Necromunda: Hired Gun. Análisis y opinión

Tomás de Jesús, 9 junio 2021

En Cecotec (gran marca española de gadgets y pequeño electrodoméstico) están tirando la casa por la ventana y tienen ofertas en todos sus productos de más del 60%. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas de Cecotec

¿Te gustan los videojuegos frenéticos? ¿Te gusta el universo de Warhammer 40000? ¿Te gustan los perretes? Entonces lo tienes todo en Necromunda: Hired Gun, un juegazo que se deja disfrutar muchísimo, con acción trepidante y mucha ciencia ficción.

Como buen aficionado a Warhammer 40K no he podido resistirme a probarlo. Tras echarle un buen puñado de horas y casi finalizarlo, vengo a analizar el videojuego y ofreceros mi humilde opinión. Así que si estás dubitativo sobre su compra, échale un vistazo a mi análisis.

¿Qué es Necromunda Hired Gun?

Necromunda: Hired Gun es un shooter en primera persona en el que te pones en la piel de un cazarrecompensa en el mundo colmena Necromunda. No tiene más misterio, muy al estilo Doom. Recoges armas, los enemigos te dan objetos y munición y a seguir adelante con una historia que te adentra en unos escenarios increíbles.

Sólo cuenta con un modo de campaña, sin multijugador, pero es más que suficiente para darte unas muy buenas horas de diversión. En cuando comiences el juego, tras un breve tutorial cargado de acción, podrás elegir el estilo de tu personaje (aunque esto realmente es algo irrelevante).

Luego es ir haciendo misiones principales para avanzar en la trama. También puedes elegir misiones secundarias con el objetivo de conseguir más créditos, recoger armas más buenas y mejorar tu personaje con distintos implantes biónicos que ofrecerán características superiores y nuevas habilidades.

Un juego ambientado en el universo de Warhammer 40.000

Uno de los principales alicientes de Necromunda: Hired Gun es su ambientación. Y es que basado en el universo de Warhammer 40000, nos adentramos en las entrañas de uno de los mundos más peligrosos de este siniestro juego: Necromunda.

Necromunda es un mundo colmena altamente industrializado, con millones de habitantes, bandas que luchan por territorios y recursos, cultos alienígenas, mutantes y mucho más. Si habéis jugado al juego de miniaturas Necromunda, os sonarán los brutos Goliath, las pandilleras Escher y los mecanizados ambots.

Como cazarrecompensas, tendrás que lidiar con todos ellos, así que es una forma perfecta no sólo para conocer los peculiares estilos de cada uno, sino una forma fantástica de interesarte por el juego de miniaturas.

Cabe destacar todos los paisajes por los que te vas a mover: desde enormes fundiciones, estrechos pasillos y las más profundas cloacas, todo con ese toque tan característico que tiene Warhammer 40000. Así que si quieres meterte de lleno en este mundillo, Necromunda: Hired Gun es una muy buena carta de presentación.

Elementos a destacar de Necromunda Hired Gun

Pero más allá de su ambientación, también me gustaría hacer hincapié en aquellos aspectos que hacen al juego muy interesante. Es decir, que si estuviera basado en otra temática, molaría igual.

Martyr’s End

Será tu centro de operaciones, donde encontrarás los diferentes personajes que te llevarán a lo largo de la narrativa de Necromunda: Hired Gun, así como comerciantes para comprar, mejorar y vender armas. Podrás cambiar la apariencia, que no tiene demasiada relevancia, pero siempre es un extra que hace gracia.

Mejoras de implantes biónicos

Como un shooter en primera persona, no tiene mucho misterio. Ahora bien, añade componentes de juego de rol, por decirlo así, con los que podrás darle vida, escudo y habilidades adicionales a tu personaje. Esto se hace a través de implantes biónicos, sustituyendo partes orgánicas del cuerpo por partes mecanizadas.

Tu propio mastín cibernético

Pero no estás sólo en esta aventura por las profundidades de Necromunda. A tu lado tendrás un mastín que podrás invocar de vez en cuando dentro de las partidas. Podrás enviarlo a derribar enemigos, además de ayudarte a dividir los tiros que recibes. También puedes mejorarlo con implantes biónicos, aunque su apariencia puede ser algo… perturbadora.

Características técnicas de Necromunda Hired Gun

Porque no hay análisis decente sin realizar una revisión de estos cinco apartados fundamentales. En resumen puedo confirmar que todos aprueban con sobresaliente o más, pero mejor entremos en detalles.

Gráficos

Son brutales. Me encantan. Tanto los paisajes como los propios enemigos tienen unos gráficos impresionantes. Los escenarios no se hacen nada repetitivos, cuenta con efectos visuales muy logrados y siempre con esa ambientación siniestra de Warhammer 40000 que tanto mola.

Jugabilidad

No han tratado de que el movimiento del protagonista sea realista. Y no es menos, al fin y al cabo está modificado con ciberimplantes hasta las cejas. Podrás realizar doble salto, recorrer las alturas con un gancho, correr por las paredes y muchas otras peripecias. Enseguida le pillarás el truco a todo y aprovecharás al máximo todo lo que te ofrece para vencer a tus oponentes.

Historia

Al tener sólo apartado de un solo jugador, la historia no sólo es esencial para engancharte, sino que es la única forma de disfrutar el juego. Las misiones principales son 13, en las que deberás descubrir quién es Silver Talon y qué es lo que está tramando en Necromunda. Y es que, entre tiro y tiro, encontrarás muchas referencias al universo de Warhammer 40000.

Duración

La historia principal puede completarse en alrededor de unas 10 horas de juego, que pueden sentirse bastante escasas. Cada misión suele ser de unos 30 minutos. Pero para alargar un poco más, siempre puedes hacer misiones secundarias para seguir soltando plomo a los enemigos y ganar créditos.

Dificultad

Es un shooter clásico donde no podrás quedarte quieto si no quieres que te acribillen. Jugando en la dificultad normal, podrás enfrentarte a los desafíos que te planteen sin sufrir demasiado. Además, curas a tu personaje causando daño, por lo que si te quedas sin botiquines sólo tienes que seguir metiendo tiros.

Lo bueno de Necromunda Hired Gun

En resumen, tras echarme un buen vicio a este videojuego de Warhammer 40.000, me quedo con cosas buenas como:

  • La ambientación está muy lograda, te sumerge por completo en uno de los mundos más peligrosos de este universo. El apartado gráfico es asombroso.
  • Sencillísima curva de aprendizaje, enseguida estarás correteando por las paredes y dando tiros desde todas direcciones.
  • La personalización de las habilidades y características del mercenario te permiten jugar como más te guste o sea cómodo.
  • El cibermastín y sus mejoras, ver como su apariencia va cambiando a medida que le añades extras.
  • Shooter ideal para aquellos que no tienen demasiada experiencia en este tipo de juegos.

Lo malo de Necromunda Hired Gun

También he echado de menos algunos elementos que hubieran convertido el juego en toda una maravilla. De esos que te pasas horas y horas jugando. Lo que no me convence es:

  • No cuenta con modo multijugador, por lo que una vez te pasas la historia no queda mucho que hacer.
  • Se hace corto, sobre todo si no te dedicas a hacer misiones secundarias (y que se hacen repetitivas).
  • El cibermastín no te acompaña siempre, sólo en momentos puntuales donde lo invocas.
  • Se echan de menos más variedad de enemigos y más bandas de Necromunda.
  • Quizás algo caro para todo lo que ofrece, sobre todo si no conoces nada de Warhammer 40K.

¿Vale la pena comprar Necromunda Hired Gun?

Pues depende del tipo de jugador que sea. Creo que tanto los aficionados a Warhammer 40.000 y su universo, junto a los que disfrutan de shooters trepidantes en primera persona, encontrarán en Necromunda: Hired Gun un buen juego para pasar un buen puñado de horas.

Para aquellos que no conozcan nada de la ambientación, quizás no les apasione tanto. Ahora bien, si eso es lo que menos te preocupa, en términos de jugabilidad, gráficos y dificultad está muy bien. Y, nunca se sabe, puede ser una puerta de entrada a otros juegos ambientados en Warhammer 40.000.

Personalmente lo he disfrutado mucho, me ha encantado enfrentarme a las diferentes bandas de Necromunda, así como otros enemigos que te sorprenderán, y he pasado unas cuantas horas muy agradables.

Es un juego que merece la pena. Pese a no ser perfecto y a tener cosas que mejorar, apostar por él ayudará a que muchos otros videojuegos de Warhammer 40000 se vayan desarrollando. Y os digo de primera mano que, si te gusta Necromunda: Hired Gun, te entrarán ganas de jugar al juego de miniaturas.

WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.