MycelioTronics usa piel de los hongos para cultivar placas de circuito impreso biodegradables

Rubén Castro, 17 noviembre 2022

!Ha comenzado la Cyber Week de PcComponentes con descuentos de hasta el 70% en tecnología, envíos gratis a partir de 50 euros y con devolución hasta el 14 de enero! No te las pierdas...

Ver las mejores ofertas

Los investigadores han descubierto una estructura fúngica que tiene el potencial de sustituir las placas de circuito impreso basadas en polímeros por un componente natural que puede descomponerse de forma natural.


El desarrollo de una electrónica respetuosa con el medio ambiente se ha convertido en uno de los principales objetivos de la industria. La red natural subterránea de la que forman parte los hongos y las setas podría reproducirse como solución. El micelio posee tanto las características de la tecnología sostenible como las de la electrónica.

Según un estudio realizado por MycelioTronics, el micelio del hongo Ganoderma lucidum está cubierto de un material que se asemeja a la piel. Una vez retirada la piel y secada la sustancia, adquiere muchas de las características presentes en los PCB, que se utilizan en muchos aparatos tecnológicos.

El micelio del Ganoderma lucidum posee una piel tan fina y flexible que puede soportar más de 2.000 ciclos de flexión pero sólo un leve plegado. El material es un aislante eficaz y tiene una tolerancia a la temperatura de más de 200 grados Celsius, lo que lo hace más resistente al calor que los PCB (150 grados Celsius).

Para investigar si la piel seca poseía cualidades similares a los PCB, los investigadores la recubrieron con cobre y cromo (con una capa adicional de oro en algunas muestras para mejorar la conductividad). Los investigadores descubrieron que el material se comportaba como un PCB a pesar de ser biodegradable después de que utilizaran un láser para imprimir carriles conductores en la piel recubierta. La piel recubierta puede permanecer intacta durante cientos de años en un entorno seco, como un smartphone o un ordenador, pero se deteriora rápidamente cuando se expone a la humedad y a la luz ultravioleta.

Según el Dr. Martin Kaltenbrunner, la persona que ha desarrollado el nuevo material, los PCB son uno de los componentes electrónicos más difíciles de reciclar o reutilizar. La quema o el enterramiento de los polímeros a base de petróleo crudo que se utilizaron para construir las placas de circuitos de ordenadores y teléfonos inteligentes. El uso de componentes electrónicos biodegradables sería un “primer paso importante”.

Según las conclusiones de algunos investigadores, “la electrónica está inevitablemente integrada en nuestras vidas”. Debido a su vida útil limitada y a su eliminación irresponsable, se necesitan métodos sostenibles para el futuro de la electrónica respetuosa con el medio ambiente. Es necesario investigar para encontrar alternativas a los materiales que no son biodegradables y son difíciles de reciclar para hacer posible el reciclaje de la electrónica”.