Compresor MiJia Electric Pump: uno de los mejores gadgets de Xiaomi

Izan Gutiérrez, 1 octubre 2020

El compresor MiJia creo que se ha convertido en el mejor gadget que he comprado este año. Es pequeño, fiable, cómodo y resuelve el problema de tener que ir a la gasolinera cada mes a revisar la presión de los neumáticos. Además, tiene una batería con bastante capacidad y puede inflar ruedas y balones en tiempos razonables para su tamaño.

Compresor MiJia (Xiaomi)

✓ Dimensiones: 185 x 70 x 45 mm
✓ Peso: 433 gramos
✓ Batería: 2.000 mAh, suficiente para inflar 5 neumáticos de coche
✓ Tiempo de carga: 2 horas
✓ Modelo: MJCQ01QJ/MJCQB02QJ
✓ Otros: linterna, adaptador para válvula fina y adaptador de aguja para balones

Me gusta

  • Compacto
  • Fiable
  • Cómodo
  • Exacto y preciso

No me gusta

  • Podría tener 4 leds para conocer de manera más precisa el nivel de batería
Compara precios en más tiendas

Diseño

Este compresor portátil fabricado por Xiaomi bajo la marca MiJia tiene una batería interna de litio que se recarga a través de un cable micro USB y puede inflar los neumáticos del coche, de la moto, de la bici, incluso, balones.

Según la compañía, con una sola carga es capaz de inflar hasta 41 balones de fútbol, 8 neumáticos de bicicleta, 6 neumáticos de motocicleta y 5 neumáticos de coche.

El compresor tiene unas dimensiones de 18,5 centímetros de longitud (contando el latiguillo colocado en su posición), 7 cm de anchura y 4,5 cm de grosor. Como puedes ver es bastante compacto y lo podemos llevar en el coche sin problemas. Entra en la mayoría de guanteras del coche, lo podemos llevar en el hueco de la puerta o en algún compartimento del maletero.

Tiene un peso de 467 gramos con la funda y todos sus accesorios

Por defecto, sirve para inflar ruedas de válvula gorda o Schrader (la típica de coche). Además, viene con dos adaptadores (una aguja para inflar balones y un adaptador a válvula fina o presta de bicicleta) y una práctica funda en la que podemos el compresor. La funda tiene un pequeño bolsillo para meter los adaptadores y el cable de carga (de USB-A a micro USB).

El latiguillo es corto y si la válvula está arriba no podemos apoyarlo en el suelo. Aun así, el agarre es robusto y podemos dejarlo colgando

El compresor tiene una batería de 2.000 mAh de capacidad y lo podemos cargar con un cargador para el móvil, con un powerbank o con un conector en el coche. Además, si no tenemos carga en el compresor, con cargarlo 2 o 3 minutos ya tiene carga suficiente para empezar a funcionar. Y puede funcionar mientras seguimos alimentándolo por el micro USB.

En la parte frontal tenemos una pantalla iluminada en la que podemos ver la presión actual, así como configurar algunos parámetros como la unidad de medida (bares o PSI) o la presión máxima a la que queremos inflar el objeto.

La pantalla se ve perfectamente, se ve así por ser una foto

Debajo encontramos los controles, 5 botones en total:

  • El botón superior sirve para aumentar la presión de inflado
  • El botón inferior sirve para disminuir la presión de inflado
  • El botón izquierdo enciende y apaga una pequeña linterna que tiene el compresor en la parte superior
  • El botón derecho se utiliza para cambiar el modo de inflado entre los predefinidos (bicicleta, moto, coche y balón). Si lo mantenemos presionado, cambiará las unidades de presión entre bares y PSI.
  • El botón central sirve para arrancar o parar el inflado.
La linterna viene muy bien para iluminar la válvula a la que tenemos que conectar el compresor

Uso y funcionamiento

El funcionamiento del compresor no puede ser más fácil:

  1. Para encender el compresor lo único que tenemos que hacer es sacar el latiguillo que tiene el hueco rojo de su posición. Hay que hacer un poco de fuerza. La primera vez da un poco de cosa, pero el sistema es de buena calidad.
  2. A continuación, yo suelo poner las unidades en bares manteniendo pulsado el botón de la derecha durante dos segundos.
  3. Ahora, configuramos la presión a la que queremos inflar el objeto presionando arriba o abajo.
  4. Y por último presionamos el botón central para comenzar el inflado. Por supuesto, debemos tener el latiguillo conectado a la válvula de inflado del objeto.
  5. Cuando la presión alcance el nivel configurado, el compresor se detendrá automáticamente.
  6. Para apagar el compresor solo tenemos que guardar el latiguillo en su hueco.
Si no sabemos muy bien a qué presión debemos inflar un objeto en concreto, lo que podemos hacer es presionar el botón de la derecha de manera rápida para ir alternando entre los diferentes ajustes predefinidos de presión por defecto para neumáticos de bici, de moto, de coche y balones. Dentro de cada modo podemos subir o bajar la presión en diferentes límites.
Los laterales del compresor están perforados para facilitar el acceso del aire y su refrigeración

Con una sola carga he sido capaz de inflar 2 ruedas de bici bastante vacías, 4 balones (1 de fútbol, 2 de baloncesto y 1 de voleibol) y subirle casi 0,5 bares de presión a 4 ruedas de coche. Y aún tiene algo de batería más, aunque, eso sí, ya está a punto de agotarse. Algo que se puede ver por el led naranja de la parte inferior. Cuando la batería está cargada, su color es blanco.

Puerto micro USB de carga y detalle del led naranja que indica que el compresor tiene poca carga

Por mis pruebas, el compresor mide bastante bien la presión y tiene tanto precisión como exactitud. Lo que no tiene es la posibilidad de quitar presión a la rueda, eso debemos hacerlo de manera manual.

En cuanto a ruido, es un compresor y hace bastante ruido al funcionar, aun así, alcanza un volumen menor que otros compresores de coche que he usado.

En cuanto a la velocidad, no es especialmente rápido, pero es tan cómodo que tampoco me importa mucho:

  • Me ha tardado 1 minuto y 45 segundos en inflar un balón de baloncesto
  • Me ha tardado 2 minutos y medio en inflar de cero una rueda de bicicleta de montaña
  • Me ha tardado unos 3 minutos en meterle 0,5 bares a una rueda de coche.

Conclusiones

Estoy encantado con este inflador de Xiaomi. Es pequeño, fiable y muy cómodo.

Por si no lo sabes, el mal estado de los neumáticos causa hasta el 55% de las muertes en las carreteras españolas. Y el mantenimiento más importante que debemos hacer para mantenerlos en buen estado es revisar la presión y ajustarla al menos una vez al mes.

Por supuesto, una vez que tienen la profundidad del dibujo es insuficiente, debemos cambiarlos. Pero si mantenemos la presión correcta los neumáticos tendrán más agarre y nos durarán más.

No sé a vosotros, pero hoy en día me da una pereza bestial comprobar la presión de los neumáticos en la gasolinera. Para empezar, casi todas las gasolineras tienen los compresores de pago y, además, muchas veces funcionan mal. Por si fuese poco, cada vez que los usas tienes que esperar y luego te pringas las manos y no hay quien lo limpie…

Si te sientes identificado… Cómprate el compresor MiJia. Podrás controlar de manera cómoda y precisa la presión de los neumáticos del coche e inflarlos para mantenerlos a la presión óptima. Además, también sirve para inflar balones, ruedas de bicicleta, etc. Y es tan pequeño y ligero que lo puedes guardar en cualquier hueco.

Ver más
Compresor MiJia (Xiaomi)
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.