Análisis de los auriculares TWS Gravastar Sirius Pro

Jesús Sánchez, 29 abril 2022

No te pierdas las ofertas de los Días Naranjas de PcComponentes!!! Muy buenas ofertas en informática, móviles, electrodomésticos y mucho más...

Ver ofertas

GravaStar Sirius Pro

✓ Tipo: in-ear
✓ Peso: cada auricular pesa 5 gramos, en total 102 gramos con la caja
✓ Potencia: driver dinámico de 7,2 mm y driver de armadura balanceada
✓ Autonomía: 4 horas
✓ Tiempo de carga batería: 1,5 horas los auriculares, 2 horas la caja con USB-C
✓ Carga inalámbrica: no
✓ Resistencia al agua: IPX5
✓ ANC: no
✓ Conectividad: Bluetooth 5.2, micrófono para manos libres, conexión USB-C (solo carga)
✓ Tecnologías: HFP, A2DP, AVRCP
✓ Códecs: SBC, AAC
✓ Colores: verde neon, gris espacial, amarillo desgastado, gris desgastado (los modelos desgastados cuestan 20 dólares más)

Me gusta

  • Diseño original y futurista
  • Calidad de construcción
  • Excelente calidad de sonido
  • Modo gaming de baja latencia
  • La caja sirve para abrir botellines de cerveza

No me gusta

  • La autonomía es algo justa
  • Los auriculares se resbalan un poco al sacarlos de la caja
  • Tienen un precio relativamente alto

Diseño y comodidad

Normalmente no suelo prestar demasiada atención al embalaje, sin embargo, en este caso, creo que merece la pena mencionarlo. Los auriculares Gravastar Sirius Pro vienen empaquetados en una caja de plástico maravillosamente detallada. Parece el tipo de objeto que podrías encontrar en algún videojuego del futuro como Cyberpunk 2077 o Halo.

Además, cada caja va a juego con el acabado de los auriculares. Los míos son Space Gray, pero hay 4 acabados entre los que elegir. Las versiones War-Torn cuestan 20 dólares más que los otros modelos, y la carcasa tiene un efecto de aerógrafo desgastado

Al sacar el estuche de carga de la caja, sorprende inmediatamente la calidad de construcción. El estuche pesa mucho y está hecha totalmente de metal, de una aleación de zinc. La verdad es que la sensación en la mano es única. El tacto frío, la robustez del metal… Nunca había probado unos auriculares así, todos suelen usar cajas de plástico.

Gravastar se fundó en 2018 y la misión del equipo se autodescribe como “crear arte de ingeniería de audio”.

La tapa de la caja no es completa, por lo que podemos ver los auriculares con la tapa cerrada. Para abrirla debemos presionar un botón, también metálico, que está situado en el lateral.

Como no podía ser de otra manera, todo se siente robusto. La tapa, el mecanismo de apertura, el muelle que mantiene la tapa abierta, etc

Otro punto original es que el centro de la carcasa tiene un corte triangular que atraviesa por completo la parte inferior. Ahí se sitúa un gran led que podemos cambiar de color con el botón situado en la base. El triángulo guarda otra sorpresa, sirve como abridor de botellas. Puedo confirmar que abre las botellas con relativa facilidad, aunque al principio es un poco difícil saber dónde agarrarlo. GravaStar dice que la apertura de las botellas no dañará ni rayará la carcasa.

Los auriculares, al sacarlos de la caja, son más normales al tacto. Están hechos completamente de plástico. Cada uno de los auriculares lleva el logotipo de GravaStar, que es una silueta del altavoz Bluetooth de la marca del que ya he hecho una review.

Personalmente, me resulta un poco complicado sacar los auriculares de la caja. Se resbalan un poco y no es lo más cómodo del mundo.

Son ligeros y cómodos y se adaptan bien a las orejas

Los auriculares son bastante pequeños y ligeros. Y la forma es muy cómoda una vez nos los ponemos en los oídos. Por supuesto, se trata de unos auriculares in-ear y tenemos 4 pares de almohadillas de diferente tamaño para conseguir un mejor ajuste.

Los auriculares tienen un perfil pequeño y no sobresalen mucho de la oreja. Además, también se sujetan bien y no he tenido la sensación de que se vayan a caer cuando he ido a correr con ellos. Algo importante, porque cuentan con la certificación IPX5 de resistencia al agua, lo que significa que pueden soportar el sudor y la lluvia ligera sin problemas.

En la caja también se incluye un cable de carga USB-C, el manual de instrucciones y un collar con un lazo de sujeción de goma

En la parte externa de los auriculares tenemos los controles táctiles que permiten:

  • Reproducir/pausar: tocar una ver cualquier auricular
  • Siguiente canción: tocar 2 veces el auricular derecho
  • Volver canción: tocar 2 veces el auricular izquierdo
  • Subir volumen: mantener pulsado el auricular derecho
  • Bajar volumen: mantener pulsado el auricular izquierdo
  • Cambiar entre el modo de juego y el de música: pulsar 3 veces el auricular derecho
  • Cambiar entre el modo película y música: pulsar 3 veces el auricular izquierdo
  • Asistente de voz: tocar 4 veces cualquier auricular

Como podemos ver, podemos controlar todo con los controles táctiles. Además, responden bastante bien. Son sensibles y suaves, aunque lleva tiempo acostumbrarse a ellos.

Conectividad

Los auriculares cuentan con Bluetooth 5.2 y tienen un alcance de 10 metros, como casi todos los auriculares Bluetooth. Por supuesto, puedes utilizar cada auricular de forma independiente. Además, la música se detendrá automáticamente cuando te quites uno, ya que cuentan con sensor de oído.

La estabilidad de la señal es muy buena. No he tenido ningún corte en uso normal. El alcance es medio. En mi caso, puedo llegar a la cocina, pero cuando entro allí empiezo a perder la señal, más o menos como la mayoría de auriculares TWS.

Los auriculares son compatibles con los códecs de audio SBC y AAC. Por tanto, no tenemos códecs demasiado avanzados ni en calidad de sonido ni en latencia. Sin embargo, los auriculares cuentan con un modo gaming, que se activa pulsando 3 veces el auricular derecho, que tiene una latencia de 65 ms. El resultado es que en modo gaming no se aprecia nada de retraso entre la imagen y el sonido.

Cómo resetear los auriculares Gravastar Sirius Pro

  • Comprueba que la caja tiene carga
  • Pon los auriculares en la caja
  • Borra la conexión del móvil
  • Presiona el botón de los auriculares durante 5 segundos
  • Ya podemos sincronizar los auriculares con el móvil

Sonido

Aunque los auriculares son relativamente pequeños, en su interior guardan alguna que otra sorpresa. La más importante es que cada auricular monta dos drivers:

  • Un driver de armadura balanceada Knwoles para las frecuencias más altas
  • Un driver dinámico de 7,2 mm para las frecuencias bajas

Sinceramente, me parece impresionante que hayan conseguido meter ambos drivers, con todo lo que ello implica, en unos auriculares tan compactos. Hasta ahora, todos los auriculares dual-drivers que había probado eran bastante voluminosos.

Los auriculares pueden funcionar en tres modos diferentes que tienen perfiles sonoros personalizados:

  • Modo música: el modo por defecto. Tiene un sonido natural, equilibrado y detallado.
  • Modo gaming: además de tener menos latencia, el sonido tiene una escena sonora más amplia, imitando a un sonido envolvente 5.1 (virtual).
  • Modo película: tiene una escena sonora más amplia que el modo música y las frecuencias graves están un poco acentuadas para dar más intensidad. No funciona bien con música, porque ensucia el sonido en melodías complejas.
Los auriculares no recuerdan en qué modo estabas la última vez que los usaste. Siempre empezarán con el modo de música por defecto.

Los auriculares tienen unos graves excelentes con mucho recorrido y buena pegada. Los graves son bastante profundos y tienen buen cuerpo y nivel de detalle.

Los medios son cálidos y vibrantes. Además, suenan naturales y definidos. Las voces se escuchan muy bien, reales y con fuerza.

Los agudos tienen bastante brillo, pero no llegan a sonar duros. Los platillos no son punzantes, aunque podrían tener un poco más de textura.

En general, los Sirius Pro tienen un sonido de calidad que gustará mucho a la mayoría de gente. No son unos auriculares Hi-Fi, porque están ecualizados un poco en forma de V, pero tampoco son estridentes y consiguen un sonido coloreado y relativamente equilibrado. También tienen un nivel de detalle muy bueno y aguantan melodías complejas sin ensuciar el sonido.

Manos libres

Los auriculares cuentan con micrófonos que sirven para controlar el asistente de voz y para hacer llamadas por manos libres.

La voz se escucha alta y clara, aunque un poco comprimida. Los ruidos de alrededor se reducen bien, gracias a los algoritmos ENC de cancelación de ruido. Sin embargo, el ruido del viento puede dificultar la claridad de la llamada. En general, la calidad del manos libres es media.

Por supuesto, también podemos utilizar los auriculares para realizar videollamadas en Microsoft Teams, Zoom, Discord, etc.

Autonomía

Este es quizás el punto débil de estos auriculares. No pueden ser pequeños, tener 2 drivers y una gran autonomía…

Gravastar estima que los auriculares pueden durar hasta cuatro horas con una carga. A mí me suelen durar unas 3,5 horas. Me parece muy poco a día de hoy, ya que la mayoría de auriculares están durando, como mínimo, unas 5 horas. Y no es solo que las 3,5 horas me parezcan poco, sino que hay que cargar muchas veces los auriculares y la vida útil de la batería va a verse muy perjudicada rápidamente.

Ya me ha pasado con otros auriculares que he usado mucho que al cabo de 1 o 2 años su autonomía se ha reducido a casi la mitad. Si eso le pasa a los Sirius Pro se pueden volver casi inservibles en un par de años…

El estuche de transporte tiene una batería interna de 400 mAh que es capaz de cargar los auriculares unas 3 veces, consiguiendo una autonomía total que ronda las 14-16 horas.

El estuche se carga mediante el puerto USB-C en unas 2 horas. Durante la carga el led de la caja estará en modo “respiración” (encendiéndose y apagándose). Cuando la carga sea completa el led permanecerá fijo.

Además, cuando el nivel de carga de la caja sea inferior al 30%, el led parpadeará 2 veces en vez de quedarse fijo para indicarnos que tenemos que cargarla. Es mejor que nada, pero prefiero cuando las cajas tienen 3 o 4 leds que indican con más precisión el nivel de carga restante. Incluso, creo que podrían usar diferentes colores para indicarlo…

Opinión

Los Gravastar Sirius Pro me encantan, pero no son perfectos. La calidad de construcción es excelente, el diseño impresiona y la calidad de sonido es muy buena. Además, tienen modo gaming de baja latencia, son cómodos y los controles táctiles funcionan muy bien.

Sin embargo, también tienen puntos a mejorar:

  • Desde mi punto de vista, lo que más me molesta es la autonomía tan baja de los auriculares. Que ahora aguanten 3,5 o 4 horas no es el fin del mundo, pero lo que me preocupa es cuál será la autonomía con 1 o 2 años de uso.
  • El otro punto a mejorar creo que sería el hecho de que resulta un poco complicado sacar los auriculares del estuche de carga.
  • Por último, la calidad del manos libres es media, cuando por el precio se podría esperar una mayor. Aun así, si no usas el manos libres demasiado no creo que importe demasiado.

En resumen, los Sirius Pro son unos auriculares TWS muy buenos, aunque no son precisamente baratos y la autonomía es algo justa. El modelo Gris Espacial cuesta 129 dólares. Por este precio hay auriculares más completos, pero tienen un diseño mucho más convencional. Está claro que son más que unos auriculares bonitos, pero también hay que tener en cuenta que estamos pagando por el diseño.

Si buscas diseño y calidad de sonido, los Sirius Pro son unos de los mejores auriculares que encontrarás.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
GravaStar Sirius Pro
Ver precio