Análisis del Razer Viper 8 kHz: los 8K en los ratones han venido para quedarse

Rubén Castro, 23 febrero 2021

Aunque ya se han acabado las ofertas de navidad, en Cecotec (gran marca española de gadgets y pequeño electrodoméstico) están tirando la casa por la ventana y tienen ofertas en todos sus productos de más del 60%. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas de Cecotec

El Razer Viper 8 kHz es sin duda el ratón más avanzado del momento. Monta el sensor Focus+ basado en el PWM 3399, monta switches optomecánicos (más rápidos y fiables que los tradicionales) y, para rematarlo, tiene una tasa de muestreo que alcanza los 8.000 Hz cuando lo normal son los 1.000 Hz (para conseguir un menor lag). A esto le sumamos que el Viper pesa solo 71 gramos y tiene un diseño muy bueno.

Razer Viper 8 kHz

✓ Dimensiones: 126,7 x 66,2 x 37,8 mm ideal para manos medias
✓ Tamaño mano: ideal para manos medias
✓ Agarre: de dedos
✓ Diseño: ambidiestro
✓ Peso: 71 gramos
✓ Sensor: Focus+ (basado en el PixArt PMW3399) hasta 650 IPS y 50 G
✓ LOD: distancia de despegue (Lift-off distance) configurable
✓ Tasa de refresco: polling rate configurable de hasta 8000 Hz
✓ Botones: 8 botones configurables
✓ Switches: Razer Optical Mouse para los botones de clic derecho e izquierdo
✓ Conexión: cable Razer Speedflex 1,8 de metros

Me gusta

  • Primer ratón con tasa de muestreo de 8 kHz
  • Switches ópticos mejorados
  • Excelente sensor
  • Muy ligero

No me gusta

  • Precio elevado
  • El cable es unos 20 centímetros más corto que en el modelo anterior

Diseño y forma

El Razer Viper 8 kHz viene a sustituir al Razer Viper normal que salió al mercado hace un año y medio. El diseño exterior es prácticamente idéntico. Se trata de un ratón de tamaño medio con forma ambidiestra y con botones a ambos lados.

Viper (antiguo) a la izquierda, Viper 8K a la derecha

El ratón sirve para agarre de dedos, de garra para manos medianas y grandes, y con agarre de palma mixto, no puro del todo, a manos pequeñas y medianas.

Tiene una forma muy buena para varios agarres

En los laterales tenemos unos grips de goma texturizados que nos permiten agarrar el ratón con confianza, aunque nos suden un poco las manos.

El resto de la carcasa es de plástico duro con una textura rugosa bastante agradable. En la mano el ratón es bastante robusto y no cruje ni cede, aunque los apretemos con fuerza. Algo bastante positivo en un ratón muy ligero, 71 gramos, y con carcasa sin agujeros.

El ratón tiene un led en la zona del logo que podemos controlar con el software Synapse de Razer.

Botones

Los botones principales incorporan unas de las novedades más importantes, los switches optomecánicos de 2ª generación de Razer. Estos switches o interruptores se caracterizan por tener un feedback táctil mayor y más seco. La sensación al pulsarlos es mucho más agradable y se sienten más robustos que sus antecesores sin aumentar su dureza de actuación. Apenas tiene pre-travel y el post-travel es comedido.

Además, como ya sabrás, los switches optomecánicos tienen la ventaja de ser más rápidos que los tradicionales, no sufren los defectos de los dobles clics y tienen una vida útil mayor. Gracias a eso, el ratón te durará más años sin necesidad de cambiarle los switches.
Todos los botones tienen una calidad muy buena

La rueda del scroll tiene unos pasos muy buenos. Son marcados, pero se pasan con facilidad sin que la rueda se nos descontrole. Es perfecta tanto para ofimática como para gaming y el nivel de ruido es bastante bajo. El clic del scroll también es bastante bueno.

Para mi gusto, los botones laterales están bien situados y la pulsación es buena, sin ser excelente. Los botones están bastante al ras, por lo que los botones que quedan en el meñique son un poco difíciles de pulsar. Perfecto si no los sueles usar, para no pulsarlos por accidente, pero algo más negativo si quieres pulsarlos a menudo.

Sensor y software

A diferencia del modelo antiguo, el Viper 8K monta el sensor tope de gama de Razer, el Focus+. Está basado en el PWM3399 de PixArt y es, probablemente, el mejor sensor que hay en el mercado en estos momentos.

Podemos regular los CPI de 100 a 20.000 en pasos de 50, soporta 50G de aceleración y tiene una velocidad máxima de 650 IPS. Además, cuenta con funciones avanzadas para mejorar la precisión sobre todo tipo de superficies. Vamos, que no hay nada mejor de momento. Eso sí, la mayoría de sensores de ratones son ya tan buenos que es muy difícil notar la diferencia.

Sin embargo, el Viper 8K sí que tiene otro as bajo la manga quizás más interesante, es capaz de alcanzar una frecuencia de muestreo de 8.000 Hz muy por encima de los 1.000 Hz tradicionales.

La frecuencia de muestreo son las veces por segundo que el ratón se comunica con el ordenador. A 1000 Hz, el ratón se comunica con el ordenador 1 vez cada milisegundo. A 8000 Hz ese tiempo se reduce a 0,125 ms lo que reduce el input lag o latencia de entrada.

La diferencia entre 1.000 Hz y 8.000 Hz no es como la noche y el día, pero los jugadores expertos sí que la notarán un poco. Pasa un poco como con los hercios de los monitores. Pasar de 60 Hz a 144 Hz es un cambio brutal. Pasar de 144 Hz a 240 Hz se nota, pero mucho menos. Y ya, pasar de 240 Hz a 360 Hz es insignificante para muchos, aunque puede ser importante para los jugadores profesionales.

Todos estos parámetros pueden ser configurados con el software Razer Synapse. La tasa de muestreo se puede configurar a 125, 500, 1000, 2000, 4000 y 8000 Hz, algo importante porque hay algunos juegos que sus motores gráficos no funcionan bien aún a más de 1000 Hz, aunque se supone que en los próximos meses se adaptarán.

Cable

El cable es un poco más grueso, aunque sigue siendo muy flexible y tiene poca fricción. Gracias a eso se desliza bien sobre la alfombrilla y apenas se nota.

Cable del nuevo Viper 8K abajo, arriba el Viper antiguo

El único punto negativo es que el cable mide ahora 180 centímetros y antes medía 210 centímetros. Esos 30 centímetros de menos hacen que haya tenido que mover la caja del ordenador para que el cable me llegue con la holgura suficiente.

Pies (skates)

Los skates tienen la misma forma y tamaño que en el modelo original, sin embargo, en este caso están hechos de teflón puro. Gracias a eso, el ratón se desliza mucho mejor que antes.

La forma, el tamaño y la distribución de los skates es muy buena. Esto junto con la distribución de pesos hace que el Viper 8K tenga un deslizamiento suave y controlado.

Opinión

El Razer Viper 8 kHz es una pequeña evolución del Viper normal, que ya era un ratón excelente. Diría que la mejora que más se nota son los nuevos switches optomecánicos de 2ª generación y los skates de teflón puro. También ha mejorado la tasa de muestreo y, aunque creo que la diferencia es mínima, estoy seguro de que muchos más ratones de gama alta van a seguir el camino de Razer y sacar modelos de 8 kHz. El sensor también ha mejorado, pero la verdad es que soy incapaz de diferenciarlos.

Todo esto está francamente bien, pero lo importante es que te sientas a gusto con las formas y el peso del ratón; y en este caso, el Viper 8 kHz es uno de los ratones que más cómodos me resultan a la hora de coger y su contenido peso hace que sea muy fácil conseguir precisión con él.

En resumen, creo que el Viper 8 kHz es el mejor ratón con cable del mercado en estos momentos.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Ver más
Razer Viper 8 kHz
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.