El telescopio James Webb capta la formación de una nueva estrella

Rubén Castro, 20 noviembre 2022

!Ha comenzado la Cyber Week de PcComponentes con descuentos de hasta el 70% en tecnología, envíos gratis a partir de 50 euros y con devolución hasta el 14 de enero! No te las pierdas...

Ver las mejores ofertas

El telescopio espacial James Webb de la NASA ha podido fotografiar una estrella joven. La NASA descubrió una protoestrella utilizando la cámara de infrarrojo cercano de Webb (NIRCam) para observar la nube negra L1527 en la constelación de Tauro.

La protoestrella está oculta tras la banda oscura que puede encontrarse en el “cuello” del reloj de arena, la banda tiene un tamaño comparable al de nuestro sol y dará lugar a nuevos cuerpos planetarios.


Las zonas vacías están iluminadas por la luz emitida por la protoestrella, que se debe a la colisión entre el material expulsado y la materia de la zona. Las nubes en la vista de Webb son de color azul y naranja. Las manchas naranjas denotan un polvo denso que oscurece la luz azul, en contraste con las nubes azules, que sugieren sólo una débil capa de polvo. En la región superior del centro se observan formaciones que parecen burbujas debido a los “eructos” de las estrellas.

La imagen obtenida por Webb muestra las eyecciones de protoestrellas que impactan en los filamentos de hidrógeno molecular, lo que a su vez frena la creación de estrellas en la nube circundante. En su lugar, la protoestrella gobierna el espacio que la rodea y hurga en busca de material.

Según las estimaciones de la NASA, L1527 sólo tiene 100.000 años, lo que la convierte en un bebé en el espacio. Por el momento, no es más que un mullido cúmulo de gas que representa entre el 20 y el 40% de la masa de nuestro Sol. La edad del Sol es de 4.500 millones de años.

L1527 es una protoestrella de clase 0, lo que indica que aún está en proceso de desarrollo. Todavía le queda mucho trabajo por hacer antes de poder generar su propia energía mediante la fusión del hidrógeno. A medida que la protoestrella vaya ganando masa, el núcleo se irá comprimiendo y calentando. A su debido tiempo, iniciará el proceso de fusión nuclear.