Apple Home Pod: características y valoración sobre el nuevo gadget de Apple

María Franco, 27 marzo 2023

Ya han comenzado las ofertas Escapadas al Sol de AliExpress con ofertas de hasta el 70% en los mejores productos y cupones de descuento:

  • ESGD03: 3€ de descuento con EUR29 de compra mínima
  • ESGD08: 8€ de descuento con EUR69 de compra mínima
  • ESGD20: 20€ de descuento con EUR169 de compra mínima
  • ESGD30: 30€ de descuento con EUR239 de compra mínima
  • ESGD50: 50€ de descuento con EUR369 de compra mínima

Ver las mejores ofertas

A Apple le importa mucho todo sobre la música. A su creador, Steve Jobs le gustaba tanto la música que inventó el iPod y iTunes para permitir a sus clientes llevarlo todo a todas partes, y tenía altavoces finlandeses de varios miles de dólares en su sala para disfrutar siempre del sonido.

Hasta el día de hoy, Apple Music es uno de los servicios de música con mejor sonido a los que puedes suscribirte gracias a un soporte de audio sin pérdidas. Además, los auriculares que fabrica Apple, tanto los earpods como a través de Beats, son en gran medida fantásticos.

Pero ahora, Apple ha desarrollado un sistema para poder oír música (y mucho más) en casa, el denominado Home Pod. Te contamos qué es, cuáles son sus características así como sus puntos fuertes y débiles.

No es el primer Home Pod de Apple

Es una pena que la compañía aún no pueda hacer un gran altavoz inteligente de tamaño completo, es decir, un buen sistema musical con varios dispositivos, aunque por algo se comienza.

El HomePod recientemente renovado no solo es una reproducción visual casi perfecta del modelo descontinuado de 2018, sino que apenas tiene mejoras de audio.

El nuevo HomePod tiene menos controladores de audio, sigue siendo incompatible con Spotify y otros servicios de música populares, y aún no puede comunicarse con nada más que dispositivos Apple cuando sus amigos están en casa.

La pantalla a todo color en la parte superior es más grande, pero no transmite más información que la franja azul del Amazon Echo.

En el modelo de 2018, debilidades como estas eran levemente aceptables siempre que el asistente de voz funcionara y el altavoz pudiera llenar una habitación con sonido. Sin embargo, dado que ahora existen tantos competidores en tantas modelos y tamaños diferentes, es difícil dejar pasar esos errores en el HomePod.

El HomePod Mini es más pequeño y logra el mismo control de voz de Siri (si lo prefieres al Asistente de Google o a Amazon Alexa, que son objetivamente mejores), y ofrece una calidad de sonido más que suficiente para las personas que solo quieran poner algo de música.

A menos que te gastes unos 600€ en dos HomePods para escuchar en estéreo, la calidad del sonido no es tan buena, con una gran cantidad de graves y poca definición en el rango medio.

Puedes lograr la misma sensación acústica en otros modelos de competidores, por menos dinero. En conclusión, si quieres un sonido de alta gama, no lo encontrarás aquí. En general, el HomePod no es tan versátil ni tan económico como la mayoría de sus competidores, y no es compatible con tantos dispositivos que no son de Apple.

Es probable que el HomePod se actualice con más funciones y tal vez ofrezca más compatibilidad; por ejemplo, la capacidad de altavoces multisala anunciada originalmente como parte del HomePod se incluyó casi nueve meses después de su lanzamiento.

En cualquier caso, Apple no ofrece un cronograma o una hoja de ruta para las actualizaciones, por lo que cualquiera que compre un HomePod ahora se estará arriesgando.

En 2018 la compañía ya lanzó un HomePod, aunque ahora ha mejorado sus características

Mientras tanto, primero debes tener claro específicamente lo que el HomePod no puede hacer.

Para empezar, cualquier persona con experiencia en el uso de Alexa o Google Assistant rápidamente descubrirá que muchas de sus preferencias, hábitos y usos (escuchar una emisora de radio por Internet, Spotify, o interactuar con ciertos tipos de dispositivos domésticos inteligentes) pueden aspectos ser muy diferentes y, en última instancia, decepcionantes.

Otra cosa: también se ha descubierto que al poco tiempo de uso el HomePod deja una especie de círculos blancos en la madera sin protección , un problema potencialmente para los que tengan muebles finos.

Aunque Apple insiste en que estas marcas se borran fácilmente, todavía es algo a tener en cuenta.

¿Qué es el Home Pod de Apple?

Es más útil pensar en el HomePod como un altavoz inalámbrico de alto rendimiento controlado por voz y considerar sus funciones “inteligentes” como secundarias.

Cuando se configura el HomePod, hay que emparejarlo con una ID de iCloud, una cuenta gratuita que sirve para administrar muchos de los servicios de Apple, y hay que configurarlo usando un dispositivo iOS compatible como un iPhone, iPad o iPod Touch.

También necesitarás una suscripción a Apple Music si quieres música que aún no está en tu biblioteca personal: Apple Music es en este momento el único servicio de transmisión en el que HomePod puede confiar para el control de voz.

Después de un rápido proceso de configuración, controlas el HomePod casi por completo con la voz, diciendo “Oye, Siri” para iniciar una solicitud o un comando.

El dispositivo tiene una tapa de plástico brillante con una luz de color que cambia cuando se activa Siri. También tiene controles táctiles básicos que consisten en botones para subir y bajar el volumen más un sistema de toques: uno para pausar o reproducir, dos para saltar, tres para retroceder una pista en un álbum.

Además de reproducir música, puedes usar HomePod y Siri para un ciertas tareas administrativas, como poner temporizadores o dictar notas y recordatorios.

Siri también puede acceder al parte meteorológico y a resúmenes de noticias, o pronunciar los resultados de distintas consultas.

También puedes dictar y enviar mensajes de texto a otros propietarios de iPhone y usar el HomePod como altavoz durante las llamadas. El dispositivo también puede transmitir música cuando tu móvil iOS está fuera de alcance, aunque eso bloquea el acceso a Mensajes, Notas y Recordatorios hasta que vuelvas a tenerlo contigo.

Como altavoz, el HomePod es capaz de generar un sonido aceptable y, gracias a algunas mejoras técnicas, puede ecualizarse a sí mismo en función no solo de la canción que está escuchando, sino también de las condiciones ambientales de la habitación en la que se encuentra.

El resultado es bueno en ese sentido, porque se logra un sonido intenso pero equilibrado y sin distorsiones.

No es especialmente obvio, pero la aplicación iOS Music funciona como la aplicación complementaria para HomePod. En consecuencia, el Centro de control también permite un acceso rápido a los controles de reproducción, pausa, siguiente y anterior.

En cualquier momento, puedes ver desde tu móvil o tablet lo que se está reproduciendo en el HomePod y seleccionar nuevas canciones consultando la aplicación Música y seleccionando el HomePod en el menú AirPlay debajo del botón Reproducir/Pausar.

El sistema funciona, aunque no es muy intuitivo en realidad.

Lo mejor del Home Pod

1. Configuración

La configuración es casi instantánea y no requiere esfuerzo: el procedimiento es diferente al de cualquier altavoz inteligente que no sea de Apple que hayas usado, y es en realidad el mismo proceso que para emparejar Air Pods .

Después de actualizar al software iOS más reciente, colocar un iPhone u otro dispositivo iOS cerca del HomePod hace que aparezca una ventana con una imagen de un HomePod y un botón de configuración. Unas pocas pulsaciones más tarde, y el HomePod pedirá las contraseñas de Wi-Fi y la configuración de Apple Music, ofrece un tutorial rápido de comando de voz, y eso es todo. A diferencia de Amazon Echo, donde tienes que descargar una aplicación, emparejar el dispositivo, iniciar sesión en tu cuenta de Amazon y luego acceder a todos los servicios de transmisión que utiliza el dispositivo, aquí todo sucede de manera mucho más rápida y sencilla. > La característica más aplaudida del HomePod es su calidad de audio así como la sencillez de configuración si eres usuario habitual de Apple.

2. Calidad de sonido

La calidad de audio es real: la característica más elogiada del HomePod (que no del Mini) es el propio altavoz, que Apple creó con un montón de componentes de audio sofisticados (siete tweeters, un subwoofer de alta excursión y seis micrófonos), así como, para que todo funcione, uno de los propios A8 de Apple (chips, como los que se usan en los iPhone).

El resultado es que el HomePod puede modificar dinámicamente la reproducción sobre la marcha en función no solo de la canción que estás escuchando, sino también de las dimensiones de la habitación. Lo que eso significa para los no fanáticos del audio es que si cierras los ojos y escuchas, incluso caminando por la habitación, no obtienes ecos ni una sensación de paredes cerradas; en cambio, hay un amplio escenario sonoro que produce tenues punteos de guitarra y sutiles tonos de voz. Es el mejor altavoz actual para usar Apple Music, y es una gran mejora con respecto a la opción de Bluetooth del dispositivo de mayo de 2018 , porque también puedes transmitir audio desde el HomePod a varios altavoces compatibles, aunque en este momento el único compatible es solo APple TV.

3. Integración con Siri

En el HomePod, Siri es un funciona al 100%: a diferencia de la experiencia con Alexa o el Asistente de Google, que quedan atrapados en el momento en que la música está alta y, a menudo, no pueden escuchar ni siquiera las solicitudes a gritos, es sorprendente tener música al 75 por ciento en el HomePod y usar un nivel de voz normal para decir “saltar” o “pausar” y hacer que Siri responda sin insistir. Increíblemente, esto funciona no solo cuando el HomePod está en la misma habitación, sino que puedes estar bastante alejado y capta el sonido.

Del mismo modo, el HomePod, o más exactamente Siri, tiene habilidades impresionantes para descifrar rápidamente con qué dispositivo Apple estás hablando. Como cualquiera que haya pasado tiempo con algún dispositivo Alexa reconocerá, esta intuición por parte de Siri no tiene precio: los constantes fallos de encendido de un dispositivo por parte Alexa por confusión son muchas, reproduciendo música en donde no estás, por ejemplo.

Y otro elogio para Siri: a menudo entiende mejor las solicitudes de canciones y álbumes que lo que lo hace Alexa junto con Spotify. Eso puede tener que ver con la forma en que Spotify y Apple Music funcionan,porque en particular, Spotify reproduce la versión más popular de una canción, que puede no ser la original que estás buscando.

4. Centro inteligente para HomeKit

El HomePod funciona como un centro para HomeKit, la plataforma de hogar inteligente de Apple: con este altavoz que funciona como un centro de HomeKit, puedes usar tu voz para controlar los dispositivos compatibles con HomeKit en tu casa, incluidas las puertas inteligentes, los termostatos, las cámaras y las alarmas, y también tener acceso a ellos cuando no estás en casa. Antes del HomePod, las otras opciones eran un Apple TV o un iPad, ninguno de los cuales es tan bueno para controlar los dispositivos inteligentes cuando estás fuera. Además, las pocas configuraciones que puedes ajustar manualmente en el HomePod están en la aplicación Home integrada en tu dispositivo iOS.

El HomePod es el altavoz inteligente más atractivo de su clase, desde una perspectiva estética subjetiva. Es más pequeño de lo que se puede esperar, y con solo poco menos de 18 cm de alto, tiene casi las mismas dimensiones que un Sonos One.

La parte superior es brillante, junto con una malla tejida y la base es de silicona suave, se nota que se ha desarrollado con productos de calidad. El cable de alimentación está envuelto en tela y es flexible, por lo que es fácil de colocar discretamente en los muebles y en el suelo.

Aspectos a mejorar del dispositivo

Aunque se han comentado muchas características positivas del HomePod, no se pueden ocultar las negativas.

Las limitaciones más importantes del dispositivo que debes saber son:

  • El HomePod puede dañar los muebles de madera.
  • Funciona solo para Apple: necesitarás un iPhone, iPad o iPod Touch más o menos reciente para configurar un HomePod. Eso significa que no puedes usar un dispositivo Android o un ordenador para nada, lo cual es una limitación real en comparación con los altavoces compatibles con Alexa (incluido el Sonos One) y Google Home, todos los cuales funcionan con dispositivos Android e iOS (y ordenadores). Funciona con Apple Music: Puedes usar la voz para pedir música solo de los servicios que son propiedad de Apple, como Apple Music, iTunes Match y iCloud Music Library. Si quieres escuchar música o audio de una fuente además de Apple Music, no podrás hacerlo, a menos que lo hagas mediante otro dispositivo y el Airplay. Pero no puedes pedirle a Siri que reproduzca nada que no provenga de Apple Music. Para ser justos, AirPlay es una buena manera de conectarse, y es mucho mejor que el Bluetooth.
  • Está limitado a HomeKit: no puedes usar el HomePod para comunicarte con dispositivos inteligentes que no sean de HomeKit, como el termostato o el detector de humo, las cerraduras inteligentes, etc., como puedes hacerlo con los dispositivos Alexa y Google Home. *** Es para un solo usuario**: no puedes tener varias cuentas vinculadas a un HomePod. Eso significa que no puedes pedir prestado el dispositivo iOS de un amigo, ya que el HomePod dependería de tu cuenta de Apple para transmitir música. También significa que cualquier persona que use su altavoz influirá en sus recomendaciones de música y, si las ha habilitado, puede enviar mensajes usando tu cuenta o jugar con tus notas y recordatorios. Tanto los altavoces de Alexa como los de Google Home admiten el reconocimiento de voz, lo que lo impide. >> El principal punto débil del HomePod es que solo funciona con otros dispositivos y aplicaciones de Apple, no con terceros.
  • No puedes hacer conexiones externas: no puedes simplemente conectar tu HomePod a un estéreo u otro dispositivo, o usar audio Bluetooth para transmitir música desde fuentes que no sean de Apple. En cualquier caso, todos los dispositivos Apple pueden usar AirPlay, una característica integrada de los productos de Apple, para enviar audio de terceros directamente al HomePod; sin embargo, los altavoces de Alexa y Google Home pueden recibir audio a través de Bluetooth desde cualquier fuente.
  • No cuenta con habilidades: no puedes hacer llamadas a teléfonos u otros HomePods, ni crear citas en el calendario, ni utilizar ninguna de las más de 15,000 habilidades inteligentes (como juegos, solicitudes de Uber o Lyft, entrega de pizza, y más) que han impulsado la popularidad de Alexa en particular y la plataforma Google Home en menor medida. Puedes transferir una llamada existente al HomePod para que actúe como altavoz, pero no puedes responder o iniciar una llamada como lo hace con Alexa.

En conclusión, el HomePod es una buena herramienta para emplearla como altavoz si eres un fanático de los productos Apple (lo cual significa quetienes Apple Music) porque su sonido es bastante bueno. En otro caso, si le quieres dar uso completo, valora otras opciones.

Piensa que el HomePod cuesta 349€ y el formato Mini 109€ (ver precio actual en PC Componentes), por lo que no son dispositivos de lo más económicos en cuanto a las funcionalidades que ofrecen.

María Franco

Redactor

Apasionada de todo lo referente a la belleza y la moda. Me puedes encontrar también en @maria.franc en Instagram

Consentimiento