Kobo Nia: el lector de Kobo para luchar contra el Kindle básico, pero que se queda entre dos aguas

Rubén Castro, 20 septiembre 2020

El Kobo Nia es un eReader de entrada que se defiende claramente mejor que el Kindle básico de Amazon, pero que tiene algunas características peores que el Kindle Paperwhite y que el Kobo Clara HD. De ti depende ver si te merece la pena gastarte 20 euros más en tener resistencia al agua e iluminación con temperatura de color regulable (Kobo Clara HD).

Kobo Nia

✓ Dimensiones: 112,4 x 159,3 x 9,2 mm
✓ Peso: 172 gramos
✓ Pantalla: 6 pulgadas E-Ink Carta HD, 1.024 x 758 píxeles (212 ppp)
✓ Resistencia al agua: No
✓ Procesador: i.MX 6ULL
✓ RAM: 256 MB
✓ Almacenamiento: 8 GB
✓ Conectividad: WiFi, micro-USB
✓ Autonomía: 1000 mAh, 4 semanas
✓ Formatos compatibles: EPUB, EPUB3, FlePub, PDF, MOBI, JPEG, GIF, PNG, BMP, TIFF, TXT, HTML, RTF, CBZ, CBR

Me gusta

  • Económico
  • Mejor pantalla que el Kindle básico
  • Compatible con EPUB

No me gusta

  • Peor que el Clara HD y solo 20-30 euros más barato
  • No tiene resistencia al agua
  • Aún tiene micro-USB
Compara precios en más tiendas

Diseño

  • Ligero
  • Sencillo y tosco
  • No es resistente al agua

El Kobo Nia no aporta nada nuevo en términos de diseño. De hecho, se parece bastante al Kobo Clara HD, al Kobo Aura antiguo y a los Kindle de Amazon.

La carcasa es de plástico duro con un poco de textura en la parte delantera y con mucho más relieve en la parte trasera (para facilitar el agarre). No se siente premium, pero tiene buen agarre y es muy resistente.

La textura hace que el Nia se sienta mucho más seguro en la mano que el Kindle (que tiene un acabado suave en la parte trasera)

Lo bueno es que han conseguido reducir el peso del lector hasta los 172 gramos, 11 gramos menos que el Kindle Paperwhite, haciendo que apenas nos pese en la mano aunque lo usemos durante varias horas seguidas.

En la parte inferior tenemos el botón de encendido. Es pequeño y algo difícil de pulsar. Sin embargo, considero que tiene un buen diseño porque así es imposible pulsarlo sin querer al leer. Cosa que sí que me pasa con el Paperwhite.

Los marcos son un poco más grandes de lo que me gustaría, pero el dispositivo sigue siendo tan compacto que entra sin problemas en cualquier bolsillo

Al lado del botón, tenemos el puerto de carga que utiliza un conector micro-USB que, hoy en día, me parece anticuado cuando el USB-C se está convirtiendo en estándar. Y lo digo, sobre todo, porque los eReaders nos suelen durar muchos años y no me extrañaría que haya gente aun usando el Kobo Nia dentro de 10 años… Y no sé si será muy fácil comprar un cable micro USB para entonces. Al menos, Kobo incluye un cable de carga. Cuídalo. Eso sí, no trae el adaptador o cargador de pared, pero podemos usar el móvil o conectarlo al ordenador.

Una carencia, relativamente importante, es que el Nia no es resistente al agua.

Pantalla

  • Suficiente, cumple sin más

El Kobo Nia monta una pantalla de 6 pulgadas de tinta electrónica, el típico tamaño de la mayoría de los eReaders. Y, aunque tiene la ventaja de ser extremadamente compacto y portátil, en el uso diario se me queda un poco pequeña. Digo esto porque ya me he acostumbrado a los lectores más grandes de 7 u 8 pulgadas y resultan muchos más cómodos a la hora de leer. Podemos tener la letra más grande y hay que pasar menos de página.

Puede no parecer mucho, pero 2 pulgadas de diagonal hacen aumentar el área de lectura más de un 30%, haciendo que la lectura sea mucho más cómoda y fluida.

Bueno, dicho eso, también tengo que mencionar que la pantalla del Nia hace otro sacrificio en cuanto a su resolución. Con 1.024 x 758 píxeles, la pantalla del Nia tiene una densidad de píxeles por pulgada de 212, algo inferior a 300 ppp de los lectores más populares (Paperwhite y Kobo Clara HD). También hay que tener en cuenta que es mayor que los 167 ppp del Kindle básico.

La pantalla no está al mismo nivel que el marco

La verdad es que la pantalla no está nada mal. No llega al nivel de las mejores, pero no hace que la lectura sea peor en sí. Sin embargo, el Clara HD o el Paperwhite cuestan 20 euros más y tienen una pantalla mejor y son resistentes al agua… Por lo que los argumentos para irnos al por el Nia cada vez son más pequeños.

Además, el Nia también carece de otra función (ComfortLight Pro) que sí que tiene el Kobo Clara HD, el cambio de temperatura de color de la pantalla para reducir las luces azules y que nos afecte menos a la hora de dormir.

Sí que tenemos la iluminación normal ComfortLight (sin el “Pro”) que nos permite leer sin problemas cuando hay poca luz y disminuye los reflejos cuando hay luz suficiente.

Software y lectura

  • No audiolibros
  • No hay servicios de suscripción de lectura

La gran de los lectores electrónicos de Kobo emplean el procesador Freescale IMX6 Solo a 1 GH. El Nia es el primer lector de la marca que monta el más moderno i.MX 6ULL , que tiene mejoras de consumo y cuenta con un core Arm Cortex-A7 a 900 MHz. Viene acompañado de 256 MB de RAM y 8 GB de almacenamiento interno, suficiente para almacenar hasta 6000 eBooks. El almacenamiento no es expandible con tarjetas microSD.

Como viene siendo habitual, el Nia no tiene botones y la interfaz se controla mediante la pantalla táctil. Tiene una respuesta media. Hay otras que son más sensibles y rápidas, si escribiese mucho con la pantalla me molestaría, pero como solo la utilizo para pasar de página, seleccionar menús y subrayar, no tengo ningún problema.

Aunque sus especificaciones son bajas, la lectura con el Kobo Nia es buena. El paso de página es rápido y podemos navegar por los menús con velocidad.

Detalle del botón de encendido y del conector micro-USB

Kobo ha estado mejorando progresivamente su interfaz de usuario y, desde mi punto de vista, es más intuitiva y práctica en el uso que la del Kindle. Además, permite muchas más opciones de configuración y personalización. Por ejemplo, podemos organizar cualquier libro por carpetas, algo que no se puede hacer en un Kindle, ya que solo los libros comprados en la Tienda Kindle se pueden organizar en carpetas.

Incluso el configurar el brillo es sencillo, todo lo que tienes que hacer es deslizar el dedo por el borde izquierdo de la pantalla para aumentar o disminuir el brillo. Por supuesto, puedes ajustar el brillo usando el deslizador que se presenta al tocar el icono de la ‘luz’ en la barra de herramientas superior, pero de esta manera te permite seguir leyendo mientras haces los ajustes.

Otra ventaja del sistema operativo de Kobo es que podemos cargar otros tipos de fuentes externas. El Nia viene con 12 fuentes precargadas, pero es bastante fácil añadir más con solo descargar las que quieras a tu ordenador y transferirlas a la carpeta de fuentes de Kobo cuando el dispositivo se conecta a través del cable USB.

Además, todos los dispositivos Kobo ofrecen mejor soporte de archivos que un Kindle. Tanto si quieres leer cómics, ver imágenes o leer archivos de texto, podrás ver archivos EPUB, MOBI, PDF, PNG, JPG, GIF, BMP, TIFF, TXT, HTML, CBR y CBZ en el Nia.

También es compatible con OverDrive, el sistema de préstamos de bibliotecas públicas de muchos países. Como no, contamos con soporte para Pocket - un sitio web y un plugin para el navegador que te permite guardar artículos para leerlos más tarde - así como la integración de Dropbox que te permite transferir libros de forma inalámbrica si tienes tu biblioteca guardada en la nube.

Autonomía

  • Batería de 1.000 mAh
  • Alrededor de cuatro semanas de uso

Como viene siendo habitual en los fabricantes de eReader, Kobo solo dice que la batería de 1.000 mAh del Kobo Nia será suficiente para aguantar semanas de uso con una sola carga (dependiendo del uso).

Aunque es difícil cuantificar exactamente cuánto tiempo durará con una sola carga (depende del tiempo que leemos cada día, del brillo de la pantalla y del uso del Wi-Fi), con un uso normal de 1 hora al día con el brillo un poco por debajo de la mitad, la batería del Nia te durará un mes aproximadamente.

Conclusiones

El Kobo Nia es un lector sin adornos dirigido a aquellos que quieren una alternativa barata al Kindle. Es un poquito más caro que el actual Kindle, pero el Nia cuenta con una mejor pantalla de 212 ppp.

Como todos los demás lectores Kobo, el Nia viene con soporte de OverDrive, compatible con el préstamo de libros electrónicos de bibliotecas pública de muchos países. Y puedes pasar de la lectura en el dispositivo a la aplicación Kobo en tu smartphone o tableta (en caso de que hayas salido de casa sin tu lector) sin perder la posición en el libro.

Puede que el Nia no tenga Bluetooth como el Kindle (utilizado para la función VoiceView, un lector de pantalla de texto a voz), pero ofrece un soporte de archivos más amplio y la posibilidad de cargar diferentes fuentes, incluyendo Bookerly o Ember de Amazon. También la interfaz es un poco mejor en el Kobo.

En definitiva, el nuevo Nia de Kobo es una alternativa muy convincente al Kindle, especialmente para cualquiera que no esté interesado en quedarse atrapado en el ecosistema de Amazon.

Rivales

El Kobo Nia es un buen lector de eBooks asequible y desde luego, desde mi punto de vista es mejor que el Kindle básico. Es pequeño, tiene una pantalla mejor y es compatible con más formatos de eBooks. Sin embargo, antes de que te decidas a comprarlo, debes tener en cuenta su precio y sus rivales inmediatos.

Kobo Nia Vs Kindle (básico)

El PVP del Nia es de 99 euros. Y el del Kindle básico es 89 euros.

La pantalla del Nia es mejor, además, tiene 8 GB de almacenamiento por 4 GB del Kindle y es compatible con EPUB.

El Kindle gana en las funciones de diccionario y en las de mejora de idiomas. También tiene un ecosistema más robusto y hay muchos más accesorios disponibles para él.

Desde mi punto de vista, gana el Kobo Nia.

Kobo Nia Vs Kindle Paperwhite

El Kindle Paperwhite suele costar 129 euros, pero unas cuantas veces al año su precio baja hasta los poco más de 100 euros.

El Paperwhite tiene la ventaja de ser resistente al agua y de tener una pantalla con una densidad de píxeles de 300 ppp por lo que es un poco más nítida. No es una diferencia de la noche al día, pero sí que se aprecia.

El Kobo Nia sigue teniendo las mismas ventajas de ser más abierto y compatible con EPUB.

Aquí las cosas las veo muy empatadas. Si utilizas mucho las funciones de subrayado, diccionario y tarjetas de idiomas, ve a por el Kindle. Si quieres salir del ecosistema de Amazon, ve a por el Nia.

Kobo Nia Vs Kobo Clara HD

El Clara HD suele costar entre 20 y 30 euros más que el Nia, pero creo que la diferencia de precio merece la pena.

El Clara HD tiene una pantalla con 300 ppp, iluminación con cambio de temperatura y es resistente al agua, para mí tres características que justifican sin problema la diferencia de precio.

Ten en cuenta ¿cuántos años te va a durar el eReader? ¿Cuántas horas vas a leer durante ese tiempo? Creo que merece la pena gastar esos 20 o 30 euros y disfrutar de una mejor pantalla, mejor iluminación y resistencia al agua.

Ver más
Kobo Nia
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.