Kobo Libra H2O: un Kindle Oasis mucho más barato y con un SO más abierto

Rubén Castro, 9 septiembre 2020

Hoy es el Black Friday, el día más fuerte de la semana en Amazon. Date prisa y echa un vistazo a los mejores chollos. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas del Black Friday

El Kobo Libra H2O es uno de los mejores eReaders que te puedes comprar en este momento. Su diseño asimétrico está basado en su hermano mayor, el Kobo Forma, pero depura sus formas y se siente mucho mejor en la mano. Además, cuenta con una excelente pantalla con iluminación ComfortLight PRO y su sistema operativo ahora es más responsivo y sigue siendo compatible con muchísimos formatos de eBooks. Su mayor rival es el Kindle Oasis, que cuesta casi 100 euros más…

Kobo Libra H20

✓ Dimensiones: 144 x 159 x 5 mm
✓ Peso: 192 gramos
✓ Pantalla: 7 pulgadas, tecnología E Ink Carta, resolución 1680 × 1264 (300 ppp), con iluminación ComfortLight PRO (temperatura de color ajustable)
✓ Resistencia al agua: Sí (IPX8, hasta 60 minutos bajo 2 metros de agua)
✓ Almacenamiento: 8 GB
✓ Conectividad: Wi-Fi 802.11 b/g/n, Micro USB
✓ Autonomía: 1200 mAh
✓ Formatos compatibles: EPUB, EPUB3, PDF, MOBI, JPEG, GIF, PNG, BMP, TIFF, TXT, HTML, RTF, CBZ, CBR
✓ Otros: G-sensor

Me gusta

  • Pantalla de 7 pulgadas
  • Excelente pantalla
  • Compatible con EPUB
  • Relación calidad-precio
  • Muy cómodo de sujetar con una mano

No me gusta

  • Aún tiene micro-USB

Diseño

El Kobo Libra H2O tiene un diseño muy parecido al Kobo Forma que se lanzó en 2018. El diseño del Forma no era malo, pero, gracias a las opiniones de los usuarios, este nuevo Libra H2O ha refinado sus formas y resuelve las quejas que sufría aquel modelo.

El cambio más importante es el tamaño de la pantalla, el Libra tiene una pantalla de 7 pulgadas, mientras que el Forma tiene una pantalla de 8. Gracias a eso el precio del eReader baja casi a la mitad, consiguiendo una relación calidad-precio impresionante.

Por supuesto, y a diferencia de los lectores más tradicionales como el Kindle Paperwhite, el Libra H2O mantiene un diseño asimétrico muy parecido al del Kobo Forma y al del Kindle Oasis, el lector premium de Amazon.

Un marco lateral es mucho más grueso y ancho que el resto, proporcionando un espacio mayor para sostener el dispositivo de forma cómoda y segura sin tocar la pantalla.

Además, tenemos un par de botones físicos en ese mismo bisel que se utilizan para pasar de página. En ese bisel de mayor grosor también se alojan los componentes de hardware más pesados, como la batería. Gracias a eso, el equilibrio de pesos está muy bien balanceado para que podamos sujetar el eReader con una mano sin cansarnos.

Los botones físicos de paso de página son bastante buenos, se notan robustos y tienen una buena retroalimentación. Son bastante más duros que los del Forma que son demasiado blandos. Eso sí, el Kindle Oasis tiene los mejores botones de los 3

A pesar de su chasis de plástico, el Libra H2O luce bastante bien y mucho mejor que su hermano más caro, el Kobo Forma. La cara frontal del Libra está construida de una sola pieza de plástico, a diferencia del Forma que tiene una junta en el marco más grueso donde se acumula la suciedad. Pero la diferencia más importante es que el Forma empieza a verse brillante y aceitoso a las pocas semanas de uso, dejándole un aspecto sucio y viejo. El Libra H2O tiene un plástico más mate que disimula mejor la suciedad, aunque las marcas de los dedos también se notan con el paso de los días.

El Libra H2O pesa 192 gramos, lo que significa que es 4 gramos más pesado que el Oasis a pesar del acabado metálico de este último. Sin embargo, no es algo que se aprecie usándolo y, desde mi punto de vista, prefiero la carcasa de plástico a la hora de sujetarlo. Se agarra mejor y no tiene el tacto frío en invierno que tiene el Oasis. Eso sí, para lucirlo, el Oasis es más bonito.

El bisel es más grueso y tiene un poco de forma para que sea más cómodo de sostener con una sola mano

En el lateral del bisel, el Libra H2O también tiene el puerto micro USB… Ya podrían montar USB-C la verdad.

En la parte superior del lector tenemos el botón de encendido y que es prácticamente imposible de pulsar sin querer mientras leemos.

Como viene siendo habitual en los últimos eReaders, el Libra H2O tiene el certificado de resistencia al agua IPX8 y puede sobrevivir a un chapuzón de 60 minutos en unos 2 m de agua dulce. Sin embargo, no podrás usar la pantalla táctil si el dispositivo está sumergido o la pantalla está muy mojada, pero los botones físicos para pasar página seguirán funcionando bien.

Pantalla

El Libra H2O monta una pantalla de 7 pulgadas con tecnología E Ink Carta con una resolución de 1.680 x 1.264, lo que se traduce en 300 píxeles por pulgada (ppp), ofreciendo una pantalla nítida y con buen contraste. Gracias a ello, las letras se ven muy bien y resultan fáciles de leer.

Las pantallas del Libra H2O y del Kindle Oasis son prácticamente iguales. Eso sí, la pantalla del Libra H2O no está a ras del bisel (como en el Oasis) y está un poco por debajo del marco. Esta ligera profundidad hace que el texto en la pantalla parezca un poco más nítido cuando se compara con el Oasis, pero la sensación del Oasis en la mano al tocar la pantalla es más agradable.

Al reducir las luces azules por la noche, se favorece el sueño

La pantalla también tiene la tecnología de infrarrojos zForce de Neonode que mejora la respuesta táctil y la hace más sensible y rápida a los toques. Esto viene muy bien a la hora de subrayar texto o seleccionar palabras para buscarlas en el diccionario. La verdad es que se nota bastante más sensible que la pantalla del Forma y al mismo nivel que la del Kindle Oasis, que cuesta casi 100 euros más…

Por supuesto, el Libra H2O cuenta con iluminación de pantalla y además tiene la tecnología ComfortLight Pro que reduce la exposición a la luz azul que interrumpe el sueño. En el marco de la pantalla se encuentran situados varios leds blancos y otros leds de color naraja que proyectan una luz completamente uniforme a lo largo de toda la superficie de la pantalla. Ambos tonos de color se pueden usar juntos o independientemente, con el brillo ajustado mediante un simple deslizador incorporado en la interfaz táctil.

Y aunque no incorpora un sensor de luz ambiental, puedes configurar la iluminación, tanto la intensidad como la temperatura de color, para que cambie dependiendo de la hora.

Lectura

En el interior, monta un procesador Freescale Solo Lite de 1 GHz, 512MB de RAM y 8 GB de almacenamiento interno; el cual, no puede ser expandido ya que no hay una ranura para tarjetas microSD.

También tenemos un acelerómetro que sirve para detectar la posición del eReader y girar la pantalla para que siempre esté en la posición correcta. Eso significa que podemos leer en cualquier orientación de manera automática, ya sea con la mano izquierda, con la mano derecha o en modo horizontal.

Gracias a la última generación de la tecnología de E-ink, los cambios de página son muy rápidos, tanto si eliges usar la interfaz táctil como los botones físicos. De hecho, debido a que su pantalla es más pequeña y de menor resolución que el Kobo Forma, hace que los pasos de página sean notablemente más rápidos. Cuando giras el dispositivo, por ejemplo, el cambio de orientación de la página es mucho más rápido que su hermano mayor, y el uso del teclado en pantalla es más sensible e inmediato.

Aun así, y aunque no lo parezca, una pantalla de 7 pulgadas es bastante más grande que una de 6, por lo que podemos meter bastante más texto con el mismo tamaño de letra. Gracias a eso, la experiencia de lectura es más inmersiva. También hay que decir que pasa exactamente lo mismo con los eReaders de 8 pulgadas y los de 7. Sin embargo, los de 7 tienen un buen compromiso entre tamaño de pantalla y portabilidad.

La interfaz de usuario del Libra es bastante continuista y solo tiene algunos retoques respecto a los modelos más antiguos. La interfaz es bastante sencilla y está bien pensada para que podamos hacer los ajustes básicos de manera rápida, como ajustar el tamaño de la fuente, buscar palabras en el diccionario, agregar anotaciones, cambiar el margen, el espaciado de las líneas, etc.

Sin embargo, el sistema operativo del Libra H2O tiene algunas características nuevas, que se han extendido a algunos otros eReader de Kobo.

La nueva interfaz de Kobo añade un navegador de libros electrónicos mejorado al que se puede acceder pasando el dedo por la parte inferior de la pantalla o pulsando en el centro de la misma. La barra de progreso en la parte inferior de la superposición de navegación facilita el escaneo hacia adelante o hacia atrás a través de un libro y permite guardar la posición anterior mediante un punto negro, así sabremos volver a la página de origen.

También ofrece acceso con una sola pulsación a todas tus anotaciones, y un cuadro de búsqueda para que puedas buscar una palabra o frase específica a través de todo el libro.

Otro motivo por el que me gustan los lectores de Kobo es que soportan todos los formatos de eBooks populares. Puedes leer libros en formato EPUB o PDF, y hay soporte para los formatos CBR y CBZ para los fans de las novelas gráficas y los cómics. Incluso puedes cargar archivos MOBI, TXT, PNG, JPG, GIF, BMP, TIFF y HTML.

Por supuesto, Kobo mantiene la integración con Pocket, un sitio web y un plugin para el navegador que le permite guardar artículos para leerlos más tarde, y todos los artículos guardados se sincronizarán automáticamente en su lector. Dropbox también tiene un acuerdo con Kobo que permite a los usuarios transferir de forma inalámbrica los archivos de una carpeta de Dropbox al dispositivo Kobo - una muy fácil de meter libros en el lector.

El sistema operativo de Kobo también soporta el sistema Overdrive, que sirve para leer libros de la biblioteca en muchos países del mundo.

Autonomía

Cuenta con una batería de 1.200 mAh, la misma que tiene el Kobo Forma, con la que es capaz de alimentar el eReader durante varias semanas de lectura. Si eres un ávido lector y pasas varias horas al día leyendo, deberías ser capaz de conseguir unas dos semanas de uso.

Sin embargo, si eres un lector más casual y no lees más de una o dos horas al día, probablemente puedes aguantar unas cuatro o seis semanas antes de cargar el Kobo Libra H2O.

Eso sí, ambas medidas dependen del brillo de la pantalla y están calculadas para un brillo constante cercano al 15%.

Conclusiones

En definitiva, el Kobo Libra H2O es un lector excelente con un precio realmente competitivo. Desde mi punto de vista, ofrece lo mismo o, incluso, más que el Kindle Oasis (mejor compatibilidad con formatos de eBooks) y cuesta casi 100 euros menos. A menos que estés muy metido en el ecosistema de Amazon (Prime Reading o Kindle Unlimited) o ames a Jeff Bezos, te recomiendo que vayas a por el Kobo Libra H2O.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Ver más
Kobo Libra H20
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.