Guía de las diferentes conexiones de una fuente de alimentación

Rubén Castro, 23 septiembre 2020

Como ya sabrás, las fuentes de alimentación tienen un montón de conectores diferentes y, además, estos van cambiando un poco con el paso de los años. Por eso, en este artículo vamos a ver los conectores más usados.

De esta forma elegiremos la fuente de alimentación correcta para que sea compatible con nuestra placa base y con nuestra tarjeta gráfica; y seremos capaces de instalarlos sin dudas y a la primera.

Resumen rápido

Al montar un ordenador tenemos que conectar un montón de cables. Pero, no sufras, es más fácil de lo que parece.

Los cables del ordenador se dividen en:

  • Cables de alimentación de energía (van conectados desde la fuente de alimentación a otros componentes)
  • Cable de datos (conectan unidades y discos con la placa base)
  • Cables de señales (para los botones de encender el ordenador, etc.)
Estos son los cables de energía más habituales, aunque no es obligatorio conectarlos todos

En cuanto a cables de energía, tenemos:

  • ATX de 24 pines, va conectado a la placa base (obligatorio)
  • Cable EPS de 4/8-pin EPS12V para la CPU, va conectado a la placa base (casi siempre es obligatorio)
  • PCIe de 6/8-pin a la tarjeta de video (normalmente es obligatorio)
  • SATA para los dispositivos de almacenamiento (normalmente es obligatorio)
  • MOLEX para los accesorios (cada vez se usa menos, aunque algunos ventiladores pueden seguir usándolo)

P1 (ATX de 24 pines)

El conector P1 o ATX-24 es un cable de 24 pines cuya tarea principal es la de proveer de energía a la placa base.

Este es el conector principal que usan las placas base modernas, pero hasta hace un par de décadas se usaba usaban un conector parecido de 20 pines. Por eso, muchas el conector de 24 pines es compatible con placas de 20 pines y, a menudo, este cable puede ser dividido en 20 y 4 pines (como la imagen de arriba).

Conectores P4: EPS12V y ATX12V

Se trata de dos conectores de 4 pines cada uno que sirven para mejorar la estabilidad de la alimentación de la CPU principalmente, aunque también mejora la alimentación de otros componentes del chipset.

  • En algunas placas base solo necesitarás conectar un único conector de 4 pines.
  • La mayoría de las placas base pensadas para hacer OC (overclock) permiten conectar los 2 pines, esto mejora la estabilidad del sistema.
  • Algunas placas pueden traer dos EPS de 8 pines o uno de ocho y otro de cuatro. Es suficiente con enchufar solo uno por lo que no es necesario que cambies tu fuente de alimentación y, por supuesto, nunca utilices adaptadores chinos. Son de muy mala calidad y pueden dañar tu placa base.
Algunas fuentes de alimentación vienen con varios cables EPS. Y en vez de traer 4+4, traen 4+8. Solo es necesario utilizar uno de estos cables.

Conector PCIe (6 y 8 pines)

Las placas base pueden proporcionar un máximo de 75W a través de las ranuras con la interfaz PCIe. Eso es suficiente para algunas tarjetas gráficas, pero los modelos más potentes necesitan mucha más potencia. Por eso se crearon los conectores PCIe de 6 y 8 pines.

Según el estándar }PCI-SIG, el conector PCI-E de 6 pines puede suministrar 75W adicionales por cable. Así que, si tu tarjeta gráfica tiene un solo conector de 6 pines, puede llegar a consumir como máximo hasta 150W (75W de la placa base + 75W del cable).

Las tarjetas gráficas más potentes pueden requerir el conector PCI-E de 6+2 pines. Con sus 8 pines este conector puede proporcionar hasta 150W por cable. Una tarjeta gráfica con un solo conector de 6+2 pines puede consumir hasta 225W (75W desde la placa madre + 150W desde el cable).

A la hora de conectar los cables nos debemos de fijar porque muchas fuentes de alimentación incluyen dos conectores PCIe en un solo cable. Esto sirve para los sistemas de potencia media-alta. Sin embargo, si nos vamos a gráficas de muy alta gama, es mejor usar dos cables distintos.

Conector SATA

El conector SATA es el encargado de proporcionar energía a los discos duros, a los discos SSD, a los lectores de DVD, etc. Además, poco a poco se está extendiendo su uso en otros periféricos como leds y refrigeraciones líquidas.

Gracias a su forma de L, el conector de alimentación SATA es muy fácil de colocar.

Molex

Los conectores Molex han existido durante mucho tiempo y pueden suministrar 5V (rojo) o 12V (amarillo) a los periféricos. Lo cierto es que su uso está cayendo en desuso progresivamente y, hoy día, apenas se utilizan para alimentar los ventiladores de la caja.

Gracias a su lado angulado, es difícil equivocarse al conectarlo, sin embargo, tienen el problema de que a veces son extremadamente difíciles de separar.

Mini-Molex / Floppy

Es un tipo de conector completamente obsoleto que se utilizaba para alimentar disqueteras… Aquello discos magnéticos cuadrados que podían contener hasta 1.44 MB de datos.

Adaptadores habituales

De Molex a SATA

Si tienes una fuente de alimentación antigua y tienes más conectores Molex que SATA, siempre puedes usar un adaptador Molex a SATA para alimentar tus periféricos. Son muy baratos y al transmitir poca energía, suelen ser muy seguros.

De Molex a PCI-E (6 pines)

Si necesitas otro cable PCIe de 6 pines para alimentar tu tarjeta gráfica, puedes utilizar un adaptador como el de la imagen. Eso sí, asegúrate de conectar los Molex a diferentes cables. Esto reduce el riesgo de sobrecargar la fuente de alimentación. Si no lo haces, los 75W pueden transmitirse a través de un solo cable Molex y puede traer problemas.

Adaptador ATX

Con la introducción de ATX12 V2.0 se cambió a un sistema con un conector de 24 pines. El antiguo ATX12V (1.0, 1.2, 1.2 y 1.3) usaba un conector de 20 pines.

La compatibilidad hacia atrás es muy fácil, la mayoría de las fuentes de alimentación modernas permiten desconectar los últimos 4 pines del conector principal.

Sin embargo, también existen adaptadores, como el de la imagen, con compatibilidad hacia delante. De esta manera, podemos usar fuentes antiguas en placas base modernas.

Consejos

  • ¿Qué pasa si un cable de alimentación no llega?

Debes comprar una extensión o un adaptador de calidad.

  • Cuidado con confundir el conector EPS de 8 pines con el del PCIe
Cable EPS a la izquierda, cable PCIe a la derecha

Estos dos cables se parecen bastante en la imagen, sin embargo, son diferentes y si nos equivocamos enchufándolos dañaremos el ordenador.

La mejor forma de no equivocarse es mirando con detalle el conector, suele llevar una pegatina, una etiqueta o tener el nombre del tipo de conector impreso en el propio conector.

En principio es complicado equivocarse al conectarlos porque los conectores son físicamente diferentes, pero si hacemos el bruto podemos doblar el plástico y conectarlos de manera incorrecta.

  • Cómo conectar los cables
  1. Conecta el cable de 24 pines a la placa base.
  2. A continuación, conecta el cable de 8 pines en la placa base (para alimentar la CPU). Algunas placas solo necesitan un conector de 4 pines.
  3. Ahora, conecta el cable de alimentación PCIe de 6 u 8 pines a tu tarjeta gráfica. Algunas tarjetas no requieren energía adicional, pero otras requieren hasta dos cables.
  4. Conecta tus dispositivos de almacenamiento (disco duro, SSD o unidad de DVD) con los cables SATA y Molex. Recuerda conectar también los cables de datos a la placa base.
  5. Conecta los puertos USB de la caja, los puertos de sonido, los lectores de tarjetas, etc. a la placa base.
  6. Conecta los cabezales Power SW, Reset SW y el indicador LED en la placa base.
  • ¿Por qué es importante ordenar los cables?

Aunque no tengas una caja transparente, es importante dedicarle unos minutos a colocar los cables de manera correcta. Lo primero es que nos facilitará cambiar componentes en el futuro, pero la más importante es que ampliará la vida útil del ordenador.

Si colocamos bien los cables, maximizaremos el flujo de aire, limitaremos la acumulación de polvo y evitaremos que los cables sueltos puedan dañar otros componentes.

  • Muchas cajas traen ojales de goma para sujetar los cables. Utilízalos con los cables que cuadren en grosor, longitud y posición.
  • Organiza el resto de los cables. Puede esconderlos o agruparlos con otros para luego escóndelos o sujetarlos a algunos puntos estratégicos para que no molesten. Eso sí, junta los cables, pero no los enredes.
  • Coge el exceso de cables y guárdalos en un espacio vacío, como un soporte de disco duro sin usar o delante de la fuente de alimentación. Siempre y cuando no estropee el flujo de aire.
  • Si tienes una fuente de alimentación modular, la gestión de los cables será más fácil ya que tendrás menos cables que gestionar.
Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.