Los beneficios de SK Hynix se desploman un 60% y las restricciones a las exportaciones de EE.UU. podrían obligar a cerrar la planta china

Rubén Castro, 27 octubre 2022

!Ha comenzado la Cyber Week de PcComponentes con descuentos de hasta el 70% en tecnología, envíos gratis a partir de 50 euros y con devolución hasta el 14 de enero! No te las pierdas...

Ver las mejores ofertas

Otro fabricante de chips de memoria está sufriendo pérdidas como consecuencia de una demanda de los consumidores “sin precedentes” y de las sanciones impuestas por Estados Unidos contra China. Tras un descenso del sesenta por ciento en los beneficios del tercer trimestre, SK Hynix indicó que reducirá las inversiones y advirtió que las restricciones impuestas por la Administración Biden podrían obligar a la empresa a cerrar o vender una importante fábrica en China.


SK Hynix recortó a la mitad su inversión para 2023 tras informar de una caída de los beneficios trimestrales debido a factores como el aumento de la inflación y la lentitud de la demanda de los consumidores.

Las restricciones impuestas por Estados Unidos a la industria china de semiconductores agravan los problemas de la empresa. SK Hynix prevé que las restricciones a la exportación repercutan en los planes de crecimiento de su planta de Wuxi (China), donde se fabrica aproximadamente la mitad de los chips DRAM de la empresa.

Si las restricciones de Washington impiden a SK Hynix adquirir equipos de fabricación de chips, la empresa se verá obligada a vender sus equipos de producción de DRAM o a trasladarlos a Corea del Sur. La empresa dejó claro que éste era el peor escenario posible.

Los límites impuestos por Estados Unidos este mes impiden a China importar productos electrónicos estadounidenses u otros materiales para la producción de chips. Las empresas extranjeras no pueden prestar servicio a los consumidores chinos con equipos estadounidenses si no tienen una licencia expedida por Estados Unidos.

TSMC, Samsung y SK Hynix han obtenido licencias válidas por un año para operar o ampliar sus actividades en China; no obstante, Estados Unidos puede imponer más restricciones. SK Hynix prevé que las exenciones se renovarán, pero existe la posibilidad de que la empresa tenga dificultades para introducir la tecnología EUV en China. Según el jefe de investigación de SK Securities, Kim Young-woo, la planta de Wuxi perderá su capacidad de competir con Samsung y Micron Technology si no adquiere máquinas EUV.

Según el director de marketing, Kevin Noh, “si resulta difícil operar la fábrica de Wuxi, podríamos vernos obligados a venderla o a trasladar el equipo a Corea”. “Para reiterar, son simplemente posibilidades. Se trata de una medida severa”.

Los productores de chips de memoria, entre los que se encuentra SK Hynix, se encuentran entre los que han recortado la producción como consecuencia de un exceso de existencias que ha provocado una caída del 20% en los precios en el transcurso del último trimestre. Los productos con menor margen de beneficio se reducirán primero.

Ayer, el fabricante chino de semiconductores YMTC pidió que todos los empleados estadounidenses abandonaran la empresa a causa de las sanciones impuestas por Estados Unidos. TSMC advirtió que los límites pondrán a la industria a la “dura prueba”.