¿Qué pasó con MSN Messenger?

Rubén Castro, 18 abril 2022

No te pierdas las ofertas de los Días Naranjas de PcComponentes!!! Muy buenas ofertas en informática, móviles, electrodomésticos y mucho más...

Ver ofertas

Eran los últimos años de la década de los 90 y las plataformas sociales como MySpace y Facebook aún no existían. El correo electrónico era un método de comunicación muy popular entre quienes tenían acceso a un ordenador, pero carecía de la sensación de tiempo real que hace tan atractiva la conversación en persona.

Por ello, surgió la necesidad de un programa de mensajería instantánea, y cuando el movimiento de Internet empezó a arraigar, había cuatro grandes competidores que se disputaban la posición:

  • AOL Instant Messenger
  • ICQ
  • Yahoo! Messenger
  • MSN Messenger de Microsoft

La MSN Messenger de Microsoft se lanzó el 22 de julio de 1999, lo que ya era tarde si se tiene en cuenta que ICQ llevaba casi tres años en el mercado y AOL había seguido con AIM en la primavera de 1997. Incluso el cliente de mensajería de Yahoo se adelantó al de Microsoft en más de un año, pero, como demostró Microsoft, no hace falta ser el primero para llegar a la cima.

El servicio de mensajería instantánea de Microsoft llegó tarde a la fiesta, pero aun así consiguió llegar a la cima de la montaña

Una decisión clave en aquel momento fue la integración de Microsoft con Hotmail, aprovechando la enorme popularidad del servicio de correo electrónico en la web, propiedad de la empresa, para ofrecer a esos millones de usuarios la posibilidad de comunicarse de forma instantánea.

La versión 1.0 del servicio MSN Messenger salió al mercado con un conjunto de características espartano que incluía mensajes de texto simple y una lista de contactos básica. Nada más salir, llamó la atención de su rival AOL, ya que Microsoft había codificado el servicio MSN Messenger para poder chatear con los titulares de cuentas AIM. Ni que decir tiene que a AOL no le hizo ninguna gracia.

Como cuenta el ex ingeniero de AOL Eric Bosco, cualquier servicio de mensajería que se conectara a la red de AIM debía proporcionar un tipo de versión. La aplicación de Microsoft se identificaba como “MSN Messenger Versión 1.0”, por lo que Bosco y compañía ajustaron AIM para que cortara la conexión cada vez que esta versión intentara conectarse a su red.

Microsoft contraatacó con una actualización que hacía que el servicio MSN Messenger se identificara como AIM. AOL volvió a bloquearlo, y esta batalla de ida y vuelta se prolongó al parecer 21 veces más antes de que AOL amenazara con inyectar código malicioso en la red de MSN. Microsoft se echó atrás y acabó asociándose con otra empresa importante…

Microsoft siguió desarrollando su cliente de mensajería durante los años siguientes, añadiendo lenta pero inexorablemente nuevos elementos de interfaz de usuario y funcionalidades como la posibilidad de personalizar las ventanas de chat y facilitar la transferencia de archivos entre usuarios. A principios de 2001, el servicio MSN Messenger contaba con más de 29 millones de usuarios únicos en todo el mundo, lo que lo convertía en el servicio de mensajería instantánea más utilizado del mundo, según Microsoft.

Con el lanzamiento de Windows XP en 2001, Microsoft redujo el nombre del programa a sólo MSN Messenger. Unos años más tarde, el gigante tecnológico de Redmond llegó a un acuerdo de interoperabilidad con Yahoo! que permitiría a los usuarios de sus respectivos servicios de mensajería instantánea chatear entre sí. En conjunto, se creó la mayor comunidad de consumidores de IM (Instant Messaging) del mundo, con unos 275 millones de usuarios.

De las conversaciones de sólo texto a todo un mundo de interactividad, Messenger acabó adquiriendo funciones como los emoticonos, las conversaciones de vídeo con cámara web, el envío de breves clips de audio, los juegos en tiempo real con los contactos y el infame “codazo”, que enviaba un sonido de zumbido y agitaba la ventana de chat para llamar la atención de otro usuario.

Con el lanzamiento de la octava versión principal del programa, Microsoft volvió a renombrar la aplicación, esta vez cambiándola por “Windows Live Messenger” para alinearla con su familia más amplia de software y servicios web Windows Live. Durante un tiempo, parecía que Microsoft no podía equivocarse con su aplicación de mensajería instantánea. Pero, como todos sabemos, los mejores planes a menudo se tuercen.

Con las últimas revisiones de Windows Live Messenger, Microsoft eliminó muchas funciones básicas, los fallos de la plataforma eran evidentes e incluso la seguridad se ponía en duda una y otra vez. Con la versión 9.0, por ejemplo, la compañía retiró varias opciones de estado por defecto y eliminó la posibilidad de ajustar la configuración de la cámara web durante una videollamada. Windows Live Messenger 2009 RC vio cómo Microsoft eliminaba la función de sonido de inicio de sesión personalizado.

Las cosas fueron de mal en peor en 2012, cuando Microsoft obligó a los usuarios de Windows Vista y Windows 7 a actualizar una versión antigua de la aplicación a otra más reciente, y poco después dejó de dar soporte a Windows XP. Esto ocurrió más o menos cuando Microsoft adquirió Skype.

Tampoco se podía ignorar la llegada de las redes sociales y los dispositivos móviles. Estas tecnologías permitían nuevas formas de estar en contacto con amigos y familiares que no implicaban un ordenador tradicional. Aunque Microsoft lanzó versiones móviles de Windows Live para varias plataformas importantes, como iOS, BlackBerry y Windows Phone (e incluso añadió la integración con el chat de Facebook), hubo una combinación de factores que sacó a Microsoft del juego de la mensajería instantánea. Finalmente, encontraron una estrategia de salida con Skype, pero tampoco les fue muy bien…

En mayo de 2011, Microsoft confirmó que compraría la aplicación de telecomunicaciones Skype por 8.500 millones de dólares, y en noviembre del año siguiente, supimos que Messenger se integraría en Skype. Con la integración, los usuarios de Messenger seguirían pudiendo contactar con sus amigos a través de Skype, pero se ponía en marcha la suspensión de la versión independiente de Windows Live Messenger. Además, Skype era muy apreciado y utilizado a nivel mundial, pero en manos de Microsoft, el desarrollo del programa no prosperó.

Microsoft comenzó a eliminar Windows Live Messenger en abril de 2013. China fue la única excepción, pero finalmente, la aplicación fue retirada de este mercado también el 31 de octubre de 2014.

Si Microsoft pudiera volver a hacer las cosas, probablemente hubierapuesto mucho más énfasis en el ámbito de los sistemas operativos móviles. De manera similar, MSN Messenger podría haber sido el WhatsApp o Snapchat de hoy, pero la falta de enfoque, la pérdida de confianza de su inmensa base de usuarios y una transición mal gestionada a Skype llevaron a Messenger al cementerio tecnológico.

Aun así, la influencia de MSN Messenger persiste en Skype y en muchas de las plataformas de mensajería actuales…