los cambios del V3 Pro van encaminados a conseguir un ratón más competitivo en los eSports y el ámbito profesional. Se puede decir que el DeathAdder V3 Pro es un DeathAdder optimizado para el ámbito competitivo.

Se trata de uno de los ratones inalámbricos más ligeros del mercado, tiene probablemente el mejor sensor del mercado y los switches más rápidos y duraderos. Poco más se puede pedir en cuanto a rendimiento… Ahh sí, también es compatible con la tasa de sondeo inalámbrica a 4.000 Hz, aunque para eso tendrás que comprar el adaptador especial del que hemos hablado.

Y ese es realmente el único punto negativo del DeathAdder V3 Pro, es un ratón caro. Su PVP es de 159 euros. ¿Merece la pena? Pues depende. Llevo probando ratones gaming mucho tiempo y no es necesario gastarse ese dinero para tener un ratón competitivo, pero sí quieres todo lo mejor, el precio está justificado (vale prácticamente lo mismo que el Logitech G Pro X Superlight o el Razer Viper V2 Pro).

El Viper V2 Pro está especialmente indicado para la gente con agarre de garra y de dedos. El DeathAdder V3 Pro para jugadores con agarre de palma y de palma-dedos.
WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Razer DeathAdder V3 Pro
Ver precio