Ingenieros de Harvard desarrollan una mano robótica que tiene tentáculos neumáticos en lugar de dedos

Rubén Castro, 30 octubre 2022

Han comenzado los Días sin IVA de Zococity con ofertas en todas las categorías!!!

Ver ofertas

Los robots se inspiran en los humanos. Incluso los brazos robóticos utilizados en las fábricas de automóviles están diseñados para parecer personas. La discrepancia puede atribuirse a las manos.


Para seguir con el escenario de la cadena de montaje, los brazos robóticos suelen estar equipados con los componentes necesarios para ese lugar concreto. Puede tratarse de una empuñadura o de una pinza para puertas de gran tamaño. Cajas, tazas e incluso puertas de automóviles pueden ser agarrados por garras y manos robóticas equipadas con dedos. Su incapacidad para levantar plantas frágiles y tubos de cristal es su mayor defecto. Estos puestos requieren una programación especializada, una navegación precisa y la capacidad de percibir las manos humanas.

Los ingenieros de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas John A. Paulson (SEAS) de la Universidad de Harvard desarrollaron una mano robótica “muda” para poder recoger objetos de esta naturaleza. Los investigadores se fijaron en las medusas como guía y ayuda.

El “robot tentáculo” utiliza filamentos, que son largos tubos neumáticos de goma, para agarrar y levantar objetos. Los filamentos cuelgan de una articulación similar a la de la muñeca. Un operador o un método informático fundamental pueden hacer que los tentáculos rodeen un objeto.

Los filamentos se acortan, creando una suave maraña que levanta el objeto como una medusa y luego lo suelta. Cuando los tubos se relajan, el objeto se desploma.

Según L. Mahadevan, profesor de Matemáticas Aplicadas de SEAS, la mano tentacular requiere un número considerable de filamentos. Algunas personas son capaces de levantar objetos muy pesados, mientras que otras son incapaces de hacerlo. Es fundamental que, a diferencia de otras manos, no requiera sensores ni programación para funcionar.

“El entrelazamiento permite que cada filamento, extremadamente flexible, se ajuste localmente a un objeto, lo que da lugar a una sujeción topológica segura y a la vez delicada que es relativamente independiente de los detalles de la naturaleza del contacto”, Mahadevan añadió que “Esta sujeción segura pero delicada es relativamente independiente de los detalles de la naturaleza del contacto”.

Los investigadores creen que el dispositivo será útil en la administración de operaciones agrícolas y almacenes. Este mes, los investigadores presentaron sus hallazgos junto con la información técnica específica en un artículo que se publicó en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias. El vídeo de la cabecera muestra ejemplos de robots con tentáculos.