Blackshark V2, hasta la fecha, los mejores auriculares gaming de Razer

Rubén Castro, 3 septiembre 2020

Los auriculares Blackshark V2 son sin duda los mejores auriculares gamer de Razer ya que la marca ha escuchado el feedback de los usuarios. Los Blackshark V2 son ligeros, cómodos, tienen muy buena cancelación pasiva de ruido y cuentan con un sonido de calidad con mucha separación de instrumentos y claridad. Lo que todo gamer busca en unos cascos.

Razer Blackshark V2

✓ Peso: 262 gramos
✓ Potencia: drivers dinámicos de 50 mm (Razer TriForce Titanium)
✓ Sensibilidad: 100 dBSPL/mW
✓ Respuesta en frecuencia: 12-28.000 Hz
✓ Impedancia: 32 Ohms a 1 kHz
✓ Conectividad: por USB-A o clavija de 3,5 mm, cable de 1,8 metros
✓ Iluminación: no
✓ Micrófono: removible con cápsula cardiode, 100 a 10.000 Hz y sensibilidad de -42 dB V/Pa

Me gusta

  • Muy cómodos
  • Excelente sonido
  • Buen aislamiento pasivo
  • Relación calidad-precio
  • Buenos controles en la copa izquierda, no en el cable

No me gusta

  • El cable no es removible
  • Me gustaría que el ajuste de tamaño tuviese pasos

Diseño y comodidad

El Blackshark V2 es el auricular gaming más ligero que ha sacado Razer hasta la fecha y, de hecho, son unos de los auriculares gaming más ligeros del mercado. Las copas también son mucho menos voluminosas que en otros modelos como los Kraken o los Nari; y tienen una forma ovalada mucho más convencional y desde mi punto de vista mucho más práctica porque recogen mejor la oreja sin ser tan aparatosos.

Las copas se ajustan perfectamente a la oreja y tienen un aislamiento pasivo muy bueno

La parte externa de las copas es de plástico mate con un tacto muy bueno, mientras que en la parte interna tenemos una espuma con memoria recubierta de tela transpirable. Debido a que los auriculares son tan ligeros y transpirables, son muy cómodos de usar incluso en sesiones larga de juego. De hecho, son probablemente los auriculares más cómodos que he probado, a la altura o mejores que los HyperX.

El mecanismo de ajuste de tamaño consiste en unas varillas situadas en los laterales de las copas. La primera impresión no es muy buena porque parece un poco enclenque, pero en un mes que llevo usándolos no he tenido ningún problema. Eso sí, tampoco tienen ninguna marca ni numeración para poder regularlos en posiciones determinadas, lo tenemos que hacer a ojo.

Varillas del ajuste de tamaño

La diadema también tiene un acolchado muy bueno y grueso de espuma recubierta de tela transpirable; y la parte superior es de cuero sintético, agradable al tacto y muy bien terminado.

En la copa izquierda tenemos el cable no removible de 1,8 metros, el micrófono (que sí que es removible) y dos controles: una rueda de volumen y el botón para mutear el micrófono.

Los Blackshark V2 son bastante discretos y no tienen iluminación RGB, yo lo prefiero así, menos peso y menos precio

El botón para silenciar el micrófono se encuentra justo detrás del cable del auricular y la rueda de volumen tiene un tacto muy bueno, además, tiene una posición en el medio para saber a qué volumen estamos. La ubicación y el comportamiento de los botones me parece perfecto, muchos otros auriculares ponen los controles en el cable y al final nunca lo encuentras a la primera.

El cable mallado tiene una longitud de 1,8 metros y apenas tiene efecto microfónico, sin embargo, hubiese sido perfecto si fuese removible, para cambiarlo por otro si se rompe o por si alguien quiere usar un cable de diferente longitud.

Las almohadillas son cómodas, incluso llevando gafas

Los Blackshark V2 vienen con una tarjeta de sonido USB que tiene sonido THX Spatial Audio (similar a un 7.1). Por cierto, los Blackhark V2 X no traen dicha tarjeta. La tarjeta es realmente pequeña y es poco más que un cable USB. En un extremo tenemos el conector USB-A que se conecta al PC y en el otro extremo encontramos una salida de auriculares 3,5 mm con un pequeño led verde indica cuando está conectado y funcionando. Los auriculares también vienen con una bolsa de tela negra para transportarlos mejor.

El cable acaba en una clavija de 3,5 mm que se puede conectar a la tarjeta de sonido por USB

Gracias a que los Blackshark V2 utilizan una conexión de 3,5 mm, pueden funcionar en muchísimos dispositivos (consolas, PC, tablets, móviles, etc.). Sin embargo, para sacar el máximo provecho de los auriculares, tenemos que utilizar la tarjeta de sonido incluida para configurar los ajustes con el software Razer Synapse.

Calidad de sonido

Los BlackShark V2 tienen unos drivers dinámicos de 50 mm realizados con diafragmas recubiertos con titánio que se según la marca “añaden nitidez extra a las voces”.

Además, cuentan con un nuevo diseño patentado, llamado Triforce Titanium, que intenta convertir un driver en 3 diferentes para conseguir una mejor reproducción de las frecuencias graves, medias y agudas.

Tienen un sonido muy claro y nítido

Lo primero que hice fue probar los auriculares sin la tarjeta de sonido para ver así el sonido en puro que pueden sacar los auriculares. El sonido global es muy equilibrado, aunque se nota una pequeña ecualización en forma de V con los bajos y los altos algo subidos. Los medios-altos, rondando los 3-6 KHz, están un pasito más retrasados, pero todas las frecuencias tienen una buena resolución y el sonido global es contundente y muy completo. Además, a pesar de tener los agudos algo subidos, el sonido no es fatigoso o cansino. La separación de instrumentos y la escena sonora son muy buenos, algo importantísimo en unos auriculares gaming.

Los Blackshark V2 tienen una calidad de sonido muy buena

Al conectarlos a la tarjeta de sonido USB, el sonido se mantiene muy parecido. Quizás hay algunas frecuencias que se escuchan un poco más duras, aunque con Synapse podremos afinarlos a nuestro gusto.

En la pestaña Enhacement podemos jugar con la ecualización de 10 bandas, aplicar un aumento a los bajos, una normalización de volumen o mejorar la claridad de la voz.

En la pestaña de Mixer podemos jugar con los diferentes perfiles en función del juego o aplicación que estemos utilizando. Y es que una parte muy importante de esta tarjeta es que tiene el sistema de sonido THX Spatial que se supone que es mejor que un sonido 7.1 tradicional porque a diferencia de este, también representa el sonido arriba y abajo.

Panel de configuración de los modos de sonido

Lo bueno es que Razer ha colaborado con los desarrolladores de juegos (Apex Legends, Counter-Strike: Global Offensive, Valorant, Call of Duty: Modern Warfare y más títulos) para crear perfiles específicos para cada juego y que bridan una experiencia más realista e inmersiva, al menos en teoría. En la práctica con el CS:GO:

  • THX Competitive Mode: añade una especie de eco que ayuda a posicionar en distancia a los enemigos. El sonido es relativamente plano y los pasos y los disparos son lo que más se escucha.
  • THX Enviromental Mode: aparecen sonidos que nunca había escuchado antes en el CS:GO, pero hay demasiados sonidos y están mezclados por lo que es difícil distinguir de dónde viene cada uno.

Yo prefiero seguir jugando al CS:GO en estéreo de toda la vida. Quizás otros juegos sí que se beneficien del modo THX, pero el CS:GO tiene ya Steam Sound muy conseguido que sigue siendo lo mejor para el competitivo.

Detalle de los acabados de la diadema

Con el sonido estéreo y los BlackShark V2, el CS:GO se escucha de miedo. Todos los sonidos importantes están separados y se escuchan con mucha claridad. Podemos ubicar los disparos y los pasos sin problemas.

En música, los BlackShark V2 se defienden muy bien. El énfasis en los bajos y altos es genial para la música instrumental. La línea rítmica de los graves marca el ritmo de la canción y nunca se ve eclipsada por los metales o la batería. Las voces también se escuchan francamente bien, pero esto es bastante más habitual en otros auriculares del estilo. Gracias a su separación de instrumentos, es capaz de reproducir con solvencia y sin emborronar melodías complejas.

Micrófono

Los BlackShark V2 incluyen un nuevo micrófono extraíble que está sujeto en el extremo de un brazo flexible.

El micrófono, llamado Razer HyperClear, tiene una cápsula cardiode, lo que significa que recoge más sonido de la boca que de la parte trasera del micrófono.

En la copa izquierda tenemos tanto los controles como el micrófono y el cable

La verdad es que suena bastante claro, aunque por defecto el sonido no suena demasiado natural. Quizás le falta un poco de bajos y tiene demasiado subidos los agudos por lo que recoge bastantes sonidos sibilantes como los sonidos F, S y SH.

Los BlackShark V2 traen un micrófono extraíble, la tarjeta de sonido por USB y una bolsa de viaje

También se aprecia que el micrófono recoge un poco menos del sonido ambiente, como el teclado mecánico, que otros micrófonos similares.

Además, con Synapse podemos ajustar el ecualizador de 10 bandas para conseguir un sonido un poquito más real. También permite ajustar la sensibilidad del micrófono, y otras funciones como la Normalización de voz, Claridad vocal y Reducción de ruido ambiental.

Junto con el ecualizador, la más útil me ha parecido la reducción de ruido ambiental que funciona bastante bien y con ella, prácticamente, no me escuchan teclear.

Conclusiones

Los Blackshark V2 son los mejores auriculares gaming que ha hecho Razer, y es que no se parecen nada a los que nos tenía acostumbrados.

Como viene haciendo en estos dos últimos años, Razer ha escuchado a la comunidad y ha hecho unos auriculares con lo que la gente considera más importante:

  • Son ligeros: con 262 gramos son de los auriculares más ligeros del mercado. Los SteelSeries Arctis 5 pesa 280 gramos y los HyperX Cloud Stinger pesan 275 gramos.
  • Son comodísimos: las almohadillas son excelentes y el recubrimiento disipa el calor mejor que ningún otro auricular cerrado que haya probado.
  • Buen aislamiento pasivo: son de los auriculares que mejor aislamiento pasivo tienen, así escucharemos menos los ruidos externos como los ventiladores o el teclado.
  • Excelente sonido: Razer ha dejado de subir los graves sin medida y los Blackshark V2 tienen un sonido de mucha calidad con una ecualización muy balanceada.

Desde luego, los Blackshark V2 se han metido de lleno en la lucha con los mejores auriculares del mercado en este rango de precios (HyperX, SteelSeries Arctis 5, Logitech Pro X…) y estoy seguro de que muchos jugadores profesionales patrocinados por Razer por primera vez dejarán de llevar los auriculares Razer en los hombros (usando solo el micrófono para la foto) sino que los usarán de verdad para escuchar a los enemigos…

Razer BlackShark V2 vs Razer BlackShark V2 X

  • La diferencia más importante es el precio y es que los BlackShark V2 cuestan casi 100 euros, mientras que los BlackShark V2 X cuestan menos de 60 euros.
  • Los BlackShark V2 traen tarjeta de sonido por USB, los X no.
  • Los V2 pesan 262 gramos, mientras que los V2 X pesan 240 gramos.
  • Los V2 X tienen las almohadillas de diferente material y acumulan más calor.
  • Utilizan un cable diferente, el de los V2 tiene menos efecto microfónico.
  • El micrófono es removible en los V2, pero no lo es en los V2 X.

Ver precio de los Razer BlackShark V2 X en Amazon.

Ver más
Razer Blackshark V2
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.