Cómo hacer crecer las pestañas: 6 formas respaldadas por la ciencia para lograr las pestañas de Bambi

María Franco, 21 abril 2022

Ya está aquí la Vuelta al Cole de GeekBuying con descuentos de hasta el 50%!!!

Ver las mejores ofertas

Aunque una, dos o tres capas de rímel pueden ayudar a que tus pestañas se vean curvadas y parecidas a las de Bambi, las pestañas largas de forma natural es algo, en ocasiones, difícil de lograr.

No se trata solo de la estética: las pestañas se debilitan y se desprenden con la edad, lo que va de la mano de la sequedad y la rotura. Es decir, fomentar el largo al mismo tiempo mantienes tus pestañas más fuertes y saludables también es lo que todas queremos.

Así, a menos que hayas nacido con unas pestañas muy largas, seguro que sabrás que conseguir estimular el largo es un poco difícil. Por eso aquí te dejo seis formas respaldadas por la ciencia para lograr una mirada de infarto.

Mejores formas de hacer crecer las pestañas

#1 Usa un sérum de crecimiento de pestañas

Alguna que otra vez he usado sérum para pestañas, un producto que suele venderse en formato rímel, pero que es incoloro. Lo que noté con su uso es que hace que las pestañas crezcan más largas, más gruesas y más llenas.

Puedes optar por un sérum para el crecimiento de pestañas de tipo cosmético o probar una opción más natural con ingredientes acondicionadores como el aceite de ricino, la miel y la vitamina E para proteger y promover el crecimiento de esas pestañas finas.

Sin embargo, si te preocupan tus pestañas, mi consejo es que hables con un dermatólogo sobre todas las opciones disponibles antes de aplicar un nuevo sérum, en caso de que no lo tengas claro.

#2 Usa aceite de ricino

Técnicamente, no hay ninguna ciencia sólida que respalde las afirmaciones sobre el aceite de ricino y sus bondades al usarlo en las pestañas o el cabello.

El aceite de ricino es de los mejores remedios para fortalecer las pestañas y hacer que crezcan fuertes

En cualquier caso, no se pueden negar sus efectos. Sus capacidades hidratantes y antioxidantes lo han convertido en un alimento básico apreciado durante muchos años tanto en los hogares de algunas culturas, e incluso sin saber si promueve el crecimiento per se, sin duda ayuda mantener las pestañas nutridas y saludables desde el interior.

Esto es porque se trata de un aceite súper hidratante, por lo que las pestañas no se vuelven quebradizas, ni se secan o rompen, algo que pasa a medida que envejecemos.

En concreto, el aceite de ricino contiene ácido ricinoleico, un ácido graso que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. El aceite también está repleto de vitamina E , que puede ayudar a proteger esos cabellos de los agentes ambientales.

Además, el aceite de ricino es a la vez emoliente y oclusivo. ¿Qué significa esto? Pues que es capaz de penetrar en las hebras y evitar que la humedad se filtre, porque la retiene.

#3 Toma suplementos de apoyo

¿Sabías que tus pestañas son en realidad vellos diminutos y delicados? Sí, esos sensuales pestañeos que se ven en el cine provienen de unas pestañas sanas (y tal vez de extensiones).

Las pestañas están compuestas en su estructura por las mismas proteínas que el cabello de la cabeza, siendo la queratina su molécula principal. Además, aunque las pestañas crecen por sí solas, proporcionarle a tu cuerpo los nutrientes adecuados puede mejorar este proceso.

Del mismo modo que se toman pastillas para la caída del cabello, estas también ayudan a unas pestañas más espesas y sanas.

Específicamente, para construir queratina, tu cuerpo necesita varios tipos de aminoácidos, muchos de los cuales son parte de los péptidos de colágeno . Es por eso que se aconsejan los suplementos de colágeno y biotina para el crecimiento del cabello, porque que ingerir ambos puede ayudar a mantener los niveles naturales de estos ingredientes esenciales.

#4 Usa una máscara de pestañas con sérum

¿Un producto que hace que las pestañas estén más densas y que consigue un crecimiento más sano?

En la actualidad hay muchas máscaras que llevan en su composición algún sérum, como por ejemplo, la máscara Go Big or Go Home de KVD con aceites.

En cualquier caso, todos cubren las pestañas con activos beneficiosos y que consiguen alargar la pestaña mientras aportan un color concreto, que como norma es el negro. Acondicionar tus pestañas durante el día y conseguir ese aspecto coqueto, mientras lo haces nunca había sido tan fácil.

Además, algo que me encanta es que las máscaras con ingredientes hidratantes tienden a formar menos grumos, ya que la fórmula no suele resecar tanto.

#5 Límpialas de forma regular

Al igual que pasa con el cuero cabelludo, tus pestañas también pueden acumular suciedad, algo que como podrás imaginar es perjudicial para ellas.

El maquillaje de ojos, la mucosidad y los aceites pueden adherirse a las pestañas, por supuesto, también el pegamento para pestañas, en el caso de que te gusten las extensiones: demasiada acumulación podría limitar el crecimiento de las pestañas e incluso provocar que se caigan de forma frecuente. Las pestañas nacen de pequeños folículos, y es imprescindible mantenerlos claros y limpios para lograr un crecimiento sano.

Aunque, es mucho menos mantenimiento que lo que es tener un cuero cabelludo o melena limpia y libre de suciedad, tampoco lo descuides. No es necesario buscar una solución demasiado agresiva de limpieza.

Mi consejo es que cuando te laves la cara, solo te asegures de masajear con un limpiador suave los párpados, dejando reposar el algodón con producto unos instantes. Ten cuidado y evita realizar movimientos agresivos para arrastrar o tirar, manten una presión ligera y desmaquilla poco a poco.

#6 Mantén sanas las pestañas que ya tienes

Este es mi último consejo y sin duda es la base para tener unas pestañas bonitas: para estimular el crecimiento, es importante mantener fuertes las pestañas que ya tienes. Los cabellos saludables y que nacen fuertes tienden a hacer que las pestañas se vean más llenas.

Es importante cuidar a diario las pestañas y no realizar tratamientos demasiado agresivos

Por supuesto, conseguir tener esos pequeños pelitos felices requiere que sigas todos los métodos mencionados anteriormente, pero también querrás hacer todo lo posible para evitar un estrés innecesario.

Las pestañas son delicadas y finas, e incluso el más pequeño de los errores puede hacer que se caigan esos pelos con facilidad: cosas como frotar y tirar de los ojos(tanto con las palmas de las manos como con un desmaquillante demasiado fuerte ), rizar las pestañas con demasiada fuerza y el uso de maquillaje irritante para los ojos puede hacer que las pestañas se debiliten e incluso que se se caigan.

Si un día por la mañana te encuentras pestañas esparcidas por la almohada, o sino ves que se caen al desmaquillarte, probablemente te estén pidiendo un poco de cuidado.