Compartir juegos de la Nintendo Switch con amigos: ¿cómo es posible?

Tomás de Jesús, 16 agosto 2021

Lo de pasarse los cartuchos de la consola para que los amigos puedan jugar a tus videojuegos ya no es necesario. Con el Nintendo Switch Game Sharing podrás compartirlos sin que se necesite una copia física para ello, adquiriéndolos a través de la tienda online de la consola.

Descubre qué es exactamente el Game Sharing, cómo funciona y si realmente vale la pena, ya que su utilización tiene un buen puñado de ventajas, pero también de desventajas. De la forma adecuada, le sacarás el máximo partido tanto a tus juegos como a los que adquieran tus amigos.

¿Qué es el Nintendo Switch Game Sharing?

El Gamer Sharing de Nintendo Switch es la evolución de intercambiarse cartuchos de consola para ahorrarse unos dineretes en videojuegos. Con la posible adquisición de todos los juegos a través de tiendas digitales, seguramente tengas una biblioteca repleta de títulos pero sin representación física.

Cuando adquieres un videojuego de esta forma, éste queda asociado a una consola o perfil de jugador específico, por lo que virtualmente no existe opción a dejarlo a otra persona sin ceder la cuenta, con todo lo que conlleva. Por suerte, con el Game Sharing, sí que es posible.

Y es que, en definitiva, se trata de que en una misma consola se pueda acceder a diferentes cuentas, todas ellas con sus propios juegos. Sólo tienes que acceder a ellas y descargarlos para disfrutar de títulos que tú no has adquirido.

Pasos para compartir tus juegos de Switch

El requisito fundamental para que compartir juegos de la Switch con amigos funcione es que logres registrar una única cuenta en dos consolas diferentes. Para ello, los pasos que debes seguir son muy sencillos:

  1. Entra con tu cuenta principal a la Nintendo eShop y accede a la configuración de tu perfil.
  2. Aprieta el botón derecho del d-pad y busca la sección de “Consola primaria”. Dale a desregistrarse.
  3. Enciende la segunda Switch y crea un nuevo usuario, utilizando tu correo electrónico o identificador digital de Nintendo.
  4. Accede con el nuevo perfil a la biblioteca de juegos y descarga todos aquellos que te interese jugar.

Desventajas de utilizar el Game Sharing de la Nintendo Switch

La verdad es que el proceso no tiene mucho misterio. Donde realmente radica el problema está en aquellos aspectos que puedan hacer que compartir juegos no sea del todo seguro. Al fin y al cabo, estás poniendo tu cuenta personal en la consola de otra persona.

Esto significa que debe haber muchísima confianza entre ambos. Podrá acceder a tu perfil sin ningún tipo de impedimentos, así como cambiar la configuración y los datos personales. Incluso adquirir juegos en tu nombre.

Otra de las desventajas es que los permisos de ambas consolas son diferentes. Mientras que en la principal podrás jugar a todos los juegos incluso mientras no tengas internet, en la segunda consola siempre necesita de conexión para utilizar esos juegos.

También cabe destacar que no se puede jugar al mismo juego a la vez, es decir, que en cuanto la segunda consola lo inicie, en la primera se pausará. Quizás sea posible mientras una de ellas no esté conectada a internet, pero no lo puedo asegurar.