Las 5 mejores copas menstruales de 2022

María Franco, actualizado a 23 enero 2022

AliExpress la promoción de los mejores productos de mayor con descuentos de hasta el 72% y códigos promocionales:

Ver las mejores ofertas

Seguro que has oído hablar de ella, es probable que incluso hayas pensado en comprarla sin embargo ¿Cuál escoger? ¿Cómo emplearla? ¿Qué tiene de beneficioso?

La copa menstrual es una forma más ecológica, económica y en definitiva sana de gestionar el momento de la menstruación femenina. A causa de su comodidad son muchas las mujeres que ya han dado el paso a este tipo de método.

A continuación te cuento todo lo que esconden para que sepas cuál elegir y que des el paso ya a probarla para que tu vida íntima pueda cambiar para siempre.

Mejores copas menstruales

Estas son las mejores copas menstruales del 2021:

Enna Cycle

Sin duda, desde que hace unos 5 años comenzó el auge por el uso de este método para la menstruación, esta es la favorita por muchos aspectos.

Para empezar, se trata de un pack con 2 copas y un vaso esterilizador aunque también está disponible con un aplicador para colocar la copa, algo que para las chicas que se inician en este método es algo de agradecer.

Asimismo, lo mejor es que el material del que están hechas estas copas es muy flexible y cómodo, no resulta incómodo en ningún momento.

¿Algo más que añadir? Pues que tiene un cordón bastante largo y que está disponible no en 2, sino en 3 tallas (S, M y L) algo que la hace más personalizable.

Ver precio

Organic Cup

Del mismo modo que te he dicho en el anterior producto que se trataba de una de las copas menstruales más famosas, lo mismo sucede con este modelo.

Como bien indica su nombre, se trata de una copa menstrual orgánica que cuenta incluso con certificado vegano. Está fabricada con silicona médica 100% hipoalergénica y es libre de BPAs, látex y tintes.

Lo mejor frente a otras es que, una vez más, su material es blando y fácil de manejar, por eso para las principiantes es todo un acierto.

Como extra incluye una bolsita de algodón orgánico que te permite transportarla o guardarla de forma higiénica.

Ver precio

Intimina Lily Cup Plegable

¿Quieres una copa que nadie sepa que llevas? Entonces esta copa menstrual plegable es lo que necesitas.

Cuenta con un tamaño más pequeño que otras no obstante su capacidad de recogido es la misma. Algo a destacar de este modelo frente a otros es que tiene un aro para facilitar la extracción en lugar de un cordón.

El tamaño es algo que también hace que sea perfecta para principiantes o personas con cervix bajo, una característica fisiológica que en ocasiones da problemas con las copas menstruales.

Con su uso te darás cuenta de lo cómoda que es y al acabar de usarla tan solo tendrás que guardarla en su estuche hasta el próximo mes.

Ver precio

Satisfyer Feel Confident

Todavía es una novedad, no obstante Satisfyer se ha sumado a la creación de copas menstruales.

Ofrecen un pack con 2 copas de silicona médica hipoalergénica al 100% y en 2 tamaños diferentes, uno con capacidad para 15 ml y otro para 20 ml.

Además, otra característica que la diferencia de otros modelos es que tiene una anilla para facilitar la extracción.

¿Algo a destacar frente a otros modelos? Sin duda su precio, que resulta mucho más económico que en otras.

Ver precio

Intimina Ziggy Cup

Esta es una copa menstrual de las mejores que hay en el mercado y que es sorprendente ya que su forma es ligeramente diferente a las otras.

Al igual que cualquier copa menstrual sirve para recoger el flujo menstrual y es reutilizable, fabricada con silicona hipoalergénica 100%.

Su material es extra fino y es más cóncava que las otras, con forma de semicírculo. Dicha forma se ha creado pensando en que se pueda tener puesta esta copa mientras se mantienen relaciones sexuales, sin riesgo de fugas ni molestias.

Incluye una funda para guardarla. Debido a su flexibilidad se puede plegar de manera fácil, haciéndola muy pequeña.

No obstante, algo a destacar es que su vida útil es de solo 2 años frente a los 10 de otras más gruesas.

Este modelo lo recomiendo para chicas que ya hayan usado anteriormente copas menstruales, porque no contiene anilla o cordón de extracción, algo que si eres principiante puede ser un obstáculo para su uso.

Ver precio

¿Qué es una copa menstrual?

En realidad, la historia de la copa menstrual se remonta a hace más de 100 años, no obstante no fue hasta hace relativamente poco tiempo que comenzó a popularizarse su empleo.

La copa menstrual es un recipiente de plástico 100% hipoalergénico que tiene el objetivo de recoger el flujo menstrual en su interior.

Gracias a su forma y material, consigue mantenerse en el interior sin moverse y evita que haya derrames gracias a que genera un vacío (imperceptible) en nuestro interior. Puede estar hasta 12 horas inmóvil y sin riesgo a fugas.

A causa de su material se trata de un método para la menstruación ecológico ya que es reutilizable y además es más beneficioso para la flora vaginal femenina que los tampones, por ejemplo. Se estima que si se emplea bien puede durar hasta 10 años antes de tener que reemplazarla.

La copa menstrual es el método perfecto para no dañar la flora vaginal femenina

Esto se debe a que el objetivo de la copa tan solo es recoger, no absorber como sí hace un tampón. Asimismo, se reduce la posibilidad de que haya rechazo por parte del cuerpo.

Otro de los beneficios que tiene el uso de la copa menstrual frente a otros métodos como los tampones o compresas es que te permite hacer ejercicio de forma fácil, sin riesgo a fugas y de manera cómoda. Y sí, me refiero también a los deportes de agua.

¿Cómo funciona una copa menstrual?

Su funcionamiento es sencillo. Aunque en un primer momento es fácil pensar que se va a caer, no va a retener el flujo o que es complicada de emplear, en cuanto te familiarices con ella te darás cuenta de que no es así.

La copa se adapta a la forma de las paredes de tu vagina y se queda inamovible hasta que te la quites.

Lo normal es que cuente con un borde algo más gordito junto con unos pequeños agujeritos en la parte superior que son los encargados de generar el vacío junto con unos anillos que se encuentran en la parte inferior.

Además, para facilitar su extracción es habitual que cuente con un cordel o rabo de diversa longitud para que sea más sencillo encontrar la copa.

¿Cómo escoger una copa menstrual?

Las copas menstruales tienen ciertas características que harán que un modelo sea el mejor para ti en cada caso:

Diseño

Lo habitual es que todas las copas tengan una forma muy similar, con forma precisamente de copa y un cordón o extremo que sobresale un poco para facilitar su extracción.

Asimismo, hay algunas que son plegables u otras con formas algo diferentes a otras. Escoger un tipo u otro es algo personal, puesto que el objetivo de todas ellas es el mismo.

Material

El material que tienes que escoger es siempre de silicona médica hipoalergénica al 100%. No obstante, este punto es importante sobre todo para aquellas personas que son primerizas en el empleo de una copa menstrual.

Existen algunos modelos que son algo más rígidos que otros, ya que la silicona es más dura. Si es la primera vez que te quieres poner (o quitar) la copa te va a resultar realmente complicado.

Para las principiantes es importante elegir una copa fabricada con una silicona blanda y fácil de manejar

En consecuencia, mi consejo es que al principio optes siempre por una copa blandita al tacto, fácil de doblar y de prensar o quitar. De lo contrario es fácil que no consigas usarla bien y que termines por dejar de lado este método.

Edad

La edad es un factor de gran importancia antes de seleccionar tu copa menstrual. Lo habitual es que haya 2 tallas de copa: S y M.

¿De qué depende seleccionar una u otra? Como norma la talla pequeña se escoge por mujeres de menos de 30 años y la talla grande por mujeres o de más de 30 años o que han tenido algún parto vaginal.

Tras haber dado a luz de forma natural, es decir, sin una cesárea, el canal vaginal se anchea por eso en estos casos hace falta la talla grande de copa para que el efecto de vacío se realice de forma correcta.

En cualquier caso, es interesante que sepas que aquellas mujeres que hacen deporte de forma habitual o que realizan yoga o ejercicios de suelo pélvico es posible que pasados los 30 años puedan seguir usando una talla pequeña.

Partos

Como he comentado en el punto anterior, si has dado a luz los músculos de tu vagina habrán cambiado. En consecuencia, este es un factor de gran importancia en el momento de seleccionar una copa u otra.

Sangrado

Se suele pensar que la abundancia de sangrado es un factor relevante a la hora de elegir una copa, aunque en realidad no es así. Esto se debe a que solemos pensar que si tenemos sangrados abundantes la copa va a desbordar.

Para empezar, uno de los primeros factores de los que te darás cuenta al emplear una copa menstrual es el hecho de que no sangras tanto como pensabas.

Así, lo mejor es que dejes de lado este criterio en el momento de seleccionar la tuya. No obstante, si tienes un flujo menstrual demasiado abundante sí es posible que debas seleccionar una talla grande.

¿Cómo limpiar y esterilizar mi copa menstrual?

Es fundamental que sepas esterilizar la copa menstrual para que así te dure el máximo tiempo posible. De nada vale que hayas comprado la mejor copa si no la cuidas.

Cuando la estés usando, lo mejor es que tras quitar el contenido de su interior la laves con agua antes de volver a introducirla en tu interior.

Cuando haya finalizado tu menstruación llega el momento de guardar la copa hasta el próximo mes y en este caso hace falta esterilizarla.

Para eso hace falta hervirla durante unos 3-5 minutos en un cazo o en un recipiente especializado.

Así, existen muchos modelos que incluyen vasitos esterilizadores, pensados precisamente para esterilizarla y dejarla libre de todo tipo de patógenos.

Formas de colocar la copa menstrual

Este es probablemente el aspecto que más preocupa a muchas mujeres cuando se enfrentan por primera vez a una copa menstrual.

Lo mejor es que practiques, por ello mi consejo personal es que pruebes a ponértela antes de que te venga la regla para hacer la prueba. De hecho, no supone ningún problema que te la pongas si no tienes la regla ya que su composición de silicona médica no reseca tu vagina.

Así, existen 3 formas de doblarla para colocarla en tu interior:

  • Forma de C. Es la más sencilla, tan solo debes plegar la copa y doblarla generando una forma de C. Luego introdúcela deslizándola y sueltala para que haga el vacío.
  • Forma en espiral. Retuerce la copa y deslízala en el interior hasta que se despliegue.
  • Forma en V. Dobla uno de los laterales superiores de la copa hacia el interior, dando lugar a una forma de V y deslízala.

Sea cual sea la forma que emplees, recuerda hacerlo siempre relajada y en una postura cómoda (de cuclillas, sentada, etc.). Además, recuerda pasar un dedo por el interior para asegurarte de que no han quedado pliegues. También te recomiendo que tires ligeramente de ella para ver que está sellada y que no se mueve; este movimiento también genera que en caso negativo, la propia copa haga el vacío.

Asimismo, si la humedeces un poco antes de ponértela te va a resultar mucho más sencillo.

Por otra parte, para conseguir quitarla tan solo debes introducir los dedos y presionar en la parte inferior o en un lateral para deshacer el vacío y poder retirarla.

¿Qué hago si mi copa menstrual se queda atascada?

Para empezar, la copa nunca se va a quedar atascada, sino que tan solo habrá hecho el vacío de forma perfecta que te cueste quitarlo.

Recuerda, la mejor forma de retirarla es metiendo un dedo y ejerciendo presión sobre uno de los laterales de la copa hasta que se pierda el vacío y la puedas retirar. Si tan solo tiras del cordón no conseguirás quitarla.

Para acabar, mi consejo personal es que si nunca has usado una copa menstrual des el paso de una vez por todas. Cuando lo hagas te darás cuenta de la cantidad de beneficios que tiene y lo cómoda que es.

Así que ahora, ármate de paciencia y escoge la mejor copa menstrual del mercado para ti y ponte a experimentar, ayudando a mejorar tu flora vaginal.