La Casa Blanca presenta una "Carta de Derechos" para la IA

Rubén Castro, 9 octubre 2022

Han comenzado los Días sin IVA de Zococity con ofertas en todas las categorías!!!

Ver ofertas

Muchos creen que la inteligencia artificial debe ser regulada a medida que avanza y se generaliza. La Casa Blanca ha hecho lo propio, publicando una “carta de derechos” para la inteligencia artificial.


El uso de la IA ha tenido un impacto significativo en nuestras vidas, tú eliges si eso es algo beneficioso o no. Alexa y Siri están disponibles en una gran variedad de aparatos electrónicos de consumo. No solo los Teslas son los únicos coches autodirigidos a los que se les puede enseñar a conducir mediante el aprendizaje automático. Otro ejemplo es la producción de robots orientados más a las empresas que a los consumidores individuales.

Hay quien ve la inteligencia artificial como un gran salto tecnológico que nos facilitará la vida. Por otro lado, algunas personas ven la inteligencia artificial como algo posiblemente catastrófico, aterrador, o incluso como “robots que conspiran para apoderarse de la tierra”. La mayoría de la gente cree que se debería exigir a quienes trabajan en inteligencia artificial que se atengan a ciertas normas o criterios a la hora de desarrollar sus creaciones.

El año pasado, Eric Lander, que anteriormente fue el principal asesor científico de Joe Biden, recomendó una “carta de derechos” para la inteligencia artificial con el fin de prevenir cualquier daño potencial. Este jueves, la Casa Blanca dio a conocer el proyecto que se utilizará para convertir esos conceptos en una realidad.

The Washington Post resume los “cinco grandes temas” que contiene la ley.

  • Los usuarios deben estar “protegidos de los sistemas automatizados inseguros o ineficaces”, y las herramientas deben estar expresamente “diseñadas para protegerle proactivamente de los daños”.
  • Deben prohibirse los usos discriminatorios de los algoritmos y otras IA, y las herramientas deben desarrollarse haciendo hincapié en la equidad.
  • Las empresas deben incorporar protecciones de la privacidad en los productos para evitar “prácticas de datos abusivas” y los usuarios deben tener “capacidad de decisión” sobre el uso de sus datos.
  • Los sistemas deben ser transparentes para que los usuarios “sepan que se está utilizando un sistema automatizado” y entiendan cómo les afecta.
  • Los usuarios deben poder “excluirse de los sistemas automatizados en favor de una alternativa humana, cuando sea apropiado”.

Alondra Nelson, subdirectora de ciencia y cultura en la Casa Blanca, fue citada en el Washington Post diciendo que el estatuto “marca las protecciones”. Estos planes, según una fuente con conocimiento de la Casa Blanca que pidió el anonimato, son una “llamada a la acción”, y “todavía hay mucho que lograr”.

Por el momento, las empresas son libres de ignorar el proyecto de ley sobre IA. Esto podría cambiar si el Congreso toma medidas para hacer cumplir las disposiciones de los programas, aunque hacerlo podría llevar años. Es fascinante ver cómo el gobierno de Estados Unidos trabaja para controlar la inteligencia artificial de manera que no se convierta en algo peligroso.