Análisis del ratón DM1 FPS: 32,99 euros, PMW3389, 83 gramos...

Rubén Castro, 10 agosto 2021

El DM1 FPS es un ratón con una excelente relación calidad-precio. Se trata de un ratón de tamaño medio ideal para agarre de dedos y de garra; y cuenta con un diseño ambidiestro, aunque los botones están situados solo en el lado izquierdo por lo que es para diestros. Monta el sensor PMW3389 (uno de los mejores del mercado) y su calidad de construcción es muy buena en general. Como punto negativo, el scroll podría ser mejorable.

Dream Machines DM1 FPS

✓ Dimensiones: 126 x 68 x 39 mm
✓ Tamaño mano: ideal para manos medias
✓ Agarre: de dedos y de garra, aunque también se deja usar de palma para manos pequeñas
✓ Diseño: ambidiestro, aunque los botones solo están para diestros
✓ Peso: 83 gramos
✓ Sensor: PMW3389, CPI entre 400 - 16000, hasta 400 IPS y 50 G
✓ LOD: distancia de despegue (Lift-off distance) 1,8 mm
✓ Tasa de refresco: polling rate configurable de hasta 1000 Hz
✓ Botones: 6 botones configurables
✓ Switches: Huano (20 mill)
✓ Conexión: cable 1,8 metros
✓ Memoria: integrada

Me gusta

  • Relación calidad precio
  • Sensor PMW3389
  • Buena calidad de construcción
  • Memoria interna

No me gusta

  • El scroll podría ser de mejor calidad
  • La disponibilidad es limitada por lo que el precio real puede ser superior al PVP en muchas tiendas
  • El acabado mate se mancha con la grasilla de los dedos con facilidad

Diseño y forma

El modelo DM1 FPS tiene una forma bastante típica y tiene un tamaño medio, 126 mm de delante a atrás, 68 mm de lado a lado, y 39 mm de altura. También es bastante ligero, 83 gramos, para tratarse de un ratón de carcasa completa.

Aunque hay ratones más ligeros, el DM1 FPS es bastante ligero para tener carcasa completa

Se trata de un ratón ambidiestro, aunque los botones están situados solo en el lado izquierdo, para diestros. El ratón se siente algo alargado, tiene la joroba situada prácticamente en el medio y esta baja de manera no demasiado rápida en la zona de la palma. De hecho, se parece mucho a la forma del SeelSeries Sensei que tantos ratones utilizan a día de hoy.

Las curvas de los laterales son muy ligeras

Los laterales se curvan un poco hacia el interior para facilitar el agarre. Eso, junto con el peso bien distribuido hacen que el manejo del ratón sea muy estable y cómodo. Eso sí, para mi forma de coger el ratón (tengo agarre de dedos) me parece que tiene demasiado peso en la parte trasera y al levantarlo puede caer el culo un poco.

Yo pongo el pulgar cerca del botón lateral delantero y el ratón está balanceado para cogerlo desde el botón lateral trasero, por lo que se me hace algo pesado de la parte trasera

En general, la forma del ratón es bastante clásica y se siente muy bien para agarres de dedos y garra para manos medias y tirando a grandes, aunque las muy grandes solo podrán usarlo de dedos. También se puede usar de agarre de palma, aunque solo las manos pequeñas ya que la joroba se queda un poco baja para manos medias y no llega a sujetar bien la palma.

Antes de continuar, quiero señalar que el ratón está disponible en 7 colores diferentes:

  1. Blood Red
  2. Ocean Blue
  3. Pearl White
  4. Smokey Grey
  5. Onyx Black
  6. Raven Black
  7. Blizzard White
Los acabados brillantes suelen ser mejores para las personas a las que no les sudan nada las manos.

En mi caso tengo el Raven Black que tiene un acabado negro mate muy agradable al tacto. Aunque los laterales no tienen goma adherente especial, el agarre es bastante bueno y no he necesitado ponerle grips adicionales. Eso sí, la carcasa se marca fácilmente con la grasilla de los dedos lo que estropea bastante la estética. Lo bueno es que aun así el ratón no se queda resbaladizo.

El coating de la carcasa es un imán para la grasilla de los dedos

Otro punto a destacar es la buena calidad de construcción que transmite la carcasa. Es muy rígida, parece una piedra. Además, nada baila ni hace ruido usándolo de manera normal (aunque si lo agitamos escucharemos que la rueda del scroll tiene un poco de holgura). Algo nada sencillo de conseguir ya que la carcasa superior incorpora los dos botones principales (no son piezas separadas) como el Razer DeathAdder.

Botones

Los botones principales utilizan interruptores Huano de 20 millones de pulsaciones de vida media. Estos switches son un poco más duros que los Omron que suelen usar otros ratones gaming. El tacto es preciso y seco en la actuación, además de un sólido ruido de clic al presionarlos. Los botones apenas tienen pretravel y postravel por lo que el accionamiento se siente muy preciso.

Obviamente, la preferencia de switches es muy subjetiva y los Huano son recomendados, por su mayor dureza, para las personas que hacen clics involuntarios. Yo no suelo hacer clics sin querer con los Omron, pero me siento bastante cómodo con estos Huano jugando al CS:GO.

Como ya he dicho, los botones principales vienen integrados en la propia carcasa y no en piezas separadas. Me preocupaba que los botones pudiesen tener algo de juego, pero no es así. También quiero comentar que los botones principales tampoco tienen forma para acomodar los dedos, algo que personalmente no me importa, pero sé que hay gente que preferiría que los botones tuviesen un poco de forma cóncava para colocar los dedos.
Detalle de los botones principales y de la rueda de scroll (y su iluminación)

La rueda de scroll es una de las partes más flojas de este DM1 FPS, aun así, es mejor que otras ruedas que montan otras marcas… Eso sí, hay que reconocer que está bastante por detrás de las ruedas que suelen montar Logitech y Razer en sus últimos ratones. La rueda de mi DM1 FPS tiene un poco de holgura vertical y un poco de traqueteo, casi inaudible y, aunque a mí no me molesta, creo que podría ser molesto para algunos. Los pasos del giro sí que son algo más audibles, sobre todo cuando giramos hacia arriba. En general, el comportamiento de la rueda no es malo, pero tampoco es excelente. La uso sin problemas, pero tampoco es una delicia su uso y comparado con el resto del ratón, da la sensación de ser de menos calidad.

El clic de la rueda es bueno, pero como tiene un poco de holgura en el giro, a veces podemos girar la rueda al presionar el botón.

Quiero añadir que la rueda de desplazamiento tiene un LED RGB que se puede personalizar a través del software de Dream Machines, pero su luminosidad es bastante limitada y no destaca mucho, como se puede ver en la imagen de arriba.

Al lado de la rueda de desplazamiento tenemos el botón con el que podemos controlar los CPI del ratón. Es bastante ligero y no tiene ningún recorrido innecesario. No se mueve y se asienta con bastante firmeza en su alojamiento, y tampoco estorba en absoluto debido a su diseño plano. Gracias a eso, no lo he pulsado ni una sola vez sin querer.

Los botones laterales sobresalen mucho y están un poco duros para mi gusto. Aun así, su clic es bueno y preciso con un recorrido corto.

El DM1 FPS viene con un escueto manual de instrucciones y 3 skates de repuesto

Sensor y software

El ratón utiliza el sensor PMW3389, antes utilizado exclusivamente en los ratones Razer y que ahora también está disponible en otras marcas. Por supuesto, se trata de uno de los mejores sensores del mercado y no tiene smoothing, filtering ni aceleración por hardware. Además, puede alcanzar los 16.000 CPI, tiene una velocidad máxima de 400 IPS y una aceleración máxima de 50 G.

El sensor es excelente y con el software de Dream Machines para el modelo DM1 FPS podemos configurar la sensibilidad entre 200 y 16.000 CPI en pasos de 200, algo curioso porque el sensor permite realizar incrementos de 50 CPI. Por defecto vienen 6 pasos de: 400, 800, 1.600, 2.400, 4.800 y 16.000 CPI, aunque los valores de CPI no son exactos, en todas mis pruebas el ratón va a más CPI de los seleccionados en el software.

El CPI real es superior al mostrado en el software de DM1 FPS por lo que tenemos que bajar la sensibilidad en los juegos

Por ejemplo, con ratón configurado a 1.600 CPI el Mouse Tester me da que la sensibilidad real supera por bastante los 1.700. No es un problema grave, pero sí que es importante tenerlo en cuenta porque en el CS:GO he tenido que bajar la sensibilidad del juego de 0,75 (1600 · 0,75 = 1200 eCPI ) a 0,67 para para que los eCPI sean parecidos a los que usaba antes (1783 · 0,67 = 1194 eCPI).

Con el software también podemos configurar la tasa de sondeo o polling rate entre 125, 250, 500 y 1000 Hz; los 6 pasos de CPI, los colores y efectos de la rueda de desplazamiento, las macros y cualquier otra función que se pueda asignar a cada botón del ratón.

También es posible guardar algunas configuraciones en la memoria interna del ratón por lo que no depende del software y podremos disfrutar del ratón en cualquier PC sin necesidad de instalar nada.

Lo que no se puede justar es el LOD (distancia de despegue) pero no es algo que eche de menos, teniendo en cuenta que el LOD por defecto es de unos 1,8 mm y es perfecto desde mi punto de vista.

Cable

El cable tiene 1,8 metros de longitud y es uno de los mejores que he probado. Es flexible y tiene baja fricción por lo que apenas se nota que está ahí. De hecho, he estado usando el DM1 FPS sin bungee y no lo he echado en falta.

El cable termina con un conector USB 2.0 chapado en oro que viene protegido de fábrica con una tapa de plástico.

Pies (skates)

Lo primero que quiero comentar es que los skates vienen protegidos por un plástico transparente muy fino, así que, asegúrate de quitarlos antes de usar el ratón o no deslizará bien.

El DM1 FPS viene con tres grandes pies, dos en la parte de arriba y una en la inferior, que consiguen un asentamiento muy bueno del ratón.

Detalle de los skates del DM1 FPS

Los skates son de buena calidad y el ratón se mueve bien. Eso sí, son unos skates de control por lo que no son los más rápidos que he probado. Además, creo que los bordes de los skates podrían estar un poco redondeados, esto haría que el deslizamiento fuese más silencioso y un poco más suave.

Skates de repuesto, nos podemos fijar como los bordes no están redondeados

Aun así, los skates del DM1 FPS se sitúan algo por encima de la media en calidad. Por lo que están bastante bien. Además, hay que tener en cuenta que vienen otros 3 skates de repuesto en la caja.

Opinión

En general, el Dream Machines DM1 FPS es un ratón que compite de tú a tú con todos los modelos de gama alta. Monta un PMW3389, la calidad de construcción es bastante buena y el cable es excelente. Además, utiliza un diseño basado en el SteelSeries Sensei que es una forma muy segura y ampliamente utilizable. Se adapta perfectamente al agarre de dedos para manos medias y grandes; al agarre de garra para manos medias; y al agarre de palma para manos pequeñas. El peso de este ratón está muy conseguido, Dream Machines logró mantenerlo en 83 gramos, lo cual es muy ligero para un ratón de este tamaño. Esto lo hace ideal para shooters y otros juegos competitivos.

Sin embargo, hay algunos detalles que podrían estar un poco más cuidados como la rueda del scroll (se nota de peor calidad que el resto de los componentes) y que el CPI real difiere del marcado por el software (necesitaremos modificar la sensibilidad dentro del juego). Los switches Huano también son algo más duros que los Omron habituales. A mí no me importa, pero puede molestarle a algunos.

Aun así, quiero recordar que el DM1 FPS es un ratón con un PVP de 32.99 euros, un precio mucho menor que la mayoría de sus rivales que lo duplican en precio. Por eso, creo que el DM1 FPS es el mejor ratón gaming que puedes comprar con un presupuesto ajustado. Gracias a eso, y aunque la disponibilidad en tiendas es bastante mala, el DM1 FPS y otros modelos de Dream Machine están creciendo en popularidad.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Dream Machines DM1 FPS
Ver precio