Guía para hacer un desodorante casero

María Franco, 3 mayo 2023

Comienzan los Días Naranjas en PcComponentes. Hay un montón de artículos con descuentos impresionantes!!!

Ver mejores ofertas

Todos los productos que usamos a diario para nuestra higiene personal están plagados en la actualidad de químicos, que a priori no son malos para nuestra salud porque están testados de manera dermatológica.

Sin embargo, los desodorantes son algo que lleva bastantes siglos existiendo, aunque claro, de manera natural.

Hacer un desodorante casero, de forma natural, es una opción perfecta para conseguir los mismos resultados y sobre todo una buena idea para quienes tienen piel sensible.

Te contamos la manera de poder crearlo en casa de manera sencilla.

¿Por qué cambiar a un desodorante natural?

Hacer una serie de burpees, viajar en un tren lleno de gente o hacer una presentación ante una gran multitud: cualquiera de estas actividades puede dejar tus axilas húmedas, si no completamente empapadas.

Los desodorantes y antitranspirantes tradicionales están diseñados para reducir el olor corporal y la humedad, pero algunos contienen ingredientes que pueden ser dañinos, causar irritación o incluso empeorar el olor de las axilas a largo plazo, como ya hemos comentado.

Incluso pueden cambiar el equilibrio del pH para hacer que tus axilas sean como una sauna de sudor ideal para albergar bacterias.

¿Por qué huelen nuestras axilas y cómo funciona el desodorante?

La ciencia detrás de la sudoración es algo raro. Tus axilas crean un cálido lugar de reunión para las bacterias, al igual que esa pasaría en una placa petri en tu clase de química.

Cuando transpiras, estas bacterias básicamente comen esa humedad y los desechos generados por este proceso crean el olor que asocias con el sudor.

¿Cuál es la diferencia entre desodorante y antitranspirante?

Existen algunas diferencias entre los desodorantes y los antitranspirantes . Los desodorantes tradicionales están formulados para eliminar el olor. Por lo general, contienen agentes antimicrobianos o etanol, que ayudan a matar las bacterias que causan el mal olor.

Los antitranspirantes, por otro lado, están formulados para reducir o eliminar el sudor. Estos productos usan sales a base de aluminio para tapar las glándulas sudoríparas para que no haya humedad que las bacterias puedan comer.

La mayoría de los productos que encuentras en los estantes de comercios son en realidad combinaciones de desodorante y antitranspirante, lo que puede sonar bastante bien, porque te deshaces de las bacterias y el olor, ¿verdad? Bueno, tal vez no.

Según algunos estudios que se hicieron hace unos años, estos productos tradicionales pueden alterar el ecosistema de tu piel, y no necesariamente para bien.

Los cinco participantes del estudio que no usaron antitranspirantes ni desodorantes tenían más Corynebacterium en las axilas.

Esta bacteria común se instala en las axilas, junto con otras como Staphylococcus , Propionibacterium y Micrococcus. Corynebacterium produce sudoración, sí, pero también ayuda contra las infecciones.

Las bacterias prosperan de manera en tu piel. Si bien algunos de estos pueden causar que te pongas enfermo, otras “bacterias buenas” pueden ofrecer protección contra bacterias más dañinas y ayudar con otras funciones corporales importantes, como la digestión.

El uso de productos que eliminen las bacterias útiles podría conducir a la introducción y el crecimiento de bacterias nuevas y diferentes, que podrían causar un olor aún más fuerte o incluso afectar a la función del sistema inmunológico.

¿Qué hace que un desodorante sea natural?

Además de evitar ingredientes sintéticos y artificiales, estos desodorantes naturales suelen tener tres componentes:

  • Ingredientes con propiedades desinfectantes o antibacterianas, como el aceite de coco y el aceite de árbol de té
  • Aceites esenciales como lavanda, sándalo o bergamota para proporcionar un aroma agradable.
  • Ingredientes naturalmente absorbentes como bicarbonato de sodio o almidón de maíz para combatir la humedad.

Los desodorantes naturales no tapan las glándulas sudoríparas como los antitranspirantes tradicionales, pero no contienen el aluminio, un ingrediente que a menudo es el que causa problemas.

Los desodorantes naturales cubren el olor, no el sudor, y eso es bueno

No esperes los mismos resultados que los desodorantes tradicionales cuando cambies a un producto natural. Tus axilas podrían tardar algunos días o semanas en reequilibrar su ecosistema.

Puedes probar una desintoxicación de axilas para acelerar potencialmente el proceso, pero ten en cuenta que los desodorantes naturales no detendrán el sudor. En cambio, trabajarán para minimizar el olor cuando las cosas se calientan.

En términos generales, es posible que no quieras eliminar tu propia firma de olor personal, de todos modos, aunque eso es algo muy personal.

La mayoría de la gente habla del olor corporal como algo malo, pero en realidad no lo es. De hecho, tu nariz también juega un papel en la elección de pareja.

Por lo tanto, aunque es posible que no quieras ir a una cita sin ducharte inmediatamente después de haber hecho ejercicio durante todo un día, tu aroma natural y desenmascarado es totalmente aceptable en las circunstancias cotidianas.

Desodorante casero

Puedes comprar desodorante natural en la mayoría de las tiendas de alimentos naturales, herbolarios o en cualquier lugar donde pueda comprar otros productos naturales para el cuidado de la piel.

Encontrar el desodorante natural adecuado para ti puede implicar un tiempo de prueba y error, es como buscar un par de pantalones vaqueros favoritos.

Se sabe que hay un conjunto único de variaciones genéticas que afecta a la percepción de los aromas. Es posible que no te guste cómo tu olor natural combina con una fragancia que tiene notas olfativas con bases de pachulí, por ejemplo, pero puede ser que esa combinación de olores sea perfecta.

Puede ser útil probar una variedad de aromas hasta que encuentres un desodorante natural que te vaya bien.

Crea tu desodorante casero

También puedes intentar hacer uno propio, si las opciones de venta en herbolarios no te atraen. Prueba esta receta fácil:

Ingredientes:

  • 1/3 taza de aceite de coco
  • ¼ taza de bicarbonato de sodio
  • ¼ taza de almidón de arroz
  • 6 a 10 gotas de aceites esenciales, para dar olor

Instrucciones:

  1. Mezcla bicarbonato de sodio y el almidón a partes iguales.
  2. Mezcla esto con el aceite de coco hasta que se fundan. Agrega tus aceites preferidos, para darle un buen olor.
  3. Guárdalo en un frasco de especias vacío con una tapa que permita que transpire.
  4. Para usarlo, simplemente caliente una pequeña cantidad de este producto entre tus dedos hasta que se convierta en líquido y aplícalo en las axilas.

Cuando hagas tu propio desodorante natural, siéntete libre de experimentar con diferentes bases, polvos y aceites. La manteca de karité, la manteca de cacao y el aceite de coco funcionan bien como bases, pero no es necesario que tengas una si prefieres una fórmula en polvo.

Tu dieta también influye en tu sudoración y olor natural

¿Te preguntas por qué tu olor parece tan fuerte? Podría tener algo que ver con tu dieta de a diario.

En un estudio de 2006, 17 hombres mantuvieron una dieta de “carne” o “libre de carne” durante 2 semanas, usando almohadillas debajo de las axilas para recolectar muestras de olor corporal. Un mes después, los participantes cambiaron de dieta y repitieron el experimento.

Un total de 30 mujeres calificaron las muestras según su agrado, intensidad, atractivo y masculinidad.

Según las mujeres, el olor corporal de los hombres que comían una dieta sin carne era significativamente menos intenso, además de más agradable y atractivo.

En resumen, el consumo frecuente de carne roja podría empeorar tu olor y hacerte menos atractivo para tus parejas potenciales. Te recordamos que el olor a la hora de elegir pareja es algo químico, comprobado por la ciencia, no es que lo digamos nosotros.

De manera similar, piensa en cómo ciertos alimentos como el ajo o la cebolla afectan a tu aliento. Cuando sudas, esos alimentos también pueden hacer que todo tu cuerpo huela un poco más fuerte.

Comer más frutas y verduras, por otro lado, podría tener un impacto positivo.

María Franco

Redactor

Apasionada de todo lo referente a la belleza y la moda. Me puedes encontrar también en @maria.franc en Instagram

Consentimiento