La nueva especificación USB-C 2.1 permitirá una entrega de energía de hasta 240W

Rubén Castro, 30 mayo 2021

En Cecotec (gran marca española de gadgets y pequeño electrodoméstico) están tirando la casa por la ventana y tienen ofertas en todos sus productos de más del 60%. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas de Cecotec

El USB Implementers Forum ha anunciado una nueva revisión del estándar USB-C. Con la revisión 2.1 del USB-C, la entrega de energía de la interfaz pasará de 100W a 240W, lo que permitirá alimentar dispositivos como monitores y televisores 4K, impresoras e incluso portátiles para juegos a través de una interfaz USB-C.

El anuncio de la USB-IF indica que la opción de alimentación de 240W se denomina Extended Power Range (EPR). Para manejar 240W de potencia, el USB-IF cambió la especificación USB-PD. Aunque el amperaje seguirá siendo configurable hasta 5A, el voltaje máximo se ha incrementado de 20V (estándar USB-C 2.0) a 48V.

Los cables EPR tendrán que cumplir algunos requisitos para manejar la potencia extra, incluyendo el soporte para 5A y 50V, un voltaje funcional mínimo de 53,65V, y componentes eléctricos como condensadores de derivación clasificados para un mínimo de 63V. USB-IF también recomienda el uso de condensadores de amortiguación en cada extremo del cable para evitar daños por arco eléctrico al desenchufarlo.

Además, los nuevos cables deben estar marcados electrónicamente y debidamente identificados para que los usuarios puedan distinguirlos fácilmente de los cables USB-C estándar. Sin embargo, no habrá ningún cambio físico en los enchufes, por lo que los usuarios podrán conectar un dispositivo USB-C 2.1 en un puerto USB-C 2.0 y viceversa sin problemas.

Con el nuevo estándar, USB-IF también anunció la desaparición de los cables de rango de potencia estándar (SPR). Si USB-IF sigue aumentando la entrega de potencia máxima soportada en una interfaz USB-C, puede ser cuestión de tiempo que se convierta en el nuevo estándar para cargar portátiles. El USB-C ya se utiliza ampliamente como puerto de carga, pero los portátiles para juegos más exigentes en cuanto a potencia suelen necesitar más de 240W para alimentar todo el sistema.