Hermeus planea construir el avión más rápido del mundo, pero nadie se lo cree

Rubén Castro, 14 mayo 2019

El lunes, una nueva compañía estadounidense llamada Hermeus anunció que planea desarrollar un avión que alcanzará velocidades de hasta Mach 5.

Una aeronave de este tipo podría realizar el viaje de París a Nueva York en 1,5 horas, en vez de las más de 7 horas que tardan los aviones convencionales.

Sin embargo, el proyecto arroja muchas dudas.

Hermeus: pocos fundamentos y muchas más dudas

La aviación comercial y la velocidad supersónica nunca se han llevado demasiado bien. Aunque el Concorde estuvo en servicio 27 años, nunca fue capaz de superar los problemas económicos derivados de la complejidad del vuelo supersónico. Y es que, aun siendo el avión comercial supersónico más exitoso de la historia fue retirado en 2003 debido a su escasa rentabilidad.ref

En servicio desde 1976, el Concorde fue el primer avión a reacción supersónico en ser usado de manera comercial, puesto que la competencia soviética, el Tupolev Tu-144, entró en servicio el 1 de noviembre de 1977.

Mientras que el Concorde alcanzaba Mach 2,23 como velocidad máxima (2.405 km/h a 18 000 m de altitud), el nuevo proyecto pretende desarrollar un prototipo que viaje en Mach 5 en unos cinco años. Y planean que su avión esté disponible para el servicio comercial de aquí a ocho o diez años. Objetivos que se antojan algo más que optimistas.

No queremos hacer un milagro. Queremos hacer ingeniería, no ciencia. - Skyler Shuford

La compañía ha sido fundada por antiguos trabajadores de SpaceX y Blue Origin; y también cuenta con un notable grupo de asesores, incluyendo al ex presidente de Blue Origin, Rob Meyerson, y al ex funcionario de la Administración Federal de Aviación, George Nield.

Según Hermeus, la compañía habría conseguido finalizar una primera ronda de financiación, aunque no especifica la cantidad obtenida. “Esta financiación permitirá desarrollar un prototipo de propulsión y otras tecnologías iniciales”, dijo Skyler Shuford uno de los cofundadores.

Aunque la tecnología actual es más madura, y hay mejores materiales disponibles, sigue siendo difícil creer que el proyecto vaya a ser viable.

  • A esas velocidades el uso de combustible hará que los billetes sean extremadamente caros para ser sostenible económicamente.
  • Los diseños realizados por DARPA y la USAF no se parecen en nada al “concepto” de avión supersónico de Hermeus.
    Ilustraciones del DARPA Falcon Project
  • Y, por último, el vídeo de marketing parece más una broma que un proyecto serio.

Y todo eso sin entrar a valorar todos los avances tecnológicos, a nivel de propulsión y materiales, que serían necesarios para completar el proyecto.

Disqus Comments