¿Por qué los adaptadores de auriculares d los aviones tienen dos pines?

Jesús Sánchez, 25 enero 2021

La mayoría de los dispositivos de audio utilizan un conector de 3,5 mm, sin embargo, la excepción son los aviones comerciales. Cuando vuelas en un avión comercial, muchas veces no puedes usar los auriculares directamente porque en los asientos tienes una toma con dos clavijas en vez de una, pero ¿y por qué utilizan este tipo de conexión?

1. Protege contra el robo de auriculares

Otra de las razones por las que los aviones comerciales utilizan enchufes de dos clavijas es porque disuade a los pasajeros de robar sus auriculares. Las aerolíneas suelen alquilar o prestar gratuitamente el uso de los auriculares con dos clavijas.

El uso de las tomas de dos clavijas garantiza que los auriculares sean prácticamente inútiles fuera del vuelo, lo que reduce el deseo del pasajero de robarlos.

También se dice, que el uso de enchufes de dos clavijas impide que la gente utilice sus propios auriculares y obliga a más clientes a alquilar los auriculares especiales de dos clavijas de la aerolínea.

2. Resistencia

Otra razón por la que los aviones comerciales utilizan conectores de dos puntas es que son más resistentes a los problemas. Los conectores de 3,5 mm a menudo sufren problemas técnicos porque incorporan 3 conexiones muy juntas (audio derecho, audio izquierdo y tierra); y, si alguna de estas tres conexiones falla, la señal de audio se perderá en todos los canales.

En cambio, los conectores de dos puntas que se utilizan en los aviones comerciales están diseñados para seguir funcionando, aunque se rompa una conexión. Por supuesto, no podrás escuchar el audio del canal roto, por lo que tampoco es que sea perfecto.

3. Tecnología

En los años 70, Antes de que el conector de 3,5 mm se convirtiera en el estándar para las conexiones de audio de los auriculares de los equipos de sonido, los aviones utilizaban un diseño de auriculares de válulas. Estos auriculares eran similares a los estetoscopios, en los que se enchufaban tubos huecos en el reposabrazos de los que salían ondas sonoras reales (en lugar de señales eléctricas analógicas).

Estos sistemas eran mucho más fiables que el sistema eléctrico estándar y los propios auriculares eran muy baratos de sustituir. Como el sistema neumático requería dos enchufes distintos para el canal izquierdo y el derecho (ya que no se pueden mezclar ondas sonoras físicas en un solo orificio), todos los reposabrazos se diseñaron con dos orificios para el audio. Es probable que las compañías aéreas estuvieran tan acostumbradas a tener dos enchufes para el audio que siguieron con el mismo diseño cuando cambiaron a señales de audio eléctricas.