Sonoridad: dB Vs. dBFS Vs. LUFS

Rubén Castro, 2 octubre 2020

En el mundo del audio profesional existen diferentes formas de medir la sonoridad. Sí, no solo existen los decibelios…

  • decibelio (dB): es una unidad que se utiliza para expresar la relación entre dos valores de presión sonora. A una frecuencia de 1 KHz, el sonido más pequeño que el oído humano puede detectar tiene un volumen objetivo de 0 dB.
  • dBFS (Decibels relative to Full Scale): decibelios relativos a escala completa. Esta escala se utiliza para los niveles de amplitud en los sistemas digitales (por ejemplo, en los DAW). 0 dB FS es el nivel máximo. La escala se refiere a la amplitud de una señal comparada con el máximo que un dispositivo puede manejar antes de que sature.
  • LUFS (Loudness units relative to Full Scale): unidades de sonoridad relativas a la escala completa. Se trata de un estándar de sonoridad diseñado para permitir la normalización de los niveles de audio. Las unidades de sonoridad (o LU) son una unidad adicional. Describe la sonoridad sin referencia absoluta directa y, por lo tanto, describe las diferencias de nivel de sonoridad. Por ejemplo, la diferencia entre -23 LUFS y -18 LUFS es de 5 LU.
  • dBTP (dB True Peak): - dB Pico verdadero. La escala es en realidad dBFS, pero se mide con un medidor de pico real. dBTP se refiere a la amplitud de pico de una señal comparada con el máximo que un dispositivo puede manejar antes de que se produzca el corte. En los sistemas digitales, 0 dBTP sería igual al nivel más alto (número) que el procesador es capaz de representar. Los valores medidos son siempre negativos o nulos, ya que son menores o iguales a escala completa.
  • Pico verdadero (True Peak): un nivel absoluto máximo de la forma de onda de la señal. Mide los niveles de pico de las muestras y los picos de las intermuestras.
  • RMS (Root Mean Square): media cuadrática de la raíz. La potencia media de su señal de audio, y cercana a lo que sus oídos perciben como la intensidad de su audio.
  • Rango de sonoridad: diferencia entre las partes “suaves” y “fuerte” promedio (excluyendo los extremos). Similar al RMS, pero basado en la escala LUFS que está optimizada para la percepción humana.

LUFS

Debemos intentar que el audio producido para un medio específico siempre debe sonar más o menos “igual” en cuanto a la sonoridad percibida.

Desafortunadamente los medidores DAW no nos cuentan toda la verdad sobre el nivel de sonoridad. Estos medidores muestran el audio en dBFS (decibelios relativos a la escala completa) y solo te dicen si tu señal de audio llega a saturar o no. No nos dan información sobre el nivel de sonoridad percibido.

Y es que, para juzgar la sonoridad real, nuestros oídos responden a los niveles medios, no a los niveles máximos. El estándar más fiable para medir la intensidad del audio es LUFS (loudness units relative to full scale o unidades de intensidad relativas a escala completa).

El estándar LUFS fue desarrollado para permitir la normalización de los niveles de audio, y coincide con la forma en que nuestros oídos perciben el sonido.

Los medidores LUFS también permiten comprobar la intensidad integrada del audio, que es similar al valor RMS (media cuadrática) pero más veraz en términos de nuestra audición. El RMS te dice la potencia media de la señal, pero la sonoridad integrada de LUFS es más precisa en términos de nuestra percepción de la sonoridad. La sonoridad integrada puede entenderse como el nivel “global” de tu audio.

También es bueno tener en cuenta que los diferentes medidores sirven para diferentes propósitos. Tendrás que utilizar los medidores de dBFS para asegurarte de que las señales no se recortan.

Qué nivel de LUFS es adecuado

El audio debe ser siempre lo suficientemente fuerte para que se escuche sin problemas. Sin embargo, el significado de esto varía según el nivel de ruido del entorno (imagínate el entretenimiento a bordo de un avión), el dispositivo que utilices (por ejemplo, un iPad con auriculares en el autobús) y el medio final previsto (por ejemplo, el televisor de tu casa o una sala de cine).

  • La televisión y la radio exigen que el audio tenga un nivel de sonoridad integrado estrictamente definido, más comúnmente -23 LUFS.
  • YouTube establece que lo mejor son -14 LUFS.
  • Los podcasts suelen tener una medida estándar de -16 LUF.

Resumen

Los LUFS difieren de los decibelios de varias maneras:

  • Primero, un decibelio simplemente cuantifica la cantidad de presión atmosférica desplazada por un sonido. Los LUFS miden el volumen del audio resultante de esa diferencia de presión.
  • Segundo, un decibelio utiliza la presión atmosférica estándar como punto de referencia para medir la intensidad del sonido. Una Unidad de Sonoridad no requiere una referencia para medir la misma sonoridad.

El estándar LUF permite normalizar el audio de manera más eficaz al volumen percibido por los oídos humanos. Si reproducimos 5 podcasts consecutivamente, el estándar LUFS nos asegura que todos van a tener la misma sonoridad.

Fuentes

  1. es.wikipedia.org
Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.