Análisis del altavoz/robot Gravastar Mars Pro

Jesús Sánchez, 29 marzo 2022

No te pierdas las ofertas de los Días Naranjas de PcComponentes!!! Muy buenas ofertas en informática, móviles, electrodomésticos y mucho más...

Ver ofertas

Gravastar Mars Pro

✓ Dimensiones: 180 x 180 x 200 mm
✓ Peso: 1.291 gramos
✓ Potencia: 20 W RMS
✓ Batería: 8.000 mAh
✓ Autonomía: unas 15 horas (dependiendo de volumen)
✓ Tiempo de carga batería: unas 3,5 horas
✓ Resistencia al agua: no
✓ Rango de frecuencias: 20 Hz - 20 kHz
✓ Conectividad: Bluetooth 5.0, USB-C
✓ Tecnologías: A2DP V1.3, AVRCP V1.4, HFP V1.6, códecs SBC y AAC
✓ Función powerbank: no

Me gusta

  • Calidad de construcción
  • Diseño impresionante
  • Buena autonomía
  • Leds que parpadean al ritmo de la música

No me gusta

  • Los controles dan peor sensación de calidad que el resto del altavoz
  • La calidad de sonido es buena, pero hay altavoces en este rango de precio que suenan mejor

Diseño

El Gravastar Mars Pro es el altavoz insignia de la compañía. Se trata de un altavoz Bluetooth premium con un diseño muy cuidado. El altavoz está disponible en diferentes colores y con diferentes decoraciones, esto hace que el precio cambie un poco de unos modelos a otros.

Todos los altavoces se asemejan a robots, pero muestran un diseño diferente
En mi caso, el modelo es el Mars Pro White y tiene un precio de 229.95 dólares.

El altavoz viene bien protegido en la caja con un generoso escudo de poliestireno expandido. Eso sí, deja bolitas pequeñas cargadas con electricidad estática que se pegan al robot… y a todo lo que pillan. A mí me ha hecho gracia jugar con las pelotitas, como cuando era pequeño, aunque luego he tenido que pasar otro tipo de robot… El robot aspirador para recoger las bolitas del suelo.

La primera impresión del altavoz es chocante. Es completamente diferente a cualquier otro altavoz Bluetooth que he haya probado anteriormente.

El aspecto visual es impresionante

La calidad de construcción del Gravastar Mars es increíble. La carcasa exterior del robot… Digo del altavoz, está hecha principalmente de metal con algunos detalles de plástico. Se siente robusto y resistente, incluso las patas son muy sólidas.

Por las fotos de la web me preocupaba que se sintiese demasiado barato o fuese muy delicado, pero para nada. Las partes metálicas están hechas de una aleación de zinc sólida y gruesa, y su aspecto y tacto son estupendos.
El altavoz se nota muy robusto al ser metálico, eso sí, pesa bastante

El altavoz cuenta con 3 patas, cada una de las cuales tiene un punto de rotación en el que podemos encoger o estirar las patas. La parte externa de las patas también es metálica y son muy sólidas.

En la punta de las patas tenemos unos pequeños pies de goma para que el altavoz se asiente perfectamente en la superficie de la mesa o de la estantería y no se mueva con las vibraciones de los bajos.

También tiene un trozo de goma justo en el punto donde descansan las patas cuando están dobladas para no rozar con el propio robot. Un detalle de lo cuidado que está el diseño.

El altavoz viene con un cable USB-C de carga y un cable de audio USB-C a 3,5 mm

En la parte inferior del altavoz tenemos un conector USB-C por donde cargaremos el altavoz. Además, ese mismo puerto también sirve para conectar una entrada auxiliar de audio. El cable USB-C a minijack de 3,5 mm también viene incluido con el robot. Ya no sé cómo llamarlo si altavoz o robot…

Como accesorio opcional, también podemos comprar una base que carga automáticamente el altavoz. Por supuesto, la base también tiene un estilo robótico.

El robot tiene numerosos detalles en leds luminosos que podemos cambiar de color o que pueden encenderse al ritmo de la música.

Los leds quedan muy bien integrados en el diseño

Además, en la parte trasera tenemos 2 leds especiales. El del lado derecho (mirando desde delante hacia atrás) nos indica el estado del Bluetooth. El de la izquierda parpadeará cuando el nivel de batería es bajo. Por supuesto, estos dos leds también están perfectamente integrados en el diseño del robot.

En la parte de atrás tenemos varios botones. Los botones son de plástico y no transmiten tanta calidad como el resto del diseño. Aun así, funcionan bien y sirven para:

  • Botón de Power sirve para encender o apagar el altavoz, si lo mantenemos pulsado unos segundos, pero también sirve para pausar o reanudar la reproducción si hacemos un toque rápido.
  • El botón que controla la luz:
    • Una pulsación larga enciende o apaga la luz
    • Un toque corto cambia el color
    • Dos toques cambia entre los modos: luz fija, gradiente de colores y ritmo de la música
  • Botón Bluetooth:
    • Con un clic entraremos en el modo de emparejamiento, si ya estamos conectados nos desconectará del dispositivo actual
    • Presionar 3 segundos en dos altavoces para conectarlos por TWS
El altavoz tiene notificaciones de voz (en inglés) para algunas de sus funciones. Además, tiene una voz de robot… Eso sí, creo que la notificación de encendido y apagado podría tener un volumen un poco más bajo.
Detalle de los botones y el control táctil

Otro buen detalle es el control de volumen táctil de la parte superior. Además, unos leds nos indican el nivel de volumen establecido. El control es suave, con un acabado mate y se integra perfectamente en el diseño. Es muy sensible y permite pasar el dedo por encima para modificar el nivel de volumen.

Para borrar una conexión Bluetooth, debemos pulsar durante 5 segundos y a la vez los botones Bluetooth y el de Power.

Para resetear el altavoz debemos pulsar al mismo tiempo el botón de Bluetooth y el de la iluminación.

Conectividad

El altavoz cuenta con Bluetooth 5.0 para establecer la comunicación inalámbrica. La conexión es muy estable y el alcance es bastante bueno. No he tenido ningún corte en distancias razonables (a un par de habitaciones de distancia del móvil).

El altavoz es compatible con los códecs SBC y AAC, por lo que funciona perfectamente con todos los dispositivos Bluetooth que tengamos en casa, ya sean Android o iOS. Eso sí, la señal puede tener un poco de latencia a la hora de jugar a videojuegos o viendo Twitch. Para vídeos normales en Netflix o YouTube la latencia no se nota y la imagen y el sonido se aprecian sincronizados.

El Gravastar Mars Pro también es un altavoz TWS (True Wireless Stereo) y podemos emparejar dos altavoces a la vez para que un altavoz reproduzca el canal izquierdo y el otro el derecho, así conseguiremos un sonido estéreo mucho más impresionante.

Sonido

El altavoz cuenta con un algoritmo propietario DSP que trata por separado las frecuencias bajas, los bajos-medios, los medios y los agudos. Con ello pretende conseguir bajos más profundos, medios precisos y agudos detallados a cualquier nivel de volumen.

El altavoz cuenta con un driver dinámico de 20 W de potencia y en la parte trasera del altavoz podemos ver el radiador pasivo que se utiliza para crear un sonido con más cuerpo, más aparente, en un altavoz tan compacto.

Detalle del radiador pasivo situado en la parte posterior

En cuanto a conseguir el Gravastar Mars Pro suena relativamente bien, pero hay otros altavoces de este rango de precio que suenan mejor.

Aun así, debo decir que me sorprendió un poco porque mis expectativas eran bastante bajas. Pensaba que el altavoz era todo apariencia, pero también tiene un sonido bastante resultón.

Los bajos son contundentes. Tienen cuerpo y potencia. Les falta un poco de definición y quizás un poco de recorrido. También se filtran un poco hacia los medios ensuciando el sonido global. Pero en general se defienden razonablemente bien para ser un altavoz tan compacto.

Los medios suenan realmente bien, aunque se nota que están algo ensuciados por los graves. Aun así, las voces se escuchan perfectas. Tienen fuerza, definición y realismo. Tanto las voces masculinas como las femeninas suenan muy naturales y nítidas. Los instrumentos principales también suenan vivos y reales.

Los agudos tienen buenos detalles, aunque no destacan tanto como los medios. Aportan algo de brillo en algunas melodías y son cálidos.

En cuanto a volumen, alcanza un volumen alto moderado. Es suficiente para habitaciones medianas con relativamente poca gente, pero quizás necesites dos si quieres montar una fiesta en casa o en el jardín.

En resumen, el altavoz tiene un buen sonido, aunque creo que tiende a abusar demasiado de los graves. Los medios son excelentes, pero a veces se ven ensuciados por los graves. El sonido global es razonablemente bueno, aunque creo que con unos bajos más controlados se conseguiría un sonido más redondo. La separación de instrumentos no es demasiado buena y el sonido se enmaraña un poco con melodías complejas.

Un punto que he notado es que cuando reproduzco algo a volumen muy bajo, música de fondo en la habitación, se puede escuchar un poco de ruido eléctrico. En un uso normal no es molesto, porque solo lo noto cuando pongo el volumen prácticamente al mínimo y tengo el altavoz pegado al monitor. Si alejo el altavoz un poco ya no soy capaz de escuchar el ruido. Aun así, no es algo que me guste notar en un altavoz tan caro.

Autonomía

El altavoz cuenta con 4 baterías de 2.000 mAh que están distribuidas por el fuselaje del robot. Gracias a ello, el altavoz es capaz de reproducir música durante unas 15 horas a volumen medio.

La verdad es que la autonomía me ha sorprendido bastante. Tengo siempre la iluminación que va al ritmo de la música y puedo pasarme una semana escuchando el altavoz un par de horas al día o más hasta que tengo que cargarlo. Una pasada sinceramente.

Opinión

El Gravastar Mars Pro es un altavoz impresionante a nivel estético. No hay nada parecido en el mercado y el altavoz parece casi una obra de arte. La calidad de construcción es excelente y los leds de colores le dan un aspecto increíble, además de animar la escena cuando parpadean al ritmo de la música.

En cuanto a sonido, suena bien, aunque creo que podría sonar un poco mejor con una ecualización sin forzar tanto las frecuencias graves. Aun así, hay que tener en cuenta que por los 200 euros que cuesta este altavoz, hay altavoces que tienen una mejor calidad de sonido global. Eso sí, tienen diseños aburridos y convencionales que no van a sorprender a nadie.

En definitiva, creo que el Gravastar Mars Pro es para alguien que quiera un altavoz Bluetooth que suene bien, pero que también tenga un aspecto diferente. Algo con lo que disfrutar con los ojos cada vez que lo enciendes y empieza a vibrar con la música. No hay nada parecido en el mercado.

Actualización: con el código WKS16 obtendrás un descuento del 16%.
WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Gravastar Mars Pro
Ver precio