¿Qué le pasa a tu piel después de la primera sesión de depilación láser?

María Franco, 1 febrero 2022

Hekka está celebrando sus ofertas en electrónica!!! Los precios incluyen el IVA de la UE y envío gratuito!!! Tienen ofertas muy interesantes, no te las pierdas!!!

Ver ofertas

Si te vas a someter por primera vez a una sesión de depilación láser es probable que te surjan ciertas dudas. Una de las más frecuentes es ¿Qué me va a pasar? Existen muchos bulos, mitos y todos ellos suelen asustar bastante.

Tranquila, aunque obviamente se trate de un tratamiento de cierta envergadura, no debes tener miedo a si se te va a caer la piel, se te quemará, etc.

Para tu tranquilidad, te voy a explicar en este post qué es lo que debes esperar que le pase a las zonas que vayas a tratar con láser después de la primera sesión.

¿Qué pasa después de la primera sesión de láser?

Lo primero que vas a apreciar si te sometes a un tratamiento de láser es que el pelo va a desaparecer, como por arte de magia, se va a caer solo.

En realidad, es algo extraño y que llega a impresionar la primera vez porque ¿Imagínate que de repente se te cae todo el pelo de la cabeza de golpe? Asusta, sin embargo esto es lo que pasa con las zonas donde se hace el láser.

Lo más habitual es que las siguientes 48 horas tras haberte hecho el láser es que tu piel esté enrojecida e irritada.

Además, no puedo ocultarte que el láser es un procedimiento que duele. El dolor que sientas va a depender del tipo de vello que tengas (grueso o no, claro u oscuro) así como de tu propio umbral del dolor y del tipo de láser que elijas (algunos duelen más que otros).

En cualquier caso, es un dolor soportable y que es por un buen fin.

¿Cómo funciona el láser?

Para entender un poco mejor por qué te va a pasar lo que te va a pasar, es importante que entiendas cómo funcionan los tratamientos de láser.

El láser lo que hace es emitir una luz que absorbe el propio pigmento de tu vello. De esto depende que cada tipo de persona, dependiendo de su tipo de vello, tenga que usar mejor un tipo de láser frente a otro.

La luz se encarga de dañar los folículos pilosos de los que nace el vello porque esa luz se convierte en calor. Lo que se genera con esto es que el vello no crezca tras varias sesiones.

¿Qué es lo que demuestra que el láser está funcionando?

Lo primero que te va a demostrar que el láser sí es efectivo es la caída del vello. No vas a tener vello al salir de la cabina, pero este volverá a crecer y tras 2 semanas volverá a nacer ¿Lo curioso de esto? Tras crecer vuelve a caer.

Sin embargo, en este primer momento de la depilación tan solo te habrás deshecho de una parte pequeña de la zona total, de un 10% del vello. Con las siguientes sesiones va a ser cuando de verdad comiences a deshacerte de todo el vello.

Hace falta tener paciencia con la depilación láser porque los resultados finales no se consiguen con solo una sesión

La depilación láser se trata de un tratamiento de tiempo, porque hay que dañar el folículo piloso hasta el punto en el que no vuelva a generar vello de ninguna manera y eso no se consigue con una sesión ni con dos.

Algunos posibles efectos secundarios

Ojalá no hubiese efectos adversos con un tratamiento como el láser, sin embargo existe la posibilidad de que te los encuentres. No son nada alarmante, pero es interesante que los conozcas de antemano para saber tratarlos si los ves en tu piel.

  • Picor: es uno de los efectos secundarios más evidentes. Para calmar esto, lo mejor es que elijas una buena crema hidratante que calme dichas zonas.
  • Enrojecimiento: lo mismo que sucede con el picor se puede aplicar al enrojecimiento. Usa una buena crema hidratante.

Es muy importante cuidar la piel del sol si te vas a someter a un tratamiento de depilación láser

  • Caída repentina del pelo: este es probablemente el primer efecto que vas a ver. Con la propia fricción de la ropa, al ducharte… El vello se va a caer solo. Vas a estar semanas sin tener que depilarte. Además, tras la primera sesión te volverá a nacer vello en esa zona tras 3-4 semanas pero no te preocupes, es lo normal.
  • Cambios en los colores de la piel: no siempre pasa, pero es posible y por eso lo menciono aquí. Del mismo modo que el láser incide en la melanina del vello, tu piel también tiene melanina, por eso cabe la posibilidad que tu piel adquiera un tono algo más claro (hipopigmentación) o más oscura (hiperpigmentación).

En cualquier caso, en tu centro de estética te lo van a decir pero yo te lo recuerdo: no puedes tomar el sol tras el tratamiento, al menos durante la semana siguiente. La piel va a estar muy sensible y débil y te arriesgas a que te puedan salir manchas.

Para que entiendas un poco mejor esto, te voy a hacer la comparación con un tatuaje. ¿A que si te haces un tatuaje no te vas el primer día a la playa? Pues lo mismo sucede con el láser, y de hecho en este caso es mucho más importante llevarlo a raja tabla, porque es sencillo que salgan manchas.

¿Y al acabar la primera sesión?

Mi consejo es que te exfolies la piel, porque eso va a ayudar a que te deshagas de las células muertas y en definitiva a que ayudes a que la piel se renueve de forma más fácil. Hazlo unos 5 días tras el tratamiento.

Esto es interesante también para evitar la aparición de vellos encarnados.

Recuerda también usar protector solar de 50 siempre que vayas a salir a la calle siempre y cuando las zonas en las que ha incidido el láser vayan a estar al aire.

Por otra parte, cuando te vuelva a crecer el pelo y no se caiga ¿Qué deberías hacer? Pues ni cera, ni pinzas ni otros métodos tan fuertes. Limítate a rasurarte con una cuchilla normal. Lo mejor es que esto lo hagas un par de días antes de ir a tu siguiente cita de láser.