Los auriculares gaming Tronsmart Sono son el mayor chollo que he visto en mucho tiempo

Rubén Castro, 2 octubre 2019

Los Tronsmart Sono son unos auriculares gaming con una relación calidad precio brutal. En cuando a rendimiento no tienen nada que envidiar a otros auriculares de marcas top que cuestan 2, 3 y hasta 4 veces más que ellos. Además, la calidad de construcción es excelente y el diseño es espectacular.

Su mayor punto débil es que no aíslan tanto del ruido externo como otros modelos y que las almohadillas no son reemplazables. De todas formas, por el precio que tienen, son la ganga del siglo. Cuestan unos 30 euros y son los mejores auriculares gaming que puedes comprar por menos de 80 euros.

Tronsmart Sono

✓ Peso: 258 gramos
✓ Potencia: drivers dinámicos de 50 mm, hasta 40 mW de entrada
✓ Sensibilidad: 101 dB ± 3dB
✓ Respuesta en frecuencia: 50-20.000 Hz
✓ Impedancia: 32 Ohms ± 15%
✓ Conector: 3,5mm con adaptador Y para sonido y micrófono
✓ Cable: mallado de 2 metros
✓ Micrófono: sensibilidad de -42 dB ± 3dB e impedancia de 2,2K Ohms

Me gusta

  • Relación calidad precio
  • Capacidad para localizar a los enemigos con el sonido
  • Comodidad
  • Diseño
  • Calidad de materiales

No me gusta

  • Las almohadillas no son sustituibles
  • No aíslan tanto del ruido externo como otros modelos

Diseño

  • Muy cómodos
  • Excelentes materiales para su precio

Los Tronsmart Sono tienen un diseño muy parecido a uno de los auriculares más aclamados por los gamers: los HyperX Cloud II.

Los Sono se han inspirado de los Cloud II tanto en formas como en materiales, sin embargo, cuestan casi una cuarta parte

La diadema y las copas están fabricadas en aluminio, por lo que son ligeras y resistentes, pero además cuentan con un acabado espectacular.

En la copa izquierda tenemos la conexión de 3,5 mm en la que podemos acoplar el micrófono que viene incluido. El hueco cuenta con una pequeña muesca para que siempre lo pongamos en la misma posición.

Detalle del hueco y el conector para el micrófono

Los auriculares cuentan con un cable mallado de unos dos metros de longitud que acaba en un conector de 3,5 mm capaz de recibir sonido estéreo y retransmitir el sonido mono del micrófono (para conectarlo al móvil, por ejemplo). A su vez, cuenta con un adaptador en forma de Y para tener dos conectores de 3,5 mm. La manera más habitual de conectarlo al ordenador.

Adaptador de audio del Tronsmart Sono

También tiene un pequeño mando con el que podemos controlar el volumen de los auriculares y podemos apagar o encender el micrófono. Los acabados del mando son un poquito peores, pero al menos indican con un “+” y un “-” los sentidos del volumen. Parece una tontería, pero modelos muchos más caros a veces no lo traen y, para mí, es más un incordio que otra cosa. El cable se mueve, rota y al final no sabes si subes o si bajas el sonido… Pasa como los USB antiguos (los tipo A). Siempre fallas la primera vez.

Control integrado en el cable

Las almohadillas de los Sono son suaves y tienen pequeñas perforaciones en el cuero sintético para mejorar la ventilación y que se nos recalienten menos las orejas.

El único detalle que no me ha gustado de las almohadillas es que no son sustituibles, al menos de manera fácil

En cuanto al sonido, montan unos drivers dinámicos de neodimio que tienen un tamaño de 50 mm. ¡Veamos qué tal se portan!

Rendimiento

  • Buen sonido posicional
  • Muy cómodos

Lo siento, pero tengo que repetirme otra vez. La calidad de construcción de estos auriculares, para el precio que tienen, es excelente. Da gusto cogerlos.

Están casi al nivel de materiales de los HyperX Cloud II; y eso que cuestan tres o cuatro veces menos. Nada que ver con la mayoría de auriculares gaming de este precio que hay en Amazon. Suelen parecer de juguete, plásticosos a más no poder. Estos transmiten calidad en cuanto los coges. Eso sí, como es lógico, hay algunos detalles en los que pierden ligeramente con los Cloud II.

La calidad de construcción es francamente buena
  • El primero de ellos es el ajuste. El ajuste de las copas de los Sono es un poco menos flexible que los de los Cloud II. Esto hace que a mí no se me acoplen perfectamente. Me queda un pequeño hueco en la parte de abajo trasera. Es muy pequeño, pero hace que el aislamiento sonoro no sea tan bueno.
  • Otro punto en el que los Sono pierden contra los Cloud II es en el espacio para la oreja. No sé si es porque las almohadillas son más blandas o porque el driver sobresale más, pero noto que las orejas rozan un poquito contra la tela que hay en el interior de los auriculares (la que recubre el driver). La verdad es que no me resulta nada molesto, pero sí que me gusta más la sensación de libertad (para las orejas) que me dan los Cloud II.
  • Otro pequeño detalle es que el micrófono no coge la posición tan fácilmente como en los HyperX. El micrófono del Sono es muy flexible, pero lo doblas y al soltarlo se coloca en una posición intermedia entre donde lo has movido y su posición natural (estirado). No es un detalle importante, pero sí que me ha molestado un poco al principio. Poco a poco se va domando
El micrófono tiende a enderezarse solo

En cuanto al rendimiento en gaming, me han sorprendido muchísimo… y para bien.

El perfil sonoro de los Sono es muy equilibrado. A diferencia de otros modelos, los bajos no están demasiado subidos, lo que hace que los medios se escuchen de miedo. Gracias a eso, los pasos y los disparos se escuchan con una nitidez sobresaliente. Además, la escena sonora es muy amplia. Todo eso unido hace que, en el CS:GO al menos, puedas ubicar a los enemigos solo utilizando el sonido con una facilidad sorprendente. En serio, te diría que incluso van mejor que los HyperX Cloud II para eso.

El sonido de los Cloud II tiene más bajos, lo que se agradece a la hora de escuchar música. También es un sonido muy bueno para conseguir una mayor inmersión en el juego. El audio tiene más cuerpo y contundencia, pero a nivel competitivo no aporta ninguna ventaja.

En cuanto a potencia máxima, depende mucho de la tarjeta de sonido que utilices ya que cuesta moverlos un poco debido a su impedancia de 32 Ohms. Con la tarjeta de sonido integrada en mi placa base (que es bastante buena) se escuchan bastante más flojos que los Cloud II. Aun así, me sobra volumen por todos lados.

Tanto los Tronsmart Sono como los HyperX Cloud II se dejan ecualizar bastante bien por lo que la diferencia de rendimiento, tanto en música como en videojuegos, se puede mitigar con una ecualización adecuada.

Los Sono son muy cómodos, he hecho sesiones de 3 o 4 horas con ellos y no he tenido ninguna molestia. Son ligerisimos. Pesan 258 gramos, mientras que la mayoría de auriculares similares sobrepasan los 300 gramos. Además, las almohadillas son suaves y el hecho de que no ajusten del todo, convierte un pequeño fallo en una mejora en la refrigeración. Por supuesto, tiene la contrapartida de que aíslan mucho menos del ruido exterior.

Los Tronsmart Sono son muy cómodos

El micrófono se escucha bastante bien. Quizás se oye un poco más bajo que con otros modelos por lo que he tenido que subir la ganancia en el TeamSpeak unos 5 dB. Para una habitación normal, se escucha de maravilla. La voz suena bastante natural (menos metálica que otros modelos) y no llega a captar el ruido de los ventiladores. Aun no los he podido probar en ambientes más ruidosos como un cyber o una Lan.

El cable es bastante cómodo. La longitud es adecuada y el mallado evita el efecto microfónico del cable, por lo que no escucharemos demasiados ruidos, aunque el cable nos roce la camiseta o el brazo.

Los Sono tienen una relación calidad precio brutal

Un pequeño problema que he encontrado con el cable es que se vicia algo más rápido que el de los HyperX Cloud II. Además, como el cable es único hasta el final (no hay empalmes a la mitad) para desviciarlo tengo que estar girando los auriculares en vez de desenchufar y dejar que gire el cable solo. Tampoco supone ningún problema importante.

Conclusiones

En definitiva:

  • Los Tronsmart Sono no aislan tanto como los HyperX ya que, aunque cogen toda la oreja, dejan un pequeño hueco en la parte de abajo y de detrás de las orejas.
  • El que no aíslen tanto tiene la ventaja de que no recalientan las orejas.
  • El micrófono no mantiene la posición, lo doblas y recupera el 80% de su posición. Aunque poco a poco vas domándolo y queda más pegado.
  • Se escuchan estupendamente. Los medios están algo subidos, lo que funciona muy bien en gaming porque permite identificar mejor los pasos de los enemigos. Quizás los bajos tienen menos énfasis, pero siguen teniendo un buen punch. Los agudos son bastante analíticos y a veces son un poco duros. Pero el sonido global tiene mucha más separación de instrumentos y soundstage que los Cloud II. Con los Cloud II dos parece que estas escuchando el sonido delante, con estos desde los lados. Para situar a los enemigos con el sonido son geniales.

Dudas habituales

  • ¿Qué incluyen?

En el paquete encontraremos los auriculares, el cable adaptador (Y), el manual de usuario y la tarjeta de la garantía.

Accesorios de los Tronsmart Sono
  • ¿Son compatibles con la PlayStation 4?

Sí, los Tronsmart Sono pueden conectarse a la PlayStation 4 mediante el conector de 3,5 mm.

  • ¿Son compatibles con la Xbox One?

Sí, los Tronsmart Sono pueden conectarse a la Xbox One mediante el conector de 3,5 mm.

Ver más
Tronsmart Sono
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.