Análisis del Logitech G305 Lightspeed: un ratón inalámbrico muy interesante

Rubén Castro, 21 diciembre 2020

Aunque ya se han acabado las ofertas de navidad, en Cecotec (gran marca española de gadgets y pequeño electrodoméstico) están tirando la casa por la ventana y tienen ofertas en todos sus productos de más del 60%. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas de Cecotec

El Logitech G305 Lightspeed es el ratón más barato con la tecnología inalámbrica Lightspeed. Tiene un excelente sensor, buenos botones y su calidad de construcción es a prueba de bombas (como Logitech acostumbra). Sin embargo, hay que tener en cuenta que en la mano se siente algo pequeño y que funciona con pilas AA, por lo que su peso se eleva más de lo que me gustaría.

Logitech G305 Lightspeed

✓ Dimensiones: 116,6 x 62,15 x 38,2 mm
✓ Tamaño mano: agarre de dedos con manos medias y grandes, las manos pequeñas pueden usar palm, dedos o claw
✓ Diseño: diestro
✓ Peso: 75 gramos sin batería, 96 gramos con batería AA alcalina
✓ Sensor: HERO12
✓ LOD: no configurable, pero bastante baja
✓ Tasa de refresco: polling rate configurable de 125 a 1000 Hz
✓ Botones: 6 botones configurables
✓ Switches: mecánicos
✓ Conexión: inalámbrica 2,4 GHz Lightspeed
✓ Autonomía: hasta 250 horas en modo alto rendimiento, hasta 9 meses en modo bajo rendimiento
✓ Memoria:
✓ Skates: teflón

Me gusta

  • Buena relación calidad-precio
  • Tecnología inalámbrica Lightspeed
  • Sensor HERO12
  • Excelente autonomía
  • Buenos botones

No me gusta

  • Usa pilas AA
  • Algo pesado

Diseño y forma

El G305 Lightspeed utiliza la misma carcasa que el Logitech G Pro o el G102/203. No se han querido arriesgar nada en el diseño, si algo funciona, no lo toques… La parte trasera se inclina hacia abajo, pero no tanto como el G100 o el G Pro Wireless, y en mi opinión no se siente tan bien en la palma de la mano.

En cuanto a tamaño, tiene un tamaño medio, pero, por sus formas y altura, se siente pequeño en la mano. Yo creo que donde mejor se defiende es en agarre de dedos. También puede funcionar en agarre de palma y de garra si tienes la mano pequeña, aunque creo que hay mejores opciones. Mi mano mide 19 cm aproximadamente y suelo usar un agarre mixto entre dedos y palma. Normalmente, reposo un poco del lado derecho de la palma en el ratón, sin embargo, con el G305 lo cojo más de dedos que de costumbre.

Logitech G305 Lightspeed a la izquierda, Xtrfy M4 a la derecha

Desde mi punto de vista, echo en falta unas curvas ergonómicas un poco más trabajadas. Los laterales, por ejemplo, son prácticamente rectos y no tienen grips de goma para mejorar el agarre. Esto te da flexibilidad para poder colocar los dedos en cualquier lugar, pero no quedan bien recogidos y el agarre no se siente tan firme y seguro como con otros ratones. Si no quieres cambiar las formas, a mí me valdría con que los laterales tuviesen un poco más de grip.

Funciona con una pila AA (las grandes) lo que hace que aumente bastante el peso del ratón. Pesa aproximadamente 96 gramos con la pila AA alcalina. Aun así, me siento bastante cómodo con él y lo puedo usar durante horas trabajando o jugando sin ningún problema. Sin embargo, si lo queremos aligerar más, podemos reducir el peso de dos formas:

  • Usando una pila AA de litio: alcanzaremos los 90 gramos aproximadamente
  • Usando una pila AAA con un adaptador: reduciremos el peso hasta los 83 gramos aproximadamente. Ver adaptador en Amazon)
Al ser desmontable, la carcasa se siente un poco hueca

Por cierto, la pila se mete retirando la parte superior de la carcasa. En el mismo hueco de la pila encontraremos el adaptador inalámbrico que debemos conectar a un puerto USB-A (el grande de toda la vida) del ordenador. Eso significa que la carcasa se nota algo hueca y no da la sensación de robustez que otros ratones.

Botones

Los botones principales tienen un tacto muy bueno. Son fáciles de pulsar, pero con suficiente fuerza para no pulsarlos sin querer. Se sienten exactamente iguales que los del G Pro. Secos, precisos y relativamente ligeros gracias a que Logitech utiliza su propio muelle metálico de tensión. Además, los botones no tienen nada de holgura y el recorrido es bastante homogéneo, aunque los pulsemos en el borde delantero o trasero. Eso sí, hacen más ruido del que me gustaría y pueden llegar a molestar a otras personas que tengamos cerca.

El ratón carece de iluminación RGB, así pesa menos y tiene más autonomía

Los botones laterales están situados en el lateral izquierdo y se ven exactamente igual que los del G Pro. Afortunadamente, se sienten muy diferentes. Tienen más resistencia y son más fáciles de pulsar que en el G Pro, lo malo es que tienen mucho recorrido. Tampoco es un problema porque no tienen pre-travel y la actuación se registra inmediatamente.

El clic del scroll no me gusta demasiado

En la parte de arriba tenemos el botón para cambiar los CPI (junto con un led) y la rueda del scroll. La rueda de goma tiene un tacto muy bueno. El giro también me gusta mucho. Tiene 24 pasos bien marcados, pero sin demasiada resistencia; sirve tanto para jugar como para ofimática. El clic del scroll me gusta menos, porque tiene demasiado poco recorrido para mi gusto. Hay veces que no tengo claro si lo he pulsado o no.

Sensor y software

El G305 Lightspeed monta el sensor HERO 12K diseñado por la propia Logitech, uno de los mejores sensores ópticos del mercado. Es prácticamente perfecto en términos de rendimiento. Es preciso, directo, no se nota aceleración, no hay jitter en sensibilidades normales y no se pierde ni haciendo los flicks más rápidos.

Con el software de Logitech podemos configurar los botones, los niveles de CPI (desde 200 a 12.000 en pasos de 50), el polling rate (entre 125 y 1.000 Hz) y el nivel de rendimiento (alto rendimiento o menor rendimiento y mayor autonomía). En bajo rendimiento limita el polling rate a 125 Hz y la verdad es que para ofimática sirve, pero, acostumbrado a los 1.000 Hz, no lo usaría a la hora de jugar.

El G305 tiene memoria integrada, por lo que podemos utilizar nuestra configuración en cualquier ordenador sin necesidad de instalar el software de Logitech

Aunque no he encontrado la opción de regular el LOD, por defecto es bastante bajo. Perfecto para no perder precisión cuando desplazamos el ratón si jugamos con sensibilidad baja.

Conexión inalámbrica

Lo primero que quiero decir es que la tecnología inalámbrica Lightspeed es una pasada. El comportamiento del ratón es inmediato y se siente como un ratón con cable. Por supuesto, tampoco he tenido ningún problema de estabilidad con la conexión, ni cortes ni movimientos imprevistos. Y esto poniendo el adaptador inalámbrico que funciona a 2,4 GHz en la parte trasera del ordenador.

La conexión Lightspeed es una pasada

Por si tenemos el ordenador muy lejos, el G305 trae un alargador USB para que podamos tener el receptor más cerca del ratón. El ratón, eso sí, funciona únicamente con ese adaptador inalámbrico. No se le puede conectar ningún cable y tampoco tiene modo de funcionamiento mediante Bluetooth.

Según Logitech, una sola pila alcalina tiene suficiente energía para que el ratón funcione en modo alto rendimiento durante 250 horas. Con una pila de litio podremos rondar las 300 horas. Si cambiamos al modo de bajo consumo (polling rate de 125 Hz, por lo que pasamos de un retardo de 1 ms a 8 ms), la autonomía rondará los 9 meses, lo que es una verdadera pasada.

Pies (skates)

En la base tenemos 6 pequeños skates blancos de teflón. Los acabados son buenos y los bordes están bien terminados. Gracias a eso el deslizamiento es realmente bueno, suave y consistente.

El G305 tiene un pie adicional, respecto al G Pro, en la parte posterior para añadir estabilidad

La verdad es que me ha sorprendido que los skates tan pequeños funcionen tan bien. Eso sí, me gustaría ver cómo sería el rendimiento con unos skates un poco mayores.

Opinión

El G305 Lightspeed es uno de los ratones más baratos de Logitech que cuentan con su tecnología inalámbrica Lightspeed y, como no podía ser de otra forma, se trata de un muy buen ratón gaming. El sensor es excelente, los botones son muy buenos y la conexión inalámbrica va perfecta.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, para ser un ratón relativamente pequeño, es algo pesado. También creo que los laterales del ratón podrían tener un poco más de grip.

Sinceramente creo que, si te cuesta los 60 y pico euros del PVP, hay mejores opciones en el mercado. Lo bueno es que su precio habitual en muchas tiendas ronda más los 40 y pocos euros; un precio mucho más correcto y que lo sitúan como uno de los mejores ratones inalámbricos en relación calidad-precio de todo mercado. Por otro lado, lo he visto algunas veces a unos 36 euros de oferta… A ese precio es un chollo.

Como último detalle, está disponible en colores bastante originales.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Ver más
Logitech G305 Lightspeed
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.