Análisis del Razer Hunstman Mini: un teclado 60% con switches lineales increíbles

Rubén Castro, 1 noviembre 2020

Se acerca el Black Friday a AliExpress con innumerables ofertas y descuentos. Para que ahorres lo máximo posible hemos preparado un artículo con los mejores cupones y chollazos

Aquí tienes toda la información

El Razer Huntsman Mini es un teclado 60% muy bien pensado. Tiene un cuidado diseño minimalista, teclas de PBT y cable USB-C removible. Además, está disponible con los nuevos switches optomecánicos lineales de Razer que son una auténtica gozada. Rápidos, suaves y silenciosos.

Razer Huntsman Mini

✓ Formato: teclado 60%
✓ Dimensiones: 295 x 102 x 33 mm
✓ Peso: 476 gramos
✓ Key Rollover: NKRO (todas las teclas)
✓ Switches: switches optomecánicos Razer (lineales o clicky)
✓ Keycaps: plástico PBT de doble inyección
✓ Polling rate: 1000 Hz
✓ Memoria: integrada y en la nube
✓ Iluminación RGB:
✓ Layout: ISO español y muchos más idiomas
✓ Teclas macro: dedicadas no, función macro sí
✓ Otros: programable y con memoria onboard

Me gusta

  • Switches optomecánicos de segunda generación mejorados
  • Teclas de PBT en español
  • Cable USB-C removible
  • NKRO

No me gusta

  • Algunos switches tienen de holgura en su conexión a la placa y bailan un poco
  • Los pies de goma podrían ser más adherentes

Diseño

El Razer Huntsman Mini es un teclado que se caracteriza por:

  • Tener un tamaño del 60%, eso significa que no tiene los bloques números, el bloque de navegación (las flechas, inicio, fin, paso de página, etc.) ni las teclas F1, F2…
  • Cuenta con teclas o keycaps hechas de plástico PBT
  • Monta switches optomecánicos

Los teclados del 60% se están poniendo de moda últimamente por ser muy compactos, lo que resulta ideal para tener más espacio en la mesa, perfecto para que los gamers tengan más espacio para mover el ratón y también para los minimalistas que anhelan una estética de escritorio más limpia. Además de eso, también son más fáciles de transportar cómodamente. Sin embargo, tenemos el inconveniente de tener que usar combinaciones de teclado para utilizar las teclas que faltan físicamente.

Diferencia de dimensiones entre un teclado de tamaño completo y Huntsman Mini (60%)

Algunos fabricantes llevan ya un par de años sacando modelos de teclados 60% de gran calidad, pero hasta el momento ningún fabricante grande se había atrevido. Razer se convierte así en el primer gran fabricante de periféricos que se adentra en este nicho de mercado. Algo que venían pidiendo los usuarios desde hace un tiempo.

Antes de continuar, quiero añadir que, aunque la unidad que estoy probando tiene la distribución ANSI inglesa, el teclado se puede encontrar ya disponible en la versión ISO española y en muchos otros idiomas.

Además, el teclado está disponible en 4 modelos diferentes en función de los dos colores disponibles y de los dos tipos de switches optomecánicos que puede montar:

  • Negro con switches lineales
  • Negro con switches clicky
  • Blanco (mercury) con switches lineales
  • Blanco (mercury) con switches clicky
Diferentes modelos disponibles del Huntsman Mini

Los switches clicky son los de color morado y se comportan de manera parecida a los Cherry MX Azules; tienen una fuerza de actuación de 45 gramos y una distancia de actuación de 1,5 mm.

Los switches lineales son los de color rojo y se comportan de manera parecida a los Cherry MX Rojos; tienen una fuerza de actuación de 48 gramos y una distancia de actuación de 1,2 mm. Además, los switches lineales corresponden a la segunda generación y tienen un recorrido más suave al estar lubricados y hacen menos ruido porque tienen amortiguadores en el fondo que paran la pulsación.

Detalle de las teclas de PBT de doble inyección

Como hemos visto, las teclas son de plástico PBT de doble inyección. Las teclas de PBT tienen la ventaja principal de que son mucho más resistentes al desgaste por lo que no se quedarán brillantes con el uso. Además, también tienen un tacto rugoso muy agradable y no se manchan tan fácilmente con la grasilla de los dedos.

Físicamente la estética del teclado es muy limpia. Tenemos teclas flotantes sobre una placa de aluminio, siendo el resto del chasis de plástico con un acabado mate rugoso.

La estética del teclado es muy limpia y minimalista

La base, también de plástico, tiene la bonita decoración de For gamers by gamers que Razer ya ha utilizado en varios teclados. Además, tenemos 4 pequeñas gomas en las esquinas para que el teclado no se deslice y las patas para regular la altura del teclado.

En la parte trasera encontramos un cable removible con un conector UBS-C. El cable se sitúa en la parte izquierda (mejor para que no moleste con el monitor) y el conector es amplio por lo que podemos usar otros cables USB-C.

Detalle de la parte inferior del teclado

Rendimiento

Como has podido ver en las fotografías, yo tengo el modelo Mercury (blanco) con los switches rojos de 2ª generación y son una auténtica pasada.

El recorrido de las pulsaciones es increíblemente suave. Además, la amortiguación que le han puesto al finalizar el recorrido hace que el teclado haga muchísimo menos ruido que el Huntsman TE y el sonido de frecuencias más graves, mucho más agradable para los oídos.

Detalle de los switches optomecánicos rojos de 2 generación

Los amortiguadores no se sienten como simples o-rings, tienen más consistencia. La verdad es que me encanta el tacto que tienen las teclas. El único punto negativo que les encuentro es que el acople entre los switches y la placa del teclado no es completamente perfecto y las keycaps tienen un poco de holgura (en mi caso muchas teclas tienen un poquito de holgura y la tecla de retroceso tiene mucha). Algo que se nota si no pulsamos las teclas en el centro. Y es una pena porque todas las teclas tienen estabilizadores, pero los estabilizadores están situados en el propio switch, y el switch baila un poco por lo que tampoco mejoran mucho la situación.

Las teclas grandes tienen el mismo tacto que las teclas más pequeñas, misma suavidad y amortiguación, algo que no siempre pasa y que se agradece. Los estabilizadores de las teclas grandes no son perfectos, pero funcionan bien.

Por supuesto, los switches optomecánicos tienen la ventaja de ser un poquito más rápidos que los mecánicos de toda la vida, sin embargo, la diferencia es tan pequeña que no se aprecia a la hora de jugar. Estos switches también tienen la ventaja de tener una mayor vida útil de 100 millones de pulsaciones. Por lo que tendrás un ratón, literalmente, para toda la vida…

Los interruptores lineales son perfectos para jugar. Rápidos, suaves y perfectos para hacer movimientos precisos. La subida de las teclas también es muy rápida y suave y los strafes se hacen con mucha facilidad y precisión. También se pueden utilizar para escribir sin muchos problemas, aunque hay que acostumbrarse.

Como no podía ser de otra forma, el teclado es N-KeyRollover (NKRO) lo que significa que podemos pulsar todas las teclas a la vez y no perderemos ninguna pulsación ni sufriremos ghosting.

Detalle de las teclas PBT

Las teclas de PBT tienen una calidad de construcción muy buena. Sus paredes son gruesas y la textura de la superficie es muy agradable. También me ha gustado que la leyenda es elegante y se ve muy bien. Las leyendas principales dejan pasar la iluminación RGB, pero las leyendas de las teclas FN están pintadas en el lateral y no dejan pasar la iluminación.

Otro punto interesante es tiene la última fila de teclas es estándar por lo que podremos comprar kits de keycaps por si queremos personalizar nuestro teclado.

Como ya sabemos, en un teclado 60% no tenemos muchas teclas físicas a cuya funcionalidad se puede acceder pulsando una combinación de teclas. Por ejemplo, si queremos utiliza la flecha a la derecha, tendremos que pulsar la tecla Fn + L. Un detalle que me ha gustado es que al pulsar la tecla Fn, la iluminación del teclado cambia y solo se iluminan las teclas que tienen asignadas funciones secundarias. Eso nos ayuda a equivocarnos menos (sabemos que hemos pulsado la tecla Fn y no alguna vecina) y permite localizar con mayor facilidad las teclas con funciones extra.

Además, con la combinación de teclas Fn + Ctrl + los números del 1 al 7 podemos controlar los efectos de iluminación básicos del teclado sin necesidad de instalar el software Synapse de Razer. Por supuesto, Synapse nos permite personalizar la iluminación, configurar macros, guardar la configuración en la memoria interna, etc.

Detalle del switch y del led de iluminación

La iluminación es bastante buena y queda especialmente bien en el teclado blanco. Eso sí, he notado que tiene un poco menos de brillo que en otros teclados. Aun así, está muy bien.

Por último, quiero destacar un pequeño punto negativo que llevo viendo en varios teclados de Razer: los pies de goma. Tanto los principales como los pies de goma de las patas que regulan la altura.

  • Con los pies de goma normales, el teclado no se resbala, pero tampoco notas que está pegado a la mesa y si le damos algún pequeño toque lateral se desplaza. Desde mi punto de vista, las gomas deberían ser más adherentes o tendrían que ser más grandes.
  • Las patas de altura tienen una goma totalmente insuficiente y con diferentes acabados en el lado izquierdo y derecho. Las patas del lado derecho agarran un poco, pero las del lado izquierdo se deslizan casi sin esfuerzo sobre la mesa. Si las usamos con una alfombrilla de teclado y ratón el problema desaparece, pero me parece un fallo tan barato y fácil de solucionar que da rabia que un teclado tan caro tenga estos problemas.

Opinión

No lo voy a ocultar, mi relación con el Razer Huntsman Mini es una relación de amor y odio. Me encanta la estética del teclado y más aún su rendimiento. Los switches optomecánicos lineales de 2 generación son increíbles. Sin embargo, el tamaño de 60% se me queda demasiado pequeño porque hay demasiadas teclas que tengo que usar con la tecla FN y no acaba de resultar práctico. Requiere de un periodo de aprendizaje y poco a poco me va resultando más cómodo, sin embargo, no llega al nivel de tener las teclas dedicadas. Por eso espero que Razer monte estos switches en el Huntsman TE que tiene tamaño TKL (más utilizable para mí).

Lo último que queda ver es el precio, el Razer Huntsman Mini con los switches clicky cuesta 129 euros y con los switches lineales 139 euros (el precio sube 10 euros por los amortiguadores)…

No es barato, pero tampoco es terriblemente caro para tratarse de un teclado 60% con teclas PBT, switches optomecánicos y cable USB-C removible. Aun así, pienso que no estaría mal que Razer, para aumentar un poco de valor añadido, podría haber incluido unas teclas WASD de otro color algo que incluyen otros fabricantes y que suele gustar mucho a los usuarios más gamers.

Razer Huntsman Mini Vs. Ducky One 2 Mini RGB

Desde mi punto de vista, el Razer Huntsman Mini es mejor que el Ducky One 2 Mini RGB. El Ducky monta keycaps de PBT solo en las versiones inglesas del teclado, mientras que las versiones en otros idiomas utilizan teclas de ABS.

Además, los Ducky montan los switches Cherry MX que, sin ser malos, me parecen peor que los switches lineales de 2 generación de Razer. Eso sí, los Ducky están disponibles con los switches marrones que también son muy interesantes y porque tienen feedback táctil, pero no el sonido (no son clicky), algo que Razer no ofrece (solo están disponibles los switches clicky y los lineales, no los táctiles).

Algunos detalles de la construcción del Ducky One 2 Mini RGB son mejores, pero no creo que sean tan importantes como para preferirlo.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Ver más
Razer Huntsman Mini
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.