Los mejores programas para hacer streaming

Rubén Castro, 16 junio 2020

Los programas de streaming determinarán la calidad de tus retransmisiones. Podrás añadir animaciones, planos, modificar la calidad del procesado, configurar logos, ajustar la mezcla del audio, etc.

Afortunadamente, el software que necesitas para crear tu streaming no tiene por qué ser caro, y algunos de los mejores programas son gratuitos. Vamos a verlos con sus ventajas e inconvenientes.

OBS Studio

  • Completamente gratuito
  • Potente

El primero de nuestra lista es el archiconocido OBS Studio. Es gratuito, de código abierto y tiene un montón de plugins que permiten conseguir un streaming profesional en minutos.

OBS Studio está disponible para Windows, Mac y Linux, y recibe actualizaciones regulares tanto de seguridad como con nuevas características.

Aunque tiene fama de ser algo complicado de configurar, la verdad es que una vez que te acostumbras a usarlo resulta bastante simple. Eso sí, requiere tener unos conocimientos mínimos de lo que es un streaming, bitrate, códecs, etc.

También es cierto que es un programa muy completo y que su gran número de opciones pueden ser complicadas de controlar si queremos un control más granular.

Con OBS podremos crear escenas a partir de múltiples fuentes (ventanas, imágenes, texto, cámaras web, tarjetas de captura…), mezclar audio y ajustar prácticamente todos los aspectos de tus secuencias. Las opciones son extensas, pero la documentación y la comunidad tendrán respuesta para todas tus dudas.

OBS Studio tiene integración con Twitch, YouTube, Mixer, Facebook y muchas otras plataformas… Incluso es posible transmitir a múltiples plataformas a la vez.

Por último, OBS Studio es uno de los mejores programas para grabar nuestra pantalla. Es más complicado que otras herramientas, pero también es probablemente la mejor gracias a su calidad de imagen y a su capacidad de configuración.

Streamlabs OBS

  • Fácil y potente
  • Personalización muy fácil

Streamlabs OBS está construido sobre la misma base que OBS Studio, pero tiene una interfaz más cuidada buscando una opción más fácil para aquellos que se inician en el mundo del streaming.

También cuenta con muchas opciones que intentan ofrecer el mejor rendimiento gracias a optimizaciones automáticas, aunque la diferencia con OBS Studio es insignificante (al menos de momento).

Streamlabs está aún en beta, pero cada vez lo usan más streamers gracias a lo fácil que es de usar y de configurar. Tienes widgets con los que puedes mostrar el número de seguidores o viewers de manera fácil y también cuenta con temas con los que personalizar tu stream en minutos, no días… Eso sí, algunos de estas opciones son de pago.

De momento, solo está disponible para Windows.

Xsplit Gamecaster

  • Es un programa muy bueno
  • Las opciones más interesantes son de pago y relativamente caras

A diferencia de la mayoría de los programas de streaming gratuitos que acabamos de ver, Xsplit Gamecaster tiene una versión reducida gratuita y una versión completa premium. Además, para usar la mayoría de las funciones interesantes hay que pagar…

La versión gratuita, llamada Gamecaster, tiene una interfaz más simplificada y soporta la transmisión a Twitch, Mixer, YouTube y Facebook. Es increíblemente fácil de usar: solo tienes que iniciar el juego y pulsar un atajo de teclado para empezar a transmitir.

El mayor inconveniente es que el streaming llevará una marca de agua de Xsplit si retransmites a 720p o más, lo que le da un aspecto muy poco profesional a tu streaming.

Para usar funciones avanzadas como chroma (pantalla verde), chat Twitch dentro del juego, logotipos personalizados, etc. tendrás que usar la versión de pago que cuesta:

  • 3 meses: 24,95 dólares
  • 12 meses: 59,95 dólares
  • 36 meses: 149,95 dólares
  • Lifetime (de por vida): 199,00 dólares

Xsplit solo funciona en Windows y tiene soporte en línea las 24 horas por si tienes dudas sobre su funcionamiento.

Nvidia Shadowplay

  • Mejor para grabar que para hacer streaming
  • Consume muy pocos recursos ya que usa la GPU

Los usuarios que tengan una tarjeta gráfica GeForce de Nvidia deberían probar el Nvidia Shadowplay que viene incluido dentro del paquete de instalación de los drivers.

Nvidia Shadowplay tiene la gran ventaja de que usa la GPU, en lugar de la CPU, para codificar el streaming de vídeo lo que significa que tiene un impacto muy pequeño en el rendimiento del PC.

Lo malo es que es mucho menos flexible que el resto de los programas, por lo que es mejor para grabar un gameplay (y luego editarlo) que para hacer un streaming profesional.

Las herramientas de grabación de video y de captura de pantalla de Shadowplay son excelentes, pero el streaming no es su mayor ventaja.

Otras opciones

  • Wirecast: es un programa de streaming profesional. Telestream tiene dos versiones diferentes de Wirecast disponibles, aunque ambas comparten un conjunto de características comunes. El software da control total sobre el streaming (títulos animados en 3D, capas, videoconferencia y soporte ilimitado para entradas). Lo malo es que es un software muy caro (cientos de dólares…).
  • Lightstream: es un programa muy fácil de usar y que utiliza la nube para codificar el streaming. El sistema escanea tu PC y elige automáticamente los mejores ajustes, lo que hace que la configuración también sea sencilla. Monitoriza el stream en busca de interrupciones y ajusta la tasa de bits en consecuencia.
Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.