HyperX Cloud Flight: los primeros auriculares inalámbricos de HyperX despegan sin contratiempos

Rubén Castro, 11 noviembre 2019

Los HyperX Cloud Flight son unos de los mejores auriculares inalámbricos para gamers. Son cómodos y muy ligeros. Son potentes y su sonido es de bastante calidad. Además, sirven tanto para juegos como para escuchar música. Por si fuese poco, tienen una autonomía de hasta 30 horas.

HyperX Cloud Flight

✓ Peso: 293 gramos
✓ Potencia: drivers dinámicos de 50 mm con imanes de neodimio
✓ Sensibilidad: 106 ± 3 dB
✓ Respuesta en frecuencia: Por cable 15 Hz – 23.000 Hz, inalámbrico 20 Hz - 20.000 Hz
✓ Impedancia: 32 Ohms
✓ Conector: 3,5mm y conector USB-A
✓ Cable: Cable USB de 1 metro y cable analógico de 1,3 metros
✓ Micrófono: de condensador, sensibilidad de -45 dB
✓ Autonomía: hasta 30 horas con la iluminación apagada

Me gusta

  • Comodidad
  • Aíslan del ruido exterior
  • Autonomía
  • Excelente alcance
  • Bueno sonido y micrófono

No me gusta

  • Hay que instalar un programa para conocer el nivel de batería restante
  • Su construcción podría dar más sensación de robustez

Diseño

  • PC y PS4 con conexión inalámbrica
  • Xbox One y móviles con cable de 3,5 mm

Los Cloud Flight son la primera apuesta de HyperX en el mercado de auriculares gaming inalámbricos.

A primera vista, su diseño es algo plasticoso. La única de pieza de metal que montan es la que refuerza la parte interior de la diadema. El acabado del plástico es suave y se nota de calidad, pero por el precio que tienen podrían tener algunos detalles más premium. Además, como veremos más adelante, las piezas cogen algo de holgura con el tiempo.

La parte buena de estar hechos casi completamente de plástico es que los Cloud Flight son muy ligeros

Dicho esto, los Cloud Flight también son los primeros auriculares de HyperX que tienen leds… Estos iluminan el logo de HyperX (HX) de los laterales de las copas con el color rojo característico de HyperX. La iluminación puede tener el efecto de respiración o estar fija constantemente. Aunque quizás lo más inteligente sea apagarlos para aumentar la autonomía de los auriculares hasta las 30 horas. Para apagarlos tan solo tenemos que pulsar dos veces el botón de encendido. Además, con las últimas versiones de firmware los auriculares recuerdan la última configuración utilizada en los leds, para que no tengamos que estar manipulando cada vez que encendemos los auriculares.

Las copas de los auriculares son muy amplias, cubren toda la oreja sin tocarla. Las almohadillas son gruesas y pueden reemplazarse, aunque no viene ningún repuesto incluido.

Los HyperX Cloud Flight incluyen dos cables (el de carga USB y el jack 3.5 mm) y el micrófono

Un detalle que me gusta del diseño de los Cloud Flight es que las copas giran 90 grados, haciendo que nos podamos quitar los auriculares y colocarlos en los hombros para que no nos molesten. El mecanismo tiene bastante apertura por lo que resulta muy cómodo. Eso sí, la zona que gira hace algún crujido y ha cogido algo de holgura.

El control de volumen es grande y fácil de localizar, sin embargo, es demasiado sensible

En la copa derecha tenemos una rueda con la que podemos controlar el volumen. Es grande para encontrarla y manejarla con facilidad, pero no tiene pasos y es demasiado sensible, por lo que a es fácil subir o bajar el volumen más de lo deseado.

En la copa izquierda tenemos el botón de encendido, la entrada auxiliar de audio de 3,5 mm (para conectar los auriculares al móvil, a la Xbox, etc.), un puerto micro USB para cargar los auriculares y la conexión del micrófono que es removible. Gracias a eso podemos usar los Cloud Flight en público sin que llamen demasiado la atención, eso sí, hubiese sido perfecto que contasen además con conectividad Bluetooth para usarlos con el móvil de manera inalámbrica.

La parte lateral de la copa izquierda funciona como botón para silenciar o no el micrófono. Además, los auriculares emiten un doble bip para saber que hemos muteado el micrófono. Es muy cómodo, mucho más que los interruptores de mute que tienen la mayoría de los auriculares en el cable.

El lateral de la copa sirve como botón para desactivar el micrófono

Para funcionar, los HyperX Cloud Flight pueden conectarse por un cable de 3,5 mm o mediante el pincho transmisor inalámbrico USB incluido. El pincho USB lo podemos utilizar en el PC o con la PlayStation. Para la Xbox tendremos que conectar el cable de 3,5 mm al mando de la misma.

El dongle USB utiliza una conexión 2.4GHz en lugar de Bluetooth lo que hace que la latencia sea inexistente. El transmisor y los auriculares ya vienen emparejados y su funcionamiento es facilísimo. Plug and Play. No hay que configurar nada, ni instalar drivers. Enchufamos el pincho USB, encendemos los cascos y ya está.

Rendimiento

  • Excelente alcance
  • Buen sonido
  • Muy buena autonomía

Como no podía ser de otra forma, HyperX se ha centrado en que los Cloud Flight sean cómodos. Para ello han aligerado los auriculares todo lo posible. Con un peso de 283 gramos sin micrófono y 293 gramos con él, los Cloud Flight son unos auriculares muy ligeros para ser inalámbricos (las baterías suelen ser pesadas). De hecho, son incluso más ligeros que muchos auriculares gaming con cable como los míticos HyperX Cloud II que tienen un peso de 310 gramos o los Razer Kraken TE que se van hasta los 341 gramos.

Aun así, los acolchados siguen siendo abundantes y de calidad. Al principio se notan un poco duras, pero con un par de días de uso se ablandan y resultan más cómodas. Las almohadillas están recubiertas de piel sintética. Son suaves y cómodas, pero dan algo de calor. Algo habitual.

Almohadilla y copa izquierda con sus conexiones

Las copas de los Cloud Flight son de diseño cerrado y se apoyan firmemente, pero sin ejercer demasiada presión. Desde luego, son unos auriculares muy cómodos. Yo los uso durante varias horas seguidas sin quitármelos de la cabeza y no siento molestias ni en la cabeza ni en la mandíbula.

Gracias a su diseño cerrado y al buen ajuste, los Cloud Flight aíslan muy bien del ruido exterior. En cuanto nos los ponemos notamos que los sonidos del exterior prácticamente desaparecen. Se escuchan muy débiles y lejanos. Y si nos ponemos a jugar o escuchamos música, parece que estamos completamente solos. La inmersión es inmejorable.

En cuanto al sonido, los Cloud Flight montan** dos drivers dinámicos de 50 mm** con los que reproduce un sonido estéreo 2.0. No, no disponen de ningún modo 5.1 o 7.1 virtual como muchos otros auriculares y la verdad es que tampoco me importa. Prefiero un sonido real, nítido y preciso que un 7.1 falso con mayor escenario sonoro pero falto de detalles y matices. De todas formas, si quieres simular sonido “envolvente” siempre puedes recurrir a la aplicación Dolby Access.

Logo iluminado

El sonido que consiguen es bastante equilibrado, aunque las frecuencias bajas están algo más subidas. Lo bueno es que los bajos están bastante apretados y no ensucian las frecuencias medias. Los medios son naturales y detallados, mientras que los agudos son bastante cálidos.

En conjunto, el sonido es muy completo y equilibrado. Con unos bajos potentes que dan cuerpo y mejoran la inmersión en los juegos; y unos medios y agudos que nos dan los matices y los detalles. Podremos escuchar con total nitidez los detalles de los diferentes mapas (el viento, los sonidos de las puertas, las pisadas de los enemigos, etc.). Esto hace que los Cloud Flight sean perfectos tanto para escuchar música como para juegos.

En el CS:GO los sonidos están muy equilibrados. Los bajos suenan potentes, pero no quitan protagonismo a los disparos ni a las pisadas. Además, la escena sonora es muy buena y podemos identificar con mucha facilidad de qué dirección procede cada sonido, tanto de los lados como de arriba y abajo. Por supuesto, el sonido va totalmente en sincronía con las imágenes y no hay nada de retardo.

También he jugado con ellos al Rise of the Tomb Raider. Las voces se escuchan naturales, las explosiones son apabullantes, pero lo que más me gustó es cómo se escuchan todos los pequeños detalles ambientales como las cascadas, el ruido de los pájaros, el viento, etc. Esto hace que el juego sea mucho más rico e inmersivo.

En música se defienden extraordinariamente bien también. Las canciones con bajos tienen pegada, pero las voces siguen sonando fuertes, con textura y muy naturales. Los agudos están algo más retrasados, pero son cálidos y tienen buena separación de instrumentos.

En pincho USB puede utilizarse en el PC o en la PS4

La conexión inalámbrica utiliza la saturada banda de frecuencia de 2.4 GHz, sin embargo, la conexión es completamente estable y tiene un alcance realmente bueno. Me puedo recorrer toda la casa sin perder la conexión.

Puedo irme a la cocina a por algo para comer mientras sigo escuchando a los compañeros del equipo. Sí, también puedes usarlos mientras vas al baño, pero al menos ten la decencia de mutear el micro...

Para hacer uso de la conexión inalámbrica debemos usar el transmisor USB que funciona en PC, PS4 y PS4 Pro. No funciona con la Xbox One debido a que lo impide Microsoft y su tecnología inalámbrica patentada.

El micrófono no tiene una espuma contra viento para evitar el popeo

El micrófono también se escucha bien, los compañeros de equipo me escuchan claramente y sin cortes. El sonido es algo plano, pero limpio y claro. También tiene un sistema de cancelación de ruido que disminuye el ruido ambiental de ventiladores, tráfico de la calle, etc.

Por último, me gustaría destacar que los Cloud Flight tienen una autonomía increíble. Si apagamos los leds, podremos disfrutar de los auriculares (a volumen medio) durante 30 horas. Algo impresionante para tratarse de unos auriculares con conectividad de 2,4 GHz y no Bluetooth LE. Para conocer el nivel de batería restante debemos utilizar el programa Ngenuity de HyperX.

La duración de la batería desciende a 18 horas si utilizamos los leds en el modo de “respiración” y a 13 horas si los leds están fijos.

Para ahorrar batería, los auriculares se apagan automáticamente si pasan 30 minutos sin recibir actividad. También es importante remarcar que podemos utilizar los auriculares mientras se están cargando.

Conclusiones

Los HyperX Cloud Flight son unos de los mejores auriculares gaming inalámbricos. Son ligeros, cómodos, la calidad de sonido es muy buena, así como la estabilidad y el rango de la conexión. Además, el micrófono se escucha bien y la autonomía es espectacular.

En cuanto a calidad de audio, los Cloud Flight están un escalón por debajo de los Cloud Alpha, aunque algo por encima de los Arctis 7 de SteelSeries.

Su mayor inconveniente es su precio, las opciones con cables son más baratas y que su construcción podría dar más sensación de robustez.

Ver más
HyperX Cloud Flight
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.