Review de los auriculares de conducción ósea Creative Outlier Free+

Jesús Sánchez, 13 octubre 2023

No te piertas el día del deporte en AliExpress. Hay un montón de artículos con hasta el 50% de descuento!!!

Ver mejores ofertas

Creative Outlier Free+

✓ Peso: 31 gramos
✓ Autonomía: hasta 10 horas a volumen medio
✓ Tiempo de carga batería: 1,5 horas
✓ Rango de frecuencias: 20 Hz – 20 KHz
✓ Conectividad: Bluetooth 5.3, micrófono para manos libres, adaptador magnético propietario
✓ Códecs: SBC y AAC
✓ ANC: no
✓ Resistencia al agua: sí, IPX5
✓ Tecnologías: A2DP, AVRCP, HFP
✓ Otros: tecnología de conducción ósea del sonido
✓ Colores: gris+negro o gris+verde lima

Me gusta

  • Buena calidad de sonido para tratarse de auriculares de conducción ósea
  • Son ligeros y cómodos
  • 10 horas de autonomía
  • Cómodos de utilizar
  • Excelente relación calidad-precio

No me gusta

  • Cable de carga propietario

Diseño y comodidad

Los Creative Outlier Free+ son unos auriculares de conducción ósea. Esto quiere decir que los auriculares no se meten en el oído, se colocan en la parte del pómulo más cercana a la oreja.

A diferencia de los auriculares normales, estos no producen directamente el sonido que nosotros escuchamos. Los auriculares de conducción ósea vibran y esta vibración se transmite a los huesos del cráneo. Las vibraciones llegan a la cóclea y nosotros percibimos el sonido. Este funcionamiento tiene varias características importantes:

  • Como los auriculares no bloquean los oídos, escuchamos perfectamente todo lo que ocurre a nuestro alrededor
  • Como la vibración no va por el aire, los tímpanos no sufren tanto desgaste como en los auriculares tradicionales
  • Debido a eso, estos auriculares dependen menos de los tímpanos y son adecuados para gente con problemas de audición
El sonido puede llegar al oído interno a través de la vibración de los huesos o del aire

En el paquete encontraremos:

  • Los auriculares Creative Outlier Free+
  • Un cable de carga con un puerto USB-A y un puerto magnético de 2 pines que se conecta a los auriculares
  • Unos tapones de silicona
  • Y el manual de instrucciones

Los auriculares tienen un peso de 31 gramos y se sienten sorprendentemente ligeros. Aun así, son robustos porque tienen la estructura semi-rígida hecha de titanio. La estructura es liviana y flexible, para poder abrir y cerrar la diadema que sujeta los auriculares en su posición.

Son muy ligeros y cómodos

Por su diseño de gancho, para colocarlos debemos pasarlos por encima de las orejas dejando la superficie que vibra tocándonos los pómulos. Esto es importante porque se apoyan en la parte superior de los pómulos para enviar las vibraciones sonoras directamente al oído interno.

La parte que rodea a la oreja se puede abrir y cerrar un poco con la mano para que el ajuste sea mejor. De esta manera, las partes que vibran (los transductores) siempre estarán en contacto con los huesos de nuestros pómulos.

Parece una tontería, pero este pequeño detalle hace que el ajuste sea mucho mejor. Lo que repercute en mayor comodidad y mejor sonido.

En cuanto a ergonomía, los auriculares son perfectos para hacer deporte. El acabado de silicona es suave y no se mueve ni, aunque tengamos la piel húmeda o con sudor. No se mueven de su posición ni corriendo ni nadando ni haciendo ejercicios en el gimnasio. No molestan, no te aíslan del mundo exterior, no cambia el sonido con las pisadas, etc.

El mantenerse en su posición es muy importante para conseguir una buena calidad de sonido. Unos auriculares de conducción ósea que se mueven no sirven

También sirven para montar en bici ya que su diseño permite usar gafas y cascos de ciclismo sin que afecte a la comodidad. Además, tiene la ventaja de que no producen ni transmiten el ruido del viento como los auriculares normales.

Los auriculares tienen el certificado de resistencia al agua IPX5. Eso significa que son resistentes al sudor y a la lluvia, pero que no se pueden sumergir. Por tanto, no sirven para nadar. Si los queremos para natación, tendremos que ir a por el modelo superior Creative Outlier Free Pro+.

En la parte derecha de los auriculares tenemos los 3 botones:

  • El botón central es el de Power
  • El botón delantero el de bajar volumen
  • Y el botón trasero el de subir volumen

Con el botón de Power podemos:

  • Encender los auriculares presionando durante 2 segundos
  • Apagar los auriculares si presionamos durante 3 segundos
  • Iniciar el emparejamiento si encendemos los auriculares y seguimos presionando el botón durante 5 segundos
  • Pausar o reanudar la reproducción con un toque breve
  • Llamar al asistente del móvil haciendo 3 toques breves
  • Iniciar el Modo de baja latencia presionando 4 veces

También podemos aceptar o colgar una llamada actual presionando una vez el botón de Power o podemos rechazar una llamada entrante presionándolo 2 veces. Con los botones de volumen también podemos cambiar de canción si los mantenemos presionados durante 1 segundo.

En general, estoy muy contento con los botones. Están bien posicionados, responden bien y son cómodos de usar mientras hacemos ejercicio.

Por cierto, un detalle curioso que he notado es que los auriculares son muy similares a los Naenka Runner Diver2 como puedes ver en la imagen.

Arriba los Creative Outlier Free+, abajo los Naenka Runner Diver2

Conectividad

Los auriculares cuentan con Bluetooth 5.3 y son compatibles con los códecs SBC y AAC. La conectividad es excelente y no he tenido ningún corte de señal usando los auriculares con el móvil ni con el Garmin.

Además, un punto muy importante es que Outlier Free+ tienen conectividad (Bluetooth multipunto). Esto puede ser muy útil en algunas circunstancias ya que nos permite tener conectado los auriculares a dos dispositivos a la vez. Por ejemplo, podemos estar utilizando los auriculares con el ordenador y si nos entra una llamada por el móvil responder desde los auriculares automáticamente.

Cómo se resetean los Creative Outlier Free+

Para resetear los auriculares debemos presionar los botones de subir y bajar volumen durante 5 segundos.

Sonido

Como hemos visto, para producir el sonido tenemos dos transductores que producen las vibraciones. Estas vibraciones transmiten las ondas sonoras a través de los huesos del cráneo en lugar de por el canal auditivo. Esto tiene las ventajas que hemos visto anteriormente, pero también tiene sus inconvenientes, siendo el mayor de ellos una menor calidad de sonido.

Debido a la forma en la que se transmiten las ondas, el sonido de unos auriculares de conducción ósea es peor que el que se puede conseguir con unos auriculares convencionales. Aun así, he decir que estos Creative tienen una calidad de sonido muy decente.

El punto más débil son los graves. Son las frecuencias que más dificultades tienen para transmitirse con el sistema óseo. Aun así, estos Outlier Free+ consiguen más graves que otros auriculares de la misma tecnología

Los medios son bastante buenos. Tienen fuerza y suenan reales. No tienen tanto nivel de detalle ni claridad como los medios de unos auriculares in-ear, pero están francamente bien.

Los agudos son algo más limitados, pero no suenan mal ni mucho menos. Y lo más importante, no suenan duros, algo que me ha molestado en otros modelos y que hacen que me agobie mucho la cabeza mientras hago deporte.

En definitiva, el sonido de los Outlier Free+ me ha gustado mucho. Hace unos años los auriculares de conducción ósea tenían un sonido muy pobre, pero ya han alcanzado un nivel muy bueno… De sobra para hacer deporte al ritmo de la música.

También quiero añadir, que el volumen es suficientemente alto, nunca he tenido que ponerlos al máximo, cosa que sí me ha pasado en otros modelos.

Por último, los auriculares también cuentan con un micrófono incorporado que sirve para usar el asistente del móvil o para realizar llamadas en manos libres.

Como podemos escuchar, la voz se recoge con mucha claridad. Además, también funcionan muy bien eliminando el ruido ambiente.

Autonomía

Los auriculares cuentan con una batería integrada de 180 mAh con la que podemos escuchar 10 horas de música a volumen medio. Es una autonomía excelente para tratarse de unos auriculares de conducción ósea.

Una característica muy útil es que cuando la batería está baja el led de estado se enciende en color rojo cada 3 segundos. Es un detalle sin importancia, pero me ayuda a no quedarme sin batería a mitad de un entrenamiento (porque el reloj Garmin no muestra el nivel de batería de los auriculares, como si hace el teléfono móvil).

Para cargar los auriculares debemos conectar el cable que viene incluido y que se acopla a los auriculares de manera magnética. Es cómodo y carga los auriculares en hora y media. Lo único malo es que como no es un cable estandarizado, solo sirve para los auriculares.

Opinión

Los Creative Outlier Free+ son los auriculares de conducción ósea con mejor relación calidad-precio que he probado. Tienen una calidad de sonido muy buena, también alcanzan un buen volumen y su autonomía es excelente. Pero lo más importante de todo es que son muy cómodos una vez puestos y, además, son muy prácticos. Todo funciona como se espera. Los controles, las notificaciones, etc. Y, por si fuera poco, tienen un precio de 99 euros, significativamente inferior a los Shokz y Naenka de las mismas prestaciones.

Si estás buscando unos auriculares de conducción ósea para correr o montar en bici, los Creative Outlier Free+ son la mejor opción en estos momentos. Eso sí, si los quieres para nadar tendrás que irte a por el modelo superior, los Creative Outlier Free Pro+.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.

Jesús Sánchez

Redactor

Entusiasta del mundo del audio y la imagen. Con un agudo oído para la calidad del sonido y un buen ojo para la excelencia visual, desentraño la magia que se esconde tras los últimos gadgets de audio y las tecnologías de televisión más punteras. Acompáñame en un viaje para mejorar tu entretenimiento.

Creative Outlier Free+
Ver precio
Consentimiento