¿Cómo funcionan los auriculares de conducción ósea? Ventajas e inconvenientes

Jesús Sánchez, 29 marzo 2021

Aunque son los auriculares TWS los que están más de moda últimamente, hay otra clase de auriculares inalámbricos que están acaparando cada vez más atención, se trata de los auriculares de conducción ósea. En este artículo vamos a ver en qué consisten, cómo funcionan y qué ventajas e inconvenientes tienen.

¿Cómo funcionan los auriculares con tecnología de conducción ósea?

El sonido es una vibración de partículas. La mayoría de la gente suele pensar en vibraciones en el aire cuando piensa en el sonido, pero éste también puede viajar a través de sólidos y líquidos. Por tanto, la carne y los huesos pueden funcionar como altavoces, porque las partículas de un sólido también pueden vibrar. De hecho, los sólidos transmiten el sonido más rápidamente que el aire y el agua, porque las partículas de un sólido son las más compactas. Esto hace que los sólidos sean los mejores conductores del sonido, seguidos por el agua y el aire, que tienen configuraciones de partículas más separadas.

Esto puede parecer contradictorio, ya que los oyentes suelen experimentar distorsiones en el sonido cuando intentan escuchar algo a través de un líquido o un sólido. Si un oyente está bajo el agua, alguien que hable por encima de la superficie sonará confuso. Si se escucha música a todo volumen al lado, el oyente suele percibirla amortiguada. Estas distorsiones no se deben a que el líquido y el sólido sean peores conductores del sonido, sino a que, en ambos casos, el sonido pasa primero por el aire y luego por el otro medio.

La parte del oído humano que transforma un sonido en señales nerviosas es la cóclea, una estructura del oído interno que transmite la información a lo largo del nervio auditivo como señal al cerebro. En los auriculares de conducción ósea, el cráneo funciona de manera semejante al tímpano cuando utilizamos el oído para escuchar, y es que ambos funcionan como una especie de altavoz que transmiten las vibraciones del exterior a la cóclea.

La conducción ósea para el sonido fue inventada a mediados del siglo XX, donde de manera muy rudimentaria se lograban enviar ciertos sonidos a nuestro cerebro mediante la vibración de ciertos materiales y a través de nuestros huesos craneales.

Los auriculares de conducción ósea se apoyan directamente en los pómulos del oyente y, a diferencia de los auriculares tradicionales, el tímpano no vibra para transmitir la información a la cóclea. En su lugar, las vibraciones de la conducción ósea se dirigen a la cóclea. Debido a la falta de participación del tímpano, esta tecnología es buena para las personas con deficiencias auditivas, ya que la vibración de la conducción ósea actúa en lugar del tímpano.

En un principio, esta nueva tecnología se aplicó a personas con problemas de capacidad auditiva. Tanto es así que una técnica muy eficaz para que algunas personas recuperen la audición consiste en atornillar un tornillo al cráneo, justo por detrás de la oreja del paciente. Este tornillo se conecta a un procesador de sonido que capta las ondas sonoras como si fuese un audífono corriente y las transforma en vibraciones que envía al cráneo a través del tornillo. Esta técnica evita que la piel amortigüe las vibraciones, ya que el pilar está atornillado al hueso, por lo que se consigue un audio más nítido.

Las personas con problemas de audición pueden beneficiarse de los auriculares de conducción ósea, ya que no dependen únicamente del tímpano

Por suerte, la mayoría de nosotros no necesitamos una técnica tan profesional para escuchar nuestra música preferida y, aunque los auriculares de conducción ósea también funcionan transformando los impulsos eléctricos en vibraciones, simplemente se colocan en la cabeza, no son nada molestos ni intrusivos y resultan realmente cómodo, más cómodos incluso que los auriculares in-ear tradicionales.

Ventajas de los auriculares de conducción ósea

  • La principal ventaja de los auriculares de botón es que no utilizan los oídos
  • El hecho de prescindir de los oídos hace que los auriculares sean especialmente beneficiosos para los usuarios con problemas de audición, ya que les permite escuchar el audio con más claridad de lo que antes podían hacerlo con los auriculares estándar
  • Los auriculares óseos también eliminan parte del riesgo de dañar la audición al escuchar el sonido demasiado, ya que afecta menos al tímpano. Eso sí, la cóclea puede dañarse tanto con los auriculares normales como los de conducción ósea
  • Nos permiten escuchar perfectamente los sonidos de todo lo que nos rodea
  • Al no meterse en el oído, suelen ser muy cómodos lo que los hace atractivos para los practicantes de deportes

Desventajas de los auriculares de conducción ósea

  • No nos aíslan de los ruidos del exterior
  • La calidad de sonido no es tan buena como la de unos auriculares tradicionales. Aunque en los últimos años se han acercado mucho, las frecuencias graves no son tan buenas como las de unos auriculares in-ear
  • El diseño físico también tiene sus inconvenientes. Algunos usuarios señalan que la reproducción de música a volúmenes más altos provoca una desagradable o extraña sensación de vibración en la cara.
  • Este diseño también provoca una cierta fuga de sonido, lo que puede ser un problema para aquellos que quieren escuchar algo en privado o escuchar algo en un entorno tranquilo sin molestar a nadie.
  • Además, los auriculares de conducción ósea son bastante más caros que los habituales

Legalidad: ¿puedo usar los auriculares de conducción ósea montando en bici o conduciendo? (España)

El artículo 18.2 del Reglamento General de Circulación dice:

“Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto durante la correspondiente enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas cuando así lo exija el Reglamento General de Conductores.

Se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares (artículo 11.3, párrafo segundo, del texto articulado).

Quedan exentos de dicha prohibición los agentes de la autoridad en el ejercicio de las funciones que tengan encomendadas (artículo 11.3, párrafo tercero, del texto articulado).”

Por lo que está prohibido utilizar auriculares mientras conducimos un coche, una moto o una bici. Sin embargo, los auriculares de conducción ósea se encuentran en un limbo ya que no son unos “auriculares” al uso. Según la RAE los auriculares son unos “aparatos telefónicos y, en general, en todos los empleados para percibir sonidos, parte de ellos o pieza aislada que se aplica a los oídos.”

Pero los auriculares de conducción ósea no se ponen ni en los oídos ni en las orejas, se colocan en los pómulos dejando pasar todo el ruido exterior.

Por tanto, este es otro caso en el que la tecnología se ha adelantado a la normativa. Esta tendrá que actualizarse para hacer referencia a esta nueva clase de auriculares. De momento, parece ser que existe cierta permisividad por parte de los agentes de la policía local y de la guardia civil y no están poniendo ninguna pega al uso de auriculares de conducción ósea montando en bici. La mayoría de los agentes contestan que están permitidos ya que la percepción auditiva sigue activa. Eso sí, si te toca el listo de turno quizás sí te ponga algún problema…

WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.