Parkitect: análisis y opinión

Tomás de Jesús, 15 septiembre 2021

Porque es cierto que me gustan mucho los juegos de acción y estrategia, pero de vez en cuando también me gusta relajarme. Es por ello que a veces le doy al Parkitect, ideal para aquellos que disfruten con la construcción y gestión de parques de atracciones.

Personalmente lo considero el sucesor espiritual de Rollercoaster Tycoon 2, que tantas buenas horas de vicio me dio de pequeño. Si que es cierto que hay otros videojuegos de parques de atracciones muy buenos, pero justo ese me dejó una fuerte impronta dentro de mí.

Cuando descubrí Parkitect quedé maravillado. No dudé en comprarlo y sentir de nuevo esa motivación de volver corriendo del colegio, encender el ordenador y seguir con mi fantástico parque de atracciones. Si te molan este estilo de juegos, no te pierdas todos los detalles que tengo para ti.

¿Qué es Parkitect?

Parkitect es un juego de construcción y gestión de parques de atracciones. Comienzas con un terreno completamente vacío en el que podrás colocar atracciones de todo tipo, desde los clásicos carruseles o norias hasta montañas rusas trepidantes. Todo ello aderezado con puestos de comida y decoración para convertir tu parque en único.

Pero antes de que te pongas a construir como un loco, al ser un juego de gestión vas a tener que balancear las cuentas. Esto significa que deberás poner precio a la entrada del parque, a las atracciones, los diferentes puestos de suministros, incentivar los visitantes a través de campañas publicitarias y contratar a personal de mantenimiento.

Podrás conocer qué opinan los visitantes, saber qué es lo que más les gusta e ir gestionándolo todo para alcanzar las metas que te proponga cada escenario. Y es que podrás disfrutar de un modo de campaña bastante sencillo y variado. Aunque, por otro lado, también podrás descargarte escenarios personalizados desde el Workshop de Steam.

Aspectos a destacar de Parkitect

Entendido el concepto del juego, hay tres elementos que para mí son fundamentales. Justo estos son los que han hecho que me pase un buen puñado de horas en el Parkitect. Y más que me pasaré, no lo dudéis.

Mismo espíritu que Rollercoaster Tycoon 2

Tanto la perspectiva de la cámara como algunas dinámicas de la gestión beben directamente de este juegazo que tanta nostalgia me despierta. Si que es cierto que los gráficos han pasado de 2D a 3D, pero el estilo sigue siendo bastante sencillo y visualmente atractivo.

La primera vez que lo jugué creí que estaba jugando al Rollercoaster Tycoon 2 de nuevo. A medida que lo fui disfrutando, me di cuenta de que tenía muchísimas más cosas, sobre todo oportunidades para convertirse en uno de esos juegos que te ayudan a relajarte.

Modo multijugador

¿Te imaginas poder montar un parque de atracciones con tus amigos? Esta es una de las últimas apuestas de los creadores de Parkitect. Han añadido un modo multijugador para que tus colegas y tú os organizáis u os peleéis mientras se diseña el parque de atracciones perfecto.

Este aspecto es para mi lo que realmente marca la diferencia con el Rollercoaster Tycoon 2, incluso con muchos otros juegos de simulación de gestión de parques de atracciones. Porque la diversión y el entretenimiento se multiplican muchísimo más cuando es compartido.

Descargas a través del workshop de Steam

Y si lo anterior era muy bueno, esto tampoco se queda corto. La integración de Parkitect con el workshop de Steam te permite descargarte escenarios, atracciones y conjuntos que otros jugadores han creado, ayudándote a que tu parque sea fabuloso.

Por ejemplo, aunque disfruto mucho creando montañas rusas, ahora puedo descargarlas con facilidad. Sólo tienes que navegar por el workshop y encontrar aquellas que más te gusten. Cuando desbloquees la atracción, podrás seleccionarlas e instalarlas en tu parque.

Características técnicas de Parkitect

Tratando de ser un poco más objetivos y que la nostalgia no afecte a este análisis, analizaré aquellas características clave que todos deberíamos fijarnos antes de comprar un videojuego. Pero vamos, que si le diste al RCT2 en su momento, te van a dar bastante igual.

Gráficos

Bastante simplones, sin demasiados detalles en las texturas pero muy coloridos. A pesar de ello, este rollo de dibujos animados es bastante atractivo y agradable visualmente que en su conjunto gana muchísimo.

Jugabilidad

Es bastante sencillo de comenzar a jugar, ya que para crear un parque de atracciones solo tienes que ir poniendo las instalaciones, los caminos y poco más. Ahora bien, a medida que quieras hacerlos más chulos, te vas a complicar moldeando el entorno y personalizándolo todo aún más si cabe.

Historia

Nula, por no decir ninguna. Básicamente existe una campaña que te transporta por diferentes parques de atracciones en los que debes lograr diferentes retos. Una vez cumplidos, se desbloquea el siguiente. Así hasta el último de los escenarios.

Duración

La campaña dura sobre unas 10 o 20 horas, según lo que te entretengas en cada parque de atracciones. Pero si lo de gestionar te mola, es de esos juegos que puede ser infinito. Mucho más si compartes la experiencia con amigos en el modo multijugador.

Dificultad

Como cualquier juego de simulación de negocios, en Parkitect debes conseguir balancear las cuentas, sobre todo al principio. Realizar una inversión inteligente y tratar de que los clientes del parque te reporten beneficios. No te extrañe que en las primeras partidas acabes en números rojos.

Lo bueno de Parkitect

Teniendo en cuenta todo lo anterior, además de mi propia experiencia personal en este juego, me gustaría remarcar lo bueno de Parkitect. Porque es con esto con lo que debes quedarte si decides apostar por este videojuego.

  • No necesitas un PC de la NASA para jugarlo.
  • Te traerá nostalgia de cuando jugabas al Rollercoaster Tycoon 2.
  • Te echarás muy buenas risas con el modo multijugador y crear parques de atracciones de forma compartida.
  • Compatibilidad con workshop de Steam, pudiéndose descargar muchísimo contenido.
  • Sacará tu lado más creativo.

Lo malo de Parkitect

Pero, como siempre, hay cosas que pulir o mejorar. O simplemente la temática del videojuego no es que te enganche demasiado.

  • Puede hacerse repetitivo si no te planteas retos o temáticas para cada uno de tus parques.
  • Al principio puede ser algo complicado, sobre todo en lo que respecta a balancear cuentas.
  • Crear montañas rusas es fácil. Que sean intensas y atractivas ya es otra cosa. Por suerte, puedes descargarlas ya creadas.
  • Puede que te quedes sin amigos jugando al modo multijugador.
  • Si no te gustan los videojuegos de simuladores de negocios, quizás no te mole demasiado.

¿Vale la pena comprar Parkitect?

Como he repetido más de una vez, Parkitect es un juego que te despertará muchísima nostalgia si jugaste al Rollercoaster Tycoon 2. No tiene los mejores gráficos, pero tampoco nos importaba en su momento. Y las dinámicas de gestión son muy similares, por lo que no aprendes desde 0.

Yo aproveché una oferta y lo pillé en descuento, pero la verdad es que por el precio que tiene y las horas que le he echado no me hubiese importado pagarlo todo. Tanto si te gustan los juegos de simulación y gestión de negocios como de parques de atracciones, vas a disfrutarlo bastante.

Para aquellos que tienen ciertas dudas sobre adquirirlo o no, simplemente que echen un vistazo a algunos vídeos de gamers jugándolo. Pero, si te lo propone jugarlo un amigo, no lo dudes ni un instante: os lo váis a pasar genial.