Análisis del ratón gaming Endgame Gear XM1

Rubén Castro, 23 enero 2020

Hoy es el Black Friday, el día más fuerte de la semana en Amazon. Date prisa y echa un vistazo a los mejores chollos. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas del Black Friday

El XM1 es el primer ratón de Endgame Gear y está orientado a conseguir el mayor rendimiento en juegos FPS. De hecho, está diseñado por un exjugador profesional de Counter Strike. Monta un sensor PixArt PMW3389 y trae de serie unos excelentes skates de PTFE. Además, aun siendo ligero, solo 70 gramos, tiene una construcción super sólida. Quizás la mejor que he visto.

Endgame Gear XM1

✓ Largo: 121,4 mm
✓ Ancho: 56,3 mm
✓ Alto: 38 mm
✓ Mano y agarre: ideal para manos medias
✓ Diseño: diestro
✓ Peso: 70 gramos
✓ Sensor: PixArt PMW3389, de 50 a 16.000 CPIs en pasos de 50, hasta 250 IPS y 50 G
✓ LOD: distancia de despegue configurable (Lift-off Distance) entre 2 y 3 mm
✓ Tasa de refresco: polling rate configurable 250 / 500 / 1000 Hz
✓ Botones: 5 botones configurables
✓ Switches: Omron de 50 M (millones de pulsaciones)
✓ Conexión: cable de 1,8 metros (el modelo inicial tenía cable de goma, ahora es mallado)

Me gusta

  • Excelente construcción para ser tan ligero
  • Gran sensor
  • Forma muy buena
  • Skates PTFE
  • Revestimiento muy agradable

No me gusta

  • Pondría goma adherente en los laterales
  • La primera versión tiene cable de goma y los botones laterales son mejorables. Afortunadamente esos problemas han sido corregidos
  • Puede ser difícil de comprar a buen precio

Actualización:

Endgame Gear ha estado mejorando el ratón desde que salió: la construcción de los botones laterales, el revestimiento de la carcasa se ha hecho más grueso, han mejorado el cable, se ha cambiado un componente interno que podría causar ruidos eléctricos y el control de calidad se ha mejorado, obteniendo ratones más consistentes.

Además, tienen una comunidad de Discord muy activa donde puedes encontrar empleados muy colaborativos que te pueden ayudar si tienes cualquier problema.

Diseño y forma

  • Sin adornos estéticos
  • Centrado en los eSports de shooters

El XM1 es el primer ratón de Endgame Gear, un fabricante alemán que acaba de adentrarse en el mundo de los periféricos para PC. El mundo de los ratones gaming es complicado y muy competitivo; y además es complicado elegir a un novato frente a otros fabricantes destacados que llevan décadas de experiencia (Logitech, Razer, etc.).

Sin embargo, el Endgame Gear XM1, aunque es nuevo, sabe a lo que viene. Su prioridad es el rendimiento. Y es su única prioridad. Atrás deja los leds o cualquier otra cualidad superflua que no te de ventaja competitiva en tu eSport favorito.

Líneas suaves y una joroba atrasada caracterizan el diseño del XM1

El XM1 ha sido diseñado por JohnnyR, una leyenda de CS 1.6 que jugaba con el AWP. Sus formas recuerdan a muchos ratones (Glorious Model O, Steelseries Xai/Sensei y Zowie S2), pero no es una copia de ninguno.

Su diseño es simétrico (ambidiestro), pero los botones para el pulgar están situados solo para los diestros. Y como solo tiene dos botones en el lateral, se nota que está diseñado con los juegos FPS (o shooters) en mente, no para MMOs o MOBAs.

El XM1 es estrecho comparado con la competencia

En general se trata de un ratón de tamaño medio y de perfil bajo, con la joroba en la parte de atrás. Además, es relativamente estrecho. Esto hace que sea cómodo para agarre de garra, pero no estorba a los que prefieren utilizar agarre de dedos. También sirve para agarre de palma si tu mano es de tamaño medio o pequeña. Su diseño es bastante minimalista y no tiene curvas excesivas.

Los laterales están metidos hacia dentro en la parte de abajo y son muy cómodos para sujetar el ratón sin que se nos mueva. Aunque no tengo problemas de agarre, me hubiese gustado que esa zona tuviese un poco de goma que mejorase el grip aún más.

Detalle de la forma lateral

Es muy ligero y solo pesa 70 gramos. Lo que está muy bien para no tener agujeros en la carcasa. Además, parece una piedra. La carcasa no cede ni un milímetro, aunque la apretemos con fuerza y tampoco emite ningún crujido.

El revestimiento negro mate es muy bueno en cuanto a rendimiento. El tacto es muy suave y agradable, tiene un muy buen agarre y no resbala nada, aunque nos suden algo las manos. Sin embargo, sí que tiene la tendencia a quedarse brillante con la grasilla de los dedos. El problema es solo a nivel estético, queda una zona brillante en los botones y en los laterales, sin embargo, no molesta nada a nivel de tacto. No se nota más resbaladizo ni sucio.

El acabado es muy agradable, pero se mancha con la grasa de los dedos

En la parte de abajo tenemos cuatro surfers de PTFE blanco y el botón para controlar los CPI (que regula la sensibilidad). También tenemos dos leds que indican los CPI y el polling rate (frecuencia de refresco). Mediante los diferentes colores sabremos qué perfil de CPI tenemos seleccionado y mediante la configuración de luces encendidas conoceremos el polling rate.

Botones

  • Omron de 50M

Los botones principales tienen switches Omron de 50 millones de pulsaciones, una durabilidad excelente. Pero guardan dos sorpresas:

Aunque a día de hoy, muchos fabricantes montan switches Omron de gran calidad, los switches que utiliza el XM1 están preseleccionados para Endgame Gear por lo que son los mejores de los switches Omron.

Además, Endgame Gear ha patentado un algoritmo que consigue reducir el tiempo de respuesta (debounce) a menos de 1 milisegundo sin sufrir clics fantasma o doble clics indeseados.

Sin embargo, aunque a nivel de marketing mola mucho, tampoco es nada del otro mundo. Por ejemplo, los switches ópticos del Razer Viper tienen un tiempo de respuesta de 0,2 ms. El resto de fabricantes que utilizan switches normales tienen tiempos de entre 0,6 y 4 ms por lo que están todos bastante igualados.

Los botones principales del XM1 son muy buenos

Los botones principales tienen un clic muy bueno tanto en fuerza como en sensación. Lo mejor es que tienen un recorrido muy corto y no tienen juego lateral. Eso sí, el accionamiento es algo más duro de lo normal.

El clic del scroll me resulta demasiado duro, aunque la rueda en sí me gusta mucho. Es pequeña y tiene 24 pasos, bien marcados, pero suaves. Perfecta para hacer bunny hops, pero también sirve para ofimática.

Los botones laterales están perfectamente situados para mi gusto. Algunos fabricantes los ponen un poquito atrás. Sin embargo, no me gusta su tacto, tienen demasiado recorrido, tanto antes como después de pulsarlos… Mmmmm no me gustan nada, aunque tampoco es algo demasiado grave. Como ya he comentado en la actualización, este es un problema que ya han solventado.

Sensor y software

  • PixArt PMW3389
  • Software sencillo

En el corazón del ratón encontramos el sensor PixArt PMW3389, uno de los mejores del mercado, que asegura una excepcional precisión y capacidad de respuesta.

Lo primero que vamos a hacer es descargarnos el programa de configuración de Endgame. El programa es muy sencillo, la interfaz es limpia, no da ningún error y permite ajustar todos los parámetros de manera cómoda.

Software de configuración del XM1

Lo primero que he hecho ha sido actualizar el firmware, esto corrige algunos bugs.

La configuración de los botones es limitada y se nota que está pensada para el ámbito competitivo. Ni macros ni cambios de función. Habilitar o deshabilitar y ya está.

La sensibilidad la podemos ajustar desde 50 a 16.000 CPI en pasos de 50. Un punto muy positivo del XM1 es que no hace ningún suavizado por defecto (Ripple Control Off), incluso, aunque subamos los CPI a 16.000.

En el mundo de los ratones gaming, al aumentar mucho la sensibilidad, el sensor capta más ruido y se producen pequeños temblores llamados jitter. Para evitarlo, los fabricantes aplican una especie de suavizado a sensibilidades altas que eliminan el jitter, pero aumenta el retardo en el movimiento. Cosa que no importa si estás usando tu monitor de 4K para navegar, pero que no es nada deseable en el mundo de los eSports.

  • Si activamos el Ripple Control, activaremos el suavizado que disminuye el jitter, pero aumenta la latencia.
  • Si dejamos desactivado el Ripple Control, tendremos el movimiento puro que capta el sensor. Si aumentamos mucho los CPI, tendremos algo de jitter.
  • Yo recomiendo dejarlo desactivado siempre, a CPI normales (400-1200) no vas a tener jitter.

Una vez configurado el ratón la información se guarda en la memoria interna, por lo que podemos llevarnos el ratón a otro ordenador y no necesitamos instalar el software.

Lateral izquierdo del XM1

Jugando, el MX1 es un ratón excelente. Como su forma es muy neutra, apenas he necesitado adaptación para encontrarme a gusto con él. Con agarre de dedos y con una mano de 19 centímetros de longitud de palma y 10 cm de anchura, puedo hacer pequeños ajustes con los dedos de manera rápida y precisa. El ratón se desliza sin dificultad, pero se le nota estable. No me baila entre los dedos.

La precisión, por supuesto, es excelente. El 3389 es uno de los mejores sensores del mercado y no tiene nada de aceleración ni de angle snapping.

Cable

  • Los primeros modelos tenían cable de goma, los últimos tienen cable super flexible

Mi XM1 trae un cable de goma que sería de los mejores cables hace uno o dos años, sin embargo, recientemente están saliendo ratones como el Razer Viper o el Model O que traen unos cables ligeros y súper flexibles que, de lo suaves que son, dan la sensación de ser ratones inalámbricos.

Detalle del cable. También se aprecia la marca de grasa de los dedos en los botones

El cable de mi XM1 es de goma por lo que es mucho menos flexible y molesta mucho más. Usándolo con un bungee no he tenido problemas.

Además, tiene un detalle casi insignificante que creo que se nota bastante. El cable sale del ratón un poco inclinado hacia arriba, parece una tontería, pero esto hace que el cable apenas toque la alfombrilla por lo que el cable no molesta nada.

El nuevo modelo trae un cable super flexible así que el comportamiento tiene que ser aún mejor.

Pies (skates)

  • PTFE blanco
  • Los mejores skates en un ratón de fábrica

Los skates que el XM1 trae de serie son excelentes. Están hechos de PTFE (politetrafluoroetileno - teflón) puro, así que se deslizan super suaves. No son los más rápidos que he visto pero están entre los mejores en cuanto a consistencia y sensación. Están a la altura de los Tiger Arcs y de los Hyperglides; no creo que nadie necesite cambiarlos.

En la parte inferior destacan los excepcionales stakes y el botón para controlar la sensibilidad

Conclusiones

El XM1 es un ratón muy bueno que cumple lo que promete: rendimiento. La calidad de construcción es la mejor que he visto en un ratón de 70 gramos, utiliza switches preclasificados, pies de PTFE y el sensor 3389 de PixArt.

El rendimiento es inmejorable, de hecho ya lo usan tizian (CS:GO BIG) y Maikelele (CS:GO GODSENT). Lo recomiendo para los que tenemos manos medianas y pequeñas para cualquier agarre. Los que tienen manos grandes pueden usarlo con agarre de dedos o de garra.

Me parece increíble que el primer ratón de una compañía sea tan bueno. Como es de esperar de una primera versión, tiene algunos problemas: el cable es mediocre y los botones laterales son mejorables, sin embargo, las nuevas revisiones que salen de fábrica ya tienen estos fallos corregidos.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Ver más
Endgame Gear XM1
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.