La PS5 estándar de Sony ya es rentable, pero la Digital Edition se sigue vendiendo con pérdidas

Rubén Castro, 10 agosto 2021

Pocas consolas son rentables inmediatamente después de su lanzamiento, y la PlayStation 5 no es diferente. Han pasado ocho meses desde el lanzamiento de PS5 para que la edición estándar de la consola de Sony no se venda con pérdidas. En cuanto a la Edición Digital, parece que Sony todavía tiene que esperar un poco más antes de obtener beneficios.

Sony ha publicado su informe de resultados del primer trimestre de 2021, en la que Hiroki Totoki, director financiero de Sony, ha anunciado que la edición estándar de PlayStation 5 ya no se vende con pérdidas. En cuanto a la Edición Digital (algo más barata), sigue sin ser rentable. Sin embargo, esa pérdida se compensa con las ventas de hardware, incluyendo periféricos, accesorios y la PS4.

En comparación con la PS3, que tardó cuatro años en ser rentable, la PS5 fue mucho más rápida, ya que sólo tardó ocho meses. Eso sí, sigue siendo más lento que los seis meses que tardó la PS4 en generar beneficios, pero no por mucho.

En abril de 2021, la PlayStation 5 ya había vendido 7,8 millones de consolas, cifra que aumentó a 10 millones la semana pasada. Aun así, Sony planea vender muchas más consolas PS5, aumentando la cifra total de ventas a 22,6 millones para el final de este año fiscal (de marzo de 2021 a marzo de 2022).

Pero no todo son buenas noticias en el último informe de resultados de Sony. El número de suscriptores de PlayStation Plus ha descendido a 46,3 millones desde los 47,6 millones del último trimestre, ya que los usuarios activos mensuales también han bajado de 109 a 104 millones.

Según Serkan Toto, director general de Kantan Games, esto se debe a la pandemia de COVID-19, que ha retrasado el lanzamiento de muchos juegos capaces de aumentar las ventas de hardware y las suscripciones a la red PlayStation.

Teniendo en cuenta las expectativas de la compañía, Sony cree que la demanda de consolas PS5 se mantendrá alta durante este año fiscal, pero la actual escasez de chips podría afectar negativamente a los planes de Sony. Algunos afirman que esta escasez podría durar otros dos años, pero también hay quienes son mucho más optimistas y esperan que se normalice para finales de 2021.