COVID-19 y la evolución de la educación online

Mario Cruz, 7 febrero 2021

Aprovecha las rebajas de Xiaomi en AliExpress con cientos de ofertas y descuentos de más del 60% por tiempo limitado.

Quiero ver las mejores ofertas
  • La COVID-19 ha provocado el cierre de escuelas en todo el mundo.
  • Como consecuencia, la educación ha cambiado drásticamente hacia la enseñanza online en plataformas digitales.
  • La educación online ha demostrado algunas ventajas, pero también algunos inconvenientes.

En todo el mundo hay actualmente más de 1.200 millones de niños en 186 países afectados y su educación depende del estado y de la evolución de la pandemia semana a semana. En la mayoría de países se está elaborando una planificación híbrida entre educación presencial y online.

Con este repentino alejamiento de las aulas en muchas partes del mundo, mucha gente se pregunta si la adopción del aprendizaje en línea seguirá persistiendo después de la pandemia, y cómo repercutiría ese cambio en el mercado educativo mundial.

Hay que tener en cuenta que, incluso antes de la COVID-19, ya había un gran crecimiento y adopción de la tecnología educativa, con inversiones mundiales que alcanzaron los 18.660 millones de dólares en 2019 y se prevé que el mercado global de la educación en línea alcance los 350.000 millones de dólares en 2025.

¿Cómo está respondiendo el sector educativo a la COVID-19?

Muchas plataformas de aprendizaje en línea empezaron a ofrecer acceso gratuito a sus servicios. Por ejemplo, la plataforma BYJU’S, una empresa de tecnología educativa y tutoría en línea con sede en Bangalore fundada en 2011, ha experimentado millones de nuevos estudiantes que utilizan su producto, según Mrinal Mohit, director de operaciones de la empresa. La empresa BYJU’S tiene una capitalización bursátil de más de 11.100 millones de dólares.

Tencent classroom, por su parte, ha sido muy utilizada desde mediados de febrero, después de que el gobierno chino diera instrucciones a un cuarto de millar de estudiantes a tiempo completo para que retomaran sus estudios a través de plataformas online. Esto dio lugar al mayor “movimiento en línea” de la historia de la educación, con aproximadamente 730.000, o el 81% de los estudiantes de K-12, que asistieron a clases a través de la escuela en online Tencent K-12 en Wuhan.

Otras empresas están reforzando sus capacidades para ofrecer una ventanilla única a profesores y alumnos. Por ejemplo, Lark, una suite de colaboración con sede en Singapur desarrollada inicialmente por ByteDance como herramienta interna para hacer frente a su propio crecimiento exponencial, empezó a ofrecer a profesores y alumnos tiempo ilimitado de videoconferencia, capacidades de traducción automática, coedición en tiempo real del trabajo del proyecto y programación inteligente del calendario, entre otras características. Para hacerlo rápidamente y en tiempos de crisis, Lark aumentó su infraestructura de servidores globales para garantizar una conectividad fiable.

La solución de aprendizaje a distancia de Alibaba, DingTalk, tuvo que prepararse para una afluencia similar: “Para apoyar el trabajo a distancia a gran escala, la plataforma recurrió a Alibaba Cloud para desplegar más de 100.000 nuevos servidores en la nube en solo dos horas el mes pasado, estableciendo un nuevo récord de expansión rápida de la capacidad”, según el director general de DingTalk, Chen Hang.

Algunos distritos escolares han formado asociaciones únicas, como la que existe entre el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles y PBS SoCal/KCET para ofrecer emisiones educativas locales, con canales separados enfocados a diferentes edades, y una gama de opciones digitales.

Otros medios de comunicación, como la BBC, también están impulsando el aprendizaje virtual. Bitesize Daily, lanzado el 20 de abril, ofrece 14 semanas de aprendizaje basado en el plan de estudios para niños de todo el Reino Unido, con celebridades como el futbolista del Manchester City Sergio Agüero enseñando algunos de los contenidos.

¿Qué significa esto para el futuro del aprendizaje?

Algunos creen que la mala implementación de la educación online y las limitaciones tecnológicas de muchos alumnos dará unos malos resultados que no propiciará el crecimiento sostenido de la educación digital en el futuro. Sin embargo, otros creen que surgirá un nuevo modelo híbrido de educación con importantes beneficios. “Creo que la integración de la tecnología de la información en la educación se acelerará aún más y que la educación en línea acabará convirtiéndose en un componente integral de la educación escolar”, afirma Wang Tao, Vicepresidente de Tencent Cloud y Vicepresidente de Tencent Education.

¿Es tan eficaz el aprendizaje en línea?

Para los que tienen acceso a la tecnología adecuada, hay pruebas de que el aprendizaje en línea puede ser más eficaz. Algunas investigaciones demuestran que, por término medio, los estudiantes retienen entre un 25 y un 60% más de material cuando aprenden en línea, en comparación con solo un 8-10% en un aula. Esto se debe sobre todo a que los estudiantes pueden aprender más rápido en línea; el aprendizaje electrónico requiere entre un 40 y un 60% menos de tiempo para aprender que en un aula tradicional, ya que los estudiantes pueden aprender a su propio ritmo, volviendo a leer, saltando o acelerando los conceptos según su elección.

Sin embargo, la eficacia del aprendizaje en línea varía según los grupos de edad. El consenso general sobre los niños, especialmente los más pequeños, es que se requiere un entorno estructurado, porque los niños se distraen más fácilmente. Para obtener todo el beneficio del aprendizaje en línea, es necesario un esfuerzo concertado para proporcionar esta estructura e ir más allá de replicar una clase/conferencia física a través de las capacidades de vídeo, en su lugar, utilizar una serie de herramientas de colaboración y métodos de compromiso que promuevan “la inclusión, la personalización y la inteligencia”, según Dowson Tong, Vicepresidente Ejecutivo Senior de Tencent y Presidente de su Grupo de Industrias Inteligentes y en la Nube.

Dado que los estudios han demostrado que los niños utilizan ampliamente sus sentidos para aprender, es fundamental hacer que el aprendizaje sea divertido y eficaz mediante el uso de la tecnología, según Mrinal Mohit, de BYJU. “A lo largo de un tiempo, hemos observado que la integración inteligente de los juegos ha demostrado un mayor compromiso y una mayor motivación hacia el aprendizaje, especialmente entre los estudiantes más jóvenes, haciendo que se enamoren realmente del aprendizaje”, afirma.

Según aumentamos la edad, la fórmula híbrida parece que tiene un mejor rendimiento. Por ejemplo, este modelo parece que será adoptado de manera estable en muchas universidades. La Universidad de Zhejiang consiguió poner en línea más de 5.000 cursos a las dos semanas de iniciada la transición utilizando “DingTalk ZJU”. El Imperial College de Londres comenzó a ofrecer un curso sobre la ciencia de los coronavirus, que es ahora la clase más matriculada lanzada en 2020 en Coursera.

El Dr. Amjad, profesor de la Universidad de Jordania, comenta que “Ha cambiado la forma de enseñar. Me permite llegar a mis alumnos de forma más eficiente y eficaz a través de grupos de chat, reuniones por vídeo, votaciones y también compartir documentos, especialmente durante esta pandemia. A mis alumnos también les resulta más fácil comunicarse en Lark. Seguiré con Lark incluso después del coronavirus, creo que el aprendizaje tradicional offline y el e-learning pueden ir de la mano”.

Retos del aprendizaje en línea

Sin embargo, aún quedan muchos retos que superar. Algunos estudiantes no tienen un acceso fiable a Internet y/o a la tecnología. Esta brecha se observa en todos los países y entre los niveles de ingresos dentro de los países. Por ejemplo, mientras que el 95% de los estudiantes de Suiza, Noruega y Austria tienen un ordenador para realizar sus tareas escolares, solo el 34% de los de Indonesia lo tienen, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

En EE.UU., existe una brecha importante entre los que proceden de entornos privilegiados y los desfavorecidos: mientras que prácticamente todos los jóvenes de 15 años de un entorno privilegiado dijeron que tenían un ordenador para trabajar, casi el 25% de los que procedían de entornos desfavorecidos no lo tenían. Y, aunque algunas escuelas y gobiernos han proporcionado equipos digitales a los estudiantes necesitados, como en Nueva Gales del Sur (Australia), a muchos les sigue preocupando que la pandemia agudice la brecha digital.

Está claro que esta pandemia ha trastocado por completo un sistema educativo que, según muchos, ya estaba perdiendo su relevancia. En su libro “21 lecciones para el siglo XXI”, el académico Yuval Noah Harari explica cómo las escuelas siguen centrándose en las habilidades académicas tradicionales y el aprendizaje memorístico, en lugar de en habilidades como el pensamiento crítico y la adaptabilidad, que serán más importantes para el éxito en el futuro.

¿Podría el paso al aprendizaje en línea ser el catalizador para crear un nuevo método más eficaz de educar a los estudiantes? Mientras que a algunos les preocupa que el carácter apresurado de la transición en línea pueda haber obstaculizado este objetivo, otros planean convertir el aprendizaje electrónico en parte de su “nueva normalidad” tras experimentar los beneficios de primera mano.

Lo que ha quedado claro con esta pandemia es la importancia de difundir el conocimiento a través de las fronteras, las empresas y todas las partes de la sociedad. Si la tecnología de aprendizaje en línea puede desempeñar un papel en este sentido, nos corresponde a todos explorar todo su potencial.

WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.